Ir a contenido


Foto

La Piel - Apuntes -


  • Inicia sesión para responder
6 Respuesta(s) a este Tema

#1 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 marzo 2011 - 07:41










:estudiando


Apuntes.



____________________________________





La Piel





Imagen enviada



La piel constituye el revestimiento que cubre de manera continua el organismo y lo protege de la deshidratación o pérdida de líquidos, de sustancias externas dañinas y de temperaturas extremas. Está constituida por tres capas: epidermis, dermis e hipodermis. La capa interna, denominada dermis, contiene glándulas sudoríparas, vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas (receptores de sensaciones y estímulos) y la raíz del pelo y de las uñas. La capa más externa, la epidermis, es un estrato con pocas células. Contiene pigmentos, poros y conductos, y su superficie está formada por células muertas. Las uñas y el pelo son adaptaciones que surgen a partir de las células muertas. Las glándulas sudoríparas excretan agua y disminuyen la temperatura corporal gracias a la evaporación de las gotitas de sudor. Los vasos sanguíneos de la dermis regulan también la temperatura corporal. Se contraen para preservar el calor del organismo y se dilatan para disiparlo. Tipos distintos de receptores transmiten la presión, la temperatura y el dolor. Las células grasas de la dermis aíslan el organismo y las glándulas sebáceas lubrican la epidermis.

__________________________________









#2 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 17 marzo 2011 - 12:41

:estudiando


 

Apuntes. Repasando conceptos...

 

____________________________________





1.- INTRODUCCIÓN


Piel, en anatomía, parte del organismo que protege y cubre la superficie del cuerpo y se une, sin fisuras, con las membranas mucosas de los distintos canales (por ejemplo, el canal alimenticio) en los distintos orificios corporales.



La piel forma una barrera protectora contra la acción de agentes físicos, químicos o bacterianos sobre tejidos más profundos, y contiene órganos especiales que suelen agruparse para detectar las distintas sensaciones, como sentido del tacto, temperatura y dolor. Cumple un papel importante en el mantenimiento de la temperatura corporal gracias a la acción de las glándulas sudoríparas y de los capilares sanguíneos. En la regulación de la temperatura corporal participan los 4,5 m de capilares sanguíneos contenidos en cada 6,5 cm2 de piel.





Cuando se eleva la temperatura corporal se pierde energía calórica, o calor, porque se produce la dilatación vascular y se incrementa el flujo de sangre hacia la superficie cutánea. Cuando la temperatura es baja, los capilares sanguíneos se contraen para reducir el flujo de sangre y la consiguiente pérdida de calor a través de la piel. Cada centímetro cuadrado de piel también contiene cientos de glándulas sudoríparas que están controladas por un centro de regulación del calor situado en el cerebro. Estas glándulas segregan humedad que se evapora, enfría la superficie corporal y contribuye a mantener una temperatura corporal normal. En este caso, la piel actúa como un órgano secretor. La piel es elástica y, excepto en algunas zonas como las palmas de la manos, las plantas de los pies y los oídos, está unida de forma débil a los tejidos subyacentes. El color de la piel varía según la cantidad de un pigmento, llamado melanina, que se deposita en las células cutáneas, la cual está determinada por la herencia y por la exposicióna la luz solar. El color también varía en algunas enfermedades a causa de diferencias en la pigmentación, como ocurre en la enfermedad de Addison, o porque la sangre transporta sustancias pigmentadas que se depositan en la piel (ictericia). En determinadas regiones del cuerpo las capas más externas de la piel se modifican para formar el pelo y las uñas. El grosor de la piel varía entre 0,5 mm en los párpados y 4 mm o más en las palmas de las manos y las plantas de los pies.



La piel está formada por dos capas diferentes. La capa externa se llama epidermis o cutícula.
Tiene varias células de grosor y posee una capa externa de células muertas que son eliminadas de forma constante de la superficie de la piel y sustituidas por otras células formadas en una capa basal celular, que recibe el nombre de estrato germinativo (stratum germinativum) y que contiene células cúbicas en división constante. Las células generadas en él se van aplanando a medida que ascienden hacia la superficie, dónde son eliminadas; también contiene los melanocitos o células pigmentarias que contienen melanina en distintas cantidades. La capa interna es la dermis. Está constituida por una red de colágeno y de fibras elásticas, capilares sanguíneos, nervios, lóbulos grasos y la base de los folículos pilosos y de las glándulas sudoríparas. La interfase entre dermis y epidermis es muy irregular y consiste en una sucesión de papilas, o proyecciones similares a dedos, que son más pequeñas en las zonas en que la piel es fina, y más largas en la piel de las palmas de las manos y de las plantas de los pies.En estas zonas, las papilas están asociadas a elevaciones de la epidermis que producen ondulaciones utilizadas para la identificación de las huellas dactilares. Cada papila contiene o bien un lazo capilar de vasos sanguíneos o una terminación nerviosa especializada. Los lazos vasculares aportan nutrientes a la epidermis y superan en número a las papilas neurales, en una proporción aproximada de cuatro a uno.



Las glándulas sudoríparas están distribuidas por todo el cuerpo. Son numerosas en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, pero bastante escasas en la piel de la espalda. Cada glándula consiste en una serie de túbulos enrollados situados en el tejido subcutáneo, y un conducto que se extiende a través de la dermis y forma una espiral enrollada en la epidermis. Las glándulas sebáceas tienen forma de saco y segregan el sebo que lubrica y ablanda la piel. Se abren en los folículos pilosos a muy poca distancia por debajo de la epidermis.



2.-

ENFERMEDADES CUTÁNEAS



La piel es proclive a padecer enfermedadesoriginadas tanto por causas internas como externas. La inflamación de la piel o dermatitis puede producirse como consecuencia de la exposición a sustancias industriales irritantes, físicas o químicas, por el contacto con venenos de origen vegetal, o por quemaduras producidas por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta del sol. La infección de la piel por estreptococos piógenos da lugar al impétigo y la erisipela, y las infecciones cutáneas pueden extenderse por todo el cuerpo (sífilis, viruela, tuberculosis); enfermedades sistémicas generales pueden dar lugar a síntomas cutáneos, como en la escarlatina, la varicela y el sarampión. Proteínas extrañas a las que el cuerpo es sensible pueden afectar a la piel produciendo urticaria, o habones (erupciones de pequeños milímetros o varios centímetros, de coloración blanca o rojiza, rodeados generalmente de una halo eritematoso y que frecuentemente pican), tanto si llegan a la piel por el torrente sanguíneo como si son aplicadas directamenteen la piel. Con frecuencia, los pacientes son estudiados mediante la colocación de una pequeña cantidad de proteína en un pequeño arañazo realizado en la piel; si se produce sensibilidad a la proteína aparece un habón. En un principio se creyó que el eccema era la enfermedad cutánea más frecuente, pero en la actualidad se considera como un síntoma de una gran variedad de patologías, incluyendo irritaciones locales externas, alteraciones sanguíneas y alergias.Otras afecciones cutáneas incluyen tumores, quistes sebáceos (lobanillos), úlceras y pigmentaciones congénitas o producidas por alteraciones en las secreciones internas y melanomas.



3.-

INJERTOS DE PIEL



A veces, las lesiones producidas por quemaduras, por intervenciones quirúrgicas o por algunas enfermedades (úlceras grandes) dan lugar a la destrucción de zonas extensas de piel. La regeneración de la piel sobre estas zonas desnudas se produce de forma natural por proliferación de las células situadas en los márgenes de la lesión, donde la piel es sana, yde los apéndices cutáneos subyacentes. Sin embargo, la formación del tejido dela cicatriz evita el crecimiento de piel sobre la zona desnuda y puede incapacitar la parte afectada por la formación de contracturas o adhesiones. Para facilitar que la zona dañada se cubra por completo se realizan injertos depiel. Se cortan secciones de piel que tengan su grosor total o parcial, dependiendo de las indicaciones, de otras zonas del cuerpo (sitio donante) y se aplican en la superficie descubierta (sitio receptor) con objeto de que se adhieran con rapidez. Si el injerto tiene éxito se nutre en un primer momento con suero que rezuma del tejido dañado, y después por proliferación de capilares en el injerto, capilares que proceden del tejido sobre el cual se han colocado. Al final, el injerto se une con la piel que lo rodea para cubrir toda el área.



En general, los injertos permanentes sólo se pueden realizar con piel del cuerpo del mismo individuo que va a recibirlos (autoinjertos), o de un gemelo idéntico. Con la excepción de los injertos procedentes de gemelos idénticos, los injertos se caen transcurridas unas tres semanas.



También se han desarrollado injertos de piel artificial para que sirvan de protección temporal durante la cicatrización. Están constituidos por una capa dérmica de fibras proteicas de origen animal y por una capa epidérmica de plástico de silicio. La piel también puede ser clonada, aunque la piel resultante carece de flexibilidad y no puede crecer.





Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993--2008


 

_______________________________________________



#3 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 03 abril 2011 - 06:33






:estudiando


Conceptos...



________________________________





PIEL


Todo animal pluricelular está revestido de una piel o tegumento, formado de una o varias capas celulares. Sin embargo, la piel es más que una simple cubierta exterior, puesto que debe considerarse como un verdadero órgano que cumple muchas funciones. Quizá la más evidente y vital es proteger al cuerpo de los múltiples agentes externos, a la vez que mantener constante el medio interno. Salvaguarda las células subyacentes contra daños mecánicos causados por presión, fricción o golpe. La piel es prácticamenteuna barrera absoluta contra los gérmenes en tanto está indemne, lo que significa protección antiinfecciosa. Su impermeabilidad defiende al organismo de una pérdi-da considerable de humedad o, en los animales acuáticos, de un excesivo ingreso de agua. Es también importante el amparo que da a las células internas contra la radiación ultravioleta nociva del sol, gracias a un pigmento que el mismo tegumento produce (melanina, la substancia que da a la piel curtida por el sol su color).



La piel funciona, asimismo, como radiador controlado termostáticamente, que regula las pérdidas corporales de calor. Como éste se produce incesantemente por los procesos celulares metabólicos, distribuido por la corriente de la sangre, es preciso que se pierda cierta cantidad también constantemente para mantener invariable la temperatura orgánica. Cierto calor escapa del cuerpo con el aire espirado y otra porción con las heces y la orina, pero en un 90 por 100 la pérdida calórica se irradia desde la piel. Si la temperatura exterior es baja, las terminaciones nerviosas muy sensibles que en la piel funcionan como reguladoras del calor, al estimularse, hacen que las arteriolas se contraigan reflejamente, lo que produce disminución de la corriente sanguínea en el tegumento, y reducción de la pérdida de calor. En un ambiente cálido, las condiciones son diametralmente opuestas; las arteriolas se dilatan, la piel enrojece y la corriente copiosa que pasa difunde más calor. En una atmósfera en extremo calurosa este mecanismono basta para que el cuerpo elimine calor suficiente, siendo entonces estimuladas las glándulas sudoríparas con aumento subsiguiente de la secreción sudoral. La evaporación del sudor en la superficiede la piel disminuye la temperatura corporal al eliminar del organismo el calor necesario para convertir el sudor líquido en vapor de agua (se necesitan 540 kilocalorías para transformar un litro de agua en vapor).



La piel contiene varios receptores encargados de comunicarnos las sensaciones de presión, temperatura ydolor. La piel del hombre y otros mamíferos contiene glándulas sudoríparas, sebáceasy mamarias. En el espesor de la piel se alojan multitud de glándulas especializadas; unos dos millones y medio de glándulas sudoríparas se calculan en función por toda la cubierta cutánea, desigualmente repartidas, pues son más numerosas en las palmas de las manos, plantas de los pies, axilas y frente, también se encuentran glándulas sebáceas, especialmente numerosas en la cara y cuero cabelludo, encargadas de secretar una película aceitosa que conserva el pelo húmedo y flexible e impide que la piel se agriete y seque. Las glándulas mamarias de los mamíferos derivan también de la piel, con especialización en secreción de leche.





Estructura de la piel.



La piel humana está compuesta de una parteexterna relativamente delgada, epidermis, carente de vasos sanguíneos y otra interna, más gruesa, la dermis, provista de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas (fig.1). La epidermis se componede varias capas de diferentes tipos de células cuyo número varía en las diversas partes del cuerpo.

La piel es muy gruesa en las plantas de los pies y palmas de las manos, con la característica de que las porcionesmás externas se disponen en infinidad de surcos que en conjunto forman lo que se llama huellas dactilares, invariables y personales, puesto que se conservan durante toda la vida. La capa de epidermis inmediata a la dermis está compuesta de células cilíndricas, cuya división es frecuente para proveer las capas suprayacentes. Las capas más externas de la piel se están secando y desprendiendo sin cesar, substituyéndose por las que están inmediatamente por debajo. Cada célula, por lo mismo, está comprimida hacia afuera por la capa más interna, hasta quedar con la forma de una célula epitelial aplanada, muerta y escamosa. La caspa consiste simplemente en partículas escamosas compuestas de células epidérmicas muertas que están desprendidas del cuero cabelludo.



La dermis, mucho más gruesa que la epidermis, está compuesta principalmente de células y fibras conectivas. La parte externa, formada por una espesa maraña de fibras, se curte para elaborar cueros. Debajo, y en conexión con los músculos subcutáneos, se extiende una capa compuesta de muchas células adiposas y algunas fibras dispuestas en una red más holgada que la anterior. Esta capa dérmica es uno de los principales depósitos de la grasa de reserva, con la finalidad múltiple de evitar la excesiva pérdida de calor y servir de almohadilla contra los daños mecánicos. La dermis está muy bien regada con sangre y linfa, provista de terminaciones nerviosas y sembrada de glándulas sudoríparas y sebáceas, y de folículos pilosos. El color de la piel depende de tres factores: el matiz amarillento de las células epidérmicas; la propiedad de las mismas de ser translúcidas, lo que deja pasar el tono de la sangre que circula por los capilares, y el tipo y abundancia del pigmento (rojizo, amarillo o pardo) contenido en la capa interna de células epidérmicas.





Excrecencias de la piel.



El pelo y las uñas del hombre, así corno las plumas, escamas, garras, cascos y cuernos de otros vertebrados, derivan de la piel. Con excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies, toda la piel está provista de innumerables folículos pilosos, formados por la depresión en forma de bolsa de las células internas de ia epidermis; estas células, por sus divisiones, dan lugar a las del pelo, de manera similar a como las capas epidérmicas internas van formando las externas. Sin embargo, las células del pelo mueren en el mismo folículo, de modo que el cabello visible en la superficie cutánea está compuesto de masas de sus restos fuertemente apretadas.

El pelo crece por el fondo del folículo y no por su extremo libre; su color, lo mismo que crines, cerdas y plumas de los animales, depende de la cantidad y variedad del pigmento que contienen, número de burbujas aéreas y de la índole de la superficie del pelo que puede ser lisa o rugosa.

Las uñas de las manos o de los pies derivan también de invaginaciones de las capas celulares internas de la epidermis, de manera que su crecimiento es similar al del cabello. Las uñas están formadas de células muertas densamente comprimidas, pero con la calidad de translúcidas, lo que explica su color sonrosado que transmite el de los capilares subyacentes. Las glándulas sudoríparas ysebáceas derivan de la capa interna de la epidermis; son también invaginaciones de la misma, pero con penetración más profunda hasta la dermis. Cada folículo piloso está conectado a una glándula sebácea (fig.1 y 2).




Bibliografía:

Claude A. VILLEE. Biología 8 Ed. 2005

McGraw-Hill Interamericana Editores.



Fig 1.-




Imagen enviada










Fig. 2




Imagen enviada







Fuente de la fig. 2:

Mª Lourdes García Jiménez

www.gobiernocanarias.org




___________________________________________________









#4 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 28 julio 2011 - 08:34










:estudiando


Apuntes, repasando conceptos

__________________________________________



En:

TeensHealth.org A safe, private place to get doctor-approved information on health, emotions, and life.



Imagen enviada

La piel, el cabello y las uñas

(Skin, Hair, and Nails)

La piel es nuestro órgano más grande.

Si la piel de un varón adulto típico de 150 libras (68 kilogramos) fuera estirada, cubriría unas 2 yardas cuadradas (1,7 metros cuadrados) y pesaría unas 9 libras (4 kilogramos). La piel protege la red de músculos, huesos, nervios, vasos sanguíneos y todo lo que hay dentro de nuestro cuerpo. Nuestros párpados tienen la piel más fina y las plantas de los pies, la más gruesa.

En realidad, el cabello es un tipo modificado de piel. El vello crece en todo el cuerpo, salvo en las palmas de las manos, las plantas de los pies, los párpados y los labios. El cabello crece más rápidamente en verano que en invierno y más lentamente durante la noche que durante el día.

Como el cabello, las uñas son un tipo de piel modificada y no cumplen funciones decorativas solamente. Las uñas protegen los extremos sensibles de los dedos de las manos y de los pies. Las uñas humanas no son necesarias para la vida, pero proporcionan apoyo para las puntas de los dedos de pies y manos, los protegen contra lesiones y ayudan a tomar objetos pequeños. Sin ellas, nos sería muy difícil rascarnos la comezón o desatar un nudo. Las uñas pueden ser indicadoras de la salud general de una persona y las enfermedades suelen afectar su crecimiento.



¿Qué es la piel y cuál es su función?

La piel es esencial para la supervivencia de una persona. Forma una barrera que impide que substancias y microorganismos nocivos penetren en el cuerpo. Protege a los tejidos corporales contra lesiones. La piel controla también la pérdida de líquidos fundamentales para la vida como la sangre y el agua, nos ayuda a regular la temperatura corporal a través de la transpiración y nos protege de los rayos ultravioletas nocivos del sol. Sin las células nerviosas en nuestra piel, no podríamos sentir calor, frío u otras sensaciones. El músculo erector del pelo se contrae para que los vellos en nuestra piel se pongan derechos cuando tenemos frío o sentimos miedo.

Cada pulgada cuadrada de piel contiene miles de células y cientos de glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos. La piel está formada por tres capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.

La capa superior de la piel, la epidermis, es la capa externa, que provee resistencia y protección. Tiene el espesor de una hoja de papel en la mayor parte del cuerpo. La epidermis tiene cuatro capas de células que se descaman y renuevan constantemente. En estos cuatro planos hay tres tipos especiales de células:

Los melanocitos producen melanina, el pigmento que le da color a la piel. Todas las personas tienen aproximadamente la misma cantidad de melanocitos; las personas de piel más oscura producen más melanina. La exposición a la luz solar aumenta la producción de melanina, razón por la cual las personas se broncean o desarrollan pecas.

Los queratinocitos producen queratina, un tipo de proteína que es un componente básico del cabello y las uñas.

Las células de Langerhans ayudan a proteger al cuerpo contra infecciones.

Como las células en la epidermis son reemplazadas por completo cada 28 días, los cortes y lastimaduras cicatrizan rápidamente.

Por debajo de la epidermis se encuentra la siguiente capa de nuestra piel, la dermis, que está formada por vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas y tejido conectivo. La dermis nutre a la epidermis.

Sin determinadas moléculas en la dermis, nuestra piel no podría estirarse cuando nos inclinamos ni volver a su posición cuando nos enderezamos. Estos dos tipos de moléculas, colágeno y elastina, se combinan en fibras en la dermis para facilitar el movimiento. El colágeno es resistente y difícil de estirar y la elastina, como su nombre lo indica, es elástica. En las personas mayores, parte de las fibras que contienen elastina desaparecen, por lo que la piel luce arrugada.

La dermis también contiene las glándulas sebáceas de la persona. Estas glándulas, que rodean y se vacían en los folículos pilosos y poros, producen un aceite denominado sebo que lubrica la piel y el cabello. Las glándulas sebáceas se encuentran mayormente en la piel del rostro, la parte superior de la espalda, en los hombros y el pecho.

La mayor parte del tiempo, las glándulas sebáceas producen la cantidad adecuada de sebo. A medida que el cuerpo de la persona comienza a madurar y a desarrollarse durante la adolescencia, las hormonas estimulan las glándulas sebáceas para que produzcan más sebo. Esto produce acné cuando los poros se tapan por exceso de sebo y demasiadas células muertas. Más adelante en la vida, estas glándulas producen menos sebo, lo que contribuye a la sequedad de la piel.

La capa inferior de nuestra piel, el tejido subcutáneo, está formada por tejido conectivo, glándulas sudoríparas, vasos sanguíneos y células que almacenan grasa. Este plano ayuda a proteger el cuerpo contra golpes y otras lesiones y ayuda a mantener la temperatura corporal.

Existen dos tipos de glándulas productoras de sudor. Las glándulas ecrinas están presentes en todo el cuerpo, aunque predominan en la frente, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Al producir sudor, estas glándulas ayudan a regular la temperatura corporal y los productos de desecho se excretan a través de ellas.

El otro tipo de glándulas productoras de sudor, las glándulas apocrinas, se desarrollan en la pubertad y se concentran en las axilas y la región púbica. El sudor de las glándulas apocrinas es más espeso que el producido por las glándulas ecrinas. Si bien este sudor es inodoro, cuando se mezcla con las bacterias en la superficie de la piel puede causar olor corporal. Un adulto sano, normal, secreta 1 pinta (medio litro, más o menos) de sudor diariamente, aunque la cantidad podría aumentar por la actividad física, fiebre o temperatura ambiental alta.



¿Qué es el cabello y cuál es su función?

El cabello en la cabeza no está allí solo como decoración. Nos mantiene abrigados preservando el calor (perdemos un 90% del calor del cuerpo a través de la cabeza). El pelo en la nariz, las orejas y alrededor de los ojos protege estas áreas sensibles del cuerpo contra el polvo y otras partículas pequeñas. Las cejas y pestañas protegen los ojos al reducir la cantidad de luz y partículas que penetran en los mismos. El vello fino que cubre el cuerpo brinda calor y protege la piel. El cabello también protege al cuerpo contra lesiones.

El cabello humano consiste en el tallo piloso, que se proyecta desde la superficie de la piel y la raíz, un bulbo blando y grueso en la base del cabello incrustado en la piel. La raíz termina en el bulbo piloso. El bulbo piloso se asienta en un hueco en forma de saco en la piel llamado folículo, a partir del cual crece el cabello.

En la base del folículo se encuentra la papila, donde tiene lugar el crecimiento real del cabello. La papila contiene una arteria que nutre la raíz del cabello. A medida que las células se multiplican y producen queratina para reforzar la estructura, son empujadas por el folículo a través de la superficie de la piel como tallo piloso. Cada cabello tiene tres capas: la médula en el centro, que es blanda; la corteza, que rodea a la médula y es la parte principal del cabello y la cutícula, el plano externo más duro que protege al tallo.

El cabello crece formando nuevas células en la base de la raíz. Estas células se multiplican para formar un bastón de tejido en la piel. Estos bastones de células se mueven hacia arriba a través de la piel, a medida que las nuevas células se forman debajo de las mismas. A medida que se desplazan hacia arriba, se los aparta de su provisión de nutrientes y comienzan a formar una proteína dura llamada queratina en un proceso llamado queratinización. A medida que se produce este proceso, las células del cabello mueren. Las células muertas y la queratina forman el tallo piloso.

Cada cabello crece aproximadamente 1/4 de pulgada (6 milímetros) por mes, y continúa creciendo durante un máximo de 6 años. Luego el cabello cae y otro crece en su lugar. El largo del cabello de una persona depende de la duración de la fase de crecimiento del folículo. Los folículos permanecen activos durante 2 a 6 años; descansando luego durante aproximadamente 3 meses. Una persona se vuelve calva si los folículos del cuero cabelludo mueren y no se produce cabello nuevo. El cabello grueso nace de folículos grandes; los folículos angostos producen cabello fino.

El color del cabello de una persona está determinado por la cantidad y distribución de la melanina en la corteza de cada cabello (la misma melanina que existe en la epidermis). El cabello contiene también un pigmento amarillo-rojizo; las personas con cabello rubio o pelirrojo sólo tienen una pequeña cantidad de melanina en su cabello. El cabello se vuelve gris cuando las personas envejecen, porque ya no se forma pigmento.



¿Qué son las uñas y cuál es su función?

Las uñas se desarrollan en los pliegues profundos de la piel de los dedos de los pies y de las manos. A medida que las células epidérmicas debajo de la raíz de la uña se desplazan hacia arriba hacia la superficie de la piel, aumentan en número y las que se encuentran más cercanas a la raíz de la uña se achatan y comprimen. Cada célula se transforma en una placa fina; estas placas se apilan en capas para formar la uña. Al igual que con el cabello, las uñas se forman por queratinización. Cuando las células de la uña se acumulan, la uña se desplaza hacia delante. La piel debajo de la uña se llama matriz. La parte más grande de la uña, la placa ungueal (placa de la uña), luce rosada por la red de diminutos vasos sanguíneos en la dermis subyacente. La zona blanquecina en forma de media luna en la base de la uña se denomina lúnula. Las uñas de los dedos de las manos crecen cuatro o cinco veces más rápido que las uñas de los dedos de los pies. Al igual que el cabello, las uñas crecen más rápidamente en verano que en invierno. Si una uña se rompe, volverá a crecer si la matriz no está gravemente lesionada. Las manchas blancas en las uñas suelen deberse a cambios temporarios en la velocidad de crecimiento.



Posibles trastornos de la piel, el cabello y las uñas A continuación, se describen algunas de las cosas que pueden afectar a la piel, las uñas y el cabello.

Dermatitis Los expertos médicos usan el término dermatitis para referirse a cualquier inflamación (hinchazón, comezón y enrojecimiento) de la piel. Existen varios tipos de dermatitis, incluyendo:

La dermatitis atópica también se conoce como eccema. Es una dermatitis común, hereditaria, que provoca una erupción con picazón fundamentalmente en la cara, el tronco, los brazos y las piernas. Suele desarrollarse en la primera infancia, pero también puede aparecer durante la infancia tardía. Podría estar asociada a trastornos alérgicos como el asma.

La dermatitis por contacto se produce cuando la piel entra en contacto con una sustancia irritante. La causa más conocida de dermatitis por contacto es la dermatitis por zumaque venenoso, pero hay muchas otras, incluyendo agentes químicos en los detergentes para el lavado de ropa, cosméticos y perfumes, y metales como el enchapado de níquel en la hebilla de un cinturón.

La dermatitis seborreica, una erupción aceitosa en el cuero cabelludo, el rostro, pecho y la zona de la ingle, se debe a la producción excesiva de sebo de las glándulas sebáceas. Este trastorno es común en niños pequeños y adolescentes.

Infecciones bacterianas de la piel

Impétigo. El impétigo es una infección bacteriana que resulta en una erupción con costra, de color miel, por lo general en el rostro, cerca de la boca y la nariz.

Celulitis. La celulitis es una infección de la piel y tejido subcutáneo que típicamente ocurre cuando se introducen bacterias a través de un pinchazo, mordedura u otra lesión abierta en la piel. El área con celulitis suele estar caliente, sensible al tacto y algo enrojecida.

Infecciones estreptocóccicas y estafilocóccicas. Estas dos clases de bacterias son las principales causas de celulitis e impétigo. Algunos tipos de estas bacterias también son responsables de erupciones típicas de la piel, incluyendo erupciones asociadas con la escarlatina y el síndrome del shock tóxico.

Infecciones fúngicas de la piel y las uñas

Dermatitis del pañal. Un ambiente cálido, húmedo, como el que se encuentra en los pliegues de la piel en la zona del pañal de los bebés, es perfecto para el crecimiento del hongo Candida. Las infecciones de la piel por hongos en niños mayores, adolescentes y adultos son poco comunes.

Infección por tiña. La tiña es una infección fúngica que puede afectar la piel, las uñas o el cuero cabelludo. El hongo tinea puede infectar la piel y tejidos afines del cuerpo. El nombre médico para la tiña del cuero cabelludo es tiña capitis; la tiña del cuerpo es llamada tiña corporis y la tiña de las uñas se denomina tiña unguium. En el caso de la tiña corporis, el hongo puede producir lesiones escamosas en forma de anillo en cualquier parte del cuerpo.

Tiña pedia (pie de atleta). Esta infección en los pies se debe a los mismos tipos de hongos que causan las otras formas de tiña. El pie de atleta suele producirse en los adolescentes y ocurre con más frecuencia durante épocas de clima cálido.

Otros trastornos de la piel

Infestaciones por parásitos. Los parásitos (por lo general insectos o gusanos diminutos) pueden alimentarse u horadar la piel, a menudo resultando en una erupción con picazón. La sarna y los piojos son ejemplos de infestaciones parasitarias. Ambas son contagiosas, lo que significa que es posible contraerlas de otras personas.

Infecciones virales. Muchos virus provocan erupciones características en la piel, incluyendo el virus de la varicela que causa la varicela y culebrilla; el herpes simple, que causa boqueras; el virus del papiloma, un virus que causa verrugas y muchos otros.

Acné. El acné es el trastorno de la piel más común en los adolescentes. Se observa cierto grado de acné en el 85% de los adolescentes y casi todos tienen el grano esporádico, espinillas o puntos blancos.

Cáncer de piel. El cáncer de piel es poco común en niños y adolescentes, pero los buenos hábitos de protección contra los rayos del sol durante estos años pueden ayudar a prevenir el melanoma (una forma grave de cáncer de piel que se disemina a otras partes del cuerpo) más adelante en la vida, en especial entre personas de piel clara que se queman con facilidad con el sol. Además de estas enfermedades y trastornos, la piel puede lesionarse de varias maneras. Cortes, raspones y lastimaduras menores pueden cicatrizar rápidamente por sí mismas, pero otras lesiones, como cortes serios o quemaduras, por ejemplo, requieren tratamiento médico.

Trastornos del cuero cabelludo y el cabello

La tiña capitis, un tipo de tiña, es una infección fúngica que forma una lesión escamosa, en forma de anillo en el cuero cabelludo. Es contagiosa y común en niños en edad escolar.

La alopecia es una zona de pérdida de cabello. La tiña es una causa común de alopecia temporal en los niños. La alopecia también puede ser causada por un trenzado apretado que tira de las raíces del cabello (a esta afección se la denomina alopecia por tensión). Alopecia areata (en la que el cabello de una persona se cae en parches redondos u ovales) es una enfermedad menos frecuente que puede afectar a niños y adolescentes.

Revisado por: Patrice Hyde, MD Fecha de revisión: octubre de 2009 Nota: Toda la información incluida en TeensHealth® tiene propósitos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnóstico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera. © 1995-2011 The Nemours Foundation. Todos los derechos reservados.



___________________________________________







#5 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 26 enero 2012 - 02:50

:estudiando

Imágenes...

______________________________

Imagen enviada

__________________________________________









#6 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 20 febrero 2012 - 04:22










:estudiando

Imágenes

____________________________

Imagen enviada


_____________________________



#7 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 14 septiembre 2012 - 02:27

.



:estudiando



Apuntes...



En: Boletin de Portales Medicos.com



PortalesMedicos.com



__________________________________





Recuerdo anatómico de la piel. Estructura y funciones
  • Agustín Míguez Burgos. D. U. Enfermería. Área Hospitalaria Virgen del Rocío. SAS (Servicio Andaluz de Salud).
  • Damián Muñoz Simarro. D. U. Enfermería D.C.C.U. Móviles Distrito Sevilla. SAS (Servicio Andaluz de Salud).
  • Susana Tello Pérez. Grado en Derecho


I.- INTRODUCCIÓN.


Imagen enviada


La piel es el órgano más grande, fino y uno de los más importantes del cuerpo humano. Ocupa entre 1,6 y 2 m², en el caso del adulto y su espesor varía entre los 0,5 mm (en los párpados) a los 4 mm (en el talón). Su peso aproximado es de 5 kg, 1/6 de la masa corporal aproximadamente. También es conocido como sistema tegumentario.

Actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio externo que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como enlace o sistema de comunicación entre entorno y los órganos internos. Además cumple con un gran número de funciones de mucha importancia, por lo que es de vital importancia conservarla en buen estado. Es de especial relevancia el hecho de que la piel sea capaz de regenerarse y repararse a sí misma, lo que significa que en caso de lesión es capaz de curarse por sí misma y restablecer su continuidad.

La piel está compuesta por dos capas principales: una exterior, más fina, llamada epidermis, y otra interna, más gruesa, denominada dermis. La epidermis celular es una capa epitelial, derivada de la capa germinal epidémica del embrión. Hacia la decimoséptima semana de gestación, la epidermis del niño en desarrollo tiene todas las características esenciales de la del adulto. La dermis más profunda es una capa de tejido conjuntivo relativamente denso y vascular que puede tener más de 4mm de espesor en algunas zonas del cuerpo. La zona especializada donde las células de la epidermis se unen con las células del tejido conjuntivo de la dermis se denomina unión dermoepidérmica. Debajo de la dermis se encuentra una capa subcutánea, laxa, rica en grasa y en tejido areolar a la que a veces se denomina hipodermis o aponeurosis superficial. Al contenido graso de la hipodermis varía según el estado de las células grasas y de las fibras de colágeno en esta zona determinan la relativa movilidad de la piel.

De la piel dependen ciertas estructuras llamadas anexos cutáneos, como son los pelos, las uñas, las glándulas sebáceas y las sudoríparas.

La estructura general histológica de la piel está compuesta por:

• Corpúsculos de Meissner (Georg Meissner): presentes en el tacto de piel sin vellos, palmas, plantas, yema de los dedos, labios, punta de la lengua, pezones, glande y clítoris (tacto fino).
• Corpúsculos de Krause: que proporcionan la sensación de frío.
• Corpúsculos de Pacini: que dan la sensación de presión.
• Corpúsculos de Ruffini: que registran el calor.
• Corpúsculos de Merkel: que registran al tacto superficial.

Por otra parte, podemos diferenciar dos tipos de piel, piel fina y gruesa:

La mayoría de la superficie corporal está recubierta de piel fina. Por su parte, la piel que recubre las palmas de las manos (y los pulpejos de los dedos), las plantas de los pies y otras áreas corporales expuestas a la fricción se considera gruesa. Estos términos sólo hacen referencia a la capa epidérmica y no al espesor global o total de la piel, que incluye epidermis y dermis. El espesor cutáneo total oscila entre 0,5 mm en áreas como los párpados y más de 5mm en la espalda, de manera que la mayor parte de esa diferencia radica en la profundidad de la dermis.

En la piel gruesa, están presentes cada una de las cinco capas o estratos de la epidermis que se describen más adelante, y cada estrato presenta generalmente un espesor de varias capas celulares. El estrato más externo, el estrato corneo, es particularmente llamativo en la piel gruesa y se compone, por lo general, de numerosas capas celulares. Además en la piel gruesa, las papilas dérmicas subyacentes están elevadas en crestas paralelas curvadas que forman las huellas dactilares en manos y pies, visibles sobre la epidermis. En la piel gruesa no hay pelo.

En la piel fina, el número de capas celulares en cada estrato epidérmico es menor que en la piel gruesa e incluso pueden estar ausentes por completo uno o más estrato. En la dermis de este tipo de piel no existen crestas paralelas elevadas. En su lugar, las papilas dérmicas se proyectan en sentido ascendente de forma individual y, por tanto, no se forman huellas dactilares sobre la epidermis más superficial.

• Piel fina o blanda: la piel fina o blanda es aquella que se encuentra principalmente en los párpados y las zonas genitales. Por otra parte, carece de estrato lúcido
• Piel gruesa: la piel gruesa se localiza en la piel labial, plantar y palmar, además esta se caracteriza por tener un estrato corneo muy desarrollado, a comparación del resto de la piel. Está formada por estrato córneo, estrato lúcido, estrato granuloso, estrato espinoso y estrato basal.

II.- EPIDERMIS

La epidermis es un epitelio plano en constante proceso de renovación, está compuesta por cinco capas celulares. La división celular tiene lugar en las dos capas celulares inferiores, esto es imprescindible para el constante crecimiento y regeneración de la epidermis.

La función más importante de la piel, la protección, depende en gran medida de las características estructurales especiales de la epidermis y de su capacidad para crearse y auto repararse tras la lesión o enfermedad. Tiempo de recambio y de regeneración son términos utilizados para describir el período de tiempo necesario para que madure y se reproduzca una población de células. A medida que se pierden las células de la superficie del estrato corneo, ha de producirse la sustitución de estas por actividad mitótica. Para mantener constante el espesor de la epidermis, deben formarse nuevas células al mismo ritmo que se descaman las viejas células queratinizadas del estrato más superficial, llamado sustrato córneo. Las células empujan hacia arriba desde el estrato basal a cada capa sucesiva, mueren, son queratinizadas y finalmente se descaman (se desprenden), como hicieron sus predecesoras. Dependiendo de las condiciones fisiológicas la renovación de la epidermis abarca un periodo aproximado de 30 días.

La epidermis está formada por varios tipos de células epiteliales:

• Queratinocitos, es el tipo de célula predominante, constituyendo el 90% de las células epidérmicas, se denominan así porque son capaces de sintetizar queratinas. Las queratinas son proteínas estructurales insolubles y con gran resistencia a altas temperaturas y pH.
• Melanocitos aportan pigmentación a la piel debido a que elaboran melanina y sirven para filtrar la luz ultravioleta. Suelen ser más del 5% de las células epidérmicas,
• Células de Langerhans, desempeñan un papel limitado en las reacciones inmunológicas que afectan la piel y pueden servir como mecanismo de defensa, ya que identifican los antígenos extraños, los absorben y preparan para que actúen posteriormente los linfocitos T o células T cooperadoras, desencadenando de esta forma reacciones inmunitarias en determinadas situaciones. Se originan en la médula ósea y emigran a las capas celulares profundas de la epidermis en las primeras etapas de la vida.
• Células de Merkel, son terminaciones nerviosas en superficie. Funcionan como receptores de presión de adaptación lenta, permitiendo con ello la percepción por tacto prolongado, se encuentra principalmente en palma de manos y planta de pies.

A continuación describiremos los distintos estratos o capas de las que está formada la epidermis, cada estrato está compuesto de una a varias células de grosor en función de la localización anatómica:

1.- El estrato basal o germinativo conforma la capa más profunda de la epidermis, se compone de una capa de queratinocitos cilíndricos bajos o cúbicos con núcleos ovales, que están capacitados para llevar a cabo la mitosis o división celular y garantizar así la regeneración de la epidermis, este proceso se conoce como proliferación epidérmica. Estos queratinocitos hijos migran gradualmente hacia el exterior para reemplazar a las células que se desprenden finalmente de la capa cutánea.

El citoesqueleto del queratinocito se compone de distintos filamentos o tonofibrillas que le confieren fuerza estructural. Entre el estrato basal y la dermis se encuentra la membrana basal que no posee irrigación vascular. Esta membrana sirve para separar a ambas capas de la piel, pero al mismo tiempo contribuye a la fijación de las células basales y hasta cierto punto controla la cantidad de proteínas transportadas.


2.- El estrato espinoso se compone de entre 4 y 10 capas estructurales de queratinocitos con forma poligonal, los núcleos son redondos y van sufriendo cambios bioquímicos y estructurales a medida que migran hacia las capas más superficiales. Tiene un mayor contenido de tonofibrillas que las del estrato germinativo. Se encuentran unidos por medio de puentes celulares (desmosomas), que son los que confieren a las células su apariencia espinosa. Entre los puentes celulares se almacena agua. Las células de esta capa epidérmica son ricas en ácido ribonucleico (ARN), por lo que están bien equipadas para iniciar la síntesis proteica necesaria para la producción de queratina.

3.- El estrato granuloso se compone de 3 a 5 capas de células aplanadas, dependiendo del grosor del estrato córneo, estas células contienen gránulos basófilos denominados gránulos de queratohialina, sustancia precursora de la queratina. Debido a ello en esta capa comienza la cornificación o queratinización. Las células de la capa granulosa han empezado a degenerar.

En consecuencia, se observan en el citoplasma altas concentraciones de enzimas lisosómicas y los núcleos faltan o degeneran. Como sucede con el estrato lúcido, esta capa de la epidermis puede faltar en algunas zonas de la piel.

Cuando los queratinocitos llegan a la última capa de este estrato las células epidérmicas mueren y al morir vierten su contenido al espacio intercelular.

4.- El estrato lúcido se distingue por tener una zona muy delgada de características eosinófilas. Los núcleos comienzan a degenerar en las células externas del estrato granuloso y desaparecen en el estrato lúcido. Los queratinocitos del estrato lúcido están íntimamente agrupados y son diáfanos. Típicamente, faltan los núcleos y el perfil de las células no está claro. Estas células están llenas de una sustancia, tipo gel blando, denominada eleidina, que finalmente se transformará en queratina. La eleidina es rica en lípidos unidos a las proteínas y sirve para bloquear la penetración o la pérdida de agua.

Esta capa flota en la piel fina, pero es muy evidente en cortes de la piel gruesa de las plantas de los pies o de las palmas de las manos.

5.- El estrato córneo se compone de 15 á 20 capas, es el más superficial de la epidermis, está formado por células poliédricas planas muy finas, también llamadas células córneas, que en la superficie de la piel están muertas y se van desprendiendo progresivamente siendo sustituidas por otras. En este estrato finaliza el proceso de cornificación, de ahí que los queratinocitos, que en esta capa se encuentran compuestos mayormente por queratina, se denominen corneocitos.

Las uniones especializadas (desmosomas) que mantienes juntos a los queratinocitos refuerzan más todavía esta capa y permiten que soporte un considerable desgaste. Las células del estrato corneo se descaman continuamente de la superficie de la piel por un proceso llamado descamación. En la capa externa del estrato corneo que se pierde, los espacios intercelulares son permeables al sudor y sebo. El estrato corneo participa junto con las glándulas sudoríparas y sebáceas en la constitución de la película superficial o hidrolipídica denominado también “manto de protección de la acidez”.

La capa córnea se llama a veces zona de barrera de la piel porque actúa como una barrera para la pérdida de agua y para muchos otros peligros ambientales, que van desde los gérmenes y las sustancias químicas nocivas hasta el traumatismo físico. Cuando esta capa de barrera se ha alterado, la eficacia de la piel como cubierta protectora disminuye considerablemente y la mayoría de los contaminantes pueden atravesar con facilidad las capas inferiores de la epidermis celular

III.- DERMIS

La dermis es una capa profunda de tejido conjuntivo en la cual se tienen la peculiaridad de la abundancia de las fibras de colágeno y elásticas que se disponen de forma paralela y que le dan a la piel la consistencia y elasticidad característica del órgano. Histológicamente se divide en 2 capas, una más fina llamada estrato o capa papilar y una más gruesa llamada capa o estrato reticular. Ambas capas se diferencian entre sí además de por el grosor, por la disposición de las fibras de tejidos conjuntivo, sin embargo no se encuentra separada una de otra.

En la dermis se hallan los siguientes componentes:

• Folículo piloso.
• Músculo piloerector.
• Terminaciones nerviosas aferentes (que llevan información).
• Glándulas sebáceas y Glándulas sudoríparas.
• Vasos sanguíneos y linfáticos.

La dermis es 20-30 veces más gruesa que la epidermis, puede llegar a superar los 4 mm en las plantas de pies y palma de manos. La resistencia mecánica de la piel se encuentra en la dermis, supone también una importante reserva de agua y electrolitos. Aparte debido a su rica vascularización juega un papel importante termorregulador, y debido a la red nerviosa formada en su interior actúa procesando información sensitiva referente al dolor, presión, tacto y temperatura. En ella se encuentran los anexos cutáneos, que son de dos tipos: córneos (pelos y uñas); glandulares (glándulas sebáceas y sudoríparas).

CAPA O ESTRATO CAPILAR

Esta capa se encuentra unida a la epidermis por pequeñas protuberancias cónicas de tejido conjuntivo, llamadas papilas, que se encuentran dispuestas en filas sobre su superficie. Debido a ellas damos nombre a este estrato o capa. La capa papilar y sus papilas están formadas esencialmente por elementos de tejido conjuntivo laxo y una fina red de delicadas fibras colágenas y elásticas.

En estas papilas se encuentran las asas capilares que aseguran el abastecimiento nutritivo de la epidermis avascular, así como receptores nerviosos sensitivos y vasos linfáticos iniciales. La fina capa epidérmica de la piel se adapta estrechamente a las crestas de las papilas dérmicas. En consecuencia, la epidermis tiene también en su superficie unas crestas características, especialmente bien definidas en la punta de los dedos de manos y pies. Su patrón es único para cada uno de nosotros, son las huellas dactilares. Estas crestas desempeñan una función muy importante para la supervivencia humana: nos permites asirnos a las superficies con la suficiente firmeza como para caminar erectos en las superficies resbaladizas y agarrar y utilizar las herramientas.

CAPA O ESTRATO RETICULAR

La gruesa capa reticular de la dermis consta de una retícula o red de fibras mucho más densa que se observa en la capa papilar sobre ella. Se trata de una densa capa de fibras colágenas blancas, fuertes y entrelazadas. Aunque la mayoría de sus fibras son de tipo colágeno, lo que confiere resistencia a la piel, también hay fibras elásticas que hacen a la piel distensible y elástica, adaptarse a los diferentes movimientos y cambios en el volumen corporal. Las fibras colágenas se distribuyen a lo largo del cuerpo de una forma determinada según la región corporal, debido a las líneas naturales de tensión cutánea, en ello están basadas las líneas de tensión cutánea de Langer.



Imagen enviada



IV.- HIPODERMIS

La hipodermis es la capa subcutánea de la piel, es la continuación en profundidad de la dermis. Es un estrato de la piel que está compuesto de tejido conjuntivo laxo y adiposo, lo cual le da funciones a la piel de regulación térmica y de movimiento a través del cuerpo como el que se ve cuando estiramos la piel de nuestro antebrazo hacia arriba, si no tuviera estos tipos de tejidos sería imposible moverla. Sus fibras colágenas y elásticas se conectan directamente con las de la dermis y corren en todas direcciones aunque principalmente en forma paralela a la superficie de la piel.

Donde la piel es muy flexible, las fibras escasean; en cambio, donde se adhiere a las partes subyacentes son gruesas y numerosas.

Los componentes propios que integran al tejido subcutáneo son:

• Ligamentos cutáneos.
• Nervios cutáneos.
• Grasa.
• Vasos sanguíneos y linfáticos.
Las principales funciones de la hipodermis son:
• Protección del organismo de posibles traumatismos moderados y de otras agresiones externas. Es la encargada de dar textura a la piel. Cuando la hipodermis se encuentra en mal estado la piel forma pliegues y se afloja.
• Termorreguladora de la temperatura corporal, proporciona forma a tu contorno corporal y le da movilidad a toda tu piel.
• En ella se encuentra el sistema linfático, que cumple una función importante en la limpieza y defensa del organismo. Sus vasos articulados corren paralelos a los sanguíneos circulando la linfa entre la piel y los músculos.



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

• A.L. Kierszenbaum. Histology and Cell Biology. St.Louis: Mosby, Elsevier, 2nd Edition, 2006.
• M.H. Ross et al. Histology: A text and atlas. Baltimore, Williams and Wilkins, 4th Edition, 2003.
• Fitzpatrick, Thomas B. y otros. (1980). Dermatología en Medicina General. 2ª ed. Argentina: Editorial Médica Panamericana. 433 p.
• Rodríguez G. Estructura y funciones de la piel. Manual de Dermatología Básica y Descriptiva, Castro N, Chalela JG, Pérez M, Rodríguez G. Essex Farmacéutica 1995; 17-36.
• Montagna W, Kligman AM, Carlisle KS. Atlas of Normal Human Skin. New York: Springer, 1992
• TESTUT, L. & LATARJET, A. Tratado de anatomía humana. 9. ed. Barcelona, Salvat. 1972. V. 3
.




__________________________________________






Spin Palace - Spanish