Ir a contenido


Foto

Adicción a la Nicotina - Ciencia y Vida II.


  • Inicia sesión para responder
115 Respuesta(s) a este Tema

#101 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 18 agosto 2007 - 01:05

___________________________________________

Aca terminamos el articulo..."Serie de Reportes de Investigación - Adicción a la Nicotina"
___________________________________________


Glosario



Adicción: Una enfermedad crónica con recaídas caracterizadas por la búsqueda y el uso compulsivo de la droga, y por cambios neuroquímicos y moleculares en el cerebro.

"Craving" o antojo: un deseo poderoso y a menudo incontrolable por las drogas.

Dependencia física: Un estado fisiológico adaptivo que ocurre con el uso continuo de la droga y que produce el síndrome de abstinencia cuando se deja de usar la droga; usualmente ocurre cuando existe la tolerancia.

Dopamina: Un neurotransmisor presente en las regiones del cerebro que regulan el movimiento, la emoción, la motivación y las sensaciones de placer.

Enfisema: Una enfermedad pulmonar en que el deterioro del tejido resulta en un aumento en la retención del aire y una reducción en el intercambio de gases. El resultado es una respiración difícil y falta de aire. A menudo es causada por el tabaquismo.

Farmacocinética: Un patrón de absorción, distribución y secreción de una droga a través del tiempo.

Glándulas adrenales: Las glándulas situadas sobre cada riñón, que segregan hormonas, por ejemplo, la adrenalina.

Nicotina: Un alcaloide derivado de la planta del tabaco, que es responsable de los efectos psicoactivos y adictivos del tabaquismo. Es tóxica en dosis altas pero puede ser segura y efectiva como medicamento en dosis menores.

"Rush": La sensación de placer inmediato después de que se administran ciertas drogas.

Síndrome de abstinencia: Una variedad de síntomas que se producen cuando se suspende o se reduce el uso de una droga adictiva.

Tabaco: Una planta ampliamente cultivada por sus hojas, las cuales son utilizadas primordialmente para fumar. La especie tabacum es la fuente principal de productos de tabaco.

Tolerancia: Una condición que requiere que se administren dosis cada vez mayores de una droga para que produzca el mismo efecto que cuando se usó por primera vez. Usualmente lleva a la dependencia física.


________________________________________________________

Referencias


Bartecchi, C.E.; MacKenzie, T.D.; and Schrier, R.W. Human costs of tobacco use. New England Journal of Medicine 330:907-980, 1994.

Benowitz, N.L. Pharmacology of nicotine: addiction and therapeutics. Ann Rev Pharmacol Toxicol 36:597-613, 1996.

Centers for Disease Control and Prevention. Morbidity and Mortality Weekly Report 49(33):755-758, 2000.

Centers for Disease Control and Prevention. CDC Surveillance Summaries, June 9, 2000. MMWR 49, SS-5, 2000.

Giovino, G.A.; Henningfield, J.E.; Tomar, S.L.; Escobedo, L.G.; and Slade, J. Epidemiology of tobacco use and dependence. Epidemiol Rev 17(1):48-65, 1995.

Henningfield, J.E. Nicotine medications for smoking cessation. New Engl J Med 333:1196-1203, 1995.

Hughes, J.R. The future of smoking cessation therapy in the United States. Addiction 91:1797-1802, 1996.

Lynch, B.S., and Bonnie, R.J., eds. Growing Up Tobacco Free. Preventing Nicotine Addiction in Children and Youths. Committee on Preventing Nicotine Addiction in Children and Youths. Division of Biobehavioral Sciences and Mental Disorders, Institute of Medicine, 1995.

Martin, W.R.; Van Loon, G.R.; Iwamoto, E.T.; and Davis, L., eds. Tobacco Smoking and Nicotine. New York: Plenum Publishing, 1987.

National Institute on Drug Abuse. Monitoring the Future, National Results on Adolescent Drug Use, Overview of Key Findings 2000. NIH Pub. No. 01-4923, 2001.

Pomerleau, O.F.; Collins, A.C.; Shiffman, S.; and Pomerleau, C.S. Why some people smoke and others do not: new perspectives. J Consult Clin Psychol 61:723-731, 1993.

Rice, D.P. Economic Costs of Substance Abuse, 1995. Proceedings of the Association of American Physicians, 111(2):119-125, 1999.

The Smoking Cessation Clinical Practice Guideline Panel and Staff. The Agency for Health Care Policy and Research smoking cessation clinical practice guidelines. JAMA 275:1270-1280, 1996.

Substance Abuse and Mental Health Services Administration. Summary of Findings from the 1999 National Household Survey on Drug Abuse. SAMHSA, 2000.

___________________________________________________________

#102 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 22 octubre 2007 - 04:05

___________________________________________

Mas sobre el tabaco...
___________________________________________

Fumar cigarrillos y el cáncer: preguntas y respuestas


Puntos clave

Fumar cigarrillos causa un 87 por ciento de muertes por cáncer de pulmón y es responsable de la mayoría de los cánceres de laringe, de boca, esófago y vejiga (vea la pregunta 1).

El humo de segunda mano es responsable cada año de unas 3.000 muertes por cáncer de pulmón entre quienes no fuman (vea la pregunta 2).

El humo del tabaco contiene miles de compuestos químicos, incluso más de 60 sustancias que se sabe causan cáncer (vea la pregunta 3).

El riesgo de desarrollar cánceres relacionados con fumar, así como enfermedades no cancerosas, aumenta con la exposición total que se haya tenido en la vida al humo del cigarrillo (vea la pregunta 4).

Quienes fuman pueden disminuir su riesgo de desarrollar cáncer al dejar de fumar (vea la pregunta 5).



El consumo de tabaco, especialmente fumar cigarrillos, es la única causa de muerte que más se puede prevenir en los Estados Unidos y en el mundo. Fumar cigarrillos de por sí es responsable directamente de por lo menos una tercera parte de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos cada año, cifras similares son aplicables al resto de los paises donde el hábito de fumar es común (1). Fumar cigarrillos contribuye también a enfermedades pulmonares, cardiacas, ataque cerebral y al desarrollo de bebés con bajo peso al nacer (2). El dejar de fumar puede reducir en forma considerable el riesgo de una persona de padecer enfermedades del corazón y de los pulmones, y puede limitar los efectos negativos para la salud en los niños.

1.- ¿Cuáles son los efectos de fumar cigarrillos en la incidencia del cáncer?


Fumar cigarrillos causa un 87 por ciento de muertes por cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres (1). Fumar es responsable también de la mayoría de los cánceres de laringe, de boca, esófago y de vejiga. Además, tiene una relación muy estrecha con el desarrollo y muerte por cáncer de riñón, de páncreas y de cuello uterino o cérvix (2, 3).

2.- ¿Hay algún riesgo de salud para quienes no fuman?


Los riesgos para la salud causados por fumar cigarrillos no se limitan a los fumadores. Al exponerse al humo de segunda mano o humo de tabaco en el ambiente (ETS, en inglés), el riesgo de la persona que no fuma de padecer cáncer de pulmón aumenta considerablemente (1, 2). (El humo de segunda mano es una combinación del humo que despide la punta del cigarrillo al quemarse y del humo que los fumadores despiden de los pulmones). Según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), la exposición al humo de segunda mano causa cerca de 3.000 muertes por cáncer de pulmón entre quienes no fuman y se calcula que es responsable de infecciones del tracto respiratorio inferior en 300.000 niños cada año (3). La Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA) dio a conocer en diciembre de 1992 un informe de evaluación de riesgos en el cual el humo del tabaco en el ambiente fue clasificado como carcinógeno del Grupo A; es decir, carcinógeno comprobado para el hombre, una categoría reservada solo para los agentes más peligrosos que causan cáncer (4, 5).

3.- ¿Qué compuestos químicos dañinos hay en el humo del cigarrillo?


El humo del cigarrillo contiene cerca de 4.000 agentes químicos, incluyendo 60 sustancias que se sabe causan cáncer (carcinógenos) en los humanos (3). Además, muchas de estas sustancias, como el monóxido de carbono, el alquitrán, arsénico y plomo, son venenosas y tóxicas para el cuerpo humano. La nicotina es una droga que está presente naturalmente en la planta de tabaco y es responsable principalmente de la adicción de una persona a los productos de tabaco, incluyendo los cigarrillos. Al fumar, la nicotina se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo y viaja hasta el cerebro en cuestión de segundos. La nicotina causa una adicción a los cigarrillos y a otros productos de tabaco que es semejante a la adicción producida por el uso de heroína y de cocaína (6).

4.- ¿En qué forma afecta a quien fuma cigarrillos el exponerse al humo?


El riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con fumar, como el cáncer de pulmón y otros cánceres, enfermedades cardíacas, ataque cerebral y enfermedades respiratorias, está relacionado con la exposición total que se haya tenido en la vida al humo del cigarrillo (7). Esto incluye el número de cigarrillos que la persona fuma diariamente, la intensidad con que se fuma (es decir, el tamaño y frecuencia de las bocanadas), la edad a la que se empezó a fumar, el número de años que la persona ha fumado y su exposición al humo de tabaco de segunda mano.

5.- ¿En qué forma afecta a quien fuma cigarrillos el exponerse al humo?


El riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con fumar, como el cáncer de pulmón y otros cánceres, enfermedades cardíacas, ataque cerebral y enfermedades respiratorias, está relacionado con la exposición total que se haya tenido en la vida al humo del cigarrillo (7). Esto incluye el número de cigarrillos que la persona fuma diariamente, la intensidad con que se fuma (es decir, el tamaño y frecuencia de las bocanadas), la edad a la que se empezó a fumar, el número de años que la persona ha fumado y su exposición al humo de tabaco de segunda mano.


6.- ¿Qué efecto tiene el dejar de fumar en el riesgo de desarrollar cáncer y otras enfermedades?


Los fumadores que dejan de fumar viven más tiempo que quienes siguen fumando. Además, en cuanto más pronto se deja de fumar, tanto mayor es el beneficio para la salud (1). Al dejar de fumar, se reduce el riesgo de una persona de morir por cáncer y otras enfermedades relacionadas con fumar (1). Qué tanto se reduce el riesgo, depende del número de años que la persona fumó, del número de cigarrillos fumados en un día, la edad en la que se empezó a fumar y la presencia o ausencia de enfermedades al tiempo de dejar de fumar. La investigación ha mostrado que las personas que dejan de fumar antes de los 35 años reducen su riesgo de desarrollar una enfermedad relacionada con el tabaco en un 90 por ciento (1). Aun fumadores que dejan de fumar antes de los 50 años reducen en forma considerable su riesgo de morir por una enfermedad relacionada con el tabaco (1).




Bibliografía

1.- American Cancer Society. Cancer Facts and Figures 2003. Atlanta, GA: American Cancer Society, 2003.

2.- U.S. Department of Health and Human Services. Targeting Tobacco Use: The Nation's Leading Cause of Death. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, 2003.

3.- Centers for Disease Control and Prevention. Tobacco Use in the United States. Retrieved September 30, 2003, from: http://www.cdc.gov/t...ew/tobus_us.htm.

4.- U.S. Environmental Protection Agency. Respiratory Health Effects of Passive Smoking: Lung Cancer and Other Disorders. Washington, DC: U.S. Environmental Protection Agency, 1992.

5.- U.S. Department of Health and Human Services. Report on Carcinogens: Tenth Edition. Research Triangle Park, NC: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program, 2002.

6.- U.S. Department of Health and Human Services. Nicotine Addiction: A Report of the Surgeon General. Rockville, MD: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control, Center for Health Promotion and Education, Office on Smoking and Health, 1988.

7.- International Agency for Research on Cancer. Tobacco Smoke and Involuntary Smoking. IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, Vol. 83. Lyon, France, 2003.


_________________________________________________

#103 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 27 octubre 2007 - 07:11

________________________________________________________

Dejar de fumar no es fácil, eso todo el mundo lo entiende, pero SÍ es MÁS FÁCIL NO APRENDER a fumar...
________________________________________________________









PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE DEJAR DE FUMAR



1.- ¿Qué tan importante es dejar de fumar?


Es muy importante. El uso del tabaco sigue siendo la causa de muerte que más se puede prevenir en los Estados Unidos. El fumar cigarrillos es responsable de por lo menos un tercio de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos cada año.

El fumar es el factor más común de riesgo para el desarrollo de cáncer de pulmón, el cual es la causa principal de muerte por cáncer. También está relacionado con muchos otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer del esófago, de la laringe, de riñón, del páncreas y del cuello del útero. El fumar aumenta también el riesgo de otros problemas de salud, como enfermedades pulmonares crónicas y enfermedades cardíacas. El fumar durante el embarazo puede también tener efectos adversos en el bebé por nacer, como el parto prematuro y el bajo peso al nacer.


2.- ¿Cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar?


Los beneficios para la salud al dejar de fumar, son inmediatos y sustanciales. Casi inmediatamente, la circulación de la persona empieza a mejorar y el nivel de monóxido de carbono en la sangre comienza a descender. (El monóxido de carbono, un gas incoloro, inodoro, que se encuentra en el humo del cigarrillo, reduce la capacidad de la sangre de transportar oxígeno). El pulso y la presión arterial de la persona, los cuales son elevados en forma anormal mientras se fuma, empiezan a volver a lo normal. A los pocos días de haber dejado de fumar, regresan los sentidos del gusto y del olfato de la persona, y la respiración se hace cada vez más fácil.


3.- ¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de dejar de fumar?


Las personas que dejan de fumar viven más que las que siguen fumando. Después de 10 o 15 años, el riesgo de muerte prematura en una persona que fumó anteriormente se aproxima al de una persona que no ha fumado nunca. Cerca de 10 años después de dejar de fumar, el riesgo de un ex fumador de morir de cáncer de pulmón es de un 30 a 50 por ciento menor que el riesgo de los que continúan fumando. Las mujeres que dejan de fumar antes de embarazarse o en los primeros 3 meses del embarazo pueden impedir el riesgo de peso bajo para el bebé al tiempo de su nacimiento y reducir otros riesgos relacionados con el embarazo. El dejar de fumar también reduce el riesgo de otras enfermedades relacionadas con fumar, incluyendo enfermedades cardíacas y enfermedades pulmonares crónicas.

Hay también muchos beneficios en dejar de fumar para las personas que están enfermas o que ya han desarrollado cáncer. El dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar infecciones, como la pulmonía, la cual con frecuencia causa la muerte en pacientes con otras enfermedades existentes.


4.- ¿Cambia el riesgo de cáncer después de dejar de fumar?



El dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar cáncer, y este beneficio aumenta cuando la persona sigue sin fumar por un tiempo más largo. Las personas que dejan de fumar reducen el riesgo de desarrollar y morir por cáncer de pulmón. También reducen su riesgo de otros tipos de cáncer (ver la pregunta 1). El riesgo de una muerte prematura y la posibilidad de desarrollar cáncer debido a los cigarrillos dependen del número de años en los que se fumó, del número de cigarrillos fumados por día, la edad a la que se empezó a fumar y la presencia o ausencia de enfermedad cuando se deja de fumar. Para las personas que ya han desarrollado cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar otro cáncer primario.


5.- ¿A qué edad es más beneficioso el dejar de fumar?



El dejar de fumar beneficia a hombres y mujeres a cualquier edad. Algunos adultos de más edad pueden no percibir los beneficios de dejar de fumar; sin embargo, los fumadores que dejan de fumar antes de los 50 años tienen la mitad de riesgo de morir en los próximos 16 años comparados con las personas que continúan fumando. A los 64 años, su posibilidad general de morir es semejante a la de personas de la misma edad que nunca han fumado. Adultos de más edad que dejan de fumar también tienen un riesgo reducido de morir de enfermedad de las arterias coronarias y cáncer de pulmón. Además, los beneficios inmediatos (tales como una mejor circulación y mayor energía y capacidad para respirar) son otras razones buenas para que adultos de mayor edad se liberen del tabaco.


6.- ¿Cuáles son algunas de las dificultades relacionadas con dejar de fumar?



El dejar de fumar puede causar efectos a corto plazo, especialmente para aquellas personas que han fumado una cantidad grande de cigarrillos por un período largo de tiempo. Es posible que las personas que dejen de fumar se sientan ansiosas, irritables, con hambre, más cansadas y que tengan dificultad para dormir. Es posible también que tengan dificultad para concentrarse. Muchas de las personas que hacen uso del tabaco aumentan de peso cuando lo dejan, aunque generalmente el aumento es menor de 10 libras. Estos cambios disminuyen ciertamente. Las personas que dejan el hábito tienen la oportunidad de un futuro más saludable.


7.- ¿Cómo pueden los proveedores de atención médica ayudar a sus pacientes a dejar de fumar?


Los médicos y los dentistas pueden ser una fuente de información muy buena acerca de los riesgos para la salud por fumar y también para dejar de hacerlo. Ellos pueden explicar a sus pacientes acerca del uso adecuado y efectos secundarios posibles de la terapia de reemplazo de la nicotina (ver pregunta 8 ), y ayudarles a encontrar programas locales para dejar de fumar. Los médicos y los dentistas pueden también jugar un papel importante al preguntar a sus pacientes sobre el tabaco en cada visita de consulta; aconsejar a los pacientes para que dejen de fumar; ayudar a los pacientes a fijar una fecha para dejar de fumar, proporcionando materiales de ayuda a sí mismos y sugiriendo terapias de reemplazo de nicotina (cuando sea apropiado); y arreglando visitas de seguimiento.


9.- ¿Qué es la terapia de reemplazo de nicotina?



La nicotina es la droga en los cigarrillos y en otras formas de tabaco que causa la adicción. Los productos de reemplazo de nicotina suministran dosis pequeñas, continuas, de nicotina al cuerpo, lo cual ayuda a aliviar los síntomas de abstinencia que con frecuencia sienten las personas que tratan de dejar de fumar. Estos productos, que están disponibles en cuatro formas (parches, goma de mascar, atomizador nasal e inhalador), parecen ser todos efectivos. Existe evidencia de que la combinación del parche de nicotina con la goma de mascar de nicotina o el atomizador nasal de nicotina aumenta la proporción de quienes dejan de fumar a largo plazo, comparada con el uso de un solo tipo de terapia de reemplazo de nicotina. La goma de mascar de nicotina, en combinación con la terapia del parche de nicotina, puede también reducir los síntomas de abstinencia mejor que cualquier medicamento solo. Los investigadores recomiendan combinar la terapia de reemplazo de nicotina con el consejo o asesoramiento de un médico, dentista, farmacéutico u otro proveedor médico.

El parche de nicotina, el cual se vende sin receta, suministra una cantidad continua de nicotina al cuerpo a través de la piel. El parche de nicotina se vende en varias concentraciones como tratamiento para dejar de fumar en 8 semanas. Las dosis de nicotina disminuyen gradualmente conforme avanza el tratamiento. El parche de nicotina podría no ser una buena opción para personas con problemas de la piel o con alergias a cinta adhesiva.

La goma de mascar de nicotina está disponible en dosis de 2 y 4 miligramos sin necesidad de receta. Al masticar la goma, se libera nicotina en el torrente sanguíneo a través del revestimiento de la boca. La goma de nicotina podría no ser apropiada para personas con enfermedad de la articulación temporomandibular o con dentaduras u otro aparato dental como los puentes.

El atomizador nasal de nicotina fue aprobado por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA) en 1996, para usarse solamente con receta. El atomizador viene en una botella de bomba que contiene nicotina para que las personas que usan tabaco puedan inhalar cuando tengan la urgencia de fumar. Este producto no se recomienda para personas con condiciones nasales o sinusitis, alergias o asma, ni se recomienda para jóvenes que usan tabaco.

El inhalador de nicotina, también disponible solo con receta médica, fue aprobado por la FDA en 1997. Este dispositivo entrega una forma vaporizada de nicotina a la boca por medio de una boquilla pegada a un cartucho de plástico. Aun cuando se le llama inhalador, el dispositivo no suministra nicotina a los pulmones en la forma como lo hace el cigarrillo. La mayor parte de la nicotina viaja sólo a la boca y a la garganta, en donde es absorbida a través de las membranas mucosas. Los efectos secundarios comunes son la irritación de la boca y la garganta, y tos. Las personas que tienen problemas de los bronquios, como el asma, lo deben usar con cuidado.


10.- ¿Existe alguna ayuda para dejar de fumar que no contenga nicotina?



El bupropión, un antidepresivo disponible con receta médica con el nombre comercial de Zyban®, fue aprobado por la FDA en 1997 para tratar la adicción a la nicotina. Este fármaco puede ayudar a reducir los síntomas de la abstinencia a la nicotina y de la urgencia de fumar. Algunos efectos secundarios comunes del bupropión son la boca seca, dificultad para dormir, mareos e irritación de la piel. No se deberá usar este fármaco si existe la condición de ataques como la epilepsia o un trastorno en el comer como anorexia nerviosa o bulimia, o si se están tomando otros medicamentos que contengan hidrocloruro de bupropión.
¿Qué pasa si los esfuerzos de dejar de fumar resultan en una recaída?

Para muchos fumadores es difícil el dejar de fumar, y se puede llevar de dos a tres intentos antes de que puedan finalmente dejar el hábito. Aunque el porcentaje de recaídas es mayor en las primeras semanas o primeros meses después de dejar de fumar, las personas que dejan de fumar por 3 meses con frecuencia son capaces de mantenerse libres del tabaco por el resto de sus vidas.


11.- ¿Cuáles agencias y organizaciones están disponibles para ayudar a que la gente deje de fumar?



Varias organizaciones proporcionan información y materiales sobre en dónde encontrar ayuda para dejar de fumar. Las agencias estatales y locales de salud tienen con frecuencia información acerca de los programas de la comunidad para dejar de fumar. La información para ayudar a la gente a dejar de fumar también está disponible a través de los hospitales de la comunidad, en las páginas amarillas (bajo "abuso y adicción a drogas"), las bibliotecas públicas, organizaciones de mantenimiento de la salud, ferias de la salud, librerías y servicios telefónicos de ayuda en la comunidad.



_________________________________________________________

#104 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 13 enero 2008 - 01:42

__________________________________________

Capítulo tomado del Libro:



Jorge Belmar
Autor
Facultad de Ciencias Biológicas
PUC

Mónica Matte
Programación
SECICO

Maricel Inostroza
Diseño gráfico
SECICO


_________________________________________







La nicotina es el alcaloide natural que se encuentra en la hoja del tabaco. En el humo del cigarrillo está suspendida en pequeñas partículas de alquitrán que se absorben a nivel de los alvéolos pulmonares, pasando a la sangre, tan eficazmente como si fuera inyectada. Los niveles y la vida media de la nicotina en la sangre depende de la forma de ingestión y de otros factores como el número de cigarrillos fumados o la duración que tiene el hábito de fumar. La nicotina también puede alcanzar a la sangre a través del aparato digestivo incluyendo la mucosa bucal y a través de la piel. En el estómago sólo se absorbe si el pH es elevado por ello, por vía digestiva la mayor absorción se observa a nivel intestinal. Sin embargo, la nicotina absorbida por vía gastrointestinal pasa más lentamente a la sangre pero su efecto es más duradero.





Cómo se distribuye y qué ocurre con la nicotina sanguínea? La nicotina es rápidamente metabolizada en el hígado (80-90%) y también en el riñón y en el pulmón. Los principales metabolitos que se forman son la eotimina y la nicotina_1-N-óxido, que también son rápidamente eliminados por el riñón.





  1. Nicotina
  2. Receptor nicotínico en la membrana celular
  3. Sistema neuromuscular esquelético
  4. Sinapsis en el sistema nervioso central donde hay receptores nicotínicos
  5. Células secretoras (glándula) inervadas por terminales colinérgicos






La nicotina de la sangre es llevada además a los diferentes órganos donde actíua sobre los receptores muscarínicos y especialmente nicotínicos ubicados en ellos. Cuando se combina con ellos, produce despolarizaciones parciales de diferente duración lo cual significa la activación de una serie de funciones viscerales:
  • cambios cardiovasculares (de frecuencia cardíaca y de pH sanguíneo)

  • liberación de hormonas.

  • excitación y/o relajación muscular.

  • excitación de receptores cutáneos.

Después de atravesar la barrera hematoencefálica provoca una serie de efectos en el sistema nervioso central.


___________________________________________________

#105 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 enero 2008 - 02:14

___________________________________

Revista Mente y cerebro: 28 -Sibaritismo inteligente




Adicción a la nicotina
Vollmer, Grit


Además de parches y chicles, los investigadores han desarrollado diversos procedimientos y medicamentos que permiten liberarse del deseo adictivo. Qué método ayuda a quién, depende de cada caso.




Inicio artículo

Una tasca con nubes de humo: una imagen aún cotidiana en muchos países. Pero los gobiernos europeos han comenzado ya a tomar medidas que limitan el consumo público de tabaco. Los hechos se presentan inapelables. Miles de fumadores padecen cardiopatías y vasopatías, inflamaciones crónicas de la mucosa bucal, bronquitis o cáncer de pulmón, de vejiga, de páncreas o de riñón. Acudir con asiduidad al pitillo duplica el riesgo de la fatídica metástasis. Por ceñirnos a Alemania, la cifra de muerte precoz por su causa asciende a 110.000 individuos, según el centro federal de instrucción sanitaria, año tras año. El tabaco provoca allí más víctimas que el sida, el alcohol, las drogas ilegales, los accidentes de circulación, los asesinatos y suicidios juntos.

Pero estos argumentos suenan a música celestial cuando se trata de convencer al fumador de cuán irresponsablemente se está tratando a sí mismo y a los demás. De poco sirve la imagen terrorífica de que los cigarrillos de una cajetilla al día llevan a los pulmones una taza de alquitrán al año. Ni parecen eficaces eslóganes como "fumar puede matar" o "fumar obstruye las arterias y provoca cardiopatías y accidentes cerebrovasculares", que desde 2003 adornan, en la Unión Europea, los paquetes de cigarrillos. Si la intimidación no ejerce efecto, ¿deberemos rendirnos?

Algunos clínicos ven la solución en los medicamentos.



__________________________________

#106 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 19 enero 2008 - 03:24

____________________________________________

En: http://www.cancer.or...egundo_mano.asp
_____________________________________________

El humo de segunda mano


żQué es el humo de segunda mano?


El humo de segunda mano, conocido también como humo de tabaco ambiental (ETS, por sus siglas en inglés) o fumar pasivamente, es una combinación de dos formas de humo ocasionada por la combustión de productos de tabaco:
  • Humo emitido al aire: el humo que viene de un cigarrillo encendido, pipa o cigarro (puro).

  • Humo de tabaco ambiental: el humo que es exhalado por un fumador.
Se le llama fumar involuntariamente o fumar pasivamente cuando las personas que no fuman son expuestas al humo de segunda mano. Las personas que no fuman y que están expuestas al humo de segunda mano absorben la nicotina y otros químicos tóxicos al igual que los fumadores. Cuanto más se expone al humo de segunda mano, mayor será el nivel de estos químicos dańinos en el cuerpo.


żPor qué es el humo de segunda mano un problema?


El humo de segunda mano es clasificado como un "carcinógeno humano conocido" (agente causante de cáncer) por la Environmental Protection Agency (EPA) de los Estados Unidos, el US National Toxicology Program y la International Agency for Research on Cancer (IARC), una subsidiaria de la Organización Nacional de la Salud.

El humo de tabaco de segunda mano contiene más de 4,000 compuestos químicos. Se sabe o se sospecha que más de 60 de estos compuestos son causantes de cáncer.

El humo de segunda mano puede perjudicar de muchas maneras. Sólo en los Estados Unidos, cada ańo este humo es el causante de:


Alrededor de 35,000 muertes por enfermedades del corazón de personas no fumadoras que viven con fumadores.

Cerca de 3,400 muertes por cáncer del pulmón en las personas adultas no fumadoras.

Otros problemas respiratorios en las personas no fumadoras, incluyendo tos, mucosidad, malestar en el pecho y reducción de la función pulmonar.

150,000 a 300,000 infecciones pulmonares (tales como la pulmonía y la bronquitis) en nińos menores de 18 meses, lo cual resultó en 7,500 a 15,000 hospitalizaciones.

Aumento en el número de casos y gravedad de los ataques de asma en aproximadamente de 200,000 a un millón de nińos asmáticos.

Más de 750,000 infecciones del oído medio en nińos.

Las mujeres embarazadas expuestas al humo de segunda mano también están en un riesgo mayor de dar a luz bebés de bajo peso.


Un asunto que continúa siendo estudiado consiste en si el humo de segunda mano pudiera aumentar el riesgo de cáncer del seno. Tanto el humo directo que aspira el fumador como el humo de segunda mano contienen alrededor de 20 químicos que, en altas concentraciones, causa cáncer del seno en roedores. Los químicos en el humo del tabaco alcanzan el tejido del seno, los cuales han sido encontrados en la leche materna.

La evidencia relacionada con el humo de segunda mano y el riesgo de cáncer del seno en los estudios con humanos se sigue debatiendo, en parte ya que no se ha demostrado que el riesgo aumenta en los fumadores activos. Otra posible explicación para esto consiste en que el humo del tabaco puede tener diferentes efectos en el riesgo de cáncer del seno de los fumadores y de aquellas personas expuestas al humo de segunda mano.

Un informe de la Agencia de Protección Ambiental de California concluyó en 2005 que la evidencia asociada con el humo de segunda mano y el cáncer del seno es "consistente con una asociación causal" en mujeres jóvenes, principalmente premenopáusicas. El informe de la Dirección General de Salud Pública de los Estados Unidos "The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke", emitido en 2006, concluyó que en este momento la evidencia es "sugerente, pero no suficiente" para establecer el vínculo. De todas maneras, a las mujeres se les debe indicar que este posible vínculo con el cáncer del seno es otra razón para evitar el contacto con el humo de segunda mano.

El informe de 2006 de la Dirección General de Salud Pública llegó a varias conclusiones importantes:

El humo de segunda mano ocasiona muerte prematura y enfermedades en nińos y en adultos que no fuman.

Los nińos expuestos al humo de segunda mano tienen un aumento en el riesgo del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS), infecciones agudas del sistema respiratorio, complicaciones en los oídos y asma más severa. El hábito de fumar por los padres causa síntomas respiratorios y desacelera el crecimiento de los pulmones de sus hijos.

El humo de segunda mano afecta inmediatamente al corazón y a la circulación sanguínea en una manera perjudicial. Además, causa enfermedad cardiaca y cáncer del pulmón.

La evidencia científica muestra que no existe un nivel"seguro" de exposición al humo de segunda mano.

Muchos millones de estadounidenses, (y en todo el mundo) tanto nińos como adultos, siguen estando expuestos al humo de segunda mano en sus hogares y lugares de trabajo, a pesar de haber logrado un avance sustancial en el control del tabaco.

La única manera de proteger completamente a las personas que no fuman de la exposición al humo de segunda mano en interiores es previniendo que se fuma en los interiores o en los edificios. Separar a los fumadores de los no fumadores, limpiar el aire y ventilar los edificios no puede evitar la exposición de los no fumadores al humo de segunda mano.


żDónde es el humo de segunda mano un problema?


Existen tres sitios donde usted debe preocuparse más sobre la exposición al humo de segunda mano:


En su lugar de trabajo


éste conforma una fuente importante de exposición al humo de segunda mano para los adultos. El humo de segunda mano reúne todas las características y está clasificado por la Occupational Safety and Health Administration (OSHA, la agencia federal responsable de la salud y normas de seguridad en los sitios de trabajo) como un agente potencial causante de cáncer. El National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) es otra agencia federal que también recomienda que se considere al humo de segunda mano como un carcinógeno laboral potencial. Ellos recomiendan que las exposiciones al humo de segunda mano se reduzcan hasta el nivel más bajo posible, porque aún se desconocen los niveles seguros.

La exposición al humo de segunda mano en el lugar de trabajo ha sido asociada a un aumento en el riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer de pulmón entre los adultos no fumadores. La Dirección General de Salud Pública concluyó que las políticas sobre lugares de trabajo sin humo son la única forma efectiva de eliminar la exposición al humo de segunda mano en dichos sitios. Separar a los fumadores de los no fumadores, limpiar el aire y ventilar los edificios no puede prevenir la exposición si las personas fuman en el interior del edificio. Además de proteger a los no fumadores, también las restricciones de fumar en el lugar de trabajo pueden ser un incentivo para los fumadores quienes desean dejar de fumar o reducir el uso de productos del tabaco.


Lugares públicos


todos pueden estar expuestos al humo de segunda mano en los lugares públicos, tales como en los restaurantes, centros comerciales, transporte público, escuelas y guarderías infantiles. A pesar de que algunos negocios no están dispuestos a prohibir el fumar, no existe evidencia contundente que demuestre que convertir el local en un área libre de humo afecte al negocio. Los lugares públicos donde acuden los nińos son un área especial de preocupación.


Su hogar


Una de las cosas más importantes que usted puede hacer por la salud de su familia es conservar su hogar libre de humo. Cualquier familiar podría presentar problemas de salud relacionados con el humo de segunda mano. Los nińos son especialmente sensibles. En los Estados Unidos, 21 millones, es decir, el 35 por ciento de los nińos viven en casas en donde los residentes o visitantes fuman en el hogar de manera habitual. Aproximadamente del 50 al 75 por ciento de los nińos en este país presentan niveles de nicotina en la sangre, el producto que se origina al descomponer la nicotina.

Tenga siempre en cuenta que pasamos la mayor parte del tiempo en casa que en cualquier otro lugar. Un hogar libre de humo protege a su familia, a sus invitados y también a sus mascotas.


żQué ocurre con el olor del cigarrillo?


En las publicaciones médicas, no hay información que confirme que se haya hecho una investigación acerca de los efectos que tiene el olor del cigarrillo en el cáncer. Las publicaciones indican que el humo de segunda mano puede impregnarse en el pelo, la ropa y otras superficies. Por lo tanto, los efectos desconocidos que causarían cáncer serían muy pocos en comparación con los efectos que causa la exposición directa al humo de segunda mano, como cuando se vive con alguien que fuma.


żQué se puede hacer acerca del humo de segunda mano?


Las autoridades locales, estatales y federales pueden promulgar las políticas públicas para proteger a las personas del humo de segunda mano, así como para proteger a los nińos de las enfermedades y la adicción que causa el tabaco. Debido a que el humo de segunda mano no tiene niveles seguros, es importante que tales políticas sean lo más firmes posible y que no impidan la acción en otros niveles de gobierno.

Muchas gobiernos localidades y estatales en los Estados Unidos, e incluso gobiernos federales en otros países, han decidido que la protección de la salud de los empleados y de otras personas en lugares públicos es de mucha importancia. Por lo tanto, en ańos recientes muchos de estos gobiernos han aprobado leyes para mantener el aire limpio en el interior de edificios. Aunque las leyes varían de lugar en lugar, éstas están se están volviendo más comunes. La información detallada sobre las restricciones en cada estado están disponibles en la página de Internet http://slati.lungusa.org. de la "American Lung Association"

Comuníquese con la Sociedad Americana del Cáncer al 1-800-227-2345 para informarse sobre cómo usted puede participar en la reducción de la exposición al humo de segunda mano.


Recursos adicionales

Otras organizaciones*

Además de la Sociedad Americana del Cáncer, otras fuentes de información y apoyo para los pacientes incluyen:

American Heart Association
Teléfono: 1-800-AHA-USA-1 (1-800-242-8721)
Dirección en Internet: www.americanheart.org

American Lung Association
Teléfono sin costo: 1-800-586-4872
Dirección en Internet: www.lungusa.org

Environmental Protection Agency (EPA)
Dirección en Internet: www.epa.gov

Centers for Disease Control and Prevention (CDC)
Teléfono: 1-800-CDC-1311 (1-800-232-1311)
Dirección en Internet: www.cdc.gov/tobacco/

Instituto Nacional del Cáncer
Teléfono sin costo: 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237)
Dirección en Internet: www.cancer.gov

Smokefree.gov
(Información sobre programas estatales vía telefónica para dejar de fumar)
Teléfono: 1-800-784-8669
Dirección de Internet: www.smokefree.gov

* La inclusión en esta lista no implica endoso por parte de la Sociedad Americana del Cáncer.

Sin importar quién sea, podemos ayudarle. Llámenos a cualquier hora del día o de la noche, para obtener información y apoyo. Llámenos al 1-800-227-2345, o visítenos en www.cancer.org



Referencias

American Cancer Society. Cancer Facts & Figures 2007. Atlanta, GA. 2007.

American Lung Association. Secondhand Smoke Fact Sheet. 2007. Disponible en: www.lungusa.org/site/pp.asp?c=dvLUK9O0E&b=35422. Accedido en octubre 15, 2007.

Borland R, Yong H-H, Siahpush M, et al. Support for and reported compliance with smoke-free restaurants and bars by smokers in four countries: findings from the International Tobacco Control (ITC) Four Country Survey. Tobacco Control. 2006;15(suppl_3):34-41.

California Environmental Protection Agency. Health Effects of Exposure to Environmental Tobacco Smoke. June 2005. Disponible en: www.oehha.ca.gov/air/environmental_tobacco/pdf/app3partb2005.pdf. Accedido en octubre 15, 2007.

Centers for Disease Control and Prevention, National Institute of Occupational Safety and Health. Current Intelligence Bulletin 54: Environmental Tobacco Smoke in the Workplace -- Lung Cancer and Other Health Effects. 1991. (Publication No. 91-108) Disponible en: www.cdc.gov/nasd/docs/d001001-d001100/d001030/d001030.html. Accedido en octubre 15, 2007.

Environmental Protection Agency. Respiratory Health Effects of Passive Smoking: Lung Cancer and Other Disorders. Washington, DC: Environmental Protection Agency; 1992. (Report # EPA/600/6-90/006F) Disponible en: http://cfpub2.epa.go...y.cfm?deid=2835. Accedido en octubre 15, 2007.

Patten CA, Gilpin E, Cavin SW, et al. Workplace smoking policy and changes in smoking behaviour in California: A suggested association. Tobacco Control. 1995;4:36-41.

Pirkle JL, Flegal KM, Bernert JT, et al. Exposure of the US population to environmental tobacco smoke: The Third National Health and Nutrition Examination Survey, 1988 to 1991. JAMA. 1996;275:1233-1240.

Schuster MA, Franke T, Pham CB. Smoking patterns of household members and visitors in homes with children in the United States. Arch Pediatr Adolesc Med. 2002;156:1094-1100.

Steenland K. Passive smoking and the risk of heart disease, JAMA. 1992;267:94-99.

US Department of Health and Human Services. 11th Report on Carcinogens. Public Health Service -- National Toxicology Program. 2005. Disponible en: http://ntp.niehs.nih...F769DFE5509AF0A. Accedido en octubre 15, 2007.

US Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General. Washington, DC: Department of Health and Human Services; 2006. Disponible en: www.surgeongeneral.gov/library/secondhandsmoke/. Accedido en octubre 15, 2007.


Última revisión: 08-Nov.-2007


#107 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 febrero 2008 - 08:27



_____________________________________

smile_031.gif MSD
_____________________________________________

TABACO PARA FUMAR Y TABACO DE MASCAR


Nombres alternativos


Fumador pasivo; Fumar cigarrillos; Fumar cigarros; Fumar pipa; Tabaco en polvo (rapé); Tabaco sin humo; Consumo de tabaco; Tabaquismo

El tabaco es una planta cultivada por sus hojas, que se fuman, se mastican o se aspiran para experimentar una variedad de efectos y se considera una sustancia adictiva porque contiene el químico nicotina.

Además de la nicotina, el tabaco contiene más de 19 químicos cancerígenos conocidos (la mayoría se conocen colectivamente como "alquitrán") y más de 4.000 otros químicos, entre los cuales se pueden mencionar acetona, amoníaco, dióxido de carbono, cianuro, metano, propano y butano.

Más de 38 millones de personas en los Estados Unidos han abandonado exitosamente el consumo de tabaco. Aún existen 50 millones de estadounidenses que fuman y la mayoría dice que le gustaría dejar de fumar.

Y aunque el número de fumadores de cigarrillo ha disminuido en los Estados Unidos y en el mundo en los últimos años, el número de usuarios de tabaco para mascar o tabaco sin humo se ha elevado continuamente. Esta tendencia probablemente está relacionada con la falsa creencia de que este tipo de tabaco es seguro, pero NO lo es.

El tabaco para mascar conlleva muchos de los mismos riesgos para la salud que tiene el cigarrillo. Algunas personas que desean dejar de fumar, pero que aún anhelan vehementemente los efectos de la nicotina, se pasan a consumir tabaco para mascar o tabaco sin humo pensando erróneamente que están haciendo algo bueno para ellos.

EFECTOS DE LA NICOTINA


• La nicotina actúa como estimulante y como depresor sobre el cuerpo. Incrementa la actividad intestinal, la saliva y las secreciones bronquiales. Estimula el sistema nervioso y puede causar temblores en el usuario inexperto o incluso convulsiones con dosis altas.

• Después de la estimulación, sigue una fase que deprime los músculos en las vías respiratorias. Como agente productor de euforia, la nicotina provoca relajación en situaciones estresantes.

• En promedio, el uso del tabaco incrementa la frecuencia cardíaca entre 10 y 20 latidos por minuto e incrementa las lecturas de la presión arterial entre 5 y 10 milímetros de mercurio (porque contrae los vasos sanguíneos).

• La nicotina también puede incrementar la sudoración, las náuseas y la diarrea. Eleva el nivel de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre) e incrementa la producción de insulina. La nicotina tiende también a incrementar la agregación plaquetaria, lo cual puede conducir a la formación de coágulos sanguíneos.

• Estimula temporalmente la memoria y la lucidez. Las personas que usan el tabaco frecuentemente dependen de él para ayudarles a cumplir ciertas tareas a niveles de desempeño específico. También tiende a ser un anorexígeno o supresor del apetito; por esta razón, el temor a aumentar de peso también influye sobre el deseo de dejar de fumar de algunas personas.

• Finalmente, el tabaco es altamente adictivo. Se considera que altera el estado de ánimo y el comportamiento. Se cree que el tabaco tiene un potencial adictivo comparable al alcohol, la cocaína y la morfina.


RIESGOS PARA LA SALUD



Hay muchas razones para dejar de consumir tabaco y el hecho de conocer los riesgos graves para la salud algunas veces puede motivar a la persona a hacerlo. Cuando se consume durante un período largo, el tabaco y los químicos conexos, como el alquitrán y la nicotina, pueden incrementar el riesgo de:
  •  Coágulos de sangre, que pueden llevar a aneurismas y accidentes cerebrovasculares

  •  Cáncer (especialmente en el pulmón, la boca, la laringe, el esófago, la vejiga, el riñón, el páncreas y el cuello uterino)

  •  Enfermedad coronaria, incluyendo angina y ataques cardíacos

  •  Disminución de la capacidad del sentido del gusto y del olfato

  •  Retraso en la cicatrización de heridas

  •  Hipertensión arterial

  •  Problemas pulmonares como enfisema, bronquitis crónica

  •  Problemas relacionados con el embarazo, como aborto espontáneo, parto prematuro, niños con bajo peso al nacer y riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante)

  •  Enfermedades en dientes y encías

La persona tiene los mismos riesgos si utiliza tabaco para mascar o tabaco sin humo (tabaco masticable, tabaco en polvo o rapé, etc.) durante un período prolongado. Además, los usuarios del tabaco para mascar tienen un riesgo 50 veces mayor de cáncer oral que los que no utilizan estos productos.

FUMADOR PASIVO:


Aquellas personas que regularmente se encuentran expuestas al humo de otros (fumadores pasivos) tienen una mayor riesgo de:
  •  Arteriopatía coronaria

  •  Cáncer de pulmón

  •  Reacciones repentinas y graves, incluyendo síntomas en ojos, nariz, garganta y vías respiratorias bajas



Los bebés y los niños que están expuestos regularmente al humo del tabaco en forma indirecta están en riesgo de:

• Asma


• Infecciones, como las infecciones de origen viral de las vías respiratorias altas, infecciones del oído y neumonía)


• Pulmones que no trabajan tan bien (disminución en la función pulmonar)


• Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)


HORA DE DEJAR DE FUMAR



Existen muchas formas para dejar de fumar y muchos recursos que pueden ayudar. Los miembros de la familia, amigos y compañeros de trabajo pueden apoyar o animar, pero el deseo y compromiso de dejarlo debe ser una decisión personal.

La mayoría de las personas que han podido dejar de fumar exitosamente hicieron al menos un intento sin éxito en el pasado. Se debe tratar de ver los intentos fallidos para dejar de fumar no como fracasos, sino más bien como experiencias de aprendizaje.

A continuación, se presenta una lista de consejos para las personas que se sientan preparadas para dejar de consumir tabaco:
  •  Hacer una lista específica de razones por las que uno quiere dejarlo, incluyendo beneficios a corto y largo plazo.

  •  Solicitarle ayuda al médico. Averiguar si los medicamentos de prescripción podrían ayudar y consultar acerca de los parches (Nicorette), la goma de mascar y los aerosoles con nicotina.

  •  Solicitarle apoyo a los miembros de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo.

  •  Fijar una fecha para dejar de fumar y deshacerse de todos los cigarrillos para dicha fecha.

  •  Dejar de fumar por completo, de una vez.

  •  Hacer más ejercicio, ya que esto ayuda a aliviar la urgencia de fumar.

  •  Aprender autohipnosis con un practicante calificado, lo cual ayuda a algunas personas.

  •  Elaborar planes acerca de lo que se va a hacer, en lugar de fumar, al estar estresado o en otros momentos en que sienta la urgencia del tabaco; se debe ser lo más específico posible.

  •  Evitar los escenarios y situaciones en donde se fume mucho y en los cuales sea más probable que la persona fume.

Como con cualquier adicción, dejar el tabaco es difícil, particularmente si se intenta sin ayuda. Si la persona se vincula a programas para dejar de fumar, tiene mejores oportunidades de éxito. Tales programas son ofrecidos por los hospitales, departamentos de salud, centros comunitarios y sitios de trabajo.

Los mejores programas para dejar de fumar combinan múltiples estrategias, incluyendo apoyo de los compañeros y formas de superar situaciones de recaídas potenciales. Igualmente, el asesoramiento por teléfono puede ser un refuerzo muy útil, incluso tan efectivo como el asesoramiento frente a frente.

El uso por un período corto del medicamento antidepresivo bupropión (Wellbutrin, Zyban), junto con un programa para dejar de fumar, puede aumentar la efectividad. El bupropión requiere una receta del médico y no debe ser utilizado por personas con antecedentes de convulsiones o insuficiencia renal.

Si no se alcanza el éxito la primera vez, simplemente se analiza lo que ocurrió o qué no funcionó, se desarrollan nuevas estrategias y se intenta de nuevo. Frecuentemente se requieren múltiples intentos para finalmente "vencer el hábito".

BENEFICIOS DE DEJAR DE FUMAR


o A los 20 minutos de dejarlo: la presión arterial y el ritmo del pulso bajan a la normalidad y la temperatura corporal de las manos y pies se incrementan al nivel normal.


o A las 8 horas de dejarlo: los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan y el nivel de oxígeno en la sangre se incrementa, ambos a niveles normales.


o A las 24 horas de dejarlo: el riesgo de un ataque cardíaco súbito disminuye.


o A las 48 horas de dejarlo: las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse y los sentidos del olfato y el gusto se comienzan a normalizar.


o De 2 semanas a 3 meses de dejarlo: mejora la circulación y se hace más fácil caminar; incluso, la función pulmonar aumenta hasta en un 30%.


o De 1 a 9 meses de dejarlo: la energía general incrementa y los síntomas tales como toser, congestión nasal, fatiga, y dificultad respiratoria, disminuyen. Igualmente, la función de las pequeñas proyecciones pilosas que recubren las vías respiratorias bajas comienzan a funcionar normalmente, lo que incrementa la capacidad del cuerpo para manejar mucosidad, limpiar las vías respiratorias y reducir las infecciones.


o A 1 año de dejarlo: el riesgo de cardiopatía es la mitad del de un consumidor de tabaco.


o A los 5 años de dejarlo: la tasa de muerte por cáncer de pulmón disminuye casi en un 50% comparada con fumadores de 1 paquete al día; el riesgo de cáncer de la boca es la mitad que el de un consumidor de tabaco.


o A los 10 años de dejarlo: la tasa de mortalidad por cáncer pulmonar es similar a la de una persona que nunca ha fumado; las células precancerosas son reemplazadas por células normales; el riesgo de accidente cerebrovascular disminuye, posiblemente igual al de uno que no consume tabaco; el riesgo de cáncer de la boca, garganta, esófago, vejiga, riñón, y páncreas, también disminuye.


__________________________________________________




#108 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 06 marzo 2008 - 08:32






smile_031.gif



_______________________________________







EFECTOS DE LA NICOTINA


Lo subiremos también en el Tema Sistema Nervioso PUC





La nicotina es el alcaloide natural que se encuentra en la hoja del tabaco. En el humo del cigarrillo está suspendida en pequeñas partículas de alquitrán que se absorben a nivel de los alvéolos pulmonares, pasando a la sangre, tan eficazmente como si fuera inyectada. Los niveles y la vida media de la nicotina en la sangre depende de la forma de ingestión y de otros factores como el número de cigarrillos fumados o la duración que tiene el hábito de fumar.

La nicotina también puede alcanzar a la sangre a través del aparato digestivo incluyendo la mucosa bucal y a través de la piel. En el estómago sólo se absorbe si el pH es elevado por ello, por vía digestiva la mayor absorción se observa a nivel intestinal. Sin embargo, la nicotina absorbida por vía gastrointestinal pasa más lentamente a la sangre pero su efecto es más duradero.





¿Cómo se distribuye y qué ocurre con la nicotina sanguínea? La nicotina es rápidamente metabolizada en el hígado (80-90%) y también en el riñón y en el pulmón. Los principales metabolitos que se forman son la eotimina y la nicotina_1-N-óxido, que también son rápidamente eliminados por el riñón.







  1. Nicotina
  2. Receptor nicotínico en la membrana celular
  3. Sistema neuromuscular esquelético
  4. Sinapsis en el sistema nervioso central donde hay receptores nicotínicos
  5. Células secretoras (glándula) inervadas por terminales colinérgicos



La nicotina de la sangre es llevada además a los diferentes órganos donde actíua sobre los receptores muscarínicos y especialmente nicotínicos ubicados en ellos. Cuando se combina con ellos, produce despolarizaciones parciales de diferente duración lo cual significa la activación de una serie de funciones viscerales:
  • cambios cardiovasculares (de frecuencia cardíaca y de pH sanguíneo)
  • liberación de hormonas.
  • excitación y/o relajación muscular.
  • excitación de receptores cutáneos.


Después de atravesar la barrera hematoencefálica provoca una serie de efectos en el sistema nervioso central.



_________________________________________________






#109 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 marzo 2008 - 07:44




smile_031.gif

___________________________________________


FUMAR


1. - INTRODUCCIÓN



Fumar, inhalación y exhalación de los humos producidos al quemar tabaco. Un abuso excesivo de esta acción conduce al tabaquismo.

Las hojas secas de la planta del tabaco se fuman en pipa o en puro, pero la forma más extendida es el cigarro o cigarrillo. Hasta la década de 1940 el fumar se consideraba algo inofensivo, pero las investigaciones clínicas y de laboratorio han demostrado desde entonces que el consumo de tabaco representa un riesgo para la salud.

El humo del tabaco contiene más de 4.000 sustancias, algunas de las cuales son tóxicas y al menos 60 se sabe o se sospecha que son carcinógenas. La nicotina, el principio activo del tabaco, es tóxica y altamente adictiva. En los países industrializados, el tabaquismo se ha convertido en la primera causa de mortalidad evitable.


2. - HISTORIA



Los primeros europeos que llegaron al continente americano observaron que los indígenas fumaban en pipa las hojas del tabaco, e introdujeron esta práctica en Europa a mediados del siglo XVI. Casi todo el tabaco se consumía en pipas, puros o como rapé, un polvo que se consume aspirándolo por la nariz.

Este modelo cambió a comienzos del siglo XX, cuando cada fumador venía consumiendo más de 1.000 cigarrillos al año. L

a actitud general de la sociedad era que el tabaco aliviaba tensiones y no tenía efectos nocivos. Durante la II Guerra Mundial los médicos recomendaban enviar cigarrillos a los soldados, por lo que se incluyeron en los lotes de raciones.

Sin embargo, los epidemiólogos no tardaron en observar que el cáncer de pulmón, poco frecuente antes del siglo XX, había aumentado de forma considerable desde comienzos de la década de 1930. Algunas organizaciones iniciaron estudios comparando las muertes de fumadores con las de no fumadores durante un periodo de varios años.

Todos estos estudios encontraron que la mortalidad, tanto por cáncer como por otras causas, era mayor entre los fumadores. Por otro lado, los estudios experimentales con animales demostraron que muchas de las sustancias químicas contenidas en el humo de los cigarrillos son carcinógenas.

En 1962, el gobierno de Estados Unidos eligió un grupo de diez científicos para que analizaran las pruebas de que disponían. Sus conclusiones quedaron incluidas en el informe general sobre sanidad de 1964, donde se afirmaba que “fumar es un riesgo para la salud de suficiente importancia como para justificar la necesidad de acciones apropiadas para remediarlo”.

La primera medida que se tomó fue incluir en 1964 una advertencia en las cajetillas. Esta advertencia se reforzó en 1969 hasta quedar así.. “Las Autoridades Sanitarias advierten que el tabaco perjudica seriamente la salud”. Desde 1971 se prohibió todo tipo de publicidad de cigarrillos en radio y televisión. En las décadas de 1970 y 1980 varias ciudades y estados aprobaron leyes que exigían espacios reservados para no fumadores en los lugares públicos y de trabajo. En febrero de 1990 una ley federal prohibió fumar en todos los vuelos nacionales cuya duración fuera inferior a seis horas.

En Europa la situación ha sido similar incluyendo en las cajetillas la advertencia de que fumar es perjudicial para la salud, prohibiendo fumar en vuelos y lugares públicos, y regulando la publicidad. Recientemente, en mayo de 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó el primer tratado mundial contra el tabaco, que tiene como objetivo reducir la mortalidad y las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco en todo el mundo.


3. - EFECTOS SOBRE LA SALUD



El consumo de tabaco se ha relacionado con más de 25 enfermedades y es responsable del 90% de las muertes que se producen en todo el mundo por cáncer de pulmón. Además, los fumadores tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de la cavidad oral (labios, boca, lengua y garganta), de laringe, de esófago, de vejiga, de riñones y de páncreas.

El tabaquismo es responsable del 75% de los casos de bronquitis crónica y enfisema, y del 25% de los casos de isquemia coronaria. El consumo de tabaco también incrementa, en un 50%, el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o apoplejía. Otras investigaciones han asociado el hábito de fumar durante el embarazo con un mayor riesgo de aborto espontáneo, partos prematuros o bajo peso en los recién nacidos debido, probablemente, a la menor afluencia de sangre a la placenta.

Se han realizado numerosos estudios destinados a conocer cómo el humo del tabaco afecta a la salud humana.

Resultados recientes permiten explicar por qué los cigarrillos causan adición. Un componente del tabaco actúa destruyendo una importante enzima cerebral, la monoaminooxidasa B (MAO-B). Esta enzima resulta esencial para eliminar las cantidades excesivas de dopamina, un neurotransmisor que produce una sensación de placer. Los fumadores tienen niveles bajos de la enzima MAO-B y niveles, más altos de lo normal, de dopamina, lo que parece estimular al fumador a buscar esa sensación agradable que provoca el humo del tabaco.

Otras investigaciones se han destinado a conocer el efecto del humo del tabaco en los fumadores pasivos. Estos estudios parecen indicar que la exposición al humo del tabaco, el cual contiene todos los agentes nocivos inhalados por los fumadores, incrementa la probabilidad de contraer cáncer de pulmón y enfermedades coronarias en los fumadores pasivos. Además, el humo del tabaco puede agravar enfermedades como el asma, la neumonía y la bronquitis, en los fumadores pasivos.

El inicio del hábito de fumar tiene lugar, en la mayoría de los casos, en la adolescencia.


4. - ABANDONO DEL TABAQUISMO



Los estudios realizados en personas que han dejado de fumar revelan que el riesgo de muerte por enfermedades relacionadas con el tabaco disminuye con cada año de abstinencia. Los fumadores que abandonan el hábito de fumar antes de los 50 años de edad, reducen ese riesgo a la mitad, en comparación con aquellos que continúan fumando.

Hay muchos programas en marcha para ayudar a la gente a dejar de fumar mediante asesoramiento o participación en grupos de apoyo a los que acuden ex fumadores y otras personas que están también intentando dejar de fumar.

Además, existen diversos productos sustitutivos de la nicotina que ayudan a una persona a dejar de fumar. Los parches de nicotina son discos adhesivos, de tamaño pequeño, que contienen nicotina y que se colocan en la piel. La nicotina se absorbe despacio a través de la piel y penetra en el flujo sanguíneo. Poco a poco, se va reduciendo la dosis de nicotina y la dependencia a esta sustancia va disminuyendo. Los chicles de nicotina actúan de una manera similar, proporcionando pequeñas dosis de nicotina. Otros métodos sustitutivos de la nicotina incluyen, también, aerosoles nasales o inhaladores bucales.

Recientemente, se ha visto que el método basado en la combinación de tres terapias resulta más efectivo. Este método combina la utilización de un medicamento antidepresivo llamado bupropion, un producto sustitutivo de la nicotina y la ayuda psicológica.



________________________


Parche de nicotina




Los parches de nicotina, utilizados por personas que desean dejar de fumar, suponen una forma de reducir gradualmente la cantidad de nicotina que necesita un fumador adicto.

Mark C. Burnett/Photo Researchers, Inc.




Tejido pulmonar de un fumador




Los pulmones tienen unos diminutos sacos llamados alveolos, donde el dióxido de carbono que procede del organismo se intercambia por oxígeno procedente del aire. Varias enfermedades que afectan a los pulmones destruyen directamente los alveolos, caso del enfisema, o bien dañan su capacidad para intercambiar gases. Esta fotografía muestra los efectos del enfisema (provocado por el hábito de fumar) sobre el tejido pulmonar.

London Scientific Films/Oxford Scientific Films



_____________________________________________________


Como citar este artículo
"Fumar," Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2007
http://es.encarta.msn.com © 1997-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.



______________________________________________________





#110 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 02 julio 2008 - 04:47





Revista Investigación y Ciencia: 382 -JULIO 2008





Adicción al tabaco


DiFranza, Joseph R.



Nuevos hallazgos revelan que la nicotina crea adicción desde muy pronto. Los primeros cigarrillos provocan una alteración cerebral que estimula el deseo compulsivo de fumar.




Inicio artículo

Durante la fase de especialización en médico de familia, aprendí cuanto se sabía sobre la adicción a la nicotina. Se venía admitiendo que las personas fumaban, ante todo, por placer, llegando así a crearse una dependencia psicológica hacia esa sensación agradable. La tolerancia a los efectos de la nicotina incitaba a fumar más a menudo. Cuando el hábito alcanzaba una frecuencia crítica (unos cinco cigarrillos diarios) y el nivel de nicotina en sangre se mantenía constante, se iniciaba la dependencia física, al cabo de miles de cigarrillos y de años de fumar. Horas después del último cigarrillo, el fumador adicto sufría síntomas de abstinencia de nicotina: agitación, irritabilidad, falta de concentración, etcétera. Según ese modelo, los que fumaban menos de cinco veces al día no se consideraban adictos.

Eso afirmaba la doctrina recibida y eso creía yo. Hasta que, durante una revisión rutinaria, una adolescente me dijo que era incapaz de dejar el tabaco a pesar de llevar sólo dos meses fumando. Primero pensé que se trataba de un caso aislado, una excepción a la regla según la cual la adicción tarda años en aparecer. Se me despertó la curiosidad. Decidí ir al instituto local para entrevistar a otros estudiantes sobre esa cuestión. Una muchacha de 14 años me contó que había fracasado en sus dos únicos intentos serios de dejar el hábito; lo asombroso es que había fumado sólo dos meses a razón de unos pocos cigarrillos por semana. Los síntomas que describía recordaban a los de los pacientes empedernidos de dos paquetes diarios. La rápida aparición de los síntomas en ausencia de un consumo diario contradecía la doctrina común sobre la adicción a la nicotina. Cuando me remonté al origen de esas teorías, descubrí que no pasaban de conjeturas poco probables.



____________________________________________






#111 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 15 julio 2008 - 04:11







Revista Investigación y Ciencia: 382 - JULIO 2008







Se cuartea el supuesto hasta ahora incuestionable de que la adicción al tabaco tarda años en adquirirse. De acuerdo con la nueva propuesta, la ansiedad por conseguir un cigarrillo, el síndrome de abstinencia y la imposibilidad de dejar el hábito se manifestarían ya en las primeras semanas de fumar.


En el marco de esta tesis, el cerebro desarrolla muy pronto adaptaciones que contrarrestan los efectos de la nicotina y generan el síndrome de abstinencia cuando los efectos de la nicotina se disipan.


Se subraya la importancia de fomentar la financiación pública de campañas antitabaco, dirigidas sobre todo a los más jóvenes.


___________________________________________________





#112 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 31 julio 2008 - 07:01





smile_031.gif

En:



___________________________________________________


El humo de segunda mano aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular del cónyuge


Pero los investigadores señalan que el riesgo se disipa rápidamente una vez el cónyuge que fuma abandona el hábito


Dirección de esta página:

http://www.nlm.nih.g...tory_67527.html


Traducido del inglés: martes, 29 de julio, 2008





MARTES, 29 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los no fumadores casados con fumadores tienen un riesgo significativamente mayor de experimentar un accidente cerebrovascular, sugiere un estudio reciente.

Los investigadores también encontraron que los ex fumadores casados con hombres y mujeres que aún fuman tienen un riesgo aún mayor de accidente cerebrovascular. Sin embargo, los cónyuges no fumadores de ex fumadores parecen no tener ningún aumento en el riesgo de accidente cerebrovascular que las personas casadas con alguien que nunca ha fumado.

"Esto se añade a la creciente evidencia de que el humo de segunda mano es malo y espero que ayude a la gente que desea dejar de fumar a saber que probablemente sería bueno también para la salud de su cónyuge", enfatizó Mary Glymour, profesora asistente de sociedad, desarrollo humano y salud en la Facultad de salud pública de la Harvard en Boston. Glymour es también becaria de salud y sociedad del departamento de epidemiología de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

Se espera que Glymour y su equipo publiquen los hallazgos en la edición de septiembre de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Glymour apuntó que el suyo es uno de los pocos estudios enfocados específicamente en la relación potencial entre el humo de segunda mano y el riesgo de accidente cerebrovascular. También anotó que indicaciones de que la asociación es real y potente provienen de un esfuerzo investigativo de mayor envergadura del National Institute on Aging que dio seguimiento a una amplia variedad de factores sociales y su relación con el riesgo de accidente cerebrovascular.

En ese estudio, los más de 16,000 participantes tenían más de 50 años y estaban casados. A todos se les clasificó según sus hábitos de tabaquismo y se observó la incidencia de accidente cerebrovascular durante un promedio de nueve años entre 1992 y 2006.

Se encontró que los no fumadores casados con un fumador actual tenían un aumento en el riesgo de accidente cerebrovascular de 42 por ciento, frente a los casados con personas que nunca habían fumado. En una comparación similar, los ex fumadores casados con un fumador actual tenían un aumento de 72 por ciento en el riesgo de accidente cerebrovascular.

En cuanto a los casados con ex fumadores, Glymour y su equipo sólo observaron que los ex fumadores habían abandonado el hábito entre uno y 50 años antes del inicio del estudio. No pudieron determinar exactamente cuánto tiempo tenía que pasar después de que se dejara de fumar antes de que el riesgo de accidente cerebrovascular del cónyuge se disipara por completo.

"Pero pensamos que el riesgo del cónyuge probablemente comience a declinar de inmediato", señaló Glymour. "Y eso concordaría con lo que sabemos sobre el accidente cerebrovascular y fumar activamente, que es que cuando uno deja de fumar los riesgos de salud propios declinan rápidamente".

Thomas J. Glynn, director de ciencias y tendencias del cáncer de la American Cancer Society, afirmó que encontró que el análisis de Glymour era "muy razonable".

"Estoy de acuerdo en que se puede esperar una disminución bastante pronunciada en el riesgo de accidente cerebrovascular del cónyuge una vez su pareja abandona el hábito", dijo. "Por ejemplo, sabemos que aunque hay que dejar de fumar durante quince años para reducir el riesgo de cáncer de pulmón a la mitad, con la enfermedad cardiaca sólo se lleva uno o dos años de abandono para reducir el riesgo propio a básicamente el mismo nivel de un no fumador, dependiendo de durante cuánto tiempo se ha fumado. Esta conclusión tiene sentido".

"Y, en general, diría que este estudio provee más evidencia valiosa de los peligros generales del humo de segunda mano, y, en particular, el inmenso y con frecuencia pasado por algo peligro de enfermedad cardiaca", apuntó. "Y por supuesto, enfatiza la necesidad de que todo fumador abandone el hábito, o que como mínimo establezca zonas libres de humo en el hogar, o no fume en el hogar en lo absoluto".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

HealthDay

© Derechos de autor 2008, ScoutNews, LLC




____________________________________________







#113 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 18 agosto 2008 - 04:05




smile_031.gif



____________________________________________________




El riesgo de accidentes cerebrovasculares de las fumadoras aumenta con cada cigarrillo

Estudio halla que hay un aumento de nueve veces por dos paquetes diarios






Por Ed Edelson
Reportero de Healthday





MARTES, 14 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un reciente estudio halla que el riesgo de accidente cerebrovascular de las mujeres jóvenes que fuman se relaciona directamente con la cantidad de cigarrillos.

Aunque se ha establecido claramente que fumar aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, "sigue habiendo poca información sobre la respuesta real a la dosis", señaló el Dr. John Cole, autor correspondiente del estudio y profesor asistente de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore.

Cole y sus colegas entrevistaron a 466 mujeres que habían sufrido un accidente cerebrovascular y a otras 604 que no. Las mujeres tenían entre 15 y 49 y eran fumadoras, no fumadoras o ex fumadoras.

El estudio halló que el tabaquismo a cualquier nivel duplica el riesgo de accidente cerebrovascular. El riesgo fue 2.2 veces mayor para las mujeres que fumaron entre uno y diez cigarrillos diarios, 4.3 veces mayor para las que fumaron entre 21 y 39, y 9.1 veces superior para las que fumaron al menos dos paquetes diarios, en comparación con las no fumadoras.

El estudio también demostró el beneficio de dejar de fumar. El riesgo de accidente cerebrovascular se redujo incluso desde los treinta días siguientes de que la mujer abandonara el vicio y regresó a la normalidad en unos dos años.

"Dejar de fumar es lo mejor que se puede hacer, pero fumar menos también puede reducir el riesgo", aseguró Cole.

Fumar aumenta el riesgo, no solo de accidente cerebrovascular, sino también de enfermedad cardiaca dañando los vasos sanguíneos y aumentando las probabilidades de coágulos, aseguró Cole.

Los hallazgos aparecen en la edición del 15 de agosto de la revista Stroke.

"Los cigarrillos, entre otros productos del tabaco, son los únicos productos que incluso si se usan como está indicado, está garantizado que hacen daño", aseguró el Dr. David A. Meyerson, director de servicios de consultoría en cardiología del Centro médico Bayview de la Universidad Johns Hopkins y vocero de la American Heart Association.

"Hay cuatro razones principales", agregó Meyerson. "Fumar altera las células que recubren los vasos sanguíneos. Aumentan los niveles de fibrógeno en la sangre, lo que hace que sea más probable que la sangre se coagule. Aumenta la adhesividad de las plaquetas, las células que forman coágulos, y también reduce el sistema natural de disolución de coágulos del organismo".

Además, las mujeres jóvenes que podrían no estar interesadas en la relación entre el tabaquismo y el accidente cerebrovascular, también deberían saber que causa envejecimiento prematuro, señaló Meyerson.

Este nuevo estudio es valioso "por su tamaño y diversidad étnica", dijo. "Vemos en sentido amplio cómo aplica para todas las mujeres jóvenes".

El informe anotó que cerca del 20 por ciento de las estadounidenses jóvenes fuma.

Cole aseguró que se ha planeado un estudio similar con hombres jóvenes.

Otro informe en la misma edición de la revista tuvo que ver con el accidente cerebrovascular y otro tema de interés para los jóvenes y otros hombres no tan jóvenes, la grasa abdominal. Un estudio con 1,137 adultos alemanes halló que las medidas de "adiposidad abdominal" se relacionaban intensamente con el riesgo de accidente cerebrovascular y accidente isquémico transitorio, una interrupción temporal de flujo sanguíneo al cerebro.

La grasa abdominal fue un mejor indicador del riesgo que el índice de masa corporal, una medida estándar de obesidad, decía el informe de neurólogos del Hospital Amsdorf de Sajonia. Se recomendaron mejor dieta y más ejercicio como medidas correctivas.

Más información

La American Heart Association

http://es.aha.drtang...ntifier=3053186

describe otros factores de riesgo para el accidente cerebrovascular, además del tabaquismo.



Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: John Cole, M.D., assistant professor of neurology, University of Maryland School of Medicine, Baltimore; David A. Meyerson, M.D., director of cardiology consultative services, Johns Hopkins University Bayview Medical Center, Baltimore; Aug. 15, 2008, Stroke

_________________________________________________________







#114 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 29 agosto 2008 - 07:10




smile_031.gif

En:


www.meduss.blogspot.com

Revista Escuela de Medicina,

Universidad San Sebastián,

Sede Puerto Montt,

Chile.


________________________________________



Fumar puede provocar cáncer de vejiga


Escrito por: admin En: Noticias Médicas



Si bien la mayoría de las personas saben que fumar puede generar cáncer pulmonar, un nuevo estudio demostró que pocas están al tanto de que existe mayor riesgo de desarrollar tumores en la vejiga entre los consumidores de cigarrillos.

Este desconocimiento alcanza incluso a quienes ya padecen cáncer de vejiga.

En una revisión de estudios publicados en Journal of Urology, los expertos hallaron que en una investigación reciente, apenas un tercio de los adultos sabía que fumar aumenta las posibilidades de sufrir cáncer de vejiga.

En cambio, el 98 por ciento identificaba correctamente que el hábito tabáquico es un factor de riesgo del cáncer de pulmón.

Asimismo, un estudio entre pacientes con cáncer de vejiga en estadio temprano reveló que sólo el 22 por ciento estaba al tanto de que el tabaquismo contribuye al desarrollo de la enfermedad vesical.

Todo esto apunta a una carencia seria en la educación de los pacientes, según los doctores Seth A. Strope y James E. Montie, del Sistema de Salud de la University of Michigan en Ann Arbor.

“Existe una brecha importante entre el conocimiento de los pacientes y su riesgo real”, señaló Strope en un comunicado.

Se cree que fumar sería responsable de la mitad de los casos de cáncer de vejiga, indicaron los investigadores, por lo que abandonar el hábito podría disminuir sustancialmente el riesgo de un fumador de desarrollar la enfermedad vesical.

Y para las personas que fueron tratadas exitosamente por un cáncer de vejiga temprano, abandonar el cigarrillo puede reducir las posibilidades de recurrencia tumoral.

Uno de los estudios que revisaron Strope y Montie reveló que cuando los fumadores con cáncer de vejiga dejan el cigarrillo después del diagnóstico, disminuye su riesgo de recurrencia un 30 por ciento, comparado con los pacientes que continúan con el hábito.

Pese a esto, los investigadores hallaron que muchos fumadores, incluso los que padecen cáncer vesical, señalan que sus médicos nunca les aconsejaron abandonar el cigarrillo.

“Nuestro estudio sugiere que los médicos deberían hacer un mejor trabajo a la hora de comunicar el riesgo a los pacientes y dirigirlos a programas de cesación tabáquica“, dijo Strope.

Reuters



_______________________________________________






#115 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 21 marzo 2009 - 07:20







smile_031.gif

Subido también en el Tema "Sistema Nervioso"

En:


NEUROBIOLOGIA DE LA DROGADICCION


______________________________________



Tabaco.

Ideas generales




El fumar tabaco fue una costumbre religiosa, medicinal y ceremonial en la vida tribal americana precolombina.

Traído a España por Colón, su uso se extendió rapidamente por Europa. Puede evitar la fatiga y el aburrimiento y mejorar la coordinación de diversas tareas rutinarias. Aumenta la actividad en tareas que implican rapidez de reacción, vigilancia y concentración. Calma los nervios y es un relajante muscular durante periodos de estrés. La falta de motivación es el principal problema para dejar de fumar.

Además, existe una aceptación social del hecho de fumar. También hay que tener en cuenta los beneficios económicos que representa para algunos gobiernos y para las compañías comerciales. Finalmente, se trata de una droga barata y de fácil obtención para sus consumidores.


No produce intoxicación ni parece afectar ninguna capacidad comportamental del individuo. Sin embargo, se ha demostrado una estrecha correlación entre el uso del tabaco e importantes desórdenes médicos como la ateroesclerosis coronaria y enfermedades respiratorias, que incluyen el enfisema pulmonar, cáncer de pulmón, laringe y boca. El que el dano asociado a su uso no sirva como aviso para los fumadores se debe en parte a que la manifestación de estas enfermedades sigue un curso lento y pueden pasar muchos anos antes de que aparezcan sus efectos.


Un nuevo factor se ha añadido a la polémica sobre el uso del tabaco: es el de los denominados “fumadores pasivos”. El término se refiere a aquellas personas no fumadoras que inhalan el humo de tabaco presente en el ambiente. Existe un riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y cáncer de pulmón. Se ha indicado que en Estados Unidos el número de muertes por esta causa ocupa el tercer lugar después de los fumadores activos y de los consumidores de alcohol.


El consumo de cigarros es una de las principales causas de muerte en el mundo occidental. El humo del tabaco contiene mas de cuatro mil sustancias diferentes, muchas de las cuales son generadas en el proceso de la combustión del tabaco. Entre ellas, se encuentran el monóxido de carbono, dioxido de carbono, ácido cianhídrico y los alquitranes. Sólo una o muy pocas de estas sustancias aumentan el deseo o la necesidad de la autoadministración de dicha sustancia. Estímulos sensitivos como el sabor y el olor del tabaco, así como la irritación que produce pueden participar en la regulacion de las cantidades de humo a inhalar para conseguir la dosis deseada de nicotina y participar por tanto como reforzadores de la adicción. Aunque en la creación del hábito de fumar aparecen implicados factores muy diferentes, el objetivo primario de su consumo es la autoadministración de nicotina. Esta sustancia es el principal reforzador del consumo de tabaco. Existen evidencias de que el tiempo transcurrido hasta el siguiente cigarro viene marcado por la necesidad de mantener unos niveles corporales constantes de nicotina.


Los estudios realizados sobre la capacidad de adicción de una única dosis y sobre su poder de autoadministración proporcionan una evidencia directa de que en las dosis liberadas al fumar un cigarrillo, la nicotina puede producir el mismo tipo de dependencia que las drogas psicoativas. Esto quiere decir que la nicotina cumple los criterios de producir efectos euforizantes y servir como un reforzador farmacológico de su propio uso.

Un dato sobre su carácter adictivo nos lo proporciona la observación de que la eliminación de su consumo viene acompañada de múltiples recaídas o por el abandono de los intentos de dejarlo.

Además, los exfumadores suelen mostrar en ocasiones un carácter irritable y obsesivo. Otros agentes reforzadores que complementan, aunque no sustituyen, el efecto de la nicotina son el «sabor» del humo del tabaco a su paso por la boca, nariz y pulmones y el control del estado de ánimo del fumador. Una persona puede fumar a veces para calmarse ante una situación estresante, mientras que en otras ocasiones lo hace para estimular su estado de ánimo. También se ha demostrado la existencia de dependencia a los aspectos comportamentales relacionados con la costumbre de fumar tabaco. Aquellos individuos que no inhalan el humo del tabaco y que por tanto absorben poca nicotina son un ejemplo de este tipo de dependencia.



Mecanismo de acción de la nicotina





A pesar de la enorme investigación realizada sobre la actividad de la nicotina no se tienen aun muchos datos sobre el mecanismo de actuación del tabaco. Uno de los problemas para saber como actúa la nicotina como droga psicoactiva es el escaso conocimiento de sus efectos psicológicos. Aunque existe una considerable evidencia de su acción sobre el sistema nervioso central, tanto en animales como en humanos, sus efectos son mucho menos psicoactivos que los producidos por otras sustancias de abuso. El mecanismo de acción de la nicotina a nivel molecular está claramente definido. Es un agonista del receptor nicotínico de acetilcolina en el sistema nervioso periférico y en el central.


La acción estimuladora de la nicotina sobre el cerebro parece ejercerse sobre las neuronas noradrenérgicas procedentes del locus cerúleo y sobre las dopaminérgicas del area tegmental ventral. El locus cerúleo parece jugar un papel crucial en la vigilancia y en el despertar, en las reacciones relacionadas con el estrés y en la regulación de la actividad psicosomática. La administración tanto aguda como crónica de nicotina induce la actuación de esta región cerebral.

Esto explica la activación de las reacciones de atención asociadas a su ingesta. Esta acción sobre el núcleo cerúleo podría explicar los efectos favorables de la clonidina en la abstinencia al tabaco, dado que, como ya se indicó en el capítulo tercero, este fármaco es un agonista alfa2-adrenérgico.




La actuación de la nicotina sobre el área tegmental ventral produce una estimulación motora y da lugar a un aumento de la liberación de dopamina en el núcleo accumbens. Esta capacidad de incrementar los niveles extracelulares de dopamina es una característica que la nicotina comparte con otras drogas de abuso como la cocaína, los opiáceos y el alcohol, y está relacionada con los sistemas de reforzamiento. Esto justificaría la conducta de búsqueda de droga asociada a los consumidores de tabaco, pese al conocimiento del peligro asociado a su uso.


Entre los síntomas que aparecen asociados a la cesación de su consumo se incluyen: alteraciones del sueño, náusea, irritabilidad, desasosiego, dolor de cabeza, ansiedad, dificultad en la concentración y en la coordinación psicomotora, ganancia de peso y cambios en el gasto cardiaco, presión sanguínea y pulso. El síndrome se experimenta al cabo de algunas horas o de varios días después de haber dejado de fumar y puede durar varios meses. Estos síntomas pueden ser respuestas fisiológicas a la interrupción del consumo de nicotina o pueden representar una reacción psicológica al cambio de un comportamiento habitual. La severidad del síndrome se correlaciona con el número de cigarros fumados.
Los patrones de retirada de la droga no son idénticos para todas las personas, debido a que dicho síndrome es el resultado de una compleja interacción entre la ingestión de nicotina, personalidad del individuo, factores ambientales y respuesta al estrés.


Hay tres tipos de aproximaciones al tratamiento del abuso de tabaco:


1)Terapia de sustitución, en la que se suministra nicotina de una forma mas manejable y menos dañina, por ejemplo en forma de goma de mascar, de parches en la piel o de implantes subcutáneos. Estos sistemas reducen el deseo de fumar y el síndrome de abstinencia a nicotina, pero muy pocas veces lo eliminan por completo.


El tratamiento es muy eficaz cuando se usa en conjunción con terapias de soporte no específicas.

2) Terapia de bloqueo, en la que se usa una sustancia que bloquee los efectos de la nicotina como la mecamilamina.

3) Terapia de soporte, que puede acompañar al tratamiento con fármacos, y que a veces da resultados positivos sin necesidad de la intervención farmacológica.



_______________________________________________








#116 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 23 marzo 2009 - 07:28






Subido También en Biología del Tumor. Cáncer






smile_031.gif

En:








Por José Antonio Lozano Teruel

Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular.

Facultad de Medicina.

Universidad de Murcia.

______________________________________________________



9.3. Cáncer y trasplantes


VADE RETRO, NICOTINA



11-04-2003



La fama de su hermano Pierre sin duda oscureció el evidente talento literario de Tomás Corneille (1625-1709), quien en la escena 1ª del primer acto de su obra de teatro "Le festin de Pierre" pone en boca de un personaje una frase representativa de la opinión de la época: "Diga lo que diga Aristóteles y su docta camarilla - el tabaco es divino, nada hay que le iguale. - El que sin tabaco vive no es digno de vivir".

Trescientos años después es otra opinión bien diferente la que tenemos sobre el tabaco, sobre todo en lo que respecta a sus efectos sobre los fumadores activos y pasivos. Las enfermedades relacionadas con el tabaco, como en cáncer de pulmón, producen casi cinco millones de muertes anuales. Y muchas de las razones para el severo juicio que merece el hábito de fumar las podemos concretar en la nicotina, sobre la que, recientemente, se han conocido los resultados de unas interesantes investigaciones relacionadas con su poder malignizante y con sus propiedades adictivas.


CARCINÓGENA.



Phillip Dennis, en el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, ha dirigido una importante investigación que se publica en el último número de la revista Journal of Clinical Investigation. Hasta ahora se creía que la nicotina era la responsable de los fenómenos de adicción al tabaco pero se pensaba que era ajena a sus propiedades malignizantes ya que éstas se atribuían a los alquitranes y demás productos de la combustión del tabaco. Sin embargo, esa investigación demuestra que la propia nicotina y varios compuestos derivados de ella también ayudan a promover tanto el desarrollo como la progresión de ciertos cánceres.

Uno de los mecanismos que nuestro organismo cuenta para luchar contra la aparición y desarrollo de los tumores malignos se basa en el uso del mecanismo celular de la apoptosis, o muerte celular programada, más conocida popularmente como fenómeno de suicidio celular que consiste en un proceso, genéticamente dependiente, desencadenado en aquellas células que pueden ser un peligro para el organismo, de modo que tales células mueren altruístamente en beneficio de la supervivencia del organismo. En el inicio de un proceso de malignización, por ejemplo, la apoptosis de las células cancerosas iniciales impide la propagación del tumor.

Concretamente, cuando los miembros del equipo del Dr. Dennis expusieron células pulmonares humanas normales a la acción de la nicotina y de su derivado NKK a concentraciones comparables a las suministradas por un cigarrillo, se comprobó que se activaba lo que se conoce como vía molecular Akt, que se sabe fomenta el crecimiento y la supervivencia celular por lo que resulta ser antitética a la apoptosis, la mayor defensa corporal contra los tumores cancerosos. Los investigadores tambien han comprobado que la vía Akt se activa en los pulmones de ratones tratados con NKK así como en el tejido pulmonar de los fumadores. Por ello, aunque hasta ahora no se había considerado como carcinógena, estos resultados ponen sobre aviso respecto a muchos sistemas utilizados hoy día para ayudar a los programas de deshabituación del tabaco basados en el suministro de nicotina a través de chicles, parches, etcétera, ya que la nicotina, sin los otros componentes del tabaco, también puede ser peligrosa.




AKT.



En la literatura científica existían referencias sobre componentes del tabaco que producen efectos genotóxicos sobre el material hereditario, pero no se había descrito ningún efecto sobre los llamados sistemas de señalización que operan en las células normales y sirven para organizar y controlar los múltiples procesos celulares relcionados con el crecimiento, división, proliferación, diferenciación y malignización celular. Uno de esos sistemas de señalización, el Akt, es una serina/treonina quinasa, es decir, una enzima perteneciente a las familias de las quinasas que, específicamente, fosforila a ciertas proteínas esenciales en algunos procesos de control celular. Cuando células humanas epiteliales pulmonares se someten en el laboratorio a la acción de nicotina o de un conocido carcinógeno del tabaco, el NNK o 4-(metilnitrosamino)-1-(3-piridil)-1-butanona, a concentraciones similares a las que tales sustancias alcanzan en los fumadores, en muy pocos minutos se fijan sobre ciertos receptores neuronales cerebrales nicotínicos de acetilcolina específicos, como los alfa-3/alfa-4 y alfa-7. Ello hace que, a su vez, se active el sistema celular de señalización Akt y la consecuencia es la fosforilación (adición de fosfato) de sustratos proteínicos como GSK-3, p70S6K, 4EBP-1 o FKHR, que son los que desencadenan los crecimientos celulares.

Asimismo, la nicotina o la NNK atenuaron fuertemente diversos tipos de apoptosis producidas por etoposido, radiación ultravioleta o peróxido de hidrógeno. También produjeron cambios profundos en ciertas propiedades esenciales celulares relacionadas con el crecimiento o la malignizización, facilitándolas. Y, otra confirmación de su relación con la malignización es que, en ratones tratados con nicotina o con NNK, el sistema Akt se ha detectado en sus células epiteliales pulmonares, y en tumores pulmonares, y que ello también ha ocurrido en cánceres pulmonares humanos.




ADICCIÓN.



Cuando se fuma un cigarrillo la nicotina llega al cerebro más rápidamente que lo haría cualquier suministro alternativo de un fármaco o de una droga. Y su efecto reforzador supera al de la cocaína. La nicotina imita al neurotransmisor acetilcolina enlazándose, como ya hemos indicado, a la subfamilia de receptores neuronales nicotínicos de la acetilcolina, en regiones concretas del cerebro que facilitan la liberación de dopamina, otro neurotransmisor que está asociado al placer y la adicción.

Pero la biología de la acción de la nicotínica y de su adicción son muy complejas, por lo que su conocimiento todavía es muy limitado y fragmentado. Reduce la concentración de las enzimas catabolizadoras de dopamina, aumenta la expresión de moléculas bioactivas como el ácido nítrico, influye sobre otros neurotransmisores como el GABA, serotonina, noradrenalina o glutamina y modifica el número de sus propios receptores. Diversos factores genéticos también influyen sobre la adicción. Uno de los más conocidos es el gen para el receptor D2 de la dopamina, de modo que su escasez predispone a la adicción. Otro gen interesante es el CYP2B6 que codifica a una enzima que cataboliza, entre otras sustancias, a la propia nicotina.

En todo caso, los fumadores deben saber que, aparte de los peligros generales del hábito de fumar, la nicotina, por un lado es una sustancia cancerígena y, por otro, modifica el comportamiento normal de los circuitos neuronales cerebrales. Fumar no es fisiológico. Es un acto peligroso para la salud personal y para el entorno social.



___________________________________________________










Spin Palace - Spanish