Ir a contenido


Foto

Mantenimiento de la memoria - Cunningham, Aimee


  • Inicia sesión para responder
No hay respuestas para este Tema

#1 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 18 mayo 2010 - 12:50

Revista Mente y cerebro 42 - Marcapasos cerebrales





Imagen enviada




Encefaloscopio

- Mantenimiento de la memoria - 


Cunningham, Aimee

  

Imagen enviada

  La capacidad del cerebro para aprender y formar recuerdos de los hechos y actividades cotidianas depende del hipocampo, una de sus estructuras profundas. Ahora bien, ¿sigue siendo el hipocampo el que conserva el recuerdo de la primera entrevista de trabajo o del examen de Selectividad de hace 20 años, por mencionar dos ejemplos? Los datos más recientes indican que al envejecer los recuerdos, la participación del hipocampo se desvanece.

Larry R. Squire, de la Universidad de California en San Diego, estudió en 2006 a un grupo que sufría lesiones hipocampales. Estos individuos no recordaban los detalles de acontecimientos notables que habían vivido cinco o diez años antes de sus lesiones; sí recordaban, en cambio, sucesos más antiguos.

Squire, basándose en estos resultados, dirigió su interés hacia cerebros sanos. Su equipo interrogó a 15 personas de edades entre 50 y 70 años sobre noticias importantes ocurridas en los treinta últimos, al tiempo que se escaneaba el cerebro de los probandos mediante resonancia magnética funcional (RMf). Para particularizar la actividad correspondiente a la fecha del suceso, se evaluaron por separado actividades asociadas al aprendizaje y recordación de las preguntas de prueba. Se tuvo también en cuenta la riqueza de los recuerdos de los participantes sobre ciertos sucesos, para asegurar que la medida en que alguien lograba evocar un suceso no influía en los datos.

El equipo de Squire informó en enero de 2009 que la actividad del hipocampo declinaba regularmente al ir los sujetos evocando sucesos que tenían hasta 12 años de antigüedad. En el caso de recuerdos más lejanos, la actividad de esa estructura se estabilizaba. En cambio se acentuaba la actividad en lóbulos frontales, parietales y temporales durante la evocación de recuerdos que tenían más de doce años, entrando después en una fase de meseta al aumentar la lejanía temporal.

No se conocen bien los aspectos de biología cerebral subyacentes a la formación y conservación de recuerdos -- señala Squire --, pero parece ser que, inicialmente, un recuerdo reside en el hipocampo y en áreas del neocórtex (la parte más externa de la corteza cerebral) a las que dicha estructura se halla conectada. "Llega un momento en que las regiones corticales de interés para el recuerdo quedan conectadas [entre sí] con la suficiente intensidad como para formar una representación estable", explica Squire. "En ese momento, el hipocampo deja de ser necesario para mantener la integridad del conjunto"



__________________________






Spin Palace - Spanish