Ir a contenido


Foto

Capítulos de Evolución - Apuntes -


  • Inicia sesión para responder
193 Respuesta(s) a este Tema

#41 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 25 mayo 2007 - 06:32

____________________________________________________

Este capitulo tiene figuras que no pude capturar, las reemplaze con pequeñas explicaciones en el texo... por supuesto la frase "una dibujo vale mas que mil palabras", sigue siendo cierto... pero, en fin..
____________________________________________________

LA RECONSTRUCCIÓN DE LA HISTORIA DE LAS ESPECIES


Si hiciéramos una lista de las características que tres especies tienen en común (digamos un perro, un pollo y un hombre) podríamos hacer una lista como la siguiente:

- ¿Pelo?, ¿Ladra?, ¿Alas?, ¿Habla? ¿Nace de un huevo?-

Perro = Si, Si, No, No, No

Pollo = No, No, Si, No, Si

Hombre = Si, No, No, Si, No

Ahora podemos describir qué tanto se parecen dos especies entre sí observando que mientras el hombre y el perro tienen tres de las cinco características en común (ambos tienen pelo, no tienen alas y no nacen de un huevo) el parecido entre el pollo y cualquiera de los otros dos se reduce a una sola característica (el pollo y el hombre no ladran mientras que el pollo y el perro no hablan).

Si el perro y el hombre se parecen más entre sí que lo que se parecen al pollo. Como ya hemos visto, ni el perro ni el pollo ni el hombre han existido siempre. Por tanto, si pusiéramos un eje de tiempo en nuestra clasificación obtendríamos que el pero esta mas cerca del hombre.

De esta concepción temporal del parecido entre las especies se origina un concepto en la evolución: las especies se transforman unas en otras. Si antes ya vimos que las especies actuales no siempre han existido y que la mayoría de las que existieron en el pasado ya no existen en la actualidad, ahora propondremos: ¿cómo es que esto puede ser descrito? .

La idea central es que las especies que más se parecen en la actualidad son aquellas que se originaron de un ancestro más reciente, mientras que las que se parecen menos son aquellas que se originaron de un ancestro más antiguo. Un análisis más detallado de este concepto nos ayudará a comprender mejor el mecanismo propuesto. Según nuestra información acerca de las características de las especies consideradas, es que perro desarrolló la capacidad de ladrar. Mas analisis nos hacen concluir que la capacidad de no nacer de un huevo (ser vivíparo), tener pelo y poseer un método de locomoción terrestre sin alas. Mas adelante, se originó la capacidad de volar y de tener plumas en el cuerpo.

¿Y EL MURCIÉLAGO?


Si quisiéramos clasificar al murciélago en la reconstrucción de la vida de estas pocas especies, analizaríamos cuáles de las características que usamos las tiene un murciélago. No tiene plumas ni nace de un huevo, y aunque sí tiene pelo, posee un método de locomoción con alas. A pesar de que los eventos que ocurrieron entre sus ancestros son iguales, ahora sabemos que la característica "volar" en nuestra interpretacion se ha desarrollado independientemente en el pollo y el muercielago. Al aumentar una especie más en nuestra reflexion se detalla nuestro conocimiento de la historia de las especies y de las características que les son propias. El entendimiento de esta estructura depende, en principio, de la suposición de que las especies, tal como las conocemos hoy en día, tienen un origen común, el cual será más reciente cuanto más se parezcan las especies entre sí. La idea de que el árbol de la vida es la constante ramificación de ellas es central dentro del pensamiento evolutivo. Es a partir de todo esto que es posible proponer que la evolución ha ocurrido realmente.

LAS ESPECIES PUEDEN PARECERSE PORQUE VIVEN EN AMBIENTES SEMEJANTES


A veces la naturaleza ha hecho experimentos que nos ayudan a entender algunos aspectos de la evolución. Quisiera hablar de dos en particular.

América no siempre ha sido un continente físicamente unido.

Originalmente América del Norte y América del Sur estaban separados. En ese entonces los mamíferos no eran tan abundantes como lo son ahora. De hecho eran los marsupiales (parientes de los canguros) los animales que más abundaban.Cuando los mamíferos empezaron a colonizar diferentes ambientes, entre ellos América del Sur, fueron desplazando poco a poco a los marsupiales, despues de competir con ellos por los mismos recursos.


En otro lugar de la Tierra un fenómeno parecido estaba ocurriendo. Por la misma época en la que las dos Américas, estaban separadas, Australia lo estaba de Asia. También allí predominaban los marsupiales. Cuando los mamíferos comenzaron a colonizar Asia, Australia se mantuvo separada de ella, lo que provocó que estos dos grupos de organismos nunca se pusieran en contacto como ocurrió en América. Es por eso que en la actualidad los marsupiales aún predominan en Australia. Ahora bien, cuando se comparan las faunas actuales de América del Sur (esencialmente mamíferos) y las de Australia (esencialmente marsupiales) encontramos un parecido extraordinario entre ellas.


Esto se debe a que grupos distintos que utilizan recursos semejantes establecen parejas de especies que se parecen entre sí, ya que desempenan actividades ecológicas muy parecidas . Si reconstruyéramos la historia de estas especies con las características que las hacen parecerse por vivir en ambientes semejantes obtendríamos probablemente lo ...siguiente las parejas de especies que se parecen entre sí incluyen a un marsupial y a un mamífero en cada caso. Pero sabemos que la verdadera historia debe ser que las especies se parecen no porque tengan un origen común muy cercano sino porque ocupan el mismo lugar en la naturaleza, o lo que es lo mismo son semejantes porque desarrollan las mismas actividades. Por ejemplo, la ardilla arborícola (Glaucomys) y su similar marsupial (Petaurus) se parecen porque sus hábitos arborícolas las hacen tener un aspecto muy semejante.

A este fenómeno se le ha llamado convergencia morfológica e implica que dos líneas filogenéticas pueden converger en su aspecto por vivir en ambientes muy parecidos.

Es entonces importante distinguir que características de las especies son usadas para reconstruir su historia:
aquellas que se parecen porque provienen de un aspecto común son las que nos interesan y son llamadas homólogas,

mientras que aquellas que son semejantes porque llevan a cabo la misma función pero tienen orígenes diferentes se llaman análogas y no pueden ser usadas para reconstruir la historia de la especies ya que producen filogenias falsas.

Hay características que se distinguen fácilmente como análogas.

Tal es el caso de las alas de los insectos y las de las aves La estructura de ambas tiene orígenes completamente diferentes. Una filogenia que usara la presencia de alas y se agrupara como parecidos a los insectos y a las aves sería una filogenia falsa. En otros casos, aun cuando las características no se parecen, son homólogas.

Ejemplo de este fenómeno son las aletas de las ballenas y los delfines con respecto a nuestras piernas:
aquéllas tienen el mismo origen que éstas aunque las primeras están modificadas para nadar. El mismo caso lo representan las alas de las aves y las patas de los caballos: son las mismas estructuras básicas pero modificadas para cumplir funciones distintas como son volar y correr.


Las especies pueden entonces parecerse por tener ancestros comunes recientes, o por vivir en lugares parecidos y tener estructuras que desempeñan funciones similares.

El estudioso de la evolución ha de ser cuidadoso, pues, en distinguir aquellas estructuras que se parecen porque son homólogas, y usarlas como base de una clasificación de las especies que dependa del origen de las mismas y no de su función.


___________________________________________________

#42 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 26 mayo 2007 - 10:37

__________________________________________________

HAY DIFERENCIAS ENTRE INDIVIDUOS DE LA MISMA ESPECIE


¿Quién no se ha fijado que si observamos detenidamente a dos individuos de la misma especie, de inmediato encontramos que, aunque lo parezca de primera impresión, no son idénticos? Todos los individuos de la especie humana son diferentes entre sí.

En algunos casos las diferencias incluyen muchas características (altura, color de la piel, complexión), en cambio en otros muy pocos detalles.

Para la teoría de la evolución, tal como fue concebida por Darwin, el hecho de que existan diferencias entre los individuos de la misma especie constituye uno de los argumentos más importantes. Si una especie de plantas tiene, digamos, flores rojas, el hecho de que existan algunas plantas con flores amarillas o blancas va a tener enormes consecuencias en el destino de la población.

LOS DOS CASOS DE LA FLOR BLANCA


En muchas plantas, el color de la flor tiene una gran importancia para que se pueda llevar a cabo la fertilización del óvulo por un grano de polen. Muchas plantas dependen para ello de la presencia de un agente que lleve el polen de una flor a otra.

El viento y los animales son los agentes polinizadores más comúnmente mencionados, pero otros, como el agua, pueden ser tan importante como aquéllos en este proceso. ¿Cómo? nos preguntaremos, ¿es que un grano de polen puede encontrar a un óvulo si es arrastrado sin dirección por el agua?

La naturaleza tiene a veces caminos enredados para enfrentar exitosamente este tipo de obstáculos y convertirlos en cómplices de la forma en que los animales y las plantas están en armonía con su ambiente.

Muchas plantas requieren para su sobrevivencia de este tipo de agentes polinizadores, ya que sin ellos no podrían tener hijos. Consideremos en particular el caso en el que las flores dependen de colibríes para que su polen sea acarreado.

Estos animales visitan las flores para obtener néctar (una mezcla de gran valor alimenticio para ellos). Tienen picos delgados y largos con los cuales colectan el néctar. Al hacerlo, el polen de la flor se adhiere al pico que en otra flor se quedará en el estigma, la parte femenina de la flor, y lo fertilizará. Los colibríes tienen una clara preferencia por las flores de color rojo.

Si encontramos una flor de, digamos, entre 2 y 15 cm de longitud, tubular o alargada, de color rojo y con néctar, podemos estar casi seguros que es una flor que es visitada y seguramente polinizada por colibríes. Otros aspectos nos pueden ayudar a completar esta información: la flor debe producir néctar de día, ya que los colibríes son animales diurnos. Si esto sucede así, casi podemos asegurar que nuestra suposición es correcta.

Consideremos ahora que, si el color rojo lo determina un pigmento llamado antocianina, podría ocurrir que alguna flor de las muchas que hay en una población no lo produzca por efecto de un cambio en la forma de hacerlo, y que por tanto la flor fuese blanca o albina (algo muy semejante ocurre en los hombres en los que algunos no tienen la capacidad de hacer melanina y son albinos).

En nuestra flor el resultado de este cambio sería muy claro. Los colibríes no visitarían esta flor; no sería atractiva para ellos. Esta flor blanca no tendría descendencia ni como padre productor de polen ni como madre productora de óvulos. Las flores blancas, cuando existieran, no podrían tener descendencia y desaparecerían de la población hasta que por otro accidente de la naturaleza se produjera otra flor blanca cuyo destino sería el mismo.

Imaginemos ahora otro orden de cosas. La flor blanca produce néctar no de día sino de noche. Hay dos grandes grupos de animales que visitan y a veces polinizan flores blancas o color crema. Estos son los murciélagos y las palomillas.

Ambos visitan las flores de noche. Supongamos en este caso que son palomillas las que visitan y polinizan nuestras raras flores blancas. Pensemos además que las palomillas acarrean el polen en forma más eficiente que los colibríes.

En esta situación, si esperamos varias generaciones encontraremos que las flores blancas no sólo no desaparecen de la población, sino que contrariamente a lo que uno esperaría aumentan su densidad.

¿Qué tienen en común estas dos historias? En ambas existe una variante en una población: la flor blanca. La diferencia entre ambas historias consiste en que en un caso la presencia de la variante no cambia la estructura de la población que sigue teniendo sólo flores rojas.

En el otro la población sí cambia, ya que al paso del tiempo habrá tanto flores blancas polinizadas por palomillas como flores rojas polinizadas por colibríes. Podemos, eso sí, asegurar que si la variante en este segundo caso no hubiera aparecido, la población seguro no habría cambiado.

El mensaje de esta historia consiste en que la presencia de individuos diferentes en una población precede a cualquier fenomeno que modifique la estructura de ésta, es decir, las cantidades relativas de las diferentes variantes en ella. Es entonces un requisito sin el cual las especies nunca cambiarían, serían inmutables.

Darwin consideró este aspecto del desarrollo de su teoría en el primer capítulo de su "El origen de las especies". Él comprendió claramente la importancia de mostrar la existencia de variabilidad dentro de las especies para su argumento contra la inmutabilidad de éstas. Es por ello que la evidencia primaria que eligió fue ésta.

¿CÓMO Y EN QUÉ VARÍAN LAS ESPECIES?


Desde que Darwin habló de variación hace más de un siglo y cuarto, muchos estudiosos de la naturaleza han dedicado sus esfuerzos a demostrar que existe variabilidad entre los individuos de una especie. Darwin se circunscribió a catalogar la variabilidad en especies que en una forma u otra son domesticadas, como fue el caso de las palomas que usó como ejemplo para describir la variación en el capítulo primero de El origen de las especies.

En años posteriores se han estudiado una gran cantidad de especies silvestres en las que también se ha encontrado una gran cantidad de variación.

¿CONTAR O MEDIR?


Es muy fácil decir que un individuo es diferente de otro, que dos individuos no se parecen, pero no lo es tanto señalar en qué. ¿Cómo se mide entonces la similitud o la diferencia? Como veremos más adelante las características pueden ser contadas o medidas.

SI CONTAMOS


Cuando hablamos de similitud entre las especies construimos una tabla en la que preguntábamos si una especie tenía o no cierta característica. Los individuos pueden ser diferentes unos de otros usando este mismo criterio. ¿Tiene o no tiene?.

Se dice entonces que empleamos caracteres discretos. En algunas especies existe variación entre los individuos precisamente en lo que se refiere a la presencia o la ausencia de caracteres determinados. Tal es el caso de la palomilla Biston betularia que tiene dos variantes: grisáceo oscuro y blanquecino. En diferentes lugares el porcentaje de palomillas grisáceas es distinto. Hay lugares en Inglaterra donde hay muy pocas, mientras que en otros hay muchas.

SI MEDIMOS


La variación que debemos medir es sin duda la mas común que podamos encontrar. La altura y en general el tamaño de los individuos es una característica que varía en cualquier especie que consideremos. En las plantas, por ejemplo, el tamaño de la hoja varía claramente de un individuo a otro.

¿Quién no ha notado que las plantas que crecen en ambientes más umbríos tienen en general hojas más grandes que aquellas de la misma especie que crecen en lugares donde hay más luz? Este fenómeno lo encontraremos tanto si comparamos el tamaño, como si lo hacemos con la forma o el color.

________________________________________________________

#43 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 27 mayo 2007 - 07:52

_________________________________________________

¿AMBIENTE O NATURALEZA?


"Es de naturaleza humilde", se dice de algunas personas. El mensaje que se quiere transmitir se refiere a
que, sin importar lo que ocurra a su alrededor, la humildad de la persona en cuestión prevalecerá, es algo que lleva por dentro.

En biología a esta naturaleza se le llama genotipo del individuo.

Son las características que heredamos de nuestros padres y que expresamos independientemente del ambiente en el que crezcamos. Por tanto "tiene el genotipo de ojos azules" quiere decir exactamente lo mismo que la frase anterior, más popular, y significa que, con independencia del país en el que crezca o de lo que coma, esa persona tendrá los ojos azules.

No todos los caracteres son iguales. Muchos dependen para su expresión del fenotipo y del ambiente. Por ejemplo, se ha visto que la producción de leche en las vacas depende de un 80% de lo que la vaca come. Si lo hace en abundancia producirá mucha leche, si lo hace mal dará poca. De la misma manera la cantidad de frutos que un arbol produce depende en parte de la fertilidad de la tierra, de la cantidad de agua que tenga disponible y de la temperatura a la que crezca.

Estos pensamientos tienen un impacto directo en la idea de que existe variabilidad entre los individuos de una misma especie. ¿Son entonces las diferencias que encontramos debidas a la naturaleza (el genotipo) de los individuos o al ambiente en el que viven?

REGRESEMOS A LA FLOR ROJA


Supongamos, para hacer evidente la importancia de que la variación descrita por Darwin deba tener una base genotípica, que aquella flor blanca que producía néctar por la noche y que sería polinizada más eficientemente por una palomilla es un producto del ambiente y no del genotipo. La polinización por una palomilla podrá ser más eficientemente que aquella que los colibríes llevan a cabo en flores rojas, pero todas las semillas producidas por la flor blanca serán ... ¡rojas! La estructura de la población no cambió porque la variante que apareció en ella no hereda el carácter a su descendencia.

Es entonces necesario no solamente que exista variación, sino que ésta sea genética.

DOS EXPERIMENTOS EN GENÉTICA


¿Cómo se puede demostrar que la variación que podemos ver en una población tiene una base genética?

En párrafos anteriores vimos que puede haber dos tipos de caracteres: aquellos que medimos y aquellos que contamos.

Por regla general los caracteres que contamos, o discretos, se comportan, en cuanto a la manera como se heredan, como caracteres mendelianos; esto es que su herencia puede ser explicada por medio del modelo que Mendel usó para explicar la herencia de los caracteres en los chícharos (garbanzos).

Por otro lado, los caracteres que medimos, o cuantitativos, tienen un comportamiento que generalmente no puede explicarse con el modelo usado por Mendel.

La razón de ello es que mientras los caracteres mendelianos están determinados por la acción de un solo gene, los cuantitativos son causados por la acción conjunta de varios genes.

En este caso el experimento que hizo Mendel no daría los mismos resultados. ¿Cómo se puede saber entonces si un carácter cuantitativo tiene un componente genético? Supongamos que en diferentes familias medimos cierto carácter, digamos altura, tanto de los hijos como de los padres. Para cada una de las familias podemos tener el promedio de altura de los padres (Xp+Xm)/2, donde Xp es la altura del padre y Xm es la de la madre, y el promedio de las alturas de los hijos (X1+X2)/2, donde X1 y X2 son las alturas del primero y segundo hijos.

Si ahora colocamos en una gráfica estos valores, para cada familia existe la posibilidad de encontrar tres resultados diferentes.

El primero es que existe una asociación positiva entre la altura promedio de los padres y la de los hijos: padres altos tendrán hijos altos y viceversa.

El segundo podría ser que la asociación sea negativa, de tal forma que padres altos tengan hijos chaparros y viceversa.

Por último y tercero, que la altura de los hijos no tenga relación con la de los padres: padres altos podrían tener hijos a veces altos y a veces chaparros.

Mientras que en los dos primeros casos los padres serían determinantes en la altura de los hijos, y por tanto la altura tendrá un componente genético, en el último caso los padres no determinarían la altura de los hijos, por lo que un factor ambiental, como podría ser la alimentación, debe de ser la causa determinante.

Las leyes de Mendel predicen la forma en la que las características se heredan de una generación a la siguiente.

Así, analizando la relación que hay entre las características de los padres y de los hijos podemos tener una idea de la importancia relativa que el ambiente y el genotipo tienen en la determinación de los caracteres cuantitativos.

La altura en el hombre es una característica que se hereda en parte. Los datos originales fueron obtenidos en 1889 por Francis Galton, quien era primo de Charles Darwin.

ENTONCES ¿CÓMO SABEMOS QUE HA HABIDO EVOLUCIÓN?

En esta primera parte hemos revisado los hechos que sugieren y apoyan la existencia de un fenómeno que modifica a las especies y que llamamos evolución biológica.

Estos hechos se pueden dividir en dos:

aquellos de naturaleza histórica y

aquellos que observamos en las especies que viven en la actualidad.


Dentro de lo que nos informan las especies que han vivido en nuestro planeta no han sido siempre las mismas, que han cambiado y que aquella naturaleza que nosotros conocemos en la actualidad incluye una proporción muy pequeña de todas las especies que han existido.

El no haber conocido un solo dinosaurio vivo apoya esta información si consideramos que este grupo dominó la Tierra durante decenas de millones de años. Dentro de los hechos que obtenemos de estudiar las especies actuales se incluyen aquellos que se basan en la comparación del aspecto y el desarrollo de las especies, y aquellos que tienen su base en la variación genética inherente a los sistemas biológicos.

Estimamos que el parecido entre las especies puede ser o bien porque viven en ambientes similares, o bien porque están emparentadas y por tanto tienen un origen común.

Por último consideramos que una de las condiciones para que las especies cambien consiste en que exista variación y que ésta tenga un componente genético.

Estas tres rutas de hechos son las que apoyan con más fuerza la cosideración de que las especies se generan unas de otras y que la adaptación al ambiente es una parte integral de este fenómeno.

____________________________________________________

#44 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 28 mayo 2007 - 04:39

___________________________________________________

II. LAS ESPECIES ESTÁN ADAPTADAS AL LUGAR DONDE VIVEN


LAS PARTES DE LA EVOLUCIÓN


Para entender un proceso, el científico normalmente lo divide en diferentes partes. Quisiera entonces dividir la evolución biológica en dos. El primer aspecto se refiere a la modificación que sufre la estructura de una población porque los individuos se adaptan al medio en el que viven. El segundo aspecto consiste en aquellos mecanismos que producen especies nuevas, diferentes de las anteriores.

Las siguientes dos partes de este libro analizarán cada uno de los aspectos mencionados: la adaptación y la especiación. Existen diferentes concepciones acerca de cómo se relacionan estos dos procesos entre sí. Darwin, por ejemplo, consideró que la evolución es un fenómeno de adaptación al medio, es decir, su concepción no incluía mecanismos de generación de nuevas especies más que como una extensión del fenómeno de la adaptacion. La adaptación a medios diferentes haría que con el tiempo dos poblaciones se hicieran cada vez más distintas hasta formar eventualmente dos especies. Esta concepción puramente adaptativa de la evolución fue transformada en lo que se ha llamado durante este siglo el neodarwinismo. Esto es, la inclusión del mecanismo mendeliano de herencia transformó al darwinismo en neodarwinismo. Como veremos en el siguiente capítulo el neodarwinismo también incluye mecanismos que, como una extensión de la adaptación, genera especies diferentes. Una visión alternativa de estos conceptos podría ser que ambos aspectos de la evolución son independientes uno del otro, que la forma en la que las plantas y los animales se adaptan a su ambiente no está relacionada con aquella que determina si aparecen o no especies nuevas (Figura 11©). Otras concepciones posibles consisten en alternativas que no ha seguido hasta ahora ninguna escuela de investigación e incluyen las que conciben a la evolución como un fenómeno de generación de especies que no están adaptadas a su ambiente y aquellas que conciben a la especiación como un fenómeno previo a la adaptación, es decir, que las especies una vez originadas se adaptan a su ambiente.

La evolución puede ser concebida de varias maneras. Para Darwin era resultado de la adaptación y en la actualidad se considera que la especiación es un producto de la adaptación. Otra alternativa propone que la adaptación y la especiación son fenómenos desacoplados.


Y... ¿POR DÓNDE EMPEZAMOS?


Para entender la adaptación y la especiación podríamos seguir cualquiera de las concepciones mencionadas.

Podríamos estudiar primero la especiación y luego la adaptación o viceversa o estudiarlas juntas. Pero quizá la manera más útil de hacerlo sea aquella que sigue la forma como se ha generado elconocimiento, esto es, rehaciendo históricamente los descubrimientos.

En el caso de la evolución, el mecanismo propuesto por Darwin, que plantea que los organismos se adaptan a su ambiente por medio de la selección natural, fue el primer gran cambio en la concepción del proceso evolutivo.

Por lo tanto estudiaremos primero el fenómeno y los mecanismos de adaptación y posteriormente los relacionados con el fenómeno de la especiación.

ADAPTACIÓN


El concepto de adaptación puede tener varios significados.

En este libro lo definiremos como el acoplamiento de un organismo a su medio ambiente.

No hay mejor prueba de que las especies están adaptadas a su ambiente que el hecho de que siempre que pensamos en algún organismo lo relacionamos a un ambiente en particular. Así, por ejemplo, a las ballenas las asociamos al mar, a los nopales al desierto, a los pingüinos a ambientes muy fríos y a las esponjas al fondo del mar.

Sabemos,por otra parte, que las abejas colectan polen en estructuras especiales que tienen en sus patas, que el ojo es un sensor ambiental muy especializado que se atrofia en animales que viven en ambientes sin luz, como le sucedió a los topos.

También tenemos claro que las alas son estructuras que se usan para volar y que las aletas controlan el movimiento de los peces en el agua. La relación de estas estructuras con respecto a la función que desempeñan es una prueba de que los organismos estan adaptados al lugar en el que viven.

_______________________________________________________


#45 WroKeN

WroKeN

    Legendario

  • Administrators
  • 347 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:En Internet

Publicado el 30 mayo 2007 - 02:03

XZ<XZ<X<
Imagen enviada

#46 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 30 mayo 2007 - 05:29

___________________________________________________

Continuacion de:

"DE LAS BACTERIAS AL HOMBRE: LA EVOLUCIÓN"
Autor: DANIEL PIÑERO

____________________________________________________



UNA TEORÍA, CINCO HISTORIAS ADAPTATIVAS Y OTRA TEORÍA


La primera teoría.

El estudio de la adaptación ha consistido en entender ejemplos específicos de cómo los organismos sobreviven en su medio natural. Existe sin embargo una condición sin la cual el concepto de adaptación no tiene ningun significado. Esta es la idea de que las poblaciones se reproducen a una velocidad mayor que los recursos alimenticios de los que dependen. Darwin tomó esta idea de los trabajos de T. Malthus acerca de la población humana. Malthus argumentaba que mientras la población humana crecía en una proporción geométrica (por ejemplo de dos individuos se producen cuatro, luego de éstos, ocho de ellos, dieciséis y así sucesivamente) los alimentos sólo crecen en progresión aritmética (la producción en generaciones sucesivas es 2, 3, 4, etc.). Esto significa que irremediablemente llegará un día que existirá escasez de recursos y por tanto una alta mortandad de aquellos individuos que no alcancen a obtenerlos en suficiente cantidad. Darwin razonó que si este fenómeno (la sobreproducción) es universal y se aplica a todas las especies, no todos los individuos que nacen sobrevivirían. Darwin propuso, además, que los individuos que murieran serían aquellos que por sus características estuvieran en desventaja respecto de otros de la misma especie (por ejemplo, las águilas que son más lentas para obtener una presa morirían más frecuentemente que aquellas que lo hacen con mayor eficiencia).

Este principio que combina la idea de la mortalidad por escasez de recursos y la que propone que sólo los individuos mejor adaptados sobrevivirán se llama selección natural y es el mecanismo que propuso Darwin para explicar la adaptación de los organismos a su ambiente. Es, sin duda, el concepto más importante de la teoría de Darwin.

LA HISTORIA DE LA MALARIA Y LA ANEMIA


El primer ejemplo que voy a usar para ayudarlos a comprender la adaptación por selección natural es ya un ejemplo clásico en los estudios de la evolución y consiste en lo siguiente:

Una de las tribus bantú de África vivió por mucho tiempo en la parte este del continente. Hace tiempo, esta tribu emigró hacia las grandes planicies del centro de África. Como ocurre en la mayoría de los casos, la migración de una población de un lugar en el que está adaptada a otro distinto trae como consecuencia que los individuos se enfrenten a un medio al que no están tan bien adaptados. Para los bantú no fue diferente.

Encontraron que en su nuevo ambiente había malaria, enfermedad desconocida en el lugar del que venían.
Es seguro que la mortalidad por malaria (en la que un parásito de los glóbulos rojos de nuestra sangre produce la muerte) fue muy alta en las primeras generaciones, pero curiosamente un día alguien empezó a notar que algunos individuos eran resistentes a la enfermedad. Al mismo tiempo que esto sucedía apareció otra característica en la población: un tipo de anemia que también producía la muerte y que ahora se llama anemia falciforme.

En esta enfermedad los glóbulos rojos de la sangre en vez de ser redondeados tienen forma de media luna, y por tanto fijan oxígeno con menor eficiencia que lo que lo hacen los glóbulos normales redondeados. A causa de esto el metabolismo y la energía disponibles para el organismo son menores que lo normal y el individuo, despues de sufrir por un tiempo la anemia, muere. El porcentaje de individuos con esta enfermedad que llega a reproducirse es tan sólo del 20 por ciento.

¿QUÉ HACE A UN INDIVIDUO ANÉMICO?


El análisis de los hijos del 20% de los individuos anémicos que sí se reproducen nos enseñó la forma en la que esta enfermedad se hereda. En un grupo de familias se observó que todos los hijos de un matrimonio eran anémicos además de serlo, por supuesto, ambos cónyuges. Cuando sólo uno de los cónyuges era anémico y el otro no, había dos tipos de familias: aquellas en las que ningún hijo era anémico y aquellas en las que la mitad de los hijos lo era y la otra mitad no. Estos resultados muestran un mecanismo mendeliano de herencia con un gene, el que produce la anemia, que no se expresa en presencia del gene normal. Se dice entonces que el gene de la anemia es recesivo.

Si llamamos al gene de la anemia S y al normal A, los individuos con anemia que recibieron el de su papá y de su mamá serán SS. Los que no la tienen podrían ser AS, en donde el gene S no se expresa porque es recesivo, o AA, que no tienen el gene de la anemia. Este mecanismo de herencia explica los resultados que se observaron en los distintos matrimonios ya que si por ejemplo un anémico SS se casa con un sano AS la mitad de los hijos tendrán anemia y la otra mitad no, dado que serán AS. Si por otro lado el anémico se casa con un sano AA ninguno de los hijos tendrá puesto que todos serán AS.

¿POR QUÉ ES BUENO EN ÁFRICA SER ANÉMICO?


Pero... ¿qué relación hay entre la anemia y la malaria? Ya vimos que aquellos individuos que tienen los dos genes SS tendrán anemia y muy probablemente morirán. Sin embargo, aquellos que logran sobrevivir son resistentes a la malaria: el parásito no puede invadir los glóbulos rojos que no son redondeados. Por otro lado, los individuos que tienen ambos genes A no son anémicos, pero son sensibles al parásito de la malaria. Imaginemos ahora que en una población hay cinco individuos anémicos (SS) y cinco individuos normales (AA). De los cinco anémicos sólo uno sobrevivirá y formará una familia con un individuo normal (AA).

Consecuentemente todos los hijos de este matrimonio serán AS. Si los demás individuos normales se casan entre sí, todos sus hijos serán AA también. Supongamos además que cada pareja tiene dos hijos. La población en la siguiente generación estará compuesta por dos individuos AS y ocho AA. Si hay malaria en el área, estos últimos morirán por la enfermedad y la población quedará reducida a aquellos individuos resistentes a la malaria y sin anemia. Estos son los que tienen los genes AS, ya que por un lado no tienen anemia porque no son SS y por otro no tienen los glóbulos rojos redondeados y por ello son resistentes al parásito de la malaria. La siguiente generación estará formada por tanto por una pareja AS-AS que si tienen cuatro hijos dos serán AS, uno AA y el otro SS muy probablemente. Otra vez los individuos AA morirán de malaria y el individuo SS lo más seguro es que muera de anemia y quedarán otra vez sólo individuos AS.
¿Qué podemos sacar en conclusión de este análisis?

Primeramente que la adaptación de un individuo depende a veces tanto de sus genes como del ambiente en el que vive: un individuo normal (AA) sobrevive perfectamente en ambientes donde no hay malaria. La segunda conclusión es que en otros casos la adaptación no depende del ambiente: los individuos anémicos (SS) estarán enfermos en cualquier ambiente. Por último, en un ambiente donde hay malaria, la población tendrá una "carga" de individuos poco adaptados (AA y SS) que serán producto de los matrimonios entre los mejor adaptados (AS).

Es decir, curiosamente nunca se eliminará de la población a los individuos menos adaptados mientras la malaria no sea eliminada. Por supuesto, no siempre una población estará compuesta solamente por individuos adaptados, a veces la misma estructura de la población y el ambiente en el que vive permite la existencia de individuos menos adaptados.

LA HISTORIA DE LA PALOMILLA


El segundo ejemplo que les quiero narrar se refiere a la historia de cómo una palomilla (técnicamente llamada Biston betularia) se adaptó a un ambiente contaminado. Durante la revolución industrial de hace poco más de cien años ocurrió otra gran revolución en el medio ambiente: las fábricas empezaron a llenar el aire de humo y poco a poco se fueron depositando por todas partes.

Generalmente la palomilla que nos ocupa (de hábitos nocturnos) pasa el día inmóvil sobre los troncos de los árboles (especialmente en los del abedul). Estos troncos, que eran blancos antes de la revolución industrial, se contaminaron y oscurecieron. Asimismo las palomillas más comunes antes de la revolución industrial eran claras pero, sorprendentemente, con el paso del tiempo las palomillas oscuras se convirtieron en las más abundantes; ¿qué ocurrió?

Para entender la dinámica de una población es necesario conocer su historia natural. Es decir, es importante entender como nacen los individuos, quiénes son sus enemigos naturales (parásitos, depredadores y competidores) y qué interacciones tienen con otras especies para su sobrevivencia (el caso de la polinización del que ya hablamos es un ejemplo de esto).

En el caso de la palomilla, la comprensión de su historia natural ayudó a entender el proceso de cambio en la composición de su población. Hay varias especies de aves que de día depredan a las palomillas que están en los troncos de los árboles. Lo que había estado ocurriendo era que con la contaminación los troncos de los árboles se habían oscurecido y las palomillas claras, que antes se confundían con el tronco claro, ahora eran muy visibles a las aves que las depredan y por ello morían con mayor frecuencia que aquellas que al ser oscuras se confundían con los troncos contaminados y eran difíciles de ver.

El proceso de contaminación no afectó a todos los ambientes donde vivían las palomillas, de tal manera que mientras en las zonas industrializadas predominaban las palomillas oscuras, en las no industrializadas aún predominaban las claras. Este hecho nos enseña que si encontramos diferencias en la estructura de la población en distintos lugares geográficos, esto se puede deber a que, siendo diferentes los climas y en general el ambiente, los organismos están adaptados a cada uno de ellos en particular. Es por esto que la presencia de variación entre poblaciones que vivan en diferentes lugares se usa como evidencia de que la evolución existe.

Como ya vimos, no es suficiente con mostrar que las diferentes variantes tienen una distinta probabilidad de reproducirse y/o morir. Tenemos también que demostrar que existe un componente genético en la variación observada, es decir que el color de la palomilla se hereda de padres a hijos. En el caso de Biston betularia se han llevado a cabo cruzamientos entre palomillas claras y oscuras y se ha visto que el color claro lo confiere el gene D, mientras que el oscuro lo da la combinación de dos genes R. Como en el ejemplo anterior, el gene R no se expresa en presencia del D, de tal manera que los individuos que heredan un gene D de su padre y uno R de su madre son claros. El gene R es recesivo y el D dominante.

Así pudimos demostrar que la población de palomillas se adapta a su ambiente y que el mecanismo por el cual lo hace (selección natural por contribución diferencial) hace que la estructura de la población cambie de una generación a la otra, ya que hay un componente genético en la característica que varía. Esto es en esencia la teoría de la selección natural tal y como es propuesta en la actualidad. Darwin la concibió en forma parecida pero sin conocer el mecanismo de herencia de los caracteres que son seleccionados.

El fenómeno que acabamos de describir es un fenómeno general al menos en las Islas Británicas donde de un total de 800 especies de polillas que hay, 100 estuvieron sujetas a la selección llevada a cabo por la contaminación ambiental.



____________________________________________

#47 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 01 junio 2007 - 06:32

______________________________________________

Continuamos...

LA HISTORIA DE LOS CONEJOS EUROPEOS EN AUSTRALIA

Como ya vimos en la primera parte, Australia, por estar separada de Asia y haberlo estado por mucho tiempo tiene animales muy diferentes de los que, por ejemplo, tiene América del Sur, a pesar de que ambas
tengan el mismo origen geológico. Mientras en Australia predominan los canguros y sus parientes los marsupiales, en América sobresalen nuestros parientes los mamíferos.

Ahora bien en Australia no había conejos; el hombre europeo hace algunos años, introdujo algunas parejas. De esta migración inicial la población de conejos empezó a crecer hasta que finalmente se convirtió en una peste. Una historia similar puede contarse de muchas de las llamadas "malas hierbas" en todas partes del mundo. Muchas plantas, que son malas hierbas en México, son traídas de otros lugares en donde no son consideradas como tales. Darwin tomó de Malthus la idea de que las poblaciones están reguladas o controladas en su crecimiento por diversos factores. Se conoce que muchas poblaciones de insectos son controladas por aspectos climáticos, como la temperatura o la cantidad de lluvia, mientras que otras son reguladas por sus enemigos naturales. Si, por ejemplo, una población de insectos crece demasiado a causa del clima, las ranas que comen mosquitos la mantendrán en densidades bajas consumiéndolos.

Regresando ahora a nuestro ejemplo de los conejos, podemos explicar el aumento desmedido de ellos en Australia: al haber sido llevados a un lugar donde ya no existían los factores que los controlaban, se reprodujeron desproporcionadamente. Pero, ¿están entonces los conejos adaptados en ambos ambientes? Definitivamente sí. Los conejos están adaptados tanto en Australia, donde crecieron mucho, como en su tierra natal, donde su densidad es siempre más baja. De este ejemplo podemos concluir que el estar adaptado no quiere decir que la población tenga el mayor número posible de individuos, sino en contender con el ambiente de tal manera que la población no se extinga de ese particular medio ambiente. Los conejos están adaptados a sus enemigos naturales y de esa adaptación depende su densidad.

Pero... ¿quiénes son los enemigos naturales de los conejos? Son varios. Uno de los más importantes es el virus de la mixomatosis. Este virus normalmente mata a los conejos que ataca. Así, después de que los conejos se hicieron una peste en Australia, se introdujo una cepa virulenta del virus que inmediatamente empezó a causar una gran mortandad entre ellos. Aun así, éstos no desaparecieron de Australia, aunque la población se mantuvo en densidades muy bajas. Estos hechos refuerzan nuestra conclusión de que los conejos están adaptados al virus, puesto que aunque la enfermedad causa mucha mortalidad no extingue completamente a la población.

Desde el punto de vista de los virus el problema también es muy interesante: aquellos muy virulentos se reproducían menos que los que lo eran en menor proporción. Esto se debía a que mataban muy rápidamente a los conejos y dejaban menos descendencia: eran transmitidos por los mosquitos con menor frecuencia. Por tanto, de la población de virus se seleccionó a aquellos que a la larga no extinguían a la poblacion de conejos, o lo que es lo mismo, a los menos virulentos.

De hecho todos los depredadores y los parásitos están enfrentados en su adaptación al ambiente a dos alternativas: por un lado deben de adaptarse en su eficiencia para atacar o explotar a su presa u hospedero, puesto que ellos son su recurso de sobrevivencia, y por otro, a no especializarse demasiado, ya que si son muy eficientes en su depredación o infección acabarán por extinguirlo.

Esta concepción de adaptación al medio no es exactamente la "sobrevivencia del más apto" como diría Darwin, sino la sobrevivencia del "suficientemente apto" que no acaba con su recurso. Así pues, y como conclusión, el más apto en nuestro ejemplo no será jamás el que atrape más eficientemente a las presas.

EL ARTE DE PARECERSE A OTROS:EL MIMETISMO

¿Quién no ha conocido a una persona que cambia su personalidad estando con otros? Ésta se parece a sus interlocutores en su forma de pensar y actuar en pocos minutos. La utilidad de esta conducta puede ser muy debatida entre los seres humanos, pero en la naturaleza este fenómeno es uno de los ejemplos más bellos de cómo los organismos se adaptan a su ambiente.

¿Qué ventaja puede tener el parecerse a otros? Existen especies de mariposas que se parecen entre sí de tal manera que llegan a ser casi indistinguibles. Este fenómeno ya lo describimos cuando mencionamos que las especies emparentdas se parecen.

La diferencia entre parecerse por tener ancestros comunes recientes y el mimetismo es que en éste las especies no están tan emparentadas, es decir que pertenecen a grupos diferentes. Hay varias razones por las que es ventajoso parecerse a otra especie. El mimetismo, en el cual la ventaja parece ser más clara, incluye dos especies: una que actúa como modelo y otra como mimético.

El sistema mejor conocido de mimetismo es el que se presenta entre dos especies de mariposas: una de ellas, el modelo, es tóxica para las aves que podrían depredarlas; la otra, el mimético, no lo es, pero al parecerse a la primera los depredadores ya no la atacan porque la confunden con la especie que es tóxica. La ventaja de este tipo de adaptación es entonces que la mariposa mimética, que normalmente sería comida por los depredadores, en un ambiente donde los modelos son más comunes es mucho menos depredada.
Puede también ser ventajoso parecerse a otra especie no sólo porque ésta sea tóxica sino por presentar otro tipo de peligrosidad. Por ejemplo, hay moscas que se parecen a las avispas, a pesar de pertenecer a grupos de insectos muy diferentes. Otro ejemplo de mimetismo que ha maravillado al hombre es aquel que involucra el parecerse a otra especie para parasitarla.

Este fenómeno es más o menos común en los pájaros cucos o cuclillos que ponen huevos que se parecen mucho (aunque son un poco más grandes normalmente) a otros puestos por otras especies de aves. Este fenómeno facilita el comportamiento de los cucos estos ponen huevos en los nidos de otras especies de tal manera que la crianza de sus polluelos sea realizada por una madre de un especie ¡completamente diferente!

El ejemplo más ilustrativo de este fenómeno lo muestra la especie africana de cuco Chrysococcyx caprius, que tiene poblaciones que ponen huevos muy parecidos al gorrión Eupletes oryx de color azul-verdoso. Estos cucos en otras poblaciones, los ponen muy parecidos a los de otro gorrión el Ploceus velatos: moteados sobre fondo blanco. En este caso, como en los que vimos antes, la adaptación depende del ambiente en el que vive el organismo: los huevos de color azul-verdoso no serían adaptativos en lugares donde existe el gorrión con huevos moteados.


El parasitismo de los cucos es todavía más dramático cuando los polluelos eclosionan. Por ejemplo, en el cuclillo Cuculus canorus el polluelo eclosiona aproximadamente dos días antes que los de sus padres "adoptivos". Así el pequeño cuclillo durante los cuatro primeros días se dedica a echar del nido los huevos de la especie hospedera en una forma de lo más grosera. Una vez solo, el intruso recibe toda la comida que sus padres adoptivos traen al nido. Si el polluelo no tuviera esta actitud tan mal educada, probablemente la comida no alcanzaría, ya que, cuando este llega a adulto es incluso más grande que sus padres adoptivos.

¿Qué ventajas les representa a los padres del cuclillo el ir dejando a sus pequeños por todos lados? Ya vimos que el cuidado de ellos está asegurado por su conducta con los otros huevos del nido, que son expulsados. Los padres se "liberan" así del compromiso y el gasto que representa el cuidado de sus polluelos aumentando la cantidad de hijos que una pareja puede tener y por lo tanto su adaptación. Este tipo de mimetismo es uno de los ejemplos más bellos de adaptación de los organismos al medio ambiente.

___________________________________________________

#48 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 02 junio 2007 - 11:18

______________________________________________________

Un poco largo pero seguiremos en dos dias o mas...
______________________________________________________

A VECES LA ADAPTACIÓN PUEDE NO SER TAN APARENTE


Cuando vemos dos palomillas, una clara y otra oscura, o cuando comparamos los huevos del cuclillo con los de su hospedero, el fenómeno de adaptación es muy claro. Sin embargo los organismos tienen adaptaciones que involucran caracteres que no siempre podemos ver a simple vista. Ejemplo de ellos son las plantas que se adaptan a condiciones de poca iluminación en ambientes como el suelo de un bosque o una selva, o aquellos que lo hacen a lugares con mucha luz.

En muchos de estos casos la apariencia de la hoja es muy similar, pero no es necesariamente la forma o el tamaño de éstas lo que los hace estar adaptados a diferentes niveles de luz, sino los mecanismos fisiológicos encargados de llevar a cabo la fotosíntesis


Este último ejemplo se refiere a la adaptación fisiológica que tienen que hacer algunas plantas a diferentes niveles de contaminación del ambiente. En estos casos el aspecto de las hojas, las flores y las raíces no difiere entre aquellos individuos adaptados a condiciones contaminadas y aquellos que no lo están. Aun así, cuando se colocan diferentes individuos en tierra con diversos grados de contaminación se puede ver que el crecimiento de plantas que provienen de lugares contaminados es mayor en tierras con metales pesados que el de plantas que provienen de lugares no contaminados. Esto nos indica claramente que aquellas ya han logrado adaptarse fisiológicainente al ambiente son capaces de soportar la toxicidad de los metales pesados, de crecer y reproducirse.


Este fenómeno se ha descrito en una gran cantidad de especies de plantas, la mayoría de ellas del grupo de los pastos (gramíneas). Los biólogos empezaron a darse cuenta de él al observar que en algunos lugares donde se empezaba a trabajar una mina y que por tanto había por ejemplo, una alta concentración de zinc o cobre sólo algunas especies podían crecer. Analizando plantas de la misma especie que crecían en áreas no contaminadas observaron que su crecimiento se veía disminuido si las transplantaban a áreas con altas concentraciones de metales pesados. De hecho el fenómeno de adaptación al medio puede llegar a ser muy rápido: el cambio casi completo de palomillas claras a oscuras no llevó más de 100 años, y el de las plantas que acabamos de ver unos 50.


LA ADAPTACIÓN BAJO UNA LUPA


En los ejemplo que hemos visto hasta ahora la adaptación es un fenómeno muy bien definido. La existencia de un carácter en una población (el color de la palomilla o la resistencia a altas concentraciones de metales pesados en pastos) puede ser explicado por razones ambientales. La tendencia natural después de encontrar un fenómeno consiste en generalizar. Pensar en por qué existen personas con el pelo oscuro o los ojos claros, o por qué los árboles son de una manera o de otra. Muchas personas se han preguntado, por ejemplo, ¿para qué sirve el lóbulo de la oreja? ¿Me sirve para sobrevivir o adaptarme mejor? La respuesta en este caso parece ser un rotundo no. No lo es ni siquiera porque allí se cuelguen los aretes.
Así pues de las diferentes características que existen en los organismos algunas son claramente adaptaciones al ambiente, mientras que otras, como el lóbulo de la oreja, parecen existir por razones más oscuras. Hay todavía un tercer grupo de características que a primera vista no es obvio que lo sean como tampoco que no lo sean. ¿Por qué hay rosas de tantos colores?, ¿están adaptadas a ambientes diferentes como las palomillas? ¿Por qué hay chiles largos, anchos, chiquititos? ¿Son adaptaciones? ¿Cómo hacer
entonces para entender qué tan generalizado está este fenómeno?

LA CIENCIA AVANZA PASO A PASITO


Cuando descubrimos un fenómeno, como en nuestro caso la adaptación, quisiéramos entenderlo lo mejor posible en todas sus facetas. Un científico entiende a la naturaleza basándose en aproximaciones a la realidad. La observación de que la frecuencia de palomillas oscuras aumentaba llevó a la sugerencia de que si éstas descansan de día en el tronco de los árboles, debe de haber un factor que mata más frecuentemente a las oscuras que a las claras en un tronco claro. La existencia de aves, depredadores diurnos, llevó entonces a contabilizar la sobrevivencia de palomillas en ambientes contaminados y sin contaminación.

Todo este proceso se puede resumir en tres palabras:

OBSERVACIÓN- MODELO- EXPERIMENTO.


Es decir, de una observación el científico se forma una idea de cómo puede ser la realidad; a partir de ella crea un modelo y con él predice qué otros aspectos debe de tener para llegar a ser un modelo lo más fiel posible. Para esto se hacen posteriormente experimentos que ayuden a entender si esas son o no ciertas. En caso que no lo sean puede suponerse que el modelo esté mal y por tanto debe modificarse repitiendo una vez más el proceso de análisis. Para entender más cosas acerca de la adaptación vamos a seguir este procedimiento. Regresemos una vez más a nuestro ejemplo de melanismo industrial con la polilla Biston betularia. Recordemos que la observación original consistió en que las polillas de color oscuro aumentaban en relación a las claras. ¿Qué fenómenos pueden estar produciendo este efecto? Existen cinco cuando menos. Veamos.

LAS PALOMILLAS INTRUSAS


Muchas veces la frecuencia de una variante en una población se debe a que hay inmigración de individuos de una donde predomina un tipo de individuo a otra donde predomina uno distinto.

En poblaciones humanas estos eventos han existido y existen, de hecho, en todos los países.

La influencia en Europa de las culturas asiáticas se observa muy claramente si analizamos el parecido entre europeos de diferentes áreas y asiáticos: los europeos orientales son mucho más parecidos a los asiáticos que los occidentales, no solamente en el aspecto físico sino también en el tipo de sangre: la frecuencia del tipo de sangre B en Europa oriental es más parecida a la que existe en Asia que a la que encontramos en Europa Occidental.

Así una migración de palomillas oscuras de otras poblaciones podría explicar el aumento en la frecuencia de ellas. Lo más probable entonces es que encontremos en zonas cercanas poblaciones con una alta frecuencia de palomillas oscuras.

ME GUSTAS PORQUE ERES COMO YO


Ya vimos que el gene que determina el color claro de las palomillas domina sobre aquél que determina el color oscuro. Es necesario recibir el gene oscuro de ambos padres para expresar el color oscuro. Supongamos ahora que existen diez palomillas en una población.

De ellas dos son oscuras (RR) y ocho son claras con un gene claro y uno oscuro (DR). Si en esta población la formación de parejas depende del aspecto, las palomillas oscuras buscarán a las oscuras y las claras se aparearán sólo con claras. Después de una generación en la que cada pareja tiene dos palomillas la estructura de la población será como sigue: de la cruza de las dos palomillas oscuras se producirán dos oscuras, y de las cuatro cruzas entre dos palomillas claras se producirán dos claras con dos genes claros (DD), cuatro claras con un gene claro y otro oscuro (DR) y dos oscuras (RR).

En esta generación entonces ya no hay dos palomillas oscuras como en la primera generación sino que habrá ¡cuatro! De hecho si continuamos este proceso en el que las palomillas oscuras se cruzan con oscuras y las claras con claras, en algunas generaciones (aproximadamente de seis a ocho) habrá seis palomillas oscuras y cuatro claras. Por tanto, la proporción de palomillas oscuras puede aumentar no sólo porque estén inmigrando de otras partes o porque estén muriendo menos que las claras sino porque el patrón de apareamiento puede cambiar y rearreglar los genes de los individuos. Pero ¿Por qué suponemos que las palomillas oscuras se aparean sólo con las oscuras? En principio podrían ser dos las razones.

La primera consiste en que visualmente las palomillas prefieren a aquellas que se les parecen. La segunda sería que las palomillas se cruzan entre parientes: los hijos crecen cerca de sus padres o hermanos y entonces se cruzarían con las parecidas no porque las elijan sino porque están más cerca. Este fenómeno, el aumento en la frecuencia de un carácter determinado por genes que no son dominantes, ha ocurrido también frecuentemente en familias reales (que se casan entre parientes), lo que ha provocado que enfermedades cuyos genes están "escondidos" en individuos que tienen un gene que domina y otro que no, se expresen. Tal es el caso de la hemofilia en la familia real inglesa, por ejemplo.

LA TORMENTA QUE NO MATÓ A DOS PALOMILLAS OSCURAS.


En líneas anteriores vimos cómo las aves que comen palomillas eligen a aquellas que son más aparentes en el ambiente en el que viven. Podría claramente haber factores que las maten que no distingan entre si son claras u oscuras. Si en un árbol, por ejemplo, están descansando diez palomillas, cinco claras y cinco oscuras, y durante una fortísima tormenta cae un rayo, todas podrían morir o quizá ninguna. Las palomillas estarían como jugando una ruleta rusa.

Supongamos la posibilidad de que sólo dos de las oscuras sobreviven al rayo (este hecho puede ocurrir en una de cuatro ocasiones). Esto provocaría que en la siguiente generación todas las palomillas fueran oscuras. La frecuencia de éstas por tanto habrá aumentado como en el caso en el que había selección natural por las aves, pero no porque un factor esté seleccionando a las palomillas oscuras sino ¡sólo por suerte! Por supuesto este efecto cambiará dependiendo de si hay más o menos palomillas: es más probable que sólo queden oscuras cuando mueren más que cuando mueren menos.

Si, por ejemplo, mueren nueve de cada diez y hay diez en un árbol, la probabilidad de que quede una oscura es una en cinco. El número de palomillas que sobreviven determina entonces la probabilidad de que un fenotipo se haga más frecuente por factores de mortalidad que no son selectivos.
Por lo tanto podría darse el caso que el aumento en la frecuencia de palomillas oscuras se deba, no a una depredación selectiva por parte de las aves, sino a un factor de mortalidad que es independiente del color de la palomilla, el cual, por razones de suerte, dejó sobrevivir solamente a las oscuras.


LO QUE ME HEREDÓ MI PAPÁ NO ES LO QUE SOY


Por último podríamos tener el caso de que una palomilla nació clara y algo del ambiente la convirtió en oscura. Por ejemplo, se sabe que la contaminación ambiental provoca en los individuos cambios genéticos que no fueron heredados de sus padres. A estos cambios se les llama mutaciones. A partir de esto podríamos perfectamente proponer que los cambios en la población de palomillas fueron producidos por un factor ambiental, esto es, por mutaciones genéticas que no heredaron, que hizo que las que antes eran claras ahora se volvieran oscuras. Esto también podría explicar el aumento observado de palomillas oscuras.

Y EN CONCLUSIÓN


Hay entonces cinco maneras diferentes en las que la frecuencia de palomillas oscuras puede haber aumentado. Ya vimos que una de ellas (aquélla en la que la coloración protege a las palomillas de ser comidas por las aves) representa un fenómeno de adaptación al medio ambiente, y que los demás, por razones no adaptativas y en algunos casos hasta accidentales, podrían incrementar su frecuencia. Por tanto, las palomillas están adaptadas a su ambiente, pero no todos los caracteres deben su presencia en una población a fenómenos de adaptación al medio.

Para distinguir entre las diferentes alternativas se deben de llevar a cabo tanto experimentos en el campo, como observaciones en condiciones naturales. Podríamos por ejemplo ver cuál es el patrón de apareamiento en la población de palomillas, o analizar que tanta migración hay entre las poblaciones.
De hecho cada una de las causas puede ser analizada para evaluar su importancia relativa en el aumento de las palomillas oscuras en la población.

¿DE DÓNDE VINO LA PRIMERA PALOMILLA OSCURA?


Regresemos momentáneamente a un asunto crítico de nuestra historia para que las aves pudieran elegir entre las palomillas tendría que haber habido claras y oscuras. Antes de la revolución industrial los troncos de los árboles eran claros. ¿Cómo aparecieron entonces las primeras palomillas oscuras? La contestacion más sencilla se le ocurrió hace 150 años a Jean B. Lamarck y consiste en suponer que el cambio en el color de los troncos de los árboles indujo de alguna manera la aparición de palomillas oscuras. Si pudiéramos resumir este mecanismo diríamos que el ambiente produjo una mutación que transformó a una clara en una oscura; ésta fue posteriormente seleccionada en troncos contaminados y así aumentó el número relativo de palomillas oscuras.

Cuando Darwin elaboró su teoría acerca del origen de las especies por medio de la selección natural, él también pensaba como Lamarck que el ambiente había producido un cambio genético en las palomillas. Tuvo que pasar medio siglo para que se descubriera la manera cómo habían aparecido las primeras palomillas oscuras. Se encontró que independientemente del ambiente, mutaciones genéticas las generan continuamente y con una frecuencia muy baja (entre una en 10 mil y una en 100 mil). No existe entonces un propósito de la mutación: hace 300 años cuando todavía no había contaminación ambiental las palomillas oscuras aparecían con la misma frecuencia que hace 100 años cuando los troncos de los árboles empezaron a oscurecerse.


La forma con que las frecuencias de las mariposas de distintos colores puede cambiar son, por

(a) mutuación o deriva genética

(b), sistemas de apareamiento y

(c ) selección y migración
.

Así pues en todos los organismos se están generando continuamente individuos diferentes por medio de mutaciones genéticas. Este fenómeno produce una gran cantidad de variantes sobre las que el medio ambiente selecciona las mejor adaptadas, las cuales dejarán más hijos y aumentarán su frecuencia en la población.

Algunas otras pueden aumentar su frecuencia en la población, por la forma como se aparean los individuos, porque provienen de otra población, por mero accidente en la manera en que mueren los individuos o porque la mutación genética los está produciendo continuamente.

Ahora que ya revisamos cómo es que las poblaciones pueden ir cambiando en el tiempo quisiera entrar al aspecto central de la preocupación de Darwin: ¿cómo es que se origina una nueva especie a partir de especies preexistentes?

En el capítulo III trataremos de analizar este problema.


___________________________________________________________




#49 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 04 junio 2007 - 02:07

______________________________________________

III. LA FORMA COMO LAS ESPECIES APARECEN Y DESAPARECEN



¿QUÉ ES UNA ESPECIE?


EL MUNDO en el que vivimos es la casa de aproximadamente un millón y medio de especies diferentes. El biólogo de ahora y el de antes se ha dedicado a clasificar esa gran cantidad de seres. Se reconocen en principio cinco grandes grupos de organismos, los cuales incluyen a las plantas, animales, los hongos, las bacterias, y los organismos con un núcleo verdadero y con una sola célula (protistas).

Dentro de éstos se reconocen otros que van agrupando a un número cada vez menor de especies. El nivel básico de esa clasificación es la especie, que es la que forma la unidad de identificación de todos los organismos. De la agrupación de especies se obtiene el género, de la agrupación de géneros se obtienen las familias y así sucesivamente hasta llegar a los cinco reinos mencionados anteriormente.

De esta necesidad de clasificar a los organismos surgió la necesidad de distinguir las especies entre sí. En un principio los naturalistas, como Aristóteles, no distinguían unas de otras. Se hablaba de plantas y animales y se creía que la hibridización entre organismos tan diferentes como el perro y el lobo era un fenómeno muy común, así como el que las semillas de una especie podían germinar llegando a formar una especie diferente.

El cristianismo, con su concepto de creación de las especies, fue la primera corriente de pensamiento que distinguió entidades claramente separadas unas de otras de tal manera que formaban como islas dentro del océano. Así, una isla, como una especie, está separada de otra sin ninguna posible comunicación. Dentro de este contexto, los biológos caracterizaron a las especies como entidades separadas y para ello utilizaron caracteres morfológicos.

MI ABUELA, LA HORMIGA Y EL ELEFANTE


Mi abuela era una persona muy práctica. Veía las cosas sin recovecos, sin complicaciones. El concepto de especie que ella tenía era precisamente el morfológico que se inició con el cristianismo y que cristalizó dentro de la biología con Linneo en el siglo XVIII. No le era difícil a mi abuelita decir que las especies están separadas claramente entre sí y que un ejemplo muy claro de ello son precisamente la hormiga y el elefante.

¿Quién dudaría que la hormiga y el elefante son especies diferentes?, ¿o que un perro y un pájaro los son también? Fue durante el siglo pasado cuando se empezó a cambiar este concepto estático al observarse que existe gran variación en la morfología entre individuos de la misma especie. La comprensión de como se transmiten las características de padres a hijos con las leyes de Mendel lo modificó... las especies están reproductivamente aisladas unas de otras; los perros y los pájaros no pueden cruzarse pero los perros entre sí lo hacen aun cuando sean muy diferentes. La especie es entonces definida como un grupo de individuos que pueden cruzarse entre sí.

Pero resultó que con esta definición era difícil a veces puntualizar que es una especie, ya que pueden no producir híbridos fértiles. Tres pueden ser las causas de esto. El primero lo ejemplifica la cruza entre un burro y una yegua en la que se produce un mula, que es estéril. El segundo lo representa la hormiga y el elefante en el que dos especies no producen ni siquiera el híbrido. El último ocurre generalmente entre especies muy cercanas entre sí... se forman híbridos que son viables, pero en los que la segunda generación después de la cruza (los nietos) está compuesta por individuos muy débiles que no crecen o mueren rápidamente.

Un ejemplo de esto lo representan dos especies de algodón (Gossypium barbadense y Gossypium hirsutum) en las cuales las semillas de los nietos o no germinan o mueren en el periodo de plántula (cuando la planta todavía depende de la semilla para crecer). Por otra parte, existen tres maneras de cómo el híbrido entre dos especies puede no formarse, dependiendo de las características de la reproducción que lo impidan.

NI NOS CONOCEMOS


Los individuos de dos especies diferentes pueden no formar híbridos porque su época de reproducción no coincida ni en el tiempo ni en el espacio. Tal es el caso de algunas especies de árboles de la familia del colorín, la jacaranda y el frijol que se incluyen dentro del género Cassia. Consiste en que dos especies diferentes, que viven en los mismos lugares del estado de Veracruz por ejemplo, son polinizadas por abejas, pero florecen en diferentes épocas del ańo, lo que hace que no se puedan cruzar entre ellas.

Otro ejemplo es el de las especies de sapos Bufo americanus y Bufo fowleri: su época de reproducción tampoco coincide: en la primera se da durante la primavera, y en la segunda más tarde. Pero en este caso particular existe también otro impedimento: lo que se llama aislamiento ecológico: B. americanus vive en áreas boscosas y B. fowleri vive en pastizales. De hecho, entonces, los individuos reproductivos de ambas especies ni siquiera se conocen y por tanto nunca forman híbridos.

TE CONOZCO Y ME GUSTAS


La segunda manera como dos especies se pueden mantener separadas reproductivamente sin formar híbridos consiste en la forma en que en ambas se efectúa el cortejo. En los mosquitos que transmiten la malaria se sabe que la hembra elige a su pareja después de haber sido cortejada: si el que corteja es de otra especie el cortejo no es del agrado de la hembra y ésta no estará receptiva. En las ranas el aspecto más importante lo constituyen las llamadas que los machos hacen.

Si una llamada de éstas se graba y reproduce con bocinas, las hembras acuden al llamado. En la mosca Drosophila permisilis se han hecho experimentos poniendo hembras con machos de dos especies diferentes: la mitad de la misma especie que son las hembras y la otra mitad de otra muy parecida. Aunque se ha encontrado que la mayor cantidad de apareamiento ocurre entre individuos de la misma especie, existe una cierta proporción de cruzas que ocurren entre diferentes. Tenemos entonces dos fenómenos. Por un lado el hecho de que el cortejo mantiene separadas a las especies, y por el otro el que éstas no son entidades completamente aisladas unas de otras.

En las plantas el dicho "te conozco y no me gustas" no tiene ningún significado, ya que las plantas no tienen un comportamiento conductual como los animales. Nadie diría que una planta "corteja" a otra. Aun así hay fenómenos que aíslan entre sí a las especies de plantas y que pudieran compararse con lo que ocurre con los mosquitos y las ranas. Para entender mejor esto veamos la historia de la orquídea y la abeja.

Las flores en general dependen de factores externos para poner el polen (la parte masculina) en contacto con el estigma (la parte femenina). Algunas, como las flores de los pinos o el maíz, dependen del viento para llevar el polen de una a otra. Otras dependen de animales para su acarreo. Las abejas son las acarreadoras por excelencia. Ellas llevan el polen entre las diferentes matas de nopales, por ejemplo. Pero en estos casos las abejas no son muy específicas.

En otros, en cambio, el polinizador sólo visita una especie de flor y ésta sólo es visitada por él. Tal es el caso de algunas orquídeas y abejas. Las especies de orquídeas están así separadas unas de otras y el polen de una nunca se pone en contacto con el estigma de otra. Este tipo de aislamiento entre especies es entonces muy parecido al de los mosquitos, ya que el mecanismo que une a los dos sexos (en un caso el cortejo y en el otro los polinizadores) mantiene a una separada de la otra.

Un caso extremo de "te conozco y no me gustas" lo representan muchas especies marinas en las que la fertilización se lleva a cabo no dentro de la hembra sino en forma externa: depositan los huevos (la parte femenina) y el esperma (la parte masculina) en el suelo del mar donde se lleva a cabo la fertilización para la formación de individuos nuevos. En muchas de estas especies los huevos y el esperma contienen sustancias que permiten el reconocimiento de unos por el otro.

En los casos anteriores hemos visto pues aquellos aspectos que mantienen separadas a las especies porque no se lleva a cabo la fertilización: ya sea porque los individuos están reproductivamente activos en diferentes tiempos o en distintos ambientes ecológicos, porque los mecanismos de reproducción, ya sea de cortejo o de polinización, son muy específicos para las diferentes especies, o porque las células que llevan a cabo la fertilización (el huevo y el espermatozoide) no se identifican entre sí por la ausencia de sustancias específicas.

________________________________________________________

#50 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 06 junio 2007 - 08:13

__________________________________________

Continuamos....

III.LA FORMA COMO LAS ESPECIES APARECEN Y DESAPARECEN


TE CONOZCO, ME GUSTAS, PERO NUESTROS HIJOS NO SON NORMALES


En algunos casos la separación de dos especies en el aspecto reproductivo ocurre después de la fertilización. Es decir, los individuos de ambas especies son activos al mismo tiempo y no hay barreras en el ambiente para la fertilización, pero los mecanismos de reproducción no son los mismos. En estos casos se forma un híbrido El aislamiento puede ocurrir entonces porque éste no es viable, o porque no puede sobrevivir, o porque aunque lo hace normalmente, no puede reproducirse. Ejemplo de estos fenómenos los constituyen la cruza entre la cabra y el borrego en la que el pequeńo embrión crece unos pocos centímetros y luego muere, y la que se presenta entre el burro y la yegua que da como resultado la mula. Este híbrido no sólo sobrevive sino que es mucho más vigoroso que cualquiera de su padres. Aun así, es estéril, por lo que no puede reproducirse.

Los resultados de las cruzas entre diferentes especies han sido siempre sorprendentes. En 1927 se cruzó la col con el rábano con la esperanza de tener una planta que tuviera las hojas de la col y la raíz del rábano. Esta planta sería comercialmente más atractiva ya que toda sería aprovechable. Pero curiosamente se obtuvo un híbrido que tenía Ąlas hojas del rábano y la raíz de la col!, que por supuesto era completamente inútil. Además, como en el caso de la mula, el híbrido también resultó estéril, con lo que quedó demostrado que aunque haya fertilización las dos especies están reproductivamente aisladas.

żY LAS ESPECIES SIN MACHOS Y HEMBRAS?


Hemos estado hablando hasta ahora de especies que se reproducen sexualmente, es decir, que tienen dos sexos y que de la unión de las células de ambos se perpetúan. Pero existen otras en las que este fenómeno no ocurre. Ejemplo de ello son muchas especies de caracoles en las que en un mismo individuo se producen las células hembra y macho y en él ocurre la fertilización. También a este grupo pertenecen muchos pastos en los que su polen fertiliza su propio estigma. El ejemplo más extremo de este fenómeno ocurre en las bacterias como las que nos causan la tifoidea. Éstas se reproducen no por un fenómeno sexual sino por la simple división de una célula a la mitad. En estas especies que no se producen sexualmente es difícil aplicar los conceptos acerca de los mecanismos que separan a unas de otras. De hecho, en ningún tipo de bacteria se presenta jamás la unión entre dos células, ni siquiera dentro de la misma especie. En estos casos los biólogos comparan los diferentes caracteres e identifican a las especies como aquellos grupos que más se parecen entre sí. Por ejemplo, hay algunas bacterias que se tińen de un color cuando son expuestas a ciertas sustancias mientras que otras no. Otros caracteres que se usan incluyen reacciones con otras sustancias. Finalmente se construye una tabla, como la mostrada en el Cuadro II, en el que se listan cuatro tipos de bacterias, en las que se busca la presencia o la ausencia de cinco caracteres. Si sólo usáramos el carácter tres no podríamos distinguir distintas especies, ya que todas las bacterias lo presentan. En cambio, cuando usamos los cinco, las bacterias A y B se agrupan como diferentes de las C y D. El aumento en el número de caracteres que se usan hace más fácil la distinción entre especies. Es por ello que los estudiosos de las bacterias usan la mayor cantidad posible.


CUADRO II. Las bacterias se clasifican usando la presencia o ausencia de características diferentes

----------------Carácter
Bacteria
----------------1 2 3 4 5
A--------- 1 0 1 0 0
B-------- 1 1 1 0 0
C-------- 0 0 1 1 1
D-------- 0 1 1 1 1
____________________________




LAS ESPECIES QUE FUERON


Como ya vimos en el capítulo I, la vida sobre la Tierra tiene aproximadamente 3 000 millones de ańos. También tuvimos la oportunidad de ver cómo muchas especies que existieron en el pasado ya no están con nosotros. De hecho, de cada 100 especies que han vivido sobre la Tierra 99 ya no están con nosotros. ĄLa mayoría ha desaparecido! Sabemos de su existencia gracias a la observación de sus restos fósiles. Por desgracia no todas han dejado restos fósiles, otras sólo huellas. Pero sea como sea, en todos estos casos las definiciones de especies que hemos usado no se pueden aplicar. No podemos saber si dos fósiles podrían tener hijos y menos aún si éstos serían fértiles. Tampoco podemos someter a estos fósiles al análisis de su reacción con diversas sustancias. Sólo podemos entonces depender del análisis de los caracteres relacionados con su apariencia o morfología. De hecho, tamańo y forma se han convertido en las características determinantes de estas especies. Por supuesto, tamańo y forma solamente de las partes que pueden fosilizarse, y que en general son las partes duras de los organismos. Huesos, esqueletos, semillas y conchas son las estructuras más típicas. Los biólogos que estudian los fósiles, los paleontólogos, tienen entonces una caracterización de la especie diferente de la de aquellos biólogos que estudian las existentes actualmente (los neontólogos).

Las definiciones de especies que hemos revisado hasta ahora dependían del tipo de organismo que estudiásemos: las barreras a la reproducción definían a las que tienen una forma de reproducción sexual, con los sexos separados, y el conjunto de características de los organismos a las asexuales. La caracterización global del tamańo y la forma nos ayudará ahora a formar grupos de especies de las que sólo tenemos los restos fósiles como prueba de su existencia en el pasado. La definición de especies dependerá pues, en esta ocasión, del sistema que se estudie y de sus limitaciones. El precio que se pagará en cada caso será la capacidad que tengamos para sacar conclusiones. Si nuestra definición de especie no es muy completa, como sucede en el caso de los fósiles, no vamos a entender claramente los procesos involucrados en su formación y desaparición (o extinción). Pero en cambio, si logramos que lo sea, nuestras conclusiones también lo serán.

żCÓMO PUEDEN FORMARSE ESPECIES NUEVAS?


El estudioso ha encontrado varias maneras de explicarse la formación de especies nuevas. Dos de ellas en particular han sido consideradas como las más importantes y por ello las vamos a estudiar. Es cierto que además de éstas existen otras, pero, en realidad, son, en mayor o menor medida, una mezcla de las anteriores. La primera consiste en el aislamiento geográfico de poblaciones de una misma especie, que poco a poco se van separando entre sí, hasta desembocar en la formación de dos especies diferentes, y la segunda, en una separación reproductiva más o menos súbita entre individuos de una misma especie que con el tiempo formarán dos grupos diferentes.


_____________________________________________________________________



#51 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 07 junio 2007 - 05:52

____________________________________________

Continuamos...

DE LAS BACTERIAS AL HOMBRE: LA EVOLUCIÓN


IPB Image

______________________________________________


LA SEPARACIÓN GEOGRÁFICA:

LOS PINZONES DE DARWIN


Dentro del primer mecanismo vamos a revisar el ejemplo que se refiere a los llamados pinzones de Darwin. Estos animales viven en el archipiélago de las Galápagos, frente a las costas de Ecuador, y deben su nombre a que Darwin las estudió en el viaje que hizo por las costas de América del Sur. El archipiélago está formado por varias islas que están separadas entre sí por distancias de entre 5 y 400 km. Los pinzones de estas islas provienen de aquellos que vivían en el continente. La colonización de las islas se efectuó a partir de unos cuantos individuos que al llegar se encontraron en un ambiente un poco diferente del que había en el continente: no era igual la comida, en general no existían los enemigos naturales... Por tanto, los pinzones inmigrantes se enfrentaron a un medio distinto al cual se adaptaron después de algunas generaciones. El carácter que ha sido mejor estudiado es el de la alimentación. Dependiendo de su dieta existen en general dos tipos de pinzones: los que comen insectos, y que por tanto tienen los picos alargados, y los que comen frutos que los tienen más fuertes y achatados (Figura 14). Esta característica es sólo una de las muchas que se modificaron en los pinzones inmigrantes. Así pues, la adaptación a ambientes distintos fue haciendo que las poblaciones de las islas fueran siendo cada vez más diferentes entre sí, hasta que con el tiempo llegó a ser tan grande la diferencia que se generaron especies diferentes.

IPB Image

Figura 14. Las diferentes especies de pinzones tienen picos que les permiten aprovechar distintos recursos alimenticios.


LA SEPARACIÓN A VECES ES OBLIGADA, NO ELEGIDA:

EL CASO DE LAS GLACIACIONES


El segundo ejemplo que vamos a analizar se refiere al caso en el que la separación entre las poblaciones se lleva a cabo no por una migración de un grupo de individuos a otro lado, como lo fue el de los pinzones, sino al efecto directo de una barrera que de pronto las separa. Tal fue el caso del aislamiento que sufrieron las poblaciones oriental y occidental de muchos vertebrados en América y Europa durante los periodos de glaciación en el Pleistoceno,(esto es, hace entre 10 000 y 40 000 ańos). Durante estos periodos los casquetes polares aumentaron su tamańo y la temperatura, en general, bajó muchísimo. En donde había cordilleras, éstas estaban siempre cubiertas de nieve y hielo, lo que las convertía en barreras infranqueables. De esta manera poblaciones de osos en Europa y de serpientes de cascabel en América quedaron a cada uno de los lados. Después de un largo periodo de aislamiento estas poblaciones se fueron adaptando a los distintos medios que les tocó vivir hasta que se generaron dos especies diferentes. Por ejemplo, en el caso de los osos europeos este mecanismo parece haber dado origen al oso de las cavernas (Ursus spelaeus, especie ya desaparecida) y al oso más común llamado Ursus arctos. Sucede a veces que la barrera que originalmente separaba las dos poblaciones desaparece y permite de nuevo el contacto entre las que ahora son dos especies distintas, pero curiosamente ya no pueden cruzarse entre sí, lo que permite que se mantengan en su nueva forma. Este fenómeno cristaliza entonces la separación de dos poblaciones y la formación de dos especies nuevas.

AUNQUE TODAVÍA SEPARADAS, SE PARECEN


En algunos casos el proceso de especiación que hemos descrito no se llega a completar. Esto puede ocurrir porque el tiempo necesario para que las dos poblaciones se hagan dos especies diferentes no ha sido suficiente. Entonces pueden pasar dos cosas: primero, que la barrera que las separaba efectivamente desaparezca (podría ser que un glacial que existía entre ellas se evaporase al aumentar nuevamente la temperatura después de una glaciación). En este caso las dos poblaciones pueden volverse a poner en contacto y, si todavía no son especies diferentes, los mecanismos que podrían impedir que los individuos de ambas se cruzaran y tuvieran hijos y nietos fértiles no habrán llegado a su culminación. Este fenómeno actuaría como aquel que se daría al poner en contacto agua de dos tanques, una teńida de rojo y otra al natural: al mezclarse nos produciría agua color de rosa, lo que provocaría que ya no tuviéramos dos aguas diferentes sino nada más una. Lo mismo ocurriría con poblaciones que se hubieran hecho un poco diferentes cuando la barrera los separaba; al quitarla y cruzarse de nuevo entre sí, se logra que haya no dos poblaciones distintas sino una sola, homogénea: el entrecruzamiento elimina las diferencias entre ellas.

Puede ocurrir también que aunque la barrera que separa a las poblaciones no desaparezca, éstas no sean lo suficientemente diferentes como para ser consideradas especies distintas. En este caso se dice que una especie es politípica y que consiste de diferentes subespecies o razas geográficas. Un ejemplo de este fenómeno lo constituye el caracol que vive en las aguas salobres de la costa este de Cuba y que está formado por seis diferentes grupos (Figura 15). Las diferencias en la forma y el tamańo de la concha así como en la coloración son muy nítidas pero siempre que se ponen en contacto dos de las poblaciones se forman híbridos perfectamente fértiles.

IPB Image

Figura 15. Variación geográfica del género de caracoles Cerion en la península de Banes, Cuba

Un ejemplo de la existencia de subespecies que aún no han completado el proceso de especiación lo constituyen las aves "carboneros" o "herrerillos" (Parus major) que viven en Europa y en diferentes partes de Asia: la subespecie major vive en Europa y en la parte norte de Asia; la subespecie bokharensis vive en el centro de Asia; la subespecie minor vive en el este de China, mientras que la subespecie cinereus vive en India. Estas subespecies, aunque diferentes, no son lo suficientemente distintas como para ser consideradas especies (Figura 16).

IPB Image

Figura 16. Patrones de distribución de las subespecies de Parus major, el carbonero.

_______________________________________________________________________


#52 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 08 junio 2007 - 01:00

______________________________________________

Continuamos....

UN REPASO DE REPRODUCCIÓN SEXUAL.


La reproducción sexual es la unión de dos gametos de diferente sexo. El fenómeno celular que permite que esto se lleve a cabo se llama meiosis. En él la cantidad de material genético de un organismo se reduce a la mitad. Así, tenemos la mitad de la información de nuestra mamá y la otra mitad de nuestro papá. Durante la meiosis se elige uno de cada dos de nuestros cromosomas, ya sea el que heredamos de nuestro papá o de nuestra mamá. Esta elección se lleva a cabo porque los cromosomas que se parecen se juntan en la meiosis y al dividirse la célula uno se va a una célula hija y el otro a la otra (Figura 17). El misterio de la reproducción sexual depende entonces de la capacidad para poder unir dos células diferentes durante la fertilización y luego separar la información en partes que contengan la mitad de ella en la meiosis.

No siempre una célula tiene la misma cantidad de cromosomas. Algunas tienen el doble del número normal. Por ejemplo, si una célula tiene normalmente dos cromosomas, uno del padre y uno de la madre, en algunos casos se tienen dos del padre y dos de la madre, repetidos. En este caso los gametos involucrados en la fertilización tendrían no un cromosoma sino dos. Hasta este punto todo es posible y de hecho existen muchas plantas y algunos animales que tienen repetida la cantidad de cromosomas hasta varias decenas de veces y sin embargo tienen hijos normales. El problema se presenta cuando un gameto tiene dos cromosomas y el otro solamente uno. El número total en este caso ya no sería dos, que es el normal, o cuatro, que no hace estéril al individuo, sino tres.



IPB Image

Figura 17. La base celular de las leyes de Mendel ocurre durante la formación de los gametos (meiosis) en la que las alternativas de un carácter (a y A) se segregan y se unen al azar con alternativas de otro carácter (b y B).


UNA ESPECIE INSTANTÁNEA


żQué fenómeno estamos tratando de describir? Aquél en el que en una población, parte de los individuos tienen dos cromosomas y la otra tiene cuatro. Los hijos de la cruza entre ellos tendrían tres y no serían fértiles. Si en una población el número de cromosomas se duplica en algunos individuos, éstos quedan instantáneamente aislados de los demás y pueden entonces formar una especie diferente. Este mecanismo ha acompańado la formación de nuevas especies de plantas en aproximadamente una tercera parte de las existentes en la actualidad. Lo que lo distingue de un fenómeno de especiación asociado a una separación geográfica es que es muy rápido y que las barreras a la reproducción entre las especies ocurren sin separación física entre ellas. Ejemplos de este tipo de fenómeno lo constituyen varias de las plantas que cultiva el hombre: el trigo por ejemplo tiene repetidos sus cromosomas seis veces a diferencia del tabaco que tiene cuatro.

Se ha visto que en muchos casos la repetición de los cromosomas hace a las plantas más vigorosas. Por ejemplo, en la fresa, que puede llegarlos a tener varias veces repetidos, se ha visto que el tamańo de la planta, de la hoja y de la fruta es mayor cuanto más grande es su número. De esta manera es como se ha explicado el éxito que las plantas con cromosomas repetidos han tenido en la naturaleza.

Los modelos que hemos visto son los que los biólogos usan comúnmente para describir cómo es que se generan nuevas especies. El primero es un fenómeno gradual en el que la separación geográfica precede al aislamiento reproductivo. El segundo, en cambio, es súbito y en él, el aislamiento reproductivo es previo a la divergencia entre las poblaciones.

EL ASPECTO EXPLOSIVO DE LA ESPECIACIÓN


Según hemos descrito la especiación, el origen de nuevas especies se lleva a cabo por la acumulación continua de diferencias entre poblaciones que se adaptan a ambientes distintos, o a la aparición súbita de barreras a la cruza entre ellas. En ninguno de estos casos describimos cómo se pueden generar estructuras que revolucionen el patrón morfológico de una especie. żCómo es, por ejemplo, que aparecen estructuras como la pluma de un ave, los pulmones de los vertebrados, o el aguijón en las abejas? Una vez que aparece un animal con plumas, la capacidad que tiene de usar nuevos recursos se amplía muchísimo. Este aspecto de la evolución ya lo hemos hecho notar en la primera parte. Vimos, por ejemplo, que había algunas características que una vez que aparecieron revolucionaron el curso del proceso evolutivo. Cuando las células aprendieron a trabajar juntas formando organismos con muchas de ellas, la división de funciones permitió que las diferentes actividades de un organismo fueran hechas por células especializadas para ello. La presencia de una placenta (que alimenta la sangre de los críos con la de la madre) en los vertebrados permitió que la manutención de una cría se hiciera en forma más efectiva dentro del cuerpo de la madre en donde sería más protegida.

LA LAGARTIJA CON PLUMAS


Uno de los casos en los que la evolución ha sido explosiva ocurrió cuando se originaron las aves hace aproximadamente 136 millones de ańos. En muy poco casos tenemos fósiles que den testimonio de la evolución de formas novedosas, pero éste es uno de ellos. El fósil Archeopterix lithographica aun cuando posee características típicas de las aves, como grandes ojos y plumas, conserva muchas de las de los reptiles, como la presencia de dientes. Este animal representa pues un paso intermedio entre los reptiles y las aves.

NADIE SABE PARA QUIÉN TRABAJA


La existencia de grupos nuevos que revolucionan el camino de la evolución depende directamente de la aparición de estructuras novedosas que mejoren la adaptación del organismo a un medio ambiente particular. Si consideramos, por ejemplo, el aguijón de las abejas, los pulmones de los vertebrados, o las espinas de los nopales, tendremos ejemplos de estructuras que en el pasado tenían una función diferente a la actual. El aguijón de las abejas era una estructura para poner los huevos que se modificó para la defensa. De la misma manera, la vejiga natatoria (estructura que usan ciertos peces para controlar la profundidad a la que nadan) se originó de la modificación de pulmones en peces primitivos. La vejiga natatoria, puede o no llenarse de aire, de tal suerte que funciona como un globo. Por último las espinas de los nopales son en realidad hojas que se transforman para solventar la sequía del medio ambiente. Otra vez en este caso una estructura que funcionaba para llevar a cabo la fotosíntesis, dando de comer a la planta, se modificó para evitar que la planta perdiese agua, además de servirle, por supuesto, como una defensa contra los animales que quieran comérsela.

La evolución de novedades como las que hemos visto es entonces un proceso oportunista que se aprovecha de las estructuras que pueden ser modificadas, cambiando su función y aumentando la adaptación del organismo a su medios.

LAS ESPECIES TAMBIÉN SE EXTINGUEN


Alrededor de 95 a 99 por ciento de las especies que han vivido en nuestro planeta ya no existen. Desde luego que su aparición es un fenómeno importante, pero su extinción lo es casi tanto. Hay dos maneras como una especie puede desaparecer: debido a la presión que ejercen los organismos entre sí, una epidemia o un depredador muy voraz pueden ser ejemplos de este fenómeno, o a características del medio ambiente físico que al modificarse abruptamente convierten un lugar dado en imposible de habitar, cambios en las temperaturas o la cantidad de lluvia son algunos ejemplos.

Para ver con mayor claridad el primer caso relataremos la historia de los mamíferos de Australia y de América del Sur.

A LOS HIJOS DE LOS DINOSAURIOS LES ENSEŃABAN QUE SÓLO HABÍA UN CONTINENTE


Poco sabemos acerca de la distribución de los mares y los continentes durante una gran parte de la historia de la Tierra. De los 4 000 millones de ańos que tiene nuestro sistema solar sólo de los últimos 250 millones tenemos evidencias de cómo era el aspecto general de nuestro planeta. En este último periodo los continentes sufrieron cambios muy grandes. Tan grandes que en las escuelas donde iban los hijos de los dinosaurios se enseńaba que sólo había un continente (Pangea). Este gran continente se dividió en dos hace aproximadamente 150 millones de ańos. Una de estas partes, Laurasia, estaba hacia el norte e incluía lo que ahora conocemos como América del Norte, Europa y Asia. El otro, Gondwana, al sur e incluía América del Sur, África, India, Australia y la Antártica. El movimiento de los continentes y su separación continuó durante los siguientes 100 millones de ańos hasta que, hace aproximadamente 65 millones, su distribución fue tan familiar como lo es en la actualidad (Figura 3). Para ese entonces fue cuando se extinguieron los últimos dinosaurios, y los textos con los que estudiaban tuvieron que ser modificados ya que al principio sólo había un continente y al final ya había varios.

Los animales no han sido ajenos a estos cambios, por supuesto. De hecho la aparición y desaparición de especies puede estar en muchos casos relacionada con los cambios en la geografía de nuestro planeta. Uno de ellos ocurrió cuando América del Norte y América del Sur se unieron por un puente.

EL PUENTE DE PANAMÁ


Como es lógico suponer, dado que la mayor parte del tiempo América del Sur y América del Norte estuvieron separadas, los animales de ambas zonas eran muy diferentes entre sí. Por su origen nórdico los animales de América del Norte se parecían a los de Europa mientras que los de América del Sur lo hacían más a los de África y Australia. Por otro lado, los mamíferos que son recientes en la Tierra se diversificaron exactamente durante la época en la que los continentes se separaron. Es por ello que hace aproximadamente 10 millones de ańos los mamíferos que había en América del Norte y América del Sur eran muy diferentes (Figura 18). Parientes de los canguros, los armadillos, los camellos, los caballos y los osos dominaban los ambientes de América del Sur. En América del Norte, en cambio, predominaban otros mamíferos mejor conocidos por nosotros. Hace unos tres millones de ańos la comunicación entre una y otra América se estableció con un puente que ahora conocemos como Centroamérica. Grupos de mamíferos de América del Norte, como cochinos salvajes y tapires, migraron hacia América del Sur y desplazaron a los mamíferos típicos de esas tierras, especialmente a los parientes de los armadillos. La competencia y la lucha por la existencia extinguió algunos de los mamíferos sureńos a los cuales ya sólo los podemos ver por medio de reconstrucciones.

El proceso que he descrito aquí para un pequeńo grupo de mamíferos se ha propuesto como la causa de la extinción de otras especies también. Con todo, el que se refiere a que el ambiente se modifica y los animales y las plantas no se adaptan a las nuevas condiciones parece ser el más común. Sea como sea uno de estos fenómenos eliminó de la Tierra a los dinosaurios y junto con ellos una gran cantidad de otros animales.

LOS MAYAS Y LOS DINOSAURIOS


Hace 250 millones de ańos aparecieron los primeros grandes reptiles (que incluyen a los dinosaurios). Estos animales llegaron a ser muy diversos. Había en el mar (mesosaurios), en el aire (pterosaurios) y en la tierra (estegosaurios).

IPB Image



Figura 18. Reconstrucción de algunos integrantes de la fauna de los últimos 60 millones de ańos.


Había especies que comían plantas (brontosaurios) y también las que comían otros animales (tiranosaurios). Entonces no había ni elefantes, ni leones.

El carácter explosivo de la evolución se expresó una vez más, ya que llegó a haber una gran cantidad de especies de dinosaurios. Hace aproximadamente 65 millones de ańos se extinguieron las últimas especies de este grupo que colonizó la mayoría de los ambientes de nuestro planeta. Los dinosaurios desaparecieron de la misma manera en la que los mayas lo hicieron de los grandes centros ceremoniales de Chichén-Itzá, Tikal, Uxmal, etc.:sin dejar rastro de las posibles causas. Con todo, en ambos casos se han dado diversas explicaciones acerca de esto. Veamos algunos hechos. Quizá lo que explica mejor el caso de los mamíferos de América del Sur sea que la extinción de los dinosaurios coincidió con la de muchos otros grupos de animales. Muchas de las explicaciones que se han ofrecido se refieren a las causas que afectaron solamente a los dinosaurios, diciendo que perdieron su adaptabilidad al medio ambiente. Pero éstas no son muy válidas en la medida en la que no ayudan a entender el por qué otros grupos se extinguieron al mismo tiempo. Recientemente se han propuesto otras más convincentes para tratar de explicarlo.

LA LLUVIA DE IRIDIO


Muy pocos lugares de la Tierra exponen rocas que se hayan formado en la época de los dinosaurios. Pero los paleontólogos y los geólogos tienen que buscar precisamente éstos para entender cuáles eran las condiciones de la Tierra entonces. Uno de estos lugares está cerca del pueblo de Gubbio, en Italia. Allí las encontraron y se dieron cuenta que estas rocas no eran comunes. En ellas había una gran cantidad de fósiles de la época en la que vivieron los dinosaurios, y, como era de suponerse en la capa superior, mas reciente, ya no había ninguno de ellos.

Este hecho es común, sólo demuestra una vez más que hubo una gran cantidad de extinciones cuando los dinosaurios desaparecieron. Pero, curiosamente, entre estas dos capas había otra formada no de caliza sino de arcilla, no color crema sino roja y que además contenía 30 veces más iridio que cualquier roca terrestre, excepto las que se encuentran en el centro de la Tierra. Esta capa era bastante ancha, lo que quería decir que una gran cantidad de este material se había depositado entre la presencia y la ausencia de nuestros amigos los dinosaurios. żDe dónde vino pues todo este iridio? Además de existir en el centro de la Tierra, estas cantidades de iridio se han reportado en objetos extraterrestres, como meteoritos, fragmentos de asteroides y en cometas. Por tanto, la conclusión a la que se ha llegado es que el iridio proviene de los restos del impacto de un objeto extraterrestre en la Tierra.

Pero, żqué tan comunes son estos impactos? Ninguno de nosotros recuerda la caída de un meteorito durante su vida, y en la historia de la civilización hay muy pocos casos en los que este tipo de evento se haya registrado. Uno de ellos ocurrió en Siberia en 1908. En esa ocasión se registró una explosión de 12 megatones (240 veces la magnitud de la bomba lanzada en la ciudad de Hiroshima en 1945). Según esto, pareciera que estos fenómenos son muy raros, pero debemos recordar que la vida en la Tierra es muy antigua, tan antigua que la especie humana ocupa, un brevísimo periodo dentro de ella. Mas en este periodo de tiempo tan largo, tan largo, el número de eventos como el ocurrido en Siberia debe de ser muy alto. Digamos de varios centenares de miles. Se supone que mucho de los grandes cráteres que hay en la Tierra deben su existencia a colisiones de objetos como los meteoritos.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DE UNA COLISIÓN?


Las colisiones que hemos descrito deben haber tenido un efecto devastador en la zona de impacto. Todos los animales y plantas existentes en esa zona lo más probable es que desaparecieran, pero este hecho no explicaría dos aspectos más: el primero es que no todas las especies se han extinguido y el segundo es que una colisión en una parte de la Tierra no extinguiría a las que viven en otras partes. Como sabemos que los dinosaurios desaparecieron de todo el planeta, debemos buscar un fenómeno que afecte a toda la Tierra y que además no extinga completamente la vida. Hace unos ańos se propuso una teoría en la que se planteaba que el impacto de un objeto extraterrestre de gran tamańo había producido una nube de polvo de tal magnitud que la Tierra se oscureció (bajando la temperatura promedio varios grados) por un largo tiempo. Sin luz las plantas no podrían llevar a cabo la fotosíntesis y sin ellas los animales morirían. Entre ellos, los dinosaurios serían de los más afectados. Se agrega a veces otro ingrediente a esta teoría: se propone que varios impactos (como si hubiera habido una lluvia de meteoritos) causaron un efecto que, aunque global, no extinguió la vida sobre la Tierra.

NOS VEMOS EN 15 MILLONES DE AŃOS


Las extinciones han sido eventos muy comunes durante la historia de la vida en la Tierra. Aquélla en la que estuvieron involucrados los dinosaurios es sólo una de ellas, y ni siquiera la más catastrófica. Los paleontólogos se han preguntado si hay algún evento que sea común a todas ellas y de este análisis ha resultado que aproximadamente cada 26 millones de ańos ha ocurrido una gran extinción. Esta teoría propone que un evento que afecta a los habitantes de la Tierra ocurre aproximadamente cada 26 millones de ańos y que de alguna manera produce una lluvia de meteoritos que a su vez provoca la extinción de una gran cantidad de especies. La hipótesis predice que un planeta o cometa cuya órbita alrededor del Sol dura 26 millones de ańos está causando este fenómeno. Asimismo se propone que a su paso por una nube de cometas situada más allá de Neptuno los desvía de su curso normal y hace que se dirijan a otros lugares, entre ellos la Tierra. Así se explicaría que hubiera eventos regulares de extinción cada 26 millones de ańos. Por cierto, como la última gran extinción ocurrió hace 11 millones de ańos, en aproximadamente 15 millones más nuestros descendientes van a tener algunos problemas para sobrevivir!


___________________________________________________


#53 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 11 junio 2007 - 03:42

____________________________________________________


IV. ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL HOMBRE



USTED Y LA EVOLUCIÓN


LA COMPRENSIÓN de los patrones y los mecanismos de la evolución es el objeto central de este libro. Sin duda uno de los capítulos más interesantes de la evolución lo representa para nosotros la relevancia que tienen esos principios en el conocimiento de nosotros mismos y de nuestros orígenes. En esta última parte trataremos precisamente lo que sabemos acerca de la evolución del hombre. La estructura que seguiremos será como la de las partes anteriores de este libro. Veremos las evidencias que tenemos acerca de que el hombre forma parte del fenómeno evolutivo, de las revoluciones adaptativas que representa el ser humano, así como del aspecto de la generación de especies cercanas al hombre.

Al final tocaremos un aspecto que no hemos tocado hasta ahora. Nos referimos a las implicaciones que para la evolución orgánica del hombre han tenido la civilización y la cultura, esto es, discutiremos los aspectos que ha producido el nacimiento y desarrollo de otro tipo de evolución en nuestra especie, la evolución cultural. Este fenómeno, como veremos, tiene sus raíces en la capacidad que tenemos para entender y transmitir símbolos que forman la base de nuestra cultura.

Eso sí, en ningún momento debemos olvidar que como seres humanos formamos parte del Universo como cualquier otra especie. Que si bien las adaptaciones actuales nos capacitan para manejar nuestro ambiente en forma muy ingeniosa, ello no nos aleja más de otros organismos que la habilidad que tienen las abejas para encontrar áreas con flores y transmitir esa información a sus congéneres. Como ellas gozamos de ciertas habilidades, pero finalmente ambas convivimos en esta tierra y por tanto no somos distintos.


IPB Image


Figura 19. Comparación entre los huesos de un chimpancé y el primer homínido que caminó erguido hace aproximadamente 3 millones de ańos.


Y HACE MILLONES DE AŃOS...


El registro fósil más antiguo de un homínido data de hace aproximadamente 12 millones de ańos. Se encontró en las colinas de Siwalk, Pakistán. También se los ha encontrado en partes de India, Turquía y África Oriental. Era un animal cercano a nosotros porque de los restos se ha podido ver que las muelas son como las de un grupo que incluye a los gorilas, los chimpancés, los gibones y los orangutanes. Estos son los parientes vivientes más cercanos al hombre, y han sido nombrados en conjunto como ramapitécidos. Pero, żqué tan cercanos son? Una característica que nos distingue de los chimpancés y los gorilas es que mientras nosotros tenemos la cara plana, ellos tienen un hocico (boca protuberante).

De las reconstrucciones de las quijadas de los ramapitécidos se ha podido concluir que su cara, aunque no tan plana como la nuestra, no era tan prominente como la de los chimpancés y los gorilas (Figura 20). A partir de esto (que por cierto es el único elemento que podemos analizar porque no tenemos restos de otros huesos), podemos fácilmente decir que los gorilas y los chimpancés están menos relacionados al hombre que los ramapitécidos. Desgraciadamente no sabemos si estos animales andaban en dos patas o en cuatro ya que no tenemos los restos de la pelvis y el fémur que nos dirían cómo caminaban. Los ramapitécidos aparecen en el registro fósil de hace aproximadamente 14 millones de ańos y desaparecieron hace aproximadamente ocho millones. Quizá otros animales fueron los ancestros directos de la humanidad, pero por ahora éstos son los candidatos más probables a ser los iniciadores de nuestra historia.


IPB Image


Figura 20. Características generales de los cráneos de algunos homínidos: (a) Australopitécido, (b) Homo erectus,© Hombre de Neandertal y (d)Hombre actual.


CUANDO PUDIERON PLATICAR Y COMER PINOLE

Como ya hemos dicho podemos decir muy poco de la forma de vida de los ramapitécidos así como de sus características porque tenemos muy pocos fósiles. En el lapso que va de los ocho millones de ańos (que fue cuando desaparecieron del registro fósil estos animales) a los cinco millones el registro fósil de hominidos es muy escaso. Hasta la fecha no se han encontrado restos que nos guíen respecto del destino final de los ramapitécidos y por ello de nuestros ancestros de entonces. Pero a partir de los fósiles de hace cinco millones de ańos comenzaron a aparecer homínidos que tenían la capacidad de caminar erguidos en sus patas. Éstos son muy abundantes y se han descubierto en una gran cantidad de lugares en África.

De estos animales hemos llegado a tener tantos fósiles, que no ha sido difícil tener una idea de su forma de vida. De hecho, se han encontrado al menos dos tipos generales. Uno de individuos mayores llamado Australopithecus robustus que vivía en zonas boscosas y tenía una mandíbula muy poderosa que le ayudaba a comer alimentos muy duros," y otro, más frágil en su complexión, que vivía en praderas. A éste se le ha llamado Australopithecus gracilis. Ambos eran más pequeńos que el hombre actual, ya que llegaban a medir hasta 1.20 m aproximadamente, o sea lo que mide en la actualidad un nińo de cinco a ocho ańos.

En ambos tipos de australopitécidos se han descubierto los huesos necesarios para decir si estos seres caminaban o no erguidos como nosotros. Por un lado se ha encontrado que la unión que tiene el cráneo de estos animales y su columna vertebral es característica de la posición erguida, ya que la inserción está en el centro del cráneo. En animales como el gorila, que camina en cuatro patas, la inserción de la columna se encuentra en la parte posterior. Sin duda la forma de los huesos de la cadera es uno de los hechos que más nos ayudan a comprobar que los australopitécidos caminaban erguidos, pero existen otros. Los huesos de la cadera de los animales que caminan en cuatro patas son alargados y angostos.

Tal es el caso de los chimpancés y los gorilas. Los huesos de nuestra cadera son, en cambio, cortos y anchos para sostener el peso del cuerpo. En los australopitécidos el hueso de la cadera aunque no es exactamente humano, tampoco es alargado como el de los monos. De estos dos hechos se concluye que los australopitécidos desde hace entre tres y cuatro millones de ańos ya caminaban erguidos en las patas traseras. Se ha descubierto, además, evidencia más directa de que hace casi cuatro millones de ańos había homínidos que caminaban erguidos, esto es, la existencia de pisadas fosilizadas de tres individuos. Junto con esas pisadas se encuentran huellas de otros animales (rinocerontes, jirafas y elefantes).

Se ha reconstruido lo que debió de haber ocurrido: hubo una erupción de un volcán y cuando las cenizas estaban todavía calientes, en lo que ahora es Laetoli (Tanzania) llovió y el agua hizo una mezcla lodosa; fue entonces que tres australopitécidos caminaron por allí. Se sabe que son pisadas de animales que caminaban erectos por las huellas del dedo gordo y el talón que son muy características. Dos de los individuos caminaron juntos mientras que el tercero (un nińo) lo hizo por el mismo lugar pero no junto a ellos ya que las pisadas están demasiado cerca unas de otras. Así pues estas huellas, descubiertas en 1976 representan la evidencia más directa de que hace 3 750 000 ańos tres homínidos ya caminaban erguidos como lo hacemos en la actualidad.

Se ha escrito mucho acerca de las ventajas que representa la posición erguida. En general se considera que fueron muchas. Entre ellas se ha destacado el que con esa posición se liberaron los brazos para llevar a cabo otras funciones, como el manejo de armas y de herramientas. Asimismo se ha sugerido que mejora la visión a larga distancia así como la recolección de frutos, semillas y otros recursos alimenticios. También se ha propuesto que la resistencia para recorrer grandes distancias es mucho mayor que en animales con una locomoción a cuatro patas. Es seguro, de cualquier forma, que el caminar erguido significó una revolución adaptativa para nuestros parientes y para nosotros mismos.


_______________________________________________________________

#54 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 13 junio 2007 - 07:13

____________________________________________________

DE LAS BACTERIAS AL HOMBRE: LA EVOLUCIÓN


IPB Image


Continuamos... un poco largo, pero acortarlo pierde la continuidad del pensamiento... disculpas

______________________________________________________


CHIQUITOS PERO MUY HÁBILES

Los australopitécidos de hace tres y cuatro millones de ańos eran bastante pequeńos cuando llegaban a adultos. Medían no mas de 1.20 m y no pesaban más de 40 kilos. Su cerebro era también pequeńo, alrededor de 400 cm3 (la manera como se mide la capacidad del cráneo es calculando el volumen; esto puede hacerse bastante fácilmente con cráneos fósiles). Es decir, un australopitécido tenía alrededor de 10 cm3 de cerebro por kilogramo de peso.

Hace alrededor de 25 ańos se encontró en la barranca de Olduvai, en África Oriental un cráneo fosilizado de hace aproximadamente 1 750 000 ańos. Perteneció a un homínido que caminaba erguido y que tenía un cerebro de 800 cm3 para sus Ą40 kilos de peso! Esto significa que comparado con los australopitécidos este homínido tenía dos veces más de capacidad craneana (el hombre actual tiene un cerebro bastante mayor, de aproximadamente 1 350 cm3, que para los 60-70 kilos de peso promedio es también el doble que el de los australopitécidos). Posteriormente, en 1972 se descubrieron otros restos de estos homínidos en el lago Turkana, África, y se comprobó en forma definitiva que el tamańo del cerebro constituía la mayor diferencia con los australopitécidos. Además de restos de huesos, en esos lugares también se han encontrado pedazos de las herramientas que construyeron estos homínidos, que, aunque de tamańo pequeńo, demuestran que tenían un cerebro relativamente grande. Es por esto que se les ha llamado Homo habilis, siendo, además, de los primeros homínidos que aparecieron en el registro fósil a los que ya se les puede llamar hombres. Estos aparecieron hace dos millones de ańos.

TIRE LA BASURA

Cuando los arqueólogos buscan restos del pasado encuentran, además de huesos, muchas otras cosas que les hablan de la organización social y los hábitos de los homínidos que vivieron entonces. En el lago Turkana, en África, se ha descubierto uno de los sitios más interesantes en este aspecto. Del cuidadoso análisis de la basura dejada en un campamento usado por Homo habilis se ha podido entender el tipo de alimentación y la utilidad que las diferentes herramientas tenían para aquéllos. A partir de esta información se ha podido saber que sus actividades incluían la recolección de frutos y la caza. El hombre entonces cazaba en grupos y muy probablemente distribuía la comida que, unos cazando y otros recolectando, diferentes miembros de la comunidad obtenían. Así pues, la vida en comunidades donde se repartían las actividades ya existía hace dos millones de ańos.

TE VAS A QUEMAR...

Entre hace dos millones de ańos y un millón de ańos nuestro registro de homínidos vuelve a ser pobre. De no encontrar australopitécidos se ha concluido que se extinguieron en ese periodo de tiempo. Los únicos homínidos que quedaron desde entonces pertenecen al género Homo. A su vez, el Homo habilis también desaparece del registro fósil, pero de hace un millón de ańos se han descubierto una gran cantidad de fósiles que pertenecían a homínidos que usaban herramientas (por lo que se les considera del género Homo), además de que ya conocían el fuego, puesto que en las cuevas que se han excavado hay restos calcinados y quemados de huesos, piedras y pedazos de madera.

El descubrimiento de los primeros restos de estos homínidos, que son llamados Homo erectus en la actualidad, lo llevó a cabo en Java un investigador holandés llamado E. Dubois en 1891. En ese entonces se le llamó Pitecanthropus (hombre-mono) erectus y muy pocas personas creyeron en la validez de ese descubrimiento. Se argumentaba que seguramente los restos pertenecieron a un hombre enfermo y con deformaciones.

En general los restos de Homo erectus se han encontrado dentro de sedimentos de entre 800 000 y 300 000 ańos. Los lugares donde se les ha hallado incluyen sobre todo Asia (China), África (Argelia, Tanzania y Sudáfrica) y Europa (Checoslovaquia y Hungría). De éstos sólo en Hungría y en China se han encontrado restos que comprueban que ya usaba el fuego.

El tamańo del cráneo de Homo erectus, aunque grande (aproximadamente 1 000 cm3) no es tan grande como el del hombre actual. El uso del fuego le permitió sobrevivir en zonas en las que antes no se podía vivir por las bajas temperaturas. Esto amplió el área de distribución con respecto a la que tenían los australopitécidos o a los Homo habilis.

LA CONCIENCIA DE UNO MISMO


El registro fósil vuelve de nuevo a ser muy escaso entre hace 250 y 100 000 ańos. En ese periodo el Homo erectus desaparece del registro fósil, pero aparece otro Homo en varias zonas de Europa, el cercano Oriente y la Unión Soviética. En Europa se incluyen el valle de Neander, Alemania y varios sitios en Francia. En muchas de ellas se han encontrado restos que evidencian una cultura en donde Ąya se enterraba a los muertos! Estos tienen una antigüedad de entre 100 y 40 000 ańos. Eran hombres de una estatura promedio de 1.63 m y tenían una capacidad craneana aproximadamente 15% mayor que la del hombre moderno. Este hombre ha sido llamado Homo neandertalensis o también Homo sapiens neandertalensis. En el primer caso se le considera una especie diferente a la del hombre (Homo sapiens) mientras que en el segundo se le considera sólo una subespecie de éste. Hasta donde sabemos, lo único que lo distingue de aquél es su aparente incapacidad de utilizar símbolos para comunicarse.

Un aspecto del ser humano que está ausente en los animales es la conciencia que tenemos de nuestra existencia como individuos. Esto mismo supone que tenemos conciencia de nuestra muerte y de lo que ella implica. Es quizá esto lo que ha generado en la humanidad la presencia de rituales entre los que se incluye el de enterrar a nuestros muertos. El hombre de Neandertal seguramente ya tenía una conciencia similar, ya que se han hallado tumbas que incluyen, por ejemplo, hachas, huesos de otros animales, semillas y flores con las que se hacía de los entierros rituales muy particulares.

Por ejemplo, de la caverna de Shanidar, en Iraq, de donde se han desenterrado varios restos neandertalensis, se ha podido concluir que además de enterrar a sus muertos ponían flores dentro de las tumbas. Esto se ha descifrado porque se han encontrado granos de polen de varias especies de plantas en grandes cantidades dentro de ellas. Los hombres, entonces, han honrado a sus muertos con flores desde hace aproximadamente 100 000 ańos.

El que el hombre haga rituales mortuorios no solamente se expresa enterrando a sus muertos. Los cadáveres pueden ser colocados en lechos construidos de ramas y hojas en el exterior o incluso cremados. Esto puede haber sucedido pero jamás lo sabremos, puesto que de estas dos costumbres, por razones obvias, no quedan restos en la actualidad.

Las costumbres del hombre de Neandertal incluían para alimentarse la cacería y la recolección de frutas, semillas, hojas y raíces. En algunos lugares del mundo y sobre todo durante las glaciaciones, cuando los casquetes polares llegaban a lugares en los que en la actualidad hay un clima templado, seguramente eran casi únicamente carnívoros y dependían sólo de la cacería para su sobrevivencia. Vivían en cuevas, aunque se ha propuesto que también construían viviendas con pieles y ramas en campo abierto. Formaban grupos sociales de entre 20 y 30 individuos. Del conteo de restos en diversas partes del mundo se ha sugerido que el número de hombres era mayor que el de mujeres. De este hecho se ha supuesto que probablemente practicaban el infanticidio de nińas. La cacería, que se practicaba un par de millones de ańos antes, era una actividad en la que el hombre de Neandertal era experto. Aunque muchas de sus presas fueran más rápidas que él, su ingenio y habilidad para acorralar a su presa lo hacían más eficiente cazador, aun cuando se tratara del enorme oso de las cavernas (Ursus spelaeus)que llegaba a tener 2.70 metros de altura.

La labor detectivesca en la revisión de los restos fósiles ha ayudado a descifrar las costumbres y forma de vida de los neandertalensis. Se ha encontrado, por ejemplo, que en los incisivos de los esqueletos descubiertos existen cientos de estrías que van desde la parte superior izquierda a la parte inferior derecha. Esto ha hecho pensar que comían la carne sujetándola con los dientes y cortándola con una roca afilada con la ayuda de la mano derecha. Como se ve, Ąya entonces los hombres usaban más comúnmente una mano que la otra!

¿HIJOS DE NEANDERTAL?


El hombre moderno apareció en el registro fósil de hace aproximadamente 40 000 ańos. Durante este periodo su aspecto no ha cambiado en nada. Su capacidad craneana, aunque un poco menor que la del hombre de Neandertal, es sin duda, una de las mayores, relativamente, que tiene cualquier mamífero o vertebrado. Como los ramapitécidos no tiene hocico y como los australopitécidos la cadera permite que camine erguido sobre sus piernas. Así, como Homo habilis ha conseguido controlar y manejar herramientas tan sofisticadas como una grúa de construcción o una maquina de escribir. El manejo del fuego le permite al Homo erectus y al hombre de Neandertal vivir en lugares a los que anteriormente no se podía ni sońar en colonizar. Este fue sólo el inicio del manejo del ambiente que hoy le ha permitido construir viviendas habitables tanto en las áreas con climas más calientes como en aquéllas más frías. También, como los hombres de Neandertal, lleva a cabo ceremonias que no sólo incluyen los entierros sino también el matrimonio, el nacimiento de un nińo y los cumpleańos, por solo mencionar algunos. La gama de ceremonias en la actualidad, de hecho, sobrepasa al individuo, ya que las tiene en honor ya no sólo de personas sino de grupos o ideales, como la nación o la bandera.

Hay tres teorías acerca de la manera como apareció el hombre moderno y su relación con el hombre de Neandertal. La primera propone que el hombre de Neandertal se extinguió y de otra línea de descendencia dentro del género Homo se originó el Homo sapiens. La segunda sugiere que el hombre de Cro-Magnon (primer fósil con las características del hombre moderno) reemplazó al hombre de Neandertal porque estaba más adaptado al medio ambiente. La tercera, que se considera en la actualidad la más probable, supone que la línea de descendencia del hombre de Neandertal, que era muy diverso (Figura 20), evolucionó transformándolo en lo que ahora es el hombre moderno.

LO QUE NOS HACE COMO LOS AJOLOTES


Los ajolotes, animales que son primos de las ranas, tienen una característica muy particular. A diferencia de las ranas que se desarrollan en dos etapas, sólo tienen en su desarrollo un tipo de apariencia. Las ranas viven la primera etapa en el agua sin patas, y la segunda en la tierra con ellas. La causa de que ocurra esta transformación es una hormona que dispara el desarrollo de la rana. En el ajolote ésta no se produce por tanto nunca se transforma en "rana": siempre permanece en el agua, nunca tiene patas y se reproduce teniendo una apariencia juvenil. De la comparación entre el cráneo de un gorila y el de un hombre se puede concluir que la diferencia entre ellos se puede explicar suponiendo que la madurez sexual llega antes en el hombre que en el gorila, de la misma manera como ocurre en el ajolote. Es por ello que el humano adulto mantiene rasgos juveniles de parientes como el gorila. Este patrón de desarrollo, llamado neotenia, es común en la naturaleza, y se ha visto que en general es un fenómeno que se puede considerar como una fuente de novedades que se incorporan al universo de la evolución orgánica. El cambio en los parámetros del desarrollo en muchos casos ha acompańado al proceso de especiación.

EL ESPÍRITU HUMANO


Ya vimos cómo el ser humano se distingue de otros homínidos desde el punto de vista de su aspecto. Pero hay otras características que no pueden concluirse de los restos fósiles y que también lo distinguen de otros animales. La presencia de estas características ha hecho que el hombre se libere de las presiones del ambiente y por ello de la evolución biológica como la hemos descrito en este libro. La primera de éstas es el uso de símbolos que ayudan al hombre a comunicarse con sus semejantes, la que tiene mucha relación con la segunda: me refiero a la capacidad que tenemos de imaginar situaciones que no han ocurrido, de pensar en las diferentes alternativas de un fenómeno determinado, o en otras palabras, de modificar nuestro destino. La tercera es una herencia de las costumbres que tenía el Homo habilis, o sea la aptitud que ha tenido nuestra cultura de desarrollar tecnologías para modificar el ambiente que la rodea: la elaboración de medios de transporte, de máquinas para hacer bienes de consumo, para transmitir y procesar información, para cambiar la temperatura del ambiente en el que se desarrolla el hombre etc. Ya no es sólo el producir herramientas para mejorar la alimentación sino para aumentar el nivel de vida en general. La última característica consiste en la capacidad de recordar y sintetizar los sucesos que han ocurrido en el pasado para planear el futuro. Esta capacidad de evaluación y planeación que ayudó tanto a los cazadores, se usa en la actualidad para llevar a cabo una gran cantidad de actividades.

LA NOVEDAD EN EVOLUCIÓN


Cuando revisamos la primera parte la historia de la vida en la Tierra pudimos observar que algunas características que aparecieron en las especies revolucionaron el curso de la evolución. Entre las que mencionamos se encuentra la aparición de la multicelularidad en los organismos. Ésta, como todas las novedades evolutivas, abrió una amplia gama de posibilidades para la adaptación a diferentes, ambientes. La capacidad de los nuevos organismos multicelulares de destinar grupos de células para llevar a cabo funciones específicas es sin duda una característica que abrió la puerta a la aparición de grupos de organismos que podrían adaptarse al ambiente en formas no imaginadas anteriormente. Este concepto de novedad evolutiva podría entonces ser definido como la apariencia de una característica que no podía haber sido predicha de la observación de células unicelulares. De la misma manera, las características mencionadas como distintivas de la humanidad pueden ser consideradas como novedades evolutivas, ya que de la observación de los parientes cercanos al hombre no se podría predecir la existencia de dichas características. Por ejemplo, de la observación de la capacidad de Homo habilis para hacer herramientas no se podía haber predicho que el ser humano iba a construir una lavadora de ropa o una máquina para hacer tornillos. Tampoco de la observación de nuestros parientes se podía haber predicho que el ser humano iba a tener la capacidad de planear acciones con base en la experiencia pasada. Esta habilidad es diferente de la forma automática como ciertos animales prevén el futuro. Veamos como.

UN CUENTO MÁS, QUE NO ES MÁS QUE UN CUENTO


żQuién no conoce el cuento de la cigarra y la hormiga? Se nos narra con la idea de infundir en nosotros el concepto de pensar en el futuro, de considerar que el mundo y nuestro derredor pueden cambiar en cualquier momento. Que si ahora estamos satisfechos con un ambiente pródigo, que nos proporciona todo, en el futuro éste podría cambiar y encontrarnos súbitamente sin nada.

Por eso la hormiga durante el verano guarda para el invierno, mientras que la cigarra, inconsciente y despreocupada, canta. Durante el invierno la cigarra pedirá ayuda a la consciente hormiga. Pensemos ahora por qué hace esto la hormiga, tratando de distinguir dos posibilidades. La primera sería que la hormiga, como dice el cuento, conscientemente planea para el futuro, ya que sabe que cada ańo después del verano y el otońo viene el invierno para el que uno debe de estar preparado. La segunda posibilidad sería que la hormiga lo hiciera automáticamente sin tener conciencia de su acto. El experimento que nos ayudaría a distinguir entre ambas alternativas consistiría en someter a la hormiga a un ambiente en el que no hubiera invierno (por ejemplo en un área tropical) durante varios ańos. Lo que encontraríamos es que la hormiga, que proviene de un clima con invierno, guardaría comida cada ańo durante el verano. En otras palabras, no tendría la capacidad para planear el futuro considerando sus experiencias pasadas. Es por la falsedad del cuento de la cigarra y la hormiga que podemos decir que esta característica es exclusiva del ser humano.

LOS CABEZONES


El hombre moderno es junto con el hombre de Neandertal el homínido que tiene el mayor tamańo de cráneo. Esto no sólo en forma absoluta sino también en relación a nuestro tamańo: somos más cabezones. Su aumento, de hecho, se ha venido dando desde hace tres millones de ańos (Figura 21). Hay periodos de tiempo que, aunque cortos, permitieron un aumento considerable del cráneo. Por ejemplo, el Australopithecus afarensis tenía alrededor de 350 cm3 de capacidad craneana, mientras que entre el Homo erectus y el Homo sapiens (500 mil ańos) aumenta de 850 cm3 a 1 300-1 500 cm3. Esto significó que ciertas zonas del cerebro aumentaron su número de células incrementando seguramente su capacidad para imaginar situaciones o unir eventos que ocurrieron en distintos momentos, así como para planear acciones para el futuro. żDe qué manera entonces el aumento del cerebro amplió la adaptación de estos homínidos? Hay muchas opiniones al respecto y quisiera mencionar aquí cuatro de ellas.


IPB Image


Figura 21. Aumento de la capacidad del cráneo en los homínidos durante los últimos tres millones de ańos



La primera consiste en que implicó el hecho de comunicarse para planear la actividad de caza, ya que, además de unir los esfuerzos de varios individuos en un grupo, el tener una estrategia basada en la habilidad de cada uno de hacer evaluaciones de otros eventos de la cacería facilitaba la obtención de presas. La segunda ventaja pudo haber tenido relevancia en cuanto a la capacidad para estar continuamente alerta como grupo. El tener vigías durante la noche facilitó la defensa de posibles enemigos. La tercera se supone que tuvo relación con la capacidad para jugar con los pequeńos y entrenarlos en técnicas para hacerlos mejores cazadores. Estos dos factores ciertamente no son únicos del hombre, de hecho otros animales también llevan a cabo este tipo de actividades, pero lo que los hace diferentes es que estos carecen del lenguaje que les da una dimensión distinta de su importancia. Más aún, el poder entrenar a los pequeńos usando el lenguaje facilita el aprendizaje y amplía sus habilidades. Por último, facilitó el poder incrementar el tamańo del grupo social, con la correspondiente obtención de recursos suficientes para todos. Mantener a un grupo social grande, de más de 30 individuos digamos, requiere de una organización y una división del trabajo que va más allá de conductas sociales sencillas: exige de la planeación y el análisis de diversas estrategias que mantengan la cohesión del grupo.

Si se observa, todo lo mencionado significa que de alguna manera el aumento en el tamańo del cerebro incrementó la adaptación de los grupos de homínidos al ambiente, pero esto es una regla general. El hombre de Neandertal (Homo sapiens neandertalensis) construyó herramientas mucho menos complejas que el de Cro-Magnón (Homo sapiens sapiens) a pesar de tener una capacidad craneana entre 10 y 20 por ciento mayor. Esto supone entonces que el aumento físico del cráneo no es lo único que incrementa la adaptación.

LA EVOLUCIÓN CULTURAL

Hasta ahora hemos visto cómo diferentes características del hombre y sus parientes los han ayudado a adaptarse al medio ambiente. żSigue ocurriendo esto en la actualidad? Hoy en día el hombre ya no se adapta a su ambiente por medio de la evolución biológica sino por medio de la llamada evolución cultural: para sobrevivir ya no son importantes las características biológicas sino más bien las culturales. Regresemos un momento al hombre de Cro-Magnón y a sus herramientas. Éstas facilitaron sin duda su adaptación proveyéndole de formas para explotar y utilizar mejor su ambiente. Pero como ya mencionamos, la construcción de herramientas tan sofisticadas no significó un aumento en la cantidad de neuronas. żCómo fue entonces que adquirió esa habilidad? La respuesta, aunque se puede resumir en una sola palabra, describe un fenómeno extraordinariamente complejo: la cultura. Hemos concebido hasta ahora a la evolución biológica como la modificación de la estructura genética en las especies: en la molécula de la herencia, el ácido desoxirribonucleico (DNA), se acumulan todos los cambios que modifican una especie y la transforman en otra. En la evolución cultural el proceso de acumulación de información no se lleva a cabo en la molécula de DNA sino en todos aquellos aspectos que componen la cultura: las artes, la ciencia y la tecnología. En ellas se acumula el conocimiento y las experiencias que el hombre ha ido obteniendo a través del tiempo. Así, esta cultura ya no se transmite de generación en generación por medio del código genético sino de libros, pinturas y todos aquellos medios de acumulación de información que poseemos.

LA TRANSMISIÓN DE LA CULTURA

Uno de los aspectos más dolorosos de la muerte de un hombre lo constituye el hecho de que toda su formación, sus ideas, su cultura, desaparecen con él. Sus hijos no heredan ese acervo cultural como lo hacen con sus características físicas. Esto sin contar que la herencia cultural es selectiva: El hijo de un gran músico no es, generalmente, ni siquiera un músico regular. En cambio, el hijo de un hombre con ojos oscuros, muy probablemente también los tendrá oscuros. Pero eso no es todo. La transmisión de la cultura no se parece a la de los genes en muchas otras características. Por ejemplo, por lo general, se transmite a individuos que no están relacionados por parentesco. Las ideas se transmiten con la misma facilidad entre parientes que entre extrańos. La cultura es, de hecho, un fenómeno tan complejo, que el hombre ha instituido un proceso de aprendizaje de ella que lleva una veintena de ańos y en ningún caso cubre todas sus áreas con profundidad. La cultura es, pues, tan vasta en la actualidad, que una sola persona no puede acumular toda esa información. De aquí que tengamos la necesidad de construir bibliotecas, hemerotecas, etc.

żY la evolución biológica? Hemos visto que la evolución cultural es un evento omnipresente en nuestra sociedad, pero esto no quiere decir que algunos aspectos de la evolución biológica, los extremos, no existan. Por ejemplo, la existencia de algunos genes que producen enfermedades muy graves, a veces hasta mortales, aún no han podido ser eliminadas. Esto es, las personas que tienen esos genes, mueren, de allí que sigamos estando sujetos a la selección natural y, por tanto, a una evolución biológica. En la actualidad la medicina ya está logrando que en la mayor parte de los casos, estas personas sobrevivan. Uno de ellos es el de la diabetes: se las mantiene sanas gracias a la constante inyección de una proteína, la insulina, cuya falta produce la enfermedad. Más aún, se está intentando llevar esta violación de "las leyes de la naturaleza" a niveles extremos: hoy en día se investiga la posibilidad de "injertar" el gene que produce la insulina normal en personas enfermas, de tal manera que se pueda no solamente curarlas, sino hacer que puedan transmitir el gene normal a sus hijos. Esto demuestra que si proyectáramos hacia el futuro la evolución humana, podríamos predecir que la evolución cultural será sin duda de hoy en adelante la manera más común como la humanidad se adaptará a su medio ambiente, convirtiendo a la evolución biológica en una alternativa cada vez menos importante.

AUNQUE LAS COMPARACIONES NO SON BUENAS...

Dicen que toda comparación es mala, pero para entender un poco más lo que representa la evolución cultural me gustaría compararla con la evolución biológica.

El proceso de evolución biológica requiere de la aparición de variantes (mutaciones) que en condiciones específicas serán seleccionadas. En la evolución cultural sucede algo semejante: se consideran ideas que aparecen y que bajo ciertas condiciones socioeconómicas, también incrementarán en frecuencia las personas que las comparten. En la evolución biológica hemos hablado de genes que aumentan su frecuencia en el fenómeno de adaptación (capítulo III). En la evolución cultural las ideas constituyen características que modifican el acervo cultural de las sociedades. La aparición de las mutaciones es un fenómeno independiente de su posible adaptación. En un ambiente acuático con mucha sal, por ejemplo, no aparecen más frecuentemente mutaciones que adapten a los organismos a las altas concentraciones de sal que en un ambiente con poca salinidad. En cambio, cuando hablamos de la generación de ideas siempre se dice que ciertas ideas surgen con más frecuencia en ciertas condiciones socioeconómicas e históricas. El cálculo infinitesimal desarrollado independientemente por Newton y Leibniz, o el concepto de selección natural propuesto también independientemente por Darwin y Wallace, son ejemplos de que la aparición de ideas corresponde a condiciones específicas de la sociedad.

Si comparamos la transmisión de los genes con la de las ideas encontraremos que en el primer caso la transmisión es vertical (de padres a hijos) única y exclusivamente mientras que en el segundo ocurre también entre individuos de la misma generación (transmisión horizontal). Esto quiere decir que el incremento en la frecuencia de una idea en una población puede ser mucho más rápido que el que se presenta en un gene.

La selección natural opera en forma muy similar a la selección cultural. Cuando algún individuo tiene una habilidad cultural que lo beneficia (ya sea una herramienta , una tecnología particular o hasta una receta de cocina), aparte de que muy probablemente tendrá más recursos, poco a poco sus ideas, tecnologías o recetas serán más frecuentes en la sociedad, de forma similar a como ocurre en la selección biológica. Existe, por otro lado, un aspecto de la evolución cultural que es completamente diferente de la natural. Una idea puede hacerse más frecuente porque existe un proceso militar de imposición en el que un grupo de hombres obliga a que cierta cultura y ciertas ideas predominen.

Por último, la mortalidad o fecundidad no selectiva que tratamos en el capítulo II, que se presenta en poblaciones pequeńas con mucha frecuencia y que genera diversificación de las poblaciones, tiene un fenómeno paralelo en la evolución cultural. Éste predice que en poblaciones aisladas existirá una mayor divergencia simplemente porque algunas ideas tenderán a fijarse más rápidamente en poblaciones de pocos individuos aunque no sean adaptativas. Este hecho explica en parte las diferentes tradiciones y culturas que tienen algunas tribus. Ideas más irreales tienden a fijarse más en sociedades pequeńas.

_______________________________________________________________

#55 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 15 junio 2007 - 01:04

__________________________________________________

CONTRAPORTADA


La publicación en 1859 de El origen de las especies de Charles Darwin, tras veinte ańos de estudios y reflexiones posteriores a su famoso viaje de cinco ańos en el barco Beagle en calidad de naturalista de a bordo, provocó una revolución en el mundo de la ciencia cuyos ecos no se han apagado todavía y que da lugar, aun en nuestros días, a acerbas discusiones.

EI doctor Daniel Pińero apunta en De las bacterias al hombre: la evolución, un libro que nos da un panorama general de la evolución tal como es entendida en la actualidad que, "a los quince ańos descubrí que existe una clara homología entre las extremidades de los caballos y las nuestras. Que modificando nuestra estructura ósea se puede obtener la de un perro y casi sin hacer nada más la de un simio. La idea de transformación, de evolución, estaba sembrada y desde entonces he tratado de entender este hecho. En el proceso he aprendido mucho del mecanismo de la evolución, la historia de sus conceptos, sus teóricos principales y los fenómenos más importantes. Para ello he trabajado diversos aspectos de la biología . Y la bioquímica, la ecología y la genética han sido las herramientas que he usado para entender la evolución"

Así, con amplio acopio de ejemplos y recurriendo a una exposición de notable claridad, Pińero conduce al lector a los orígenes de la vida en nuestra Tierra, con el fin de llenar algunas líneas de esas 3 999 páginas de un libro del cual sólo conocemos la última —venturosa comparación de la historia de la vida en comparación con la vida del hombre—, a un mundo radicalmente distinto del que conocemos, poblado por organismos unicelulares que a veces formaban colonias llamadas estromatolitos.

A partir de estos remotos orígenes, se va explicando como el surgimiento de la atmósfera actual, saturada de oxígeno, constituyó la primera contaminación ambiental de la historia y, ya instalada la vida en tal ambiente, algunas células aprendieron a vivir en simbiosis o se especializaron para formar organismos más complejos; y cómo éstos aparecen y desaparecen, hasta llegar al hombre. El autor afirma que la teoría de la evolución es sólida y trata de resumir en este libro la idea de que todo el conocimiento biológico actual gira alrededor de ella.

Daniel Pińero estudió biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM y se doctoró en la Universidad de California en Davis, especializándose en genética de poblaciones y evolución. Actualmente colabora en programas de investigación y de formación de personal en la UNAM.

IPB Image

________________________________________

Fin del articulo.... (lastima)
_______________________________________

#56 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 10 julio 2007 - 10:54

_______________________________________________

UE
05 Jul 2007, 20:34 | Fuente: CORDIS

Nuevos indicios científicos sobre la evolución del cerebro


IPB Image


Un grupo de investigadores ha reconstruido la evolución del hipotálamo, una región del cerebro, hasta unos antepasados marinos similares al gusano. Esta labor, que ha sido financiada por la UE, ayuda a esclarecer la evolución del cerebro de los vertebrados.



El hipotálamo de los vertebrados produce hormonas, señales químicas que controlan el crecimiento, el metabolismo, la reproducción y muchos otros procesos fisiológicos. Los insectos y los gusanos nematodos también producen hormonas, pero el aspecto de éstas es muy distinto al de las hormonas de los vertebrados, lo que hacía suponer a la comunidad científica que estas regiones del cerebro secretoras de hormonas habían aparecido con posterioridad a la separación evolutiva de los vertebrados y los invertebrados.

Sin embargo, la comunidad investigadora descubrió después hormonas similares a las de vertebrados en gusanos y moluscos, lo que indica que estas estructuras podrían ser más antiguas de lo que se pensaba.

En un artículo publicado en la revista Cell, científicos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) y de la Universidad Libre de Berlín describen de qué modo compararon las células neurales secretoras de hormonas del pez cebra (un vertebrado) y del gusano anélido.

Hallaron similitudes asombrosas entre ambos grupos; ambas clases de células tenían un aspecto similar y se hallaban en la misma posición en los cerebros en desarrollo de las dos especies. Además, mostraban la misma configuración molecular. Estas similitudes no pueden atribuirse simplemente a una coincidencia y delatan un origen evolutivo común de estas células.

«Es probable que ya existieran en Urbilateria, los últimos antepasados comunes conocidos de los vertebrados, los insectos y los gusanos», comentó Detlev Arendt, del EMBL, uno de los autores del artículo.

Las células estudiadas son multifuncionales; además de ser capaces de secretar hormonas, tienen propiedades sensoriales, ya que responden a la luz y a ciertas sustancias químicas. Los investigadores creen que estos tipos de células «sensoriales-neurosecretoras» están entre los tipos más antiguos de células nerviosas. Habrían permitido responder directamente a cambios en el entorno marino. Con el tiempo estas células multifuncionales fueron formando grupos a modo de centros cerebrales y se diversificaron en diversas especialidades, como se observa en el cerebro de los vertebrados modernos.

«Estos hallazgos cambian drásticamente el modo en que entendemos el cerebro», comentó Kristin Tessmar-Raible, autora principal del artículo. «Hasta ahora siempre lo veíamos como una unidad de procesado, similar a un ordenador que integra e interpreta la información sensorial que recibe. Ahora sabemos que el cerebro es en sí mismo un órgano sensorial y que es así desde tiempo inmemorial.»

La financiación comunitaria para este trabajo provino de la red de excelencia Marine Genomics Europe y de la red de formación Marie Curie ZOONET.
_________________________________________________________________

En www.laflecha.net
__________________________________________________________________

#57 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 19 julio 2007 - 05:02

________________________________________________________________

Hallada una dentadura de Australopithecus


Posted: 18 Jul 2007

Lo que vemos en la imagen es el último y gran hallazgo que se ha realizado en Etiopía, concretamente en la región de Afar, que tantas alegrías está proporcionando al mundo de la paleontología.

IPB Image
Dentadura de Austrolopitecus. Foto: Museo de Historia Natural de Cleveland


En concreto esta dentadura completa podría ser el nexo de unión entre las especies de Australopithecus anamensis (datada entre 4,2 y 3,9 millones de años) y afarensis (entre 4 y 2,5 m.a.). Esta última es a la que pertenece la archiconocida Lucy.

Yohannes Haile Selassie, arqueólogo etíope que está actualmente investigando en la zona, va más allá diciendo que es un descubrimiento crucial y que nos preparemos para más, puesto que Afar alberga restos de los últimos 6 millones de años, por lo que etiopía es considerada la “cuna de la humanidad”.


En Genciencia
Vía | elmundo.es
En Genciencia | Esqueleto infantil de tres millones de años de antigüedad, El fósil de prehomínido más antiguo del mundo
Imagen | Museo de Historia Natural de Cleveland


_______________________________________________________

#58 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 22 julio 2007 - 06:40

_____________________________________________________________

IPB Image



ASUNTOS CRITICOS DE LA EVOLUCION

LOS ANIMALES: TRAZANDO SU HERENCIA

Entrevista con NICOLE KING


Un entrevista original de ActionBioscience.org (01/2007)

puntos principales del artículo

Los animales más antiguos están ausentes del registro fósil, por lo tanto los científicos necesitan determinar:

* la naturaleza de los primeros animales estudiando las características básicas que son compartidas por todos los ellos;

* el origen de la multicelularidad, la cual es un evento fundamental en la evolución de los animales;

* cómo los parientes más cercanos, los choanoflagelados unicelulares, se relacionan a los animales multicelulareS
.


Artículo



ActionBioscience.org: ¿Tienen los animales un origen común?

King: Sí. Todos los animales, desde las esponjas y las aguamalas hasta los vertebrados (animales con espina dorsal) pueden ser conectados a un ancestro común. Hasta ahora, la evidencia molecular y del registro fósil indica que los animales evolucionaron hace por lo menos 600 millones de años. El registro fósil no revela la apariencia de los primeros animales ni cómo ellos vivían. De allí, mi laboratorio y otros grupos de investigación en otras partes del mundo están investigando la naturaleza de los primeros animales por medio del estudio de los diversos organismos vivientes.

ActionBioscience.org: Usted estudia la multicelularidad. ¿Tiene esto una conexión a los orígenes de los animales?

King: Los eucariotes (es decir, los organismos cuyo núcleo está rodeado de una membrana) varían desde aquellos que tiene una sola célula, como la ameba, hasta los animales complejos multicelulares, incluyendo a los humanos. La vasta mayoría de la vida en la Tierra ha sido dominada por la vida unicelular. En un punto a lo largo del linaje que llevó a los animales, evolucionó la multicelularidad. Los organismos multicelulares son aquellos que tienen muchas células. Sus células dependen las unas de las otras, funcionando en concierto para sustentar la vida del organismo. Entonces, el ancestro común de los animales fue una célula individual.

Este evento, el origen de la multicelularidad, fue seminal para la evolución de los animales. Aún tenemos que descubrir cual fue este ancestro unicelular de los animales multicelulares, pero ya hemos recopilado pistas sobre su complejidad genética. Aunque no tenemos un registro fósil con respecto al origen de la multicelularidad, podemos deducir las características compartidas entre los animales que se han extinguido y las de sus parientes vivos, utilizando datos moleculares y de otros tipos.

ActionBioscience.org: ¿Cómo le permite un árbol filogenético hacer estas conexiones?

King: Un árbol filogenético, o árbol de vida, es un diagrama de las relaciones entre organismos. Es una hipótesis, siempre evolucionando a medida que se le añaden más datos. Los filogeneticistas toman secuencias de genes u otras regiones del genoma de diversos organismos y las comparan unas con las otras con el fin de identificar secuencias que puedan sugerir una ascendencia común. Aquellos que han cambiado en concierto pueden sugerir un ancestro común dentro de ese grupo, en exclusión con otros grupos.

Antes este proceso se hacía a mano, pero ahora las computadoras han acelerado enormemente el proceso. Ahora también tenemos bases de datos accesibles públicamente con información filogenética que nos permite ver y analizar las secuencias de genes de diversos organismos.


ActionBioscience.org: ¿Por qué usted ha escogido trabajar con choanoflagelados?

King: Los choanoflagelados son una ventana a la evolución animal temprana. Tanto la evidencia celular como la molecular indican que los choanoflagelados son los parientes vivientes más cercanos a los animales multicelulares.

Los choanoflagelados son un grupo singular de eucariotes tanto unicelulares como formadores de colonias. Existen por lo menos 150 especies de choanoflagelados, viviendo en casi todos los tipos de hábitats acuáticos. Los choanoflagelados usan flagelos para nadar y para atrapar alimento, generalmente bacterias, en las paredes de su collar (Figura 1).

IPB Image

Figura 1.



La relación entre los choanoflagelados y los animales, y el hecho que ellos son unicelulares, sugiere que pueden ayudarnos a comprender la prehistoria de los animales multicelulares. Su biología es similar al estado hipotético del ancestro unicelular de los animales, de manera que creemos que ellos han preservado su información ancestral mejor que otros organismos. Es probable que los genes compartidos entre los choanoflagelados y los animales estuvieran presentes en el ancestro común y puedan iluminar la transición a la multicelularidad. Nuestro laboratorio ya ha provisto evidencia sobre la expresión de familias de proteínas en los choanoflagelados que son requeridas para la señalización celular (la forma en que se comunican las células) y la adhesión (como se mantienen unidas o pegadas las células).

ActionBioscience.org: ¿Evolucionó la multicelularidad una sola vez o varias veces?

King: Los científicos han observado que la biología celular de la multicelularidad es radicalmente diferente en grupos diferentes de organismos. Esto sugiere que diferentes organismos multicelulares surgieron de organismos unicelulares múltiples veces. Los animales, los hongos, las plantas y otros linajes multicelulares evolucionaron su multicelularidad por separado, y cada linaje tiene un ancestro común diferente. Esto quiere decir que el mecanismo por el cual se desarrolló la multicelularidad en cada linaje es evolutivamente diferente y único. Sin embargo, cuando nos enfocamos en los animales, vemos que la multicelularidad evolucionó una sola vez.

ActionBioscience.org: ¿Tratará usted de reconstruir el genoma del ancestro de los choanoflagelados?

King: No sé si esto será completamente posible desde el punto de vista técnico, pero es algo sobre lo cual quiero pensar un poco. Es un reto maravilloso para un científico. La reconstrucción del genoma del ancestro de los animales y de los choanoflagelados nos permitiría examinar si entendemos bien los componentes importantes del proceso por el cual evolucionaron los animales. Un reto mayor ahora es el ensamblaje de los genomas de los choanoflagelados. Es muy interesante trabajar con un organismo que se encuentra tan distante a todos los otros organismos cuyos genomas ya han sido secuenciados. No hay marcadores sobre donde ir o como proceder.

Nuestra investigación en la comparación de genomas promete dar claves sobre el último ancestro común de los choanoflagelados y los metazoarios así como sobre la historia evolutiva temprana de los animales. Nuestra investigación es, de hecho, un estudio de macroevolución, es decir, tratamos de entender cómo ocurrieron cambios mayores en escalas de tiempo muy grandes.

Más allá de esto, existen varios beneficios directos para la humanidad. Existe cierto interés en nuestro trabajo por personas que están involucradas en la investigación sobre el cáncer. Muchas de las proteínas que estamos encontrando en los choanoflagelados son las mismas que contribuyen al desarrollo de cánceres en los humanos. Nuestro trabajo puede ayudar a avanzar el conocimiento sobre las funciones celulares de algunas de estas proteínas.
______________________________________________________________


Sobre el autor: La Dra. Nicole King es profesor asistente en el Departamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de California en Berkeley. El laboratorio de la Dra. King estudia el origen y la evolución de los animales por medio de la determinación de la complejidad genómica mínima del ancestro común de los animales, dilucidando las funciones ancestrales de los genes necesarios para el desarrollo de la multicelularidad, la caracterización de las células y del desarrollo de los choanoflagelados, y probando hipótesis de que la emergencia de los animales multicelulares se originó, en parte, de la evolución de nuevas formas de regulación de los genes. La Dra. King fue entrevistada durante el simposio en evolución presentado en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Educadores en Ciencias en el 2006, la cual fue cofinanciada por el Instituto Norteamericana para las Ciencias Biológicas (American Institute of Biological Sciences), el Centro Nacional para la Síntesis Evolucionaria (National Evolutionary Synthesis Center) y la editorial Biological Sciences Curriculum Study.

http://ib.berkeley.e....php?person=105
http://mcb.berkeley.edu/labs/king/

Nota. © 2007, American Institute of Biological Sciences. Los educadores tienen permiso de reimprimir artículos para su uso en las clases; Es el caso de nuestro foro
_____________________________________________________________

#59 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 29 julio 2007 - 04:08

_____________________________________________________________

IPB Image


Asuntos críticos de la Evolución

EL ADN MITOCONDRIAL ESCLARECE LA EVOLUCIÓN HUMANA

Por MAX INGMAN

Un artículo original de ActionBioscience.org (5/2001)


"¿De dónde venimos?" Esta ha sido una de las preguntas fundamentales que se han hecho los humanos por miles de años. En los últimos cien años, los antropólogos físicos han provisto respuestas por medio del estudio de las características morfológicas, tales como la forma del cráneo, de los restos fosilizados de nuestros ancestros humanos y protohumanos.

En los últimos 15 años aproximadamente, los antropólogos moleculares han estado comparando el ADN de humanos provenientes de regiones diversas con el fin de producir árboles evolutivos. Las mutaciones ocurren en nuestro ADN a una tasa regular y a menudo son pasadas a nuestros descendientes. A nivel del genotipo, estas diferencias (o polimorfismos) nos hacen únicos. El análisis de estas diferencias muestra cuán cerca estamos emparentados. Sin embargo, los diferentes métodos usados por los antropólogos físicos y moleculares han producido puntos de vista opuestos sobre cómo los humanos modernos pudieron evolucionar a partir de nuestros ancestros arcaicos.

Dos hipótesis principales


Las dos hipótesis principales están de acuerdo en que Homo erectus evolucionó en Africa y se dispersó al resto del mundo alrededor de 1 a 2 millones de años atrás. Donde no se ponen de acuerdo es en la historia más reciente.

1) Evolución multiregional


* Esta hipótesis sugiere que los humanos modernos evolucionaron simultáneamente y en varias regiones del mundo a partir de formas arcaicas (tales como el Neanderthal y el Homo erectus)

* Esta hipótesis está apoyada por evidencia física, particularmente la continuidad de características morfológicas entre los humanos arcaicos y los modernos.

* La hipótesis es apoyada hoy en día por una minoría.

2) Origen reciente en Africa


* Esta hipótesis propone que los humanos modernos evolucionaron solo una vez en Africa hacen 100 a 200 mil años.

* Subsecuentemente, los humanos modernos colonizaron el resto del mundo sin mezclarse genéticamente con las formas arcaicas.

* Esta hipótesis está apoyada por la mayoría de la evidencia genética.

El ADN Mitocondrial


El ADN está presente dentro del núcleo de cada célula de nuestro cuerpo. Pero es el ADN de las mitocondrias de la célula el que ha sido usado más comúnmente para construir árboles evolutivos.

* Las mitocondrias tienen su propio genoma de alrededor de 16,500 bases, el cual existe fuera del núcleo de las células. Cada genoma contiene 13 genes que codifican proteínas, 22 tARN y 2 rARN.

* Grandes cantidades de mitocondrias están presentes en cada célula, lo cual requiere un menor número de muestras.

* Tienen una tasa de substitución (mutaciones donde un nucleótido es reemplazado por otro) más alta que el ADN nuclear, lo cual hace más fácil la resolución de diferencias entre individuos cercanamente emparentados.

* Ellas se heredan solo de la madre, lo cual permite trazar líneas genéticas directas.

* Ellas no se recombinan. El proceso de recombinación en el ADN nuclear (con la excepción del cromosoma Y) mezcla secciones de ADN de la madre y del padre, creando así una historia genética mezclada e ilegible.

Enfocándose en el lazo D

La evidencia de los estudios del ADN por lo general apoya la hipótesis del origen reciente en Africa, pero estas conclusiones han sido criticadas por falta de apoyo estadístico. Una posible razón es que estos estudios se han enfocado principalmente en los polimorfismos de una sección pequeña del genoma mitocondrial, llamada el lazo D (D-loop en inglés), que contiene alrededor del 7% del genoma mitocondrial. La razón de la popularidad de esta región se basa en su tasa de mutación particularmente alta. Esto permite a los científicos analizar una región relativamente pequeña pero suficiente para resolver las diferencias entre secuencias estrechamente relacionadas. Desafortunadamente, se está haciendo más patente cada día que esta alta tasa de mutación está en realidad obscureciendo la información útil. Se han identificado tres problemas específicos con los datos provenientes del lazo D:

* Retro-mutaciones, o sitios en donde ya ha ocurrido una substitución y que regresan a su estado original

* Substitución paralela, en donde mutaciones ocurren en el mismo sitio en linajes independientes

* Heterogeneidad de la tasa, en donde hay una gran diferencia en la tasa de mutación de ciertos sitios al ser comparados con otros sitios en la misma región; los datos muestran evidencia de ciertos "sitios calientes" para mutaciones.

¿Una solución?

Aunque el genoma mitocondrial es uno de los primeros genomas que fue secuenciado en su totalidad, no fue sino hasta hace poco que la tecnología permitió la obtención de secuencias tan largas como éstas con relativa facilidad y que se hiciera un estudio lo suficientemente grande que utilizara genomas enteros. Este estudio se convirtió en un estudio clave importante en el campo de la genética de poblaciones y quizás será el precedente para un nuevo campo de estudio llamado "genómica de poblaciones." Estos investigadores (Igman et al., ver referencias) encontraron que a pesar de que secueciar un genoma completo es mucho trabajo, tiene varias ventajas importantes:

* A pesar de que el lazo D estuvo evolucionando a tasas mucho más altas, el estudio del genoma completo, con su ampliada longitud, permitió el análisis del doble de información en sitios polimórficos (es decir, sitios que muestran el mismo polimorfismo en por lo menos dos secuencias).

* El número de retro-mutaciones y mutaciones paralelas afuera del lazo D fueron prácticamente cero.

* La tasa de evolución del resto del genoma fue sorpresivamente uniforme entre sitios diferentes, genes diferentes y también entre complejos genéticos diferentes.

Genómica de poblaciones

El robusto árbol filogenético reconstruido con esta base de datos de genomas mitocondriales completos da un apoyo fuerte a la teoría del "origen reciente en Africa." Determinando la tasa de substitución de las secuencias genómicas, es posible derivar fechas para cada punto del árbol y construir una cronología de eventos en la evolución y migración de las especies.

* La fecha más importante, en relación a las teorías evolucionarias compitientes, es la fecha en que todas las secuencias coalecen en una sola: la "Eva mitocondrial."

* De este estudio se obtuvo la fecha de 171,500 años atrás, fecha que encaja admirablemente bien con la propuesta por la hipótesis del origen reciente en Africa.

* Para nosotros poder aceptar la multiregionalidad, esta fecha debería ser mucho más antigua, ya que representaría al ancestro común de Homo erectus, en vez del de Homo sapiens.

Este es solo el primer estudio y la genómica de poblaciones está en su infancia. El futuro proveerá más estudios con un número creciente de secuencias de poblaciones aún no analizadas y quizás una interfase entre datos genéticos de loci diferentes. Por ejemplo, un estudio reciente de restos humanos antiguos en Australia integró datos genéticos con la información recolectada por antropología física. Hay muchas preguntas importantes que esperan ser resueltas, como por ejemplo, cómo y cuándo llegaron los aborígenes a Australia, así como la historia evolucionaria y las interrelaciones entre los indígenas del Norte y Sudamérica.

NOTA:© 2001, American Institute of Biological Sciences. Los educadores tienen permiso de reimprimir artículos para su uso en las clases.

Sobre el autor: El australiano Max Ingman está terminando su doctorado en genética médica en la Universidad de Uppsala, en Suecia. Recientemente él y sus colegas analizaron el genoma mitocondrial completo de personas seleccionadas de diversas áreas geográficas, antecedentes raciales y lingüísticos. Este estudio es considerado como uno de los análisis más completos hechos hasta hoy. Él continúa trabajando en proyectos que tratan sobre las historias evolutivas de ciertas poblaciones algo enigmáticas.

http://www.uu.se/fin...hp?uid=N99-1523

________________________________________________________

#60 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.421 Mensaje(s)
  • Gender:Male
  • Location:Budapest. Hungría

Publicado el 01 agosto 2007 - 06:58

_______________________________________________________

IPB Image


Asuntos críticos de la evolución

EVIDENCIA DE LAS TRANSICIONES EVOLUCIONARAS
Por MICHAEL BENTON


Un artículo original de ActionBioscience.org (03/2001)


puntos principales del artículo

Todos los organismos vivientes comparten el mismo árbol de vida. Este hecho está basado en evidencias tales como:

Archaeopteryx, un eslabón perdido entre los reptiles y las aves;

La estructura auditiva de los mamíferos, la cual evolucionó a partir de los huesos de la mandíbula de los reptiles;

Los animales de las Islas Galápagos, aislados del resto del mundo; y

El perfil del ADN de las formas vivientes, tanto presentes como pasadas.



ARTICULO


Uno de los descubrimientos más espectaculares de los últimos dos siglos es que todos los organismos vivientes, es decir, todos los millones de especies de microbios, plantas y animales que viven hoy en día en la Tierra, comparten una ascendencia común. Tan diferentes como aparentan ser un elefante, un escarabajo caquero, un árbol de encino o un virus del SIDA, todos ellos pueden ser rastreados a ancestros comunes en las profundidades del tiempo geológico. Este descubrimiento fue articulado por primera vez por Charles Darwin en 1859, y las nuevas líneas de evidencia han confirmado el descubrimiento una y otra vez desde ese entonces. Existen dos líneas principales de evidencia:

Los eslabones perdidos, y

Las características compartidas


El papel de los eslabones perdidos es el más difícil de entender. Los creacionistas y otros religiosos fundamentalistas claman que, si toda la vida está relacionada a través de un gigantesco árbol de familia que se extiende desde el tiempo presente hasta millones de atrás, seguramente deberíamos poder encontrar fósiles que están a mitad de camino entre los grupos establecidos. Ellos reclaman, ¿Dónde están estos eslabones perdidos? ¡Los paleontólogos los tienen!

El Archaeopteryx, mitad reptil, mitad ave

El primer dramático eslabón perdido salió a la luz en 1861, apenas dos años después de la publicación del Origen de las Especies de Darwin. El primer espécimen de Archaeopteryx fue descubierto en una mina de piedra caliza en el sur de Alemania y fue estudiado ávidamente por científicos a lo largo de toda Europa.

Escritores tales como Thomas Henry Huxley notaron inmediatamente que Archaeopteryx era una forma intermedia.

Tenía características de ave: plumas y alas.

También tenía caracteres de reptil: el esqueleto de un pequeño dinosaurio terópodo (carnívoro), con una cola ósea larga, dedos con garras en el borde anterior de las alas y dientes en las mandíbulas.

El papel del Archaeopteryx ha sido debatido desde 1861. ¿Es en realidad el eslabón perdido entre los reptiles y las aves o es solo un ave y no un eslabón perdido?

Siete nuevos esqueletos han salido a la luz y todos ellos confirman que Huxley estaba en lo cierto.

Además, nuevos y fantásticos especimenes han sido encontrados en España y en China, los cuales son entre 30 y 40 millones de años más jóvenes y más parecidos a un ave que Archaeopteryx, exactamente como lo predicen los evolucionistas.

Las nuevas aves de España y de China poseen colas cortas y óseas y las garras de las alas están reducidas, es decir, se están haciendo más parecidos a las aves.

¡Las localidades en China no solo han producido nuevas aves sorprendentes, pero también nuevos especimenes de dinosaurios con plumas!

Estos nuevos especimenes cierran el argumento. Archaeopteryx no está solo, una única especie atestando a la realidad de la transición evolucionaria de los reptiles a las aves. Bajo ella, en el árbol evolucionario, se estrechan incontables dinosaurios terópodos que se han hecho más aves a lo largo del tiempo, y sobre Archaeopteryx se estrechan numerosas especies de aves que abarcan cada paso de la vía desde Archaeopteryx hasta las aves modernas completas. Una larga serie de fósiles a través de los períodos Jurásico y Cretáceo, un período de 140 millones de años, documenta la transición evolucionaria de los reptiles a las aves.

De mandíbulas a oídos: Siguiéndole la pista a los eslabones perdidos

La ruta evolucionaria de reptil a mamífero es conocida en casi el mismo nivel de detalle. Entre los períodos Pérmico y Triásico, varios reptiles con características de mamíferos evolucionaron de formas basales que eran completamente reptiles. A través de docenas de pasos intermedios ellos evolucionaron en los mamíferos en el Triásico Tardío, hace 225 millones de años. Todos estos pasos están evidenciados en los fósiles:

Paso a paso, los paleontólogos pueden ver el cambio de los dientes uniformes tipo estaquilla de los reptiles a los dientes diferenciados de los mamíferos (incisivos, caninos, molares.)

Paso a paso, la compleja mandíbula de los reptiles, con cinco huesos diferentes, cambia a la mandíbula de los mamíferos, con un solo hueso, el dentario.

o En los reptiles, tanto los de hoy en día como los pasados, la articulación de la mandibular se encuentra entre el hueso articular en la parte posterior de la mandíbula inferior y el hueso cuadrado en el cráneo.

o Por otra parte, en los mamíferos, la articulación de la mandíbula se encuentra entre el elemento dentario y el escamoso del cráneo.

Lo más sorprendente de todo es la transición evolucionaria hacia el oído medio de los mamíferos.

En los reptiles, tal como en los anfibios y los peces, existe un solo hueso auditivo, el estribo, el cual es simplemente una pequeña barra recta que une el tímpano con las estructuras auditivas del oído medio y el cerebro.

Los mamíferos, incluyendo a los humanos, poseen tres osículos (pequeños huesos) en el oído, el martillo, el yunque y el estribo.

Los pasos evolucionarios fueron descritos por primera vez en la Época Victoriana, estudiando embriones y luego fueron confirmados por los fósiles:

El estribo de los mamíferos es el mismo que el de sus ancestros. Sin embargo, el martillo y el yunque se movilizaron hacia el oído medio desde su función original en la articulación de la mandíbula de los reptiles.
La realidad es más extraña que la ficción: la mandíbula inferior de los reptiles ha sido subsumida al oído medio de los mamíferos para mejorar la función auditiva.

Y los fósiles nos muestran como algunos mamíferos tipo reptil del Triásico poseían efectivamente dos articulaciones mandibulares: la articulación rectilínea, la cual estaba reducida, y la nueva articulación dentaria-escamosa, la cual comenzó a actuar.

En un cierto punto, en el Triásico Tardío, la articulación de la mandíbula rectilínea cambió de función.
Aún podemos detectar el legado de esta extraordinaria transición: cuando masticamos una hamburguesa, uno puede escuchar los movimientos de la mandíbula en lo profundo de los oídos.

Cada día se reportan nuevos fósiles, por ejemplo, el primer insecto, el homínido más antiguo, el primer dinosaurio saurópodo, una ballena con patas del Eoceno, y así sucesivamente. Los nuevos descubrimientos de fósiles que llegan a la prensa son todos evidencia concreta de las transiciones evolucionarias. Los fósiles son raramente estrambóticos o inesperados. Ellos encajan dentro de las predicciones hechas por los árboles evolucionarios. Los dinosaurios con plumas y las ballenas con patas son verdaderamente descubrimientos extraordinarios, pero los biólogos han estado convencidos de su existencia dadas las predicciones de sus árboles evolucionarios. Pero, ¿Es ésta la única evidencia de las transiciones evolucionarias?

El gran árbol de la vida

El singular gran árbol de la vida es una evidencia profunda de las transiciones evolucionarias. Durante su viaje a Sudamérica y a las Islas Galápagos alrededor de 1830, Darwin se vio más y más desconcertado sobre la distribución de plantas y animales, tanto geográficamente como geológicamente. Él comenzó su expedición como un creacionista tradicional. Sin embargo, esto fue lo que descubrió..

Él vio que las magníficas plantas y animales de Sudamérica estaban relacionadas las unas con las otras. ¿Por qué ocurría esto si ellas fueron simplemente creadas?

También observó algunos de los relativamente recientes fósiles de mamíferos de Sudamérica, como los perezosos terrestres gigantes y los gliptodontes. ¿Por qué eran estos fósiles tan obviamente parientes de los perezosos y osos hormigueros modernos que son únicos a Sudamérica?

Divinamente, vio que los animales singulares de las islas Galápagos eran todos parientes cercanos a los animales del continente en Ecuador y que ellos variaban de isla a isla. ¿Por qué?

La solución entonces le llegó a Darwin como un gran golpe a la cabeza. Las similitudes en el tiempo y en el espacio eran fácilmente explicables: la vida había evolucionado. La vida no había sido creada especie por especie. Los pinzones de las Galápagos, las tortugas terrestres y las iguanas habían divergido de ancestros comunes que habían llegado al azar a las islas varios miles o millones de años atrás. Sudamérica había estado aislada del resto del mundo y su fauna única de pájaros y mamíferos había evolucionado a través de largos períodos de tiempo partiendo de ancestros singulares. Darwin sugirió valientemente que si rastreamos hacia atrás, hasta el origen mismo de la vida, veríamos que toda ella se originó de un solo ancestro común.

Confirmación molecular

Desde 1859, este gran árbol de la vida ha sido cuidadosamente construido por medio del estudio detenido de los fósiles y de los organismos modernos. Y entonces, las especulaciones de Darwin y todo ese cuidadoso trabajo, fueron confirmadas por una fuente inesperada: las moléculas.

Las proteínas en el cuerpo de todos los organismos, especialmente el ADN y el ARN que son las moléculas fundamentales de la vida, llevan consigo registros de las transiciones evolucionarias.

Puesto en forma simple, el grado de diferencia entre las mismas proteínas (o del ADN o el ARN) en diferentes especies es proporcional al tiempo en que dichas especies han estado separadas de un ancestro común. Así, los humanos poseen moléculas que son casi idénticas a aquellas que tienen los chimpancés, bastante diferentes a las de las vacas y muy diferentes a las de los hongos mixomicetos. La cantidad de la diferencia es proporcional al tiempo desde su divergencia en el árbol evolucionario.

Desde 1960, los biólogos moleculares han estado produciendo sus propios árboles evolucionarios y éstos coinciden con aquellos basados en los fósiles y en los especimenes de museo de plantas y animales vivientes. La confirmación final y más sorprendente de las ideas de Darwin también proviene de la biología molecular. Todos los seres vivientes, desde los virus hasta los humanos, desde las bacterias hasta las gramíneas, comparten maquinarias moleculares complejas: el código de la vida en el ADN y el ARN y su maquinaria de síntesis de proteínas y el sistema de transferencia de energía del ATP.

Conclusión

Las transiciones evolucionarias han sido demostradas por los llamados “eslabones perdidos,” por fósiles como el Archaeopteryx, y por la gran cantidad de intermediarios entre los dinosaurios y las aves modernas que se encuentran a cada lado de esta especie. Existen miles de otros fósiles que llenan los espacios entre grupos modernos que están bastante separados y nuevos descubrimientos cada año continúan llenando más espacios. Sin embargo, la evidencia de las transiciones evolucionarias puede también observarse en las distribuciones geográficas: parientes cercanos a menudo se encuentran cerca los unos de los otros en la base de sus ramas evolutivas. La forma de los árboles evolucionarios ha sido ahora confirmada por evidencia independiente de las estructuras moleculares. Es más, el hecho de que todos los microbios, las plantas y los animales de hoy poseen varios mecanismos moleculares complejos en común, demuestra en forma conclusiva que toda la vida se originó ultimadamente de un ancestro común, miles de millones de años atrás.

NOTA. © 2001, American Institute of Biological Sciences. Los educadores tienen permiso de reimprimir artículos para su uso en las clases.

Sobre el autor: El Doctor Michael Benton es un paleontólogo de vertebrados con interés en el origen de los dinosaurios y en la historia de los fósiles. Él es Director de Paleontología de Vertebrados en la Universidad de Bristol, en el Reino Unido y también Director del programa de maestría en paleobiología en esa universidad. Ha escrito unos 30 libros sobre dinosaurios y sobre paleobiología, desde tomos profesionales hasta libros populares para niños.

http://www.gly.bris....sonnel/MJB.html


___________________________________________________





Spin Palace - Spanish