Ir a contenido


Foto

El Sagrado Corán con y sin comentarios


  • Inicia sesión para responder
70 Respuesta(s) a este Tema

#21 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 09 febrero 2008 - 05:40



_________________________________________________


El Sagrado Corán. 26. Los poetas (Ach chóara)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 227 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. tsm.
2. Éstas son las aleyas de la Escritura sabia.
3. Tú, quizá, te consumas de pena porque no creen.
4. Si quisiéramos, haríamos bajar del cielo sobre ellos un signo y doblarían ante él la cerviz.
5. No les llega una nueva amonestación del Compasivo que no se aparten de ella.
6. Han desmentido, pero recibirán noticias de aquello de que se burlaban.
7. ¿No han visto cuánta especie generosa de toda clase hemos hecho crecer en la tierra?
8. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
9. En verdad, tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso.
10. Y cuando tu Señor llamó a Moisés: «Ve al pueblo impío,
11. al pueblo de Faraón. ¿No van a temerme ?»
12. Dijo: «¡Señor! Temo que me desmientan.
13. Me angustio, se me traba la lengua. ¡Envía por Aarón!
14. Me acusan de un crimen y temo que me maten».
15. Dijo: «¡No! ¡Id los dos con Nuestros signos! Estamos con vosotros, escuchamos.
16. Id a Faraón y decid: '¡Nos ha enviado el Señor del universo:
17. ¡Deja marchar con nosotros a los Hijos de Israel!'»
18. Dijo: «¿No te hemos educado, cuando eras niño, entre nosotros? ¿No has vivido durante años de tu vida entre nosotros?
19. Desagradecido, hiciste lo que hiciste»
20. Dijo: «Lo hice cuando estaba extraviado.
21. Tuve miedo de vosotros y me escapé. Mi Señor me ha regalado juicio y ha hecho de mí uno de los enviados.
22. ¿Es ésta una gracia que me echas en cara, tú que has esclavizado a los Hijos de Israel?»
23. Faraón dijo: «Y ¿qué es 'el Señor del universo'?»
24. Dijo: «Es el Señor de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está. Si estuvierais convencidos...»
25. Dijo a los circunstantes: «¡Habéis oído?»
26. Dijo. «Es vuestro Señor y Señor de vuestros antepasados...»
27. Dijo: «¡El enviado que se os ha mandado es; ciertamente, un poseso!»
28. Dijo: «...el Señor del Oriente y del Occidente y de lo que entre ellos está. Si razonarais...»
29. Dijo: «¡Si tomas por dios a otro diferente de mí, he de enviarte a la cárcel!»
30. Dijo: «¿Y si te trajera algo claro?»
31. Dijo: «¡Tráelo‚ si es verdad lo que dices!»
32. Moisés tiró su vara y he aquí que ésta se convirtió en una auténtica serpiente.
33. Sacó su mano y he aquí que apareció blanca a los ojos de los presentes.
34. Dijo a los dignatarios que le rodeaban: «Sí, éste es un mago muy entendido,
35. que quiere expulsaros de vuestra tierra con su magia. ¿Qué ordenáis?»
36. Dijeron: «Dales largas, a él y a su hermano, y envía a las ciudades a agentes que convoquen,
37. que te traigan a los magos más entendidos, a todos».
38. Los magos fueron convocados para una determinada hora del día convenido
39. y se dijo a la gente: «¿No queréis asistir?
40. Quizás, así, sigamos a los magos, si son ellos los que ganan»
41. Cuando llegaron los magos dijeron a Faraón: «Si ganamos, recibiremos una recompensa, ¿no?»
42. Dijo: «¡Sí! Y seréis entonces, ciertamente, de mis allegados».
43. Moisés les dijo: «¡Tirad lo que vayáis a tirar!»
44. Y tiraron sus cuerdas y varas, y dijeron: «¡Por el poder de Faraón, que venceremos!»
45. Moisés tiró su vara y he aquí que ésta engulló sus mentiras.
46. Y los magos cayeron prosternados.
47. Dijeron: «¡Creemos en el Señor del universo,
48. el Señor de Moisés y de Aarón!»
49. Dijo: «¡Le habéis creído antes de que yo os autorizara a ello! ¡Es vuestro maestro, que os ha enseñado la magia! ¡Vais a ver! ¡He de haceros amputar las manos y los pies opuestos! ¡Y he de haceros crucificar a todos!»
50. Dijeron: «¡No importa! ¡Nos volvemos a nuestro Señor!
51. Anhelamos que nuestro Señor nos perdone nuestros pecados, ya que hemos sido los primeros en creer».
52. E inspiramos a Moisés: «¡Parte de noche con Mis siervos! ¡Seréis perseguidos!»
53. Faraón envió a las ciudades a agentes que convocaran:
54. «Son una banda insignificante
55. y, ciertamente, nos han irritado.
56. Nosotros, en cambio, somos todo un ejército y estamos bien prevenidos».
57. Les expulsamos de sus jardines y fuentes,
58. de sus tesoros y suntuosas residencias.
59. Así fue, y se lo dimos en herencia a los Hijos de Israel.
60. A la salida del sol, les persiguieron.
61. Cuando los dos grupos se divisaron, dijeron los compañeros de Moisés: «¡Nos ha alcanzado!»
62. Dijo: «¡No! ¡Mi Señor está conmigo, el me dirigirá!»
63. E inspiramos a Moisés: «¡Golpea el mar con tu vara!» El mar, entonces, se partió y cada parte era como una imponente montaña.
64. Hicimos que los otros se acercaran allá,
65. y salvamos a Moisés y a todos los que con él estaban.
66. Luego, anegamos a los otros.
67. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
68. ¡Sí, tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso!
69. ¡Cuéntales la historia de Abraham!
70. Cuando dijo a su padre y a su pueblo: «¿Qué servís?»
71. Dijeron: «Servimos a ídolos y continuaremos entregándonos a su culto».
72. Dijo: «Y ¿os escuchan cuando les invocáis?
73. ¿Pueden aprovecharos o haceros daño?»
74. Dijeron: «¡No, pero encontramos que nuestros antepasados hacían lo mismo!»
75. Dijo: «¿Y habéis visto lo que servíais,
76. vosotros y vuestros lejanos antepasados?
77. Son mis enemigos, a diferencia del Señor del universo.
78. Que me ha creado y me dirige,
79. me da de comer y de beber,
80. me cura cuando enfermo,
81. me hará morir y, luego, me volverá a la vida,
82. de Quien anhelo el perdón de mis faltas el día del Juicio.
83. ¡Señor! ¡Regálame juicio y reúneme con los justos!
84. ¡Haz que tenga una buena reputación en mi posteridad!
85. ¡Cuéntame entre los herederos del Jardín de la Delicia!
86. ¡Perdona a mi padre, estaba extraviado!
87. No me avergüences el día de la Resurrección,
88. el día que no aprovechen hacienda ni hijos varones,
89. excepto a quien vaya a Alá con corazón sano».
90. El Jardín será acercado a quienes hayan temido a Alá
91. y el fuego de la gehena aparecerá ante los descarriados.
92. Se les dirá. «¿Dónde está lo que servíais
93. en lugar de servir a Alá? ¿Pueden auxiliaros o auxiliarse a sí mismos?»
94. Ellos y los descarriados serán precipitados en él,
95. así como las huestes de Iblis, todas.
96. Ya en él dirán mientras disputan:
97. «¡Por Alá, que estábamos, sí, evidentemente extraviados
98. cuando os equiparábamos al Señor del universo!
99. Nadie sino los pecadores nos extraviaron
100. y, ahora, no tenemos a nadie que interceda,
101. a ningún amigo ferviente.
102. Si pudiéramos volver para ser creyentes...»
103. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
104. Tu Señor es, ciertamente, el Poderoso, el Misericordioso.
105. El pueblo de Noé desmintió a los enviados.
106. Cuando su hermano Noé les dijo: «¿Es que no vais a temer a Alá?
107. Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
108. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
109. No os pido por ello ningún salario. Mi salario no incumbe sino al Señor del universo.
110. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!»
111. Dijeron: «¿Vamos a creerte a ti, siendo así que son los más viles los que te siguen?»
112. Dijo: «¿Y qué sé yo de sus obras?
113. Sólo a mi Señor tienen que dar cuenta. Si os dierais cuenta...
114. ¡No voy yo a rechazar a los creyentes!
115. ¡Yo no soy más que un monitor que habla claro!»
116. Dijeron: «¡Noé! Si no paras, ¡hemos de lapidarte!»
117. Dijo: «¡Señor! Mi pueblo me desmiente.
118. ¡Falla, pues, entre yo y ellos, y sálvame, junto con los creyentes que están conmigo!»
119. Les salvamos, pues, a él y a quienes estaban con él en la nave abarrotada.
120. Luego, después, anegamos al resto.
121. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
122. En verdad, tu Señor es el Poderoso. el Misericordioso.
123. Los aditas desmintieron a los enviados.
124. Cuando su hermano Hud les dijo: «¿Es que no vais a temer a Alá?
125. Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
126. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
127. No os pido por ello ningún salario. Mi salario no incumbe sino al Señor del universo.
128. ¡Construís en cada colina un monumento para divertiros
129. y hacéis construcciones esperando, quizá, ser inmortales?
130. Cuando usáis de violencia lo hacéis sin piedad.
131. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
132. ¡Temed a Quien os ha proveído de lo que sabéis:
133. de rebaños e hijos varones,
134. de jardines y fuentes!
135. ¡Temo por vosotros el castigo de un día terrible!»
136. Dijeron: «¡Nos da lo mismo que nos amonestes o no!
137. No hacemos sino lo que acostumbraban a hacer los antiguos.
138. ¡No se nos castigará!»
139. Le desmintieron y les aniquilamos. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
140. En verdad, tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso.
141. Los tamudeos desmintieron a los enviados.
142. Cuando su hermano Salih les dijo: «¿Es que no vais a temer a Alá?
143. Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
144. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
145. No os pido por ello ningún salario. Mi salario no incumbe sino al Señor del universo.
146. ¿Se os va a dejar en seguridad con lo que aquí abajo tenéis,
147. entre jardines y fuentes,
148. entre campos cultivados y esbeltas palmeras,
149. y continuaréis excavando, hábilmente, casas en las montañas?
150. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
151. ¡No obedezcáis las órdenes de los inmoderados,
152. que corrompen en la tierra y no la reforman!»
153. Dijeron: «¡Eres sólo un hechizado!
154. ¡No eres sino un mortal como nosotros! ¡Trae un signo, si es verdad lo que dices!»
155. Dijo: «He aquí una camella. Un día le tocará beber a ella y otro día a vosotros.
156. ¡No le hagáis mal! ¡Si no, os sorprenderá el castigo de un día terrible!»
157. Pero ellos la desjarretaron... y se arrepintieron.
158. Y les sorprendió el Castigo. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
159. ¡En verdad, tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso!
160. El pueblo de Lot desmintió a los enviados.
161. Cuando su hermano Lot les dijo: «¿Es que no vais a temer a Alá?
162. Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
163. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
164. No os pido por ello ningún salario. Mi salario no incumbe sino al Señor del universo.
165. ¿Os llegáis a los varones, de las criaturas,
166. y descuidáis a vuestras esposas, que vuestro Señor ha creado para vosotros? Sí, sois gente que viola la ley».
167. Dijeron: «Si no paras, Lot, serás, ciertamente, expulsado».
168. Dijo: «Detesto vuestra conducta.
169. ¡Señor! ¡Sálvanos, a mí y a mi familia, de lo que hacen!»
170. Y les salvamos, a él y a su familia, a todos,
171. salvo a una vieja entre los que se rezagaron.
172. Luego, aniquilamos a los demás.
173. E hicimos llover sobre ellos una lluvia. ¡Lluvia fatal para los que habían sido advertidos!
174. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
175. ¡En verdad tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso!
176. Los habitantes de la Espesura desmintieron a los enviados.
177. Cuando Suayb les dijo: «¡Es que no vais a temer a Alá?
178. Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
179. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
180. No os pido por ello ningún salario. Mi salario no incumbe sino al Señor del universo.
181. ¡Dad la medida justa, no hagáis trampa!
182. ¡Pesad con una balanza exacta!
183. ¡No dañeis a nadie en sus cosas y no obréis mal en la tierra corrompiendo!
184. ¡Temed a Quien os ha creado, a vosotros y a las generaciones antiguas!»
185. Dijeron: «Eres sólo un hechizado.
186. No eres sino un mortal como nosotros. Creemos que mientes.
187. Si es verdad lo que dices, ¡haz que caiga sobre nosotros parte del cielo!»
188. Dijo: «Mi Señor sabe bien lo que hacéis».
189. Le desmintieron. Y el castigo del día de la Sombra les sorprendió. fue el castigo de un día terrible.
190. Ciertamente, hay en ello un signo, pero la mayoría no creen.
191. ¡En verdad, tu Señor es el Poderoso, el Misericordioso!
192. Es, en verdad, la Revelación del Señor del universo.
193. El Espíritu digno de confianza lo ha bajado
194. a tu corazón, para que seas uno que advierte.
195. En lengua árabe clara,
196. y estaba, ciertamente, en las Escrituras de los antiguos.
197. ¿No es para ellos un signo que los doctores de los Hijos de Israel lo conozcan?
198. Si lo hubiéramos revelado a uno no árabe
199. y éste se lo hubiera recitado, no habrían creído en él.
200. Así se lo hemos insinuado a los pecadores,
201. pero no creerán en él hasta que vean el castigo doloroso,
202. que les vendrá de repente, sin presentirlo.
203. Entonces, dirán: «¿Se nos diferirá?»
204. ¿Quieren, entonces, adelantar Nuestro castigo?
205. Y ¿qué te parece? Si les dejáramos gozar durante años
206. y, luego, se cumpliera en ellos la amenaza,
207. no les serviría de nada el haber disfrutado tanto.
208. No hemos destruido nunca una ciudad sin haberle enviado antes quienes advirtieran,
209. como amonestación. No somos injustos.
210. No son los demonios quienes lo han bajado:
211. ni les estaba bien, ni podían hacerlo.
212. Están, en verdad, lejos de oírlo.
213. No invoques a otros dioses junto con Alá si no, serás castigado.
214. Advierte a los miembros más allegados de tu tribu.
215. Sé benévolo con los creyentes que te siguen.
216. Si te desobedecen, di: «Soy inocente de lo que hacéis».
217. Confía en el Poderoso, el Misericordioso,
218. Que te ve cuando estás de pie
219. y ve las posturas que adoptas entre los que se prosternan.
220. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.
221. ¿Tengo que informaros de sobre quién descienden los demonios?
222. Descienden sobre todo mentiroso pecador.
223. Aguzan el oído... Y la mayoría mienten.
224. En cuanto a los poetas, les siguen los descarriados.
225. ¿No has visto que van errando por todos los valles
226. y que dicen lo que no hacen?
227. No son así los que creen, obran bien, recuerdan mucho a Alá y se defienden cuando son tratados injustamente. ¡Los impíos verán pronto la suerte que les espera!

__________________________________________________



#22 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 23 febrero 2008 - 10:03


_____________________________________



El Sagrado Corán: 27. Las hormigas (An naml)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 93 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. ts. Éstas son las aleyas del Corán y de una Escritura clara,
2. dirección y buena nueva para los creyentes,
3. que hacen la azalá, dan el azaque y están convencidos de la otra vida.
4. Hemos engalanado a sus propios ojos las acciones de los que no creen en la otra vida. Yerran ciegos.
5. Esos tales son los que sufrirán el castigo peor y los que perderán más en la otra vida.
6. En verdad tú recibes el Corán de Uno que es sabio, omnisciente.
7. Cuando Moisés dijo a su familia: «Distingo un fuego. Voy a informaros de qué se trata u os traeré un tizón ardiente. Quizás, así, podáis calentaros».
8. Al llegar a él, le llamaron: «¡Bendito sea Quien está en el fuego y quien está en torno a él! ¡Gloria a Alá, Señor del universo!
9. ¡Moisés! ¡Yo soy Alá, el Poderoso, el Sabio!»
10. Y: «¡Tira tu vara!» Y cuando vio que se movía como si fuera una serpiente, dio media vuelta para escapar, sin volverse. «¡Moisés! ¡No tengas miedo! Ante Mí, los enviados no temen.
11. Sí, en cambio, quien haya obrado impíamente; pero, si sustituye su mala acción por una buena... Yo soy indulgente, misericordioso.
12. Introduce la mano por la escotadura de tu túnica y saldrá blanca, sana. Esto formará parte de los nueve signos destinados a Faraón y su pueblo. Son gente perversa».
13. Cuando Nuestros signos vinieron a ellos para abrirles los ojos, dijeron: «¡Esto es manifiesta magia!»
14. Y los negaron injusta y altivamente, a pesar de estar convencidos de ellos. ¡Y mira cómo terminaron los corruptores!
15. Dimos ciencia a David y a Salomón. Y dijeron: «¡Alabado sea Alá, que nos ha preferido a muchos de Sus siervos creyentes!»
16. Salomón heredó a David y dijo: «¡Hombres! Se nos ha enseñado el lenguaje de los pájaros y se nos ha dado de todo. ¡ Es un favor manifiesto!»
17. Las tropas de Salomón, compuestas de genios, de hombres y pájaros, fueron agrupadas ante él y formadas.
18. Hasta que, llegados al Valle de las Hormigas, una hormiga dijo: «¡Hormigas! ¡Entrad en vuestras viviendas, no sea que Salomón y sus tropas os aplasten sin darse cuenta!»
19. Sonrió al oír lo que ella decía y dijo: «¡Señor! ¡Permíteme que Te agradezca la gracia que nos has dispensado, a mí y a mis padres! ¡Haz que haga obras buenas que Te plazcan! ¡Haz que entre a formar parte, por Tu misericordia, de Tus siervos justos!»
20. Pasó revista a los pájaros y dijo: «¿Cómo es que no veo a la abubilla? ¿O es que está ausente?
21. He de castigarla severamente o degollarla, a menos que me presente, sin falta, una excusa satisfactoria».
22. No tardó en regresar y dijo: «Sé algo que tú no sabes, y te traigo de los saba una noticia segura.
23. He encontrado que reina sobre ellos una mujer, a quien se ha dado de todo y que posee un trono augusto.
24. He encontrado que ella y su pueblo se postran ante el sol, no ante Alá. El Demonio les ha engalanado sus obras y, habiéndoles apartado del camino, no siguen la buena dirección,
25. de modo que no se prosternan ante Alá, Que pone de manifiesto lo que está escondido en los cielos y en la tierra, y sabe lo que ocultáis y lo que manifestáis.
26. Alá, fuera del Cual no hay otro dios, es el Señor del Trono augusto».
27. Dijo él: «Vamos a ver si dices verdad o mientes.
28. Lleva este escrito mío y échaselo. Luego, mantente aparte y mira qué responden».
29. Dijo ella: «¡Dignatarios! Me han echado un escrito respetable.
30. Es de Salomón y dice: '¡En el nombre de Alá el Compasivo el Misericordioso!
31. ¡No os mostréis altivos conmigo y venid a mí sumisos!'»
32. Dijo ella: «¡Dignatarios! ¡Aconsejadme en mi asunto! No voy a decidir nada sin que seáis vosotros testigos».
33. Dijeron: «Poseemos fuerza y poseemos gran valor, pero a ti te toca ordenar. ¡Mira, pues, qué ordenas!»
34. Dijo ella: «Los reyes, cuando entran en una ciudad, la arruinan y reducen a la miseria a sus habitantes más poderosos. Así es como hacen.
35. Yo, en cambio, voy a enviarles un regalo y ver con qué regresan los enviados».
36. Cuando llegó a Salomón. dijo: «¿Queréis colmarme de hacienda? Lo que Alá me ha dado vale más que lo que él os ha dado. No, sino que sois vosotros quienes están contentos con vuestros regalos.
37. ¡Regresa a los tuyos! Hemos de marchar contra ellos con tropas a las que no podrán contener y hemos de expulsarles de su ciudad, abatidos y humillados».
38. Dijo él: «¡Dignatarios! ¿Quién de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sumisos?»
39. Uno de los genios, un ifrit, dijo: «Yo te lo traeré antes de que hayas tenido tiempo de levantarte de tu asiento. Soy capaz de hacerlo, digno de confianza».
40. El que tenía ciencia de la Escritura dijo: «Yo te lo traeré en un abrir y cerrar de ojos». Cuando lo vio puesto junto a sí, dijo: «éste es un favor de mi Señor para probarme si soy o no agradecido. Quien es agradecido, lo es en realidad, en provecho propio. Y quien es desagradecido... Mi Señor Se basta a Sí mismo, es generoso».
41. Dijo: «¡Desfiguradle su trono y veremos si sigue la buena dirección o no!»
42. Cuando ella llegó, se dijo: «¿Es así su trono?» Dijo ella: «Parece que sí». «Hemos recibido la ciencia antes que ella. Nos habíamos sometido.
43. Pero lo que ella servía, en lugar de servir a Alá, la ha apartado. Pertenecía a un pueblo infiel».
44. Se le dijo: «¡Entra en el palacio!» Cuando ella lo vio, creyó que era un estanque de agua y se descubrió las piernas. Dijo él: «Es un palacio pavimentado de cristal». Dijo ella: «¡Señor! He sido injusta conmigo misma, pero, como Salomón, me someto a Alá, Señor del universo».
45. Y a los tamudeos les enviamos su hermano Salih: «¡Servid a Alá!» Y he aquí que se escindieron en dos grupos, que se querellaron.
46. Dijo: «¡Pueblo! ¿Por qué precipitáis el mal antes que el bien? ¿Por qué no pedís perdón a Alá? Quizás, así, se os tenga piedad».
47. Dijeron: «Os tenemos, a ti y a los que te siguen, por aves de mal agüero». Dijo: «Vuestro augurio está en manos de Alá. Sí, sois gente sujeta a prueba».
48. En la ciudad había un grupo de nueve hombres, que corrompían en la tierra y no la reformaban.
49. Dijeron: «¡Juramentémonos ante Alá que hemos de atacarles de noche, a él y a su familia! Luego, diremos a su pariente próximo que no presenciamos el asesinato de su familia y que decimos la verdad».
50. Urdieron una intriga sin sospechar que Nosotros urdíamos otra.
51. Y ¡mira cómo terminó su intriga! Les aniquilamos a ellos y a su pueblo, a todos.
52. Ahí están sus casas en ruinas, en castigo de su impiedad. Ciertamente, hay en ello un signo para gente que sabe.
53. Salvamos, en cambio, a los que creían y temían a Alá.
54. Y a Lot. Cuando dijo a su pueblo: «¿Cometéis deshonestidad a sabiendas?
55. ¿Os llegáis a los hombres, por concupiscencia, en lugar de llegaros a las mujeres? Sí, sois gente ignorante».
56. Lo único que respondió su pueblo fue: «¡Expulsad de la ciudad a la familia de Lot! Son gente que se las dan de puros».
57. Les preservamos del castigo, a él y a su familia, salvo a su mujer. Determinamos que fuera de los que se rezagaran.
58. E hicimos llover sobre ellos una lluvia. ¡Lluvia fatal para los que habían sido advertidos...!
59. Di: «¡Alabado sea Alá! ¡Paz sobre Sus siervos, que Él ha elegido! ¿Quién es mejor: Alá o lo que Le asocian?»
60. ¡ Quién, si no, ha creado los cielos y la tierra y hecho bajar para vosotros agua del cielo, mediante la cual hacemos crecer primorosos jardines allí donde vosotros no podríais hacer crecer árboles? ¿Hay un dios junto con Alá? Pero es gente que equipara.
61. ¿Quién, si no, ha estabilizado la tierra, colocado por ella ríos, fijado montañas y puesto una barrera entre las dos grandes masas de agua? ¿Hay un dios junto con Alá? Pero la mayoría no saben.
62. ¿Quién, si no, escucha la invocación del necesitado, quita el mal y hace de vosotros sucesores en la tierra? ¿Hay un dios junto con Alá? ¡Qué poco os dejáis amonestar!
63. ¿Quién, si no, os guía por entre las tinieblas de la tierra y del mar, quién envía los vientos como nuncios que preceden a Su misericordia? ¿Hay un dios junto con Alá? ¡Alá está por encima de lo que Le asocian!
64. ¿Quién, si no, inicia la creación y luego la repite? ¿Quién os sustenta de los bienes del cielo y de la tierra? ¿ Hay un dios junto con Alá? Di: «¡Aportad vuestra prueba, si es verdad lo que decís!»
65. Di: «Nadie en los cielos ni en la tierra conoce lo oculto, fuera de Alá. Y no presienten cuándo van a ser resucitados.
66. Al contrario, su ciencia no alcanza la otra vida. Dudan de ella, más aún, están ciegos en cuanto a ella se refiere».
67. Los infieles dicen: «Cuando nosotros y nuestros padres seamos tierra, ¿se nos sacará?
68. ¡Esto es lo que antes se nos prometió, a nosotros y a nuestros padres! ¡No son más que patrañas de los antiguos!»
69. Di: «¡Id por la tierra y mirad cómo terminaron los pecadores!»
70. ¡No estés triste por ellos ni te angusties por sus intrigas!
71. Dicen: «¡Cuándo se cumplirá esta amenaza, si es verdad lo que decís?»
72. Di: «Quizás algo de aquello cuya venida queréis apresurar esté ya pisándoos los talones».
73. Sí, tu Señor dispensa Su favor a los hombres, pero la mayoría no agradecen.
74. En verdad, tu Señor conoce lo que ocultan sus pechos y lo que manifiestan.
75. No hay nada escondido en el cielo ni en la tierra que no esté en una Escritura clara.
76. Este Corán cuenta a los Hijos de Israel la mayor parte de aquello en que discrepan.
77. Es, sí, dirección y misericordia para los creyentes.
78. Tu Señor decidirá entre ellos con Su fallo. Es el Poderoso, el Omnisciente.
79. ¡Confía en Alá! Posees la verdad manifiesta.
80. Tú no puedes hacer que los muertos oigan, ni que los sordos oigan el llamamiento si vuelven la espalda.
81. Ni puedes dirigir a los ciegos, sacándolos de su extravío. Tú no puedes hacer que oigan sino quienes creen en Nuestros signos y están sometidos a Nosotros.
82. Cuando se pronuncie contra ellos la sentencia, les sacaremos de la tierra una bestia que proclamará ante ellos que los hombres no estaban convencidos de Nuestros signos.
83. El día que, de cada comunidad, congreguemos a una muchedumbre de los que desmentían Nuestros signos, serán divididos en grupos.
84. Hasta que, cuando vengan, diga: «¿Habéis desmentido Mis signos sin haberlos abarcado en vuestra ciencia? ¿Qué habéis hecho si no?»
85. Se pronunciará contra ellos la sentencia por haber obrado impíamente y no tendrán qué decir.
86. ¿No ven que hemos establecido la noche para que descansen y el día para que puedan ver claro? Ciertamente, hay en ello signos para gente que cree.
87. El día que se toque la trompeta, se aterrorizarán quienes estén en los cielos y en la tierra, salvo aquéllos que Alá quiera. Todos vendrán a Él humildes.
88. Verás pasar las montañas, que tú creías inmóviles, como pasan las nubes: obra de Alá, Que todo lo hace perfecto. Él está bien informado de lo que hacéis.
89. Quienes presenten una obra buena obtendrán una recompensa mejor aún y se verán, ese día, libres de terror,
90. mientras que quienes presenten una obra mala serán precipitados de cabeza en el Fuego: «¿Se os retribuye por algo que no hayáis cometido?»
91. «He recibido sólo la orden de servir al Señor de esta ciudad, que Él ha declarado sagrada. ¡Todo Le pertenece! He recibido la orden de ser de los sometidos a Él,
92. y de recitar el Corán. Quien sigue la vía recta la sigue, en realidad, en provecho propio. Pero quien se extravía... Di: «Yo no soy sino uno que advierte».
93. Di también: «¡Alabado sea Alá! él os mostrará Sus signos y vosotros los reconoceréis. Tu Señor está atento a lo que hacéis».



El Sagrado Corán: 28. El relato (Al casas)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 88 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. tsm.
2. éstas son las aleyas de la Escritura clara.
3. Te recitamos la historia de Moisés y de Faraón, conforme a la verdad, para gente que cree.
4. Faraón se condujo altivamente en el país y dividió a sus habitantes en clanes. Debilitaba a un grupo de ellos, degollando a sus hijos varones y dejando con vida a sus mujeres. Era de los corruptores.
5. Quisimos agraciar a los que habían sido humillados en el país y hacer de ellos jefes, hacer de ellos herederos,
6. darles poderío en el país y servirnos de ellos para hacer que Faraón. Hamán y sus ejércitos experimentaran lo que ya recelaban.
7. Inspiramos a la madre de Moisés: «Dale de mamar y, en caso de peligro, ponlo en el río! ¡No temas por él, no estés triste! Te lo devolveremos y haremos de él un enviado».
8. Lo recogió la familia de Faraón, para terminar siendo para ellos enemigo y causa de tristeza. Faraón, Hamán y sus ejércitos eran pecadores.
9. La mujer de Faraón dijo: «Mi alegría y la tuya. ¡No le mates! Quizá nos sea útil o le adoptemos como hijo». No presentían...
10. La madre de Moisés quedó desolada y estuvo a punto de revelar lo ocurrido, si no llega a ser porque fortalecimos su corazón para que tuviera fe.
11. Dijo a su hermana: «¡Síguele!» Y le observaba de lejos, a hurtadillas.
12. Antes, le habíamos vedado los pechos. Dijo ella: «¿Queréis que os indique una familia que os lo cuide y eduque?»
13. Así, lo devolvimos a su madre, para, que se alegrara y no estuviera triste, para que supiera que lo que Alá promete es verdad. Pero la mayoría no saben.
14. Cuando alcanzó la madurez y completó su crecimiento, le dimos juicio y ciencia: así retribuimos a quienes hacen el bien.
15. Sin que se enteraran sus habitantes, entró en la ciudad y encontró a dos hombres que peleaban, uno de su propio clan y otro del clan adverso. El de su clan le pidió auxilio contra el del otro. Moisés dio a éste un puñetazo y le mató. Dijo: «Esto es obra del Demonio, que es un enemigo, extra viador declarado».
16. Dijo: «¡Señor! He sido injusto conmigo mismo. ¡Perdóname!» Y le perdonó. Él es el Indulgente, el Misericordioso.
17. Dijo: «¡Señor! Por las gracias que me has dispensado, no respaldaré a los pecadores».
18. A la mañana siguiente se encontraba en la ciudad, temeroso, cauto, y he aquí que el que la víspera había solicitado su auxilio le llamó a gritos. Moisés le dijo: «¡Estás evidentemente descarriado!»
19. Habiendo querido, no obstante, poner las manos en el enemigo de ambos, éste le dijo: «¡Moisés! ¿Es que quieres matarme a mí como mataste ayer a aquél? Tú no quieres sino tiranizar el país, no reformarlo».
20. Entonces, de los arrabales, vino corriendo un hombre. Dijo: «¡Moisés!» los dignatarios están deliberando sobre ti para matarte. ¡Sal! Te aconsejo bien».
21. Y salió de ella, temeroso, cauto. «¡Señor!», dijo: «¿Sálvame del pueblo impío!»
22. Y, dirigiéndose hacia Madián, dijo: «Quizá mi Señor me conduzca por el camino recto».
23. Cuando llegó a la aguada de Madián, encontró allí a un grupo de gente que abrevaba sus rebaños. Encontró, además, a dos mujeres que mantenían alejado el de ellas. Dijo: «¿Qué os pasa?» Dijeron ellas: «No podemos abrevar el rebaño mientras estos pastores no se lleven los suyos. Y nuestro padre es muy anciano».
24. Y abrevó su rebaño. Luego, se retiró a la sombra. Y dijo: «¡Señor! Me hace mucha falta cualquier bien que quieras hacerme».
25. Una de las dos vino a él con paso tímido y dijo: «Mi padre te llama para retribuirte por habernos abrevado el rebaño». Cuando llegó ante él y le contó lo que le había ocurrido, dijo: «¡No temas! Estás a salvo del pueblo impío».
26. Una de ellas dijo: «¡Padre! ¡Dale un empleo! No podrás emplear a nadie mejor que este hombre, fuerte, de confianza».
27. Dijo: «Quisiera casarte con una de estas dos hijas mías, pero a condición de que trabajes para mí durante ocho años. Si completas diez, es ya cosa tuya. No quiero coaccionarte. Encontrarás, si Alá quiere, que soy de los justos».
28. Dijo: «¡Trato hecho! Y cualquiera que sea el plazo que yo decida, no seré objeto de hostilidad. Alá responde de nuestras palabras».
29. Y, cuando Moisés cumplió el tiempo convenido y se fue con su familia, distinguió un fuego del lado del monte y dijo a su familia: «¡Quedaos aquí! Distingo un fuego. Quizá pueda informaros de qué se trata u os traiga un tizón. Quizás, así podáis calentaros».
30. Llegado a él, le llamaron desde la vertiente derecha del valle, desde el sitio bendito, desde el árbol: «¡Moisés! ¡Soy Alá, Señor del universo!
31. ¡Tira tu vara!» Y cuando vio que se movía como si fuera una serpiente, dio media vuelta para escapar, sin volverse. «¡Moisés! ¡Avanza y no temas! ¡No va a pasarte nada!
32. Introduce la mano por la escotadura de tu túnica y saldrá blanca, sana. Frente al miedo, ¡mantente sereno! He aquí dos pruebas de tu Señor, destinadas a Faraón y a sus dignatarios, que son gente perversa».
33. Dijo: «¡Señor! He matado a uno de los suyos y temo que me maten.
34. Mi hermano Aarón es más elocuente que yo. Envíale conmigo como ayudante, para que confirme lo que yo diga. Temo que me desmientan».
35. Dijo: «Fortaleceremos tu brazo con tu hermano y os daremos autoridad. Así no se llegarán a vosotros. Gracias a Nuestros signos, vosotros dos y quienes os sigan ganaréis».
36. Cuando Moisés les trajo Nuestros signos como pruebas claras, dijeron: «¡Esto no es sino magia inventada! No hemos oído que ocurriera tal cosa en tiempo de nuestros antepasados».
37. Moisés dijo: «Mi Señor sabe bien quién ha traído la Dirección de Él y quién tendrá la Morada Postrera. Los impíos no prosperarán».
38. Faraón dijo: «¡Dignatarios! Yo no sé que tengáis a ningún otro dios que a mí. ¡Hamán! ¡Cuéceme unos ladrillos y hazme una torre! Quizás, así, pueda llegarme al dios de Moisés. Sí, creo que miente».
39. Y se condujeron, él y sus tropas, en el país altivamente sin razón. Creían que no iban a ser devueltos a Nosotros.
40. Entonces, les sorprendimos, a él y a sus tropas, y les precipitamos en el mar. ¡Y mira cómo terminaron los impíos!
41. Hicimos de ellos jefes que llaman al Fuego. Y el día de la Resurrección no serán auxiliados.
42. Hemos hecho que sean perseguidos por una maldición en la vida de acá. Y el día de la Resurrección serán vilipendiados.
43. Después de haber hecho perecer a las generaciones precedentes, dimos a Moisés la Escritura como argumento evidente para los hombres, como dirección y misericordia. Quizás, así, se dejaran amonestar.
44. Cuando decidimos la orden respecto a Moisés, tú no estabas en la ladera occidental del monte, ni eras testigo.
45. Pero suscitamos generaciones que vivieron una vida larga. Tú no residías entre los madianitas para recitarles Nuestras aleyas. Pero enviamos.
46. Ni estabas en la ladera del monte cuando llamamos. Empero, por una misericordia venida de tu Señor, para que adviertas a un pueblo al que no ha venido monitor alguno antes de ti. Quizás, así, se dejen amonestar.
47. Si como castigo a sus obras, les afligiera una desgracia, dirían: «¡Señor! ¿Por qué no nos has mandado un enviado? Habríamos seguido Tus signos y creído».
48. Pero, ahora que la Verdad ha venido a ellos de parte Nuestra, dicen: «¿Por qué no se le ha dado lo mismo que se dio a Moisés?» Pero ¿no se mostraron también incrédulos ante lo que se había dado antes a Moisés? Dicen: «Son dos casos de magia que se respaldan mutuamente». Y dicen: «No creemos en ninguna».
49. Di: «Entonces, si es verdad lo que decís ¡traed una Escritura de Alá que dirija a los hombres mejor que esas dos y la seguiré!»
50. Y, si no te escuchan, sabe que no hacen sino seguir sus pasiones. ¿Y hay alguien más extraviado que quien sigue sus pasiones, sin ninguna dirección venida de Alá? Alá no dirige al pueblo impío.
51. Les hemos hecho llegar la Palabra. Quizás, así se dejen amonestar.
52. Aquéllos a quienes hemos dado la Escritura antes de él, creen en él.
53. Y, cuando se les recita éste, dicen: «¡Creemos en él! Es la Verdad que viene de nuestro Señor. Antes de él nos habíamos sometido».
54. Recibirán doble remuneración por haber tenido paciencia. Repelen el mal con el bien y dan limosna de lo que les hemos proveído.
55. Cuando oyen vaniloquio, se desvían y dicen: «Nosotros responderemos de nuestros actos y vosotros de los vuestros. ¡Paz sobre vosotros! ¡No deseamos tratar con los ignorantes!»
56. Tú no puedes dirigir a quien amas. Alá es, más bien, Quien dirige a quien él quiere. Él sabe mejor que nadie quiénes son los que siguen la buena dirección.
57. Dicen: «Si seguimos la Dirección contigo, se nos despojará de nuestra tierra». Pero ¿es que no les hemos dado poder sobre un territorio sagrado y seguro, al que se traen frutos de todas clases como sustento de parte Nuestra? Pero la mayoría no saben.
58. ¡Cuántas ciudades hemos hecho perecer, que se ufanaban de sus medios de subsistencia! Ahí tenéis sus viviendas, casi del todo deshabitadas después de ellos. Hemos sido Nosotros los Herederos.
59. Tu Señor nunca ha destruido ciudades sin haber antes mandado a su metrópoli a un enviado que les recitara Nuestras aleyas. Nunca hemos destruido ciudades, a menos que sus habitantes fueran impíos.
60. Lo que habéis recibido no es más que breve disfrute de la vida de acá y ornato suyo. En cambio, lo que Alá tiene es mejor y más duradero. ¿Es que no razonáis?
61. Uno a quien hemos prometido algo bello, que verá cumplirse, ¿es comparable a aquel otro a quien hemos permitido el breve disfrute de la vida de acá y a quien luego, el día de la Resurrección, se hará comparecer?
62. El día que les llame, dirá.. «¡Dónde están aquéllos que pretendíais que eran Mis asociados?»
63. Aquéllos contra quienes se pronuncie la sentencia dirán: «¡Señor! éstos son los que nosotros descarriamos. Les descarriamos como nosotros también estábamos descarriados. Somos inocentes ante Ti. No es a nosotros a quienes servían».
64. Se dirá.. «¡Invocad a vuestros asociados!» Les invocarán, pero no les escucharán y verán el castigo. Si hubieran seguido la buena dirección...
65. El día que les llame, dirá.. «¿Qué repondisteis a los enviados?»
66. Ese día, como no sabrán qué responder, ni se preguntarán unos a otros.
67. En cuanto a quien se arrepienta, crea y obre bien, es posible que se cuente entre los que prosperen.
68. Tu Señor crea y elige lo que quiere. El elegir no les incumbe. ¡Gloria a Alá! ¡Está por encima de lo que Le asocian!
69. Tu Señor conoce lo que ocultan sus pechos y lo que manifiestan.
70. ¡Es Alá ¡No hay más dios que Él! ¡Alabado sea en esta vida y en la otra! ¡Suya es la decisión ! ¡Y a Él seréis devueltos!
71. Di.. «¿Qué os parece si Alá os impusiera una noche perpetua hasta el día de la Resurrección? ¿Qué otro dios que Alá podría traeros la claridad? ¿Es que no oís?»
72. Di: «¿Qué os parece si Alá os impusiera un día perpetuo hasta el día de la Resurrección? ¿Qué otro dios que Alá podría traeros la noche para reposaros? ¿Es que no veis?»
73. Como muestra de Su misericordia, ha establecido la noche para vosotros para que descanséis y el día para que busquéis Su favor. Y quizás así, seáis agradecidos.
74. El día que les llame, dirá.. «¿Dónde están aquéllos que pretendíais que eran Mis asociados?»
75. Haremos comparecer un testigo de cada comunidad y diremos: «¡Aportad vuestra prueba!» Y sabrán que la Verdad es de Alá. Y se esfumarán sus invenciones.
76. Coré formaba parte del pueblo de Moisés y se insolentó con ellos. Le habíamos dado tantos tesoros que un grupo de hombres forzudos apenas podía cargar con las llaves. Cuando su pueblo le dijo: «No te regocijes, que Alá no ama a los que se regocijan!
77. ¡Busca en lo que Alá te ha dado la Morada Postrera, pero no olvides la parte que de la vida de acá te toca! ¡Sé bueno, como Alá lo es contigo! ¡No busques corromper en la tierra, que Alá no ama a los corruptores!»
78. Dijo: «Lo que se me ha dado lo debo sólo a una ciencia que tengo». Pero ¿es que no sabía que Alá había hecho perecer antes de él a otras generaciones más poderosas y opulentas que él? Pero a los pecadores no se les interrogará acerca de sus pecados.
79. Apareció ante su pueblo, rodeado de pompa. Los que deseaban la vida de acá dijeron: «¡Ojalá se nos hubiera dado otro tanto de lo que se ha dado a Coré! Tiene una suerte extraordinaria».
80. Pero los que habían recibido la Ciencia, dijeron: «¡Ay de vosotros! La recompensa de Alá es mejor para el que cree y obra bien. Y no lo conseguirán sino los que tengan paciencia».
81. Hicimos que la tierra se tragara a él y su vivienda. No hubo ningún grupo que, fuera de Alá, le auxiliara, ni pudo defenderse a sí mismo.
82. A la mañana siguiente, los que la víspera habían envidiado su posición dijeron: «¡Ah! Alá dispensa el sustento a quien Él quiere de sus Siervos: a unos con largueza, a otros con mesura. Si Alá no nos hubiera agraciado, habría hecho que nos tragara. ¡Ah! ¡Los infieles no prosperarán!»
83. Asignamos esa Morada Postrera a quienes no quieren conducirse con altivez en la tierra ni corromper. El fin es para los que temen a Alá.
84. Quien venga habiendo obrado bien tendrá como recompensa algo aún mejor. Y quien venga habiendo obrado mal,... Quienes hayan obrado mal no serán retribuidos sino conforme a sus obras.
85. Sí, Quien te ha impuesto el Corán, te devolverá a un lugar de retorno. Di: «Mi Señor sabe bien quién ha traído la Dirección y quién está evidentemente extraviado».
86. Tú no podías esperar que se te transmitiera a ti la Escritura. No ha sido así más que por misericordia venida de tu Señor. ¡No respaldes a los infieles!
87. ¡Que no te desvíen de las aleyas de Alá, después de haberte sido reveladas! ¡Llama a tu Señor y no seas de los asociadores!
88. ¡No invoques a otro dios junto con Alá! ¡No hay más dios que Él! ¡Todo perece, salvo Él! ¡Suya es la decisión! ¡Y a Él seréis devueltos!


______________________________________________________




#23 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 01 marzo 2008 - 02:24


_________________________________________


El Sagrado Corán: 29. La araña (Al ankabút)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 69 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. 'lm.
2. Piensan los hombres que se les dejará decir: «¡Creemos!», sin ser probados?
3. Ya probamos a sus predecesores. Alá, sí, conoce perfectamente a los sinceros y conoce perfectamente a los que mienten.
4. ¿Piensan quienes obran mal que podrán escapar de Nosotros? ¡Qué mal juzgan!
5. Quien cuente con encontrar a Alá sepa que el plazo fijado por Alá vendrá ciertamente, Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.
6. Quien combate por Alá combate, en realidad, en provecho propio. Alá, ciertamente, puede prescindir de las criaturas.
7. A quienes hayan creído y obrado bien les borraremos, sí, sus malas obras y les retribuiremos, sí, con arreglo a sus mejores obras.
8. Hemos ordenado al hombre que se porte bien con sus padres. Pero si éstos te insisten en que Me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, ¡no les obedezcas! Volveréis a Mí y ya os informaré de lo que hacíais.
9. A quienes hayan creído y obrado bien hemos de hacer que entren a formar parte de los justos.
10. Hay algunos que dicen: «¡Creemos en Alá!» Pero, en cuanto sufren algo por Alá, toman la prueba a que los hombres les somenten como castigo de Alá. Si, en cambio, tu Señor les auxilia, seguro que dicen: «¡Estábamos con vosotros!» ¿Es que Alá no sabe bien lo que hay en los pechos de la Humanidad?
11. Alá, sí, conoce perfectamente a los que creen y conoce perfectamente a los hipócritas.
12. Los infieles dicen a los creyentes: «¡Seguid nuestro camino y cargaremos con vuestros pecados!» Pero, si ni con sus propios pecados cargan nada... ¡Mienten, ciertamente!
13. Llevarán, ciertamente, su carga juntamente con la ajena. El día de la Resurrección tendrán que responder de lo que se inventaban.
14. Enviamos Noé a su pueblo y permaneció con él durante mil años menos cincuenta. Luego, el diluvio les sorprendió en su impiedad.
15. Les salvamos, a él y a los de la nave, e hicimos de ella un signo para todo el mundo.
16. Y a Abraham. Cuando dijo a su pueblo: «¡Servid a Alá y temedle! Es mejor para vosotros. Si supierais...»
17. Servís, en lugar de servir a Alá, sólo ídolos, y creáis una mentira. Los que vosotros servís, en lugar de servir a Alá, no pueden procuraros sustento. ¡Buscad, pues, en Alá el sustento! ¡Servidle, dadle gracias! ¡A Él seréis devueltos!
18. Si desmentís, ya otras generaciones, antes de vosotros, desmintieron. Al Enviado sólo le incumbe la transmisión clara.
19. ¿Es que no ven cómo inicia Alá la creación y, luego, la repite? Es cosa fácil para Alá.
20. Di: «¡Id por la tierra y mirad cómo inició la creación! Luego, Alá creará por última vez. Alá es omnipotente».
21. Castiga a quien Él quiere y se apiada de quien Él quiere. A Él seréis devueltos.
22. No podéis escapar en la tierra ni en el cielo. No tenéis, fuera de Alá, amigo ni auxiliar.
23. Quienes no crean en los signos de Alá y en que Le encontrarán, ésos son quienes desesperarán de Mi misericordia, ésos son quienes sufrirán un castigo doloroso.
24. Lo único que respondió su pueblo fue: «¡Matadle o quemadle!» Pero Alá le libró del fuego. Ciertamente hay en ello signos para gente que cree.
25. Dijo: «Habéis tomado ídolos en lugar de tomar a Alá, sólo por el afecto mutuo que os tenéis en la vida de acá. Luego, el día de la Resurrección, renegaréis unos de otros y os maldeciréis mutuamente. Vuestra morada será el Fuego y no tendréis quien os auxilie».
26. Lot creyó en Él y dijo: «Me refugio en mi Señor. Él es el Poderoso, el Sabio».
27. Le regalamos Isaac y Jacob, e instituimos en su descendencia el profetismo y la Escritura. Le recompensamos en la vida de acá, y en la otra es de los justos.
28. Y a Lot. Cuando dijo a su pueblo: «Ciertamente cometéis una deshonestidad que ninguna criatura ha cometido antes.
29. ¿Os llegáis a los hombres, salteáis y cometéis actos reprobables en vuestras reuniones?». Lo único que respondió su pueblo fue: «¡Tráenos el castigo de Alá, si es verdad lo que dices!»
30. Dijo: «¡Señor! ¡Auxíliame contra el pueblo corruptor!»
31. Cuando Nuestros mensajeros vinieron a Abraham con la buena nueva, dijeron: «Vamos a hacer perecer a la población de esta ciudad. Son unos impíos».
32. Dijo: «Pero Lot está en ella». Dijeron: «Sabemos bien quién está en ella. Les salvaremos, ciertamente, a él y a su familia, excepto a su mujer, que será de los que se rezaguen».
33. Habiendo llegado nuestros mensajeros a Lot, éste se afligió por ellos y se sintió impotente para protegerles. Pero ellos dijeron: «¡No temas ni estés triste! Vamos a salvaros, a ti y a tu familia, excepto a tu mujer, que será de los que se rezaguen.
34. Vamos a hacer bajar un castigo del cielo sobre la población de esta ciudad, porque han sido unos perversos».
35. E hicimos de ella un signo claro para gente que razona.
36. A los madianitas su hermano Suayb. Dijo: «¡Pueblo! ¡Servid a Alá y contad con el último Día! ¡No obréis mal en la tierra corrompiendo!»
37. Le desmintieron y el Temblor les sorprendió, amaneciendo muertos en sus casas.
38. ¡Y a los aditas y a los tamudeos! Por sus viviendas se os muestra claramente... El Demonio engalanó sus obras y los apartó del Camino, a pesar de su perspicacia.
39. ¡Y a Coré, a Faraón y a Hamán! Moisés vino a ellos con las pruebas claras y ellos se condujeron en el país altivamente. Pero no consiguieron escapar.
40. Sorprendimos a cada uno por su pecado. Contra unos enviamos una tempestad de arena. A otros les sorprendió el Grito. A otros hicimos que la tierra se los tragara. A otros les anegamos. No fue Alá quien fue injusto con ellos, sino que ellos lo fueron consigo mismos.
41. Quienes toman amigos en lugar de tomar a Alá son semejantes a la araña que se ha hecho una casa. Y la casa más frágil es la de la araña. Si supieran...
42. Alá sabe todo lo que invocan en lugar de invocarle a Él. Es el Poderoso, el Sabio.
43. Proponemos estas parábolas a los hombres, pero no las comprenden sino los que saben.
44. Alá ha creado con un fin los cielos y la tierra. Ciertamente, hay en ello un signo para los creyentes.
45. ¡Recita lo que se te ha revelado de la Escritura ! ¡Haz la azalá! La azalá prohíbe la deshonestidad y lo reprobable. Pero el recuerdo de Alá es más importante aún. Alá sabe lo que hacéis.
46. No discutáis sino con buenos modales con la gente de la Escritura, excepto con los que hayan obrado impíamente. Y decid: «Creemos en lo que se nos ha revelado a nosotros y en lo que se os ha revelado a vosotros. Nuestro Dios y vuestro Dios es Uno. Y nos sometemos a él».
47. Y, así, te hemos revelado la Escritura. Aquéllos a quienes revelamos la Escritura creen en ella. Entre éstos hay algunos que creen en ella. Nadie rechaza Nuestros signos sino los infieles.
48. Tú no leías, antes de recibirla, ninguna Escritura, ni copiabas ninguna con tu diestra. Los falsarios, si no, habrían sospechado...
49. Antes bien, es un conjunto de aleyas claras en los pechos de quienes han recibido la Ciencia. No niegan Nuestros signos sino los impíos.
50. Dicen: «¿Por qué no se le han revelado signos procedentes de su Señor?» Di: «Sólo Alá dispone de los signos. Yo soy solamente un monitor que habla claro».
51. ¿Es que no les basta que te hayamos revelado la Escritura que se les recita? Hay en ello una misericordia y una amonestación para gente que cree.
52. Di: «¡Alá basta como testigo entre yo y vosotros! Conoce lo que está en los cielos y en la tierra. Quienes crean en lo falso y no crean en Alá, ésos serán los que pierdan».
53. Y te piden que adelantes el castigo. Si no fuera porque ha sido prefijado, les habría ya alcanzado. Les vendrá, en verdad, de repente, sin presentirlo.
54. Te piden que adelantes el castigo. Sí, la gehena cercará a los infieles.
55. El día que el castigo les cubra de pies a cabeza y diga: «¡Gustad el fruto de vuestras obras!»
56. ¡Siervos creyentes! ¡Mi tierra es vasta! ¡Servidme, pues, a Mí solo!
57. Cada uno gustará la muerte. Luego, seréis devueltos a Nosotros.
58. A quienes hayan creído y hecho el bien hemos de alojarles en el Jardín, eternamente, en cámaras altas, a cuyos pies fluyen arroyos. ¡Qué grata es la recompensa de los que obran bien,
59. que tienen paciencia y confían en su Señor!
60. ¡Cuántas bestias hay que no pueden proveerse del sustento! Alá se encarga de él y del vuestro. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.
61. Si les preguntas: «¿Quién ha creado los cielos y la tierra y sujetado el sol y la luna?», seguro que dicen: «¡Alá!» ¡Cómo pueden, pues, ser tan desviados!
62. Alá dispensa el sustento a quien Él quiere de Sus siervos: a unos con largueza, a otros con mesura. Alá es omnisciente.
63. Si les preguntas: «¿Quién hace bajar agua del cielo, vivificando con ella la tierra después de muerta?», seguro que dicen: «¡Alá!» Di: «¡Alabado sea Alá!» No, la mayoría no comprenden.
64. Esta vida de acá no es sino distracción y juego, pero la Morada Postrera, ésa sí que es la Vida. Si supieran...
65. Cuando se embarcan, invocan a Alá rindiéndole culto sincero. Pero, en cuanto les salva, llevándoles a tierra firme, al punto Le asocian otros dioses,
66. para terminar negando lo que les hemos dado. ¡Que gocen por breve tiempo! ¡Van a ver...!
67. ¿No ven que hemos hecho un territorio sagrado y seguro, mientras, alrededor de ellos, secuestran a la gente? ¿Creen, pues, en lo falso y no creerán en la gracia de Alá?
68. ¿Hay alguien que sea más impío que quien inventa una mentira contra Alá o que, cuando viene a él la Verdad, la desmiente? ¿No hay en la gehena una morada para los infieles?
69. A quienes hayan combatido por Nosotros ¡hemos de guiarles por Nuestros caminos! ¡Alá está, en verdad, con quienes hacen el bien!




________________________________________________________





#24 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 marzo 2008 - 10:50





El Sagrado Corán: 30. Los bizantinos (Al rúm)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 60 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. 'lm.
2. Los bizantinos han sido vencidos
3. en los confines del país. Pero, después de su derrota, vencerán
4. dentro de varios años. Todo está en manos de Alá, tanto el pasado como el futuro. Ese día, los creyentes se regocijarán
5. del auxilio de Alá. Auxilia a quien Él quiere. Es el Poderoso, el Misericordioso.
6. ¡Promesa de Alá! Alá no falta a Su promesa. Pero la mayoría de los hombres no saben.
7. Conocen lo externo de la vida de acá, pero no se preocupan por la otra vida.
8. ¿Es que no reflexionan en su interior? Alá no ha creado los cielos, la tierra y lo que entre ellos está sino con un fin y por un período determinado. Pero muchos hombres se niegan, sí, a creer en el encuentro de su Señor.
9. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Eran más poderosos, araban la tierra y la poblaban más que ellos. Sus enviados vinieron a ellos con las pruebas claras. No fue Alá quien fue injusto con ellos, sino que ellos lo fueron consigo mismos.
10. Y el fin de los que obraron mal fue el peor, porque desmintieron los signos de Alá y se burlaron de ellos.
11. Alá inicia la creación y luego la repite, después de lo cual seréis devueltos a Él.
12. Cuando suene la Hora, los pecadores serán presa de la desesperación.
13. Sus asociados no intercederán por ellos y éstos renegarán de aquéllos.
14. El día que suene la Hora se dividirán:
15. quienes hayan creído y obrado bien, serán regocijados en un prado;
16. pero quienes no hayan creído y hayan desmentido Nuestros signos y la existencia de la otra vida serán entregados al castigo.
17. ¡Gloria a Alá tarde y mañana!
18. ¡Alabado sea en los cielos y en la tierra, por la tarde y al mediodía!
19. Saca al vivo del muerto, al muerto del vivo. Vivifica la tierra después de muerta. Así es como se os sacará.
20. Y entre Sus signos está el haberos creado de tierra. Luego, hechos hombres, os diseminasteis...
21. Y entre Sus signos está el haberos creado esposas nacidas entre vosotros, para que os sirvan de quietud, y el haber suscitado entre vosotros el afecto y la bondad. Ciertamente, hay en ellos signos para gente que reflexiona.
22. Y entre Sus signos está la creación de los cielos y de la tierra, la diversidad de vuestras lenguas y de vuestros colores. Ciertamente hay en ello signos para los que saben.
23. Y entre Sus signos está vuestro sueño, de noche o de día, vuestra solicitud en recibir Su favor. Ciertamente, hay en ello signos para gente que oye.
24. Y entre Sus signos está el haceros ver el relámpago, motivo de temor y de anhelo, y el hacer bajar agua del cielo, vivificando con ella la tierra después de muerta. Ciertamente, hay en ello signos para gente que razona.
25. Y entre sus Signos está el que los cielos y la tierra se sostengan por una orden Suya. Al final, apenas Él os llame de la tierra, saldréis inmediatamente.
26. Suyos son quienes están en los cielos y en la tierra. Todos Le obedecen.
27. Es Él Quien inicia la creación y, luego, la repite. Es cosa fácil para Él. Representa el ideal supremo en los cielos y en la tierra. Es el Poderoso, el Sabio.
28. Os propone una parábola tomada de vuestro mismo ambiente: ¿Hay entre vuestros esclavos quienes participen del mismo sustento de que os hemos proveído, de modo que podáis equipararos en ello con ellos y les temáis tanto cuanto os teméis unos a otros? Así explicamos detalladamente los signos a gente que razona.
29. Los impíos, al contrario, siguen sus pasiones sin conocimiento. ¿Quién podrá dirigir a aquéllos a quienes Alá ha extraviado? No tendrán quien les auxilie.
30. ¡Profesa la Religión como hanif, según la naturaleza primigenia que Alá ha puesto en los hombres! No cabe alteración en la creación de Alá. Ésa es la religión verdadera. Pero la mayoría de los hombres no saben.
31. ...volviéndoos a Él arrepentidos. ¡Temedle, haced la azalá y no seáis de los asociadores,
32. de los que escinden su religión en sectas, contento cada grupo con lo suyo!
33. Cuando los hombres sufren una desgracia, invocan a su Señor, volviéndose a Él arrepentidos. Luego, cuando les ha hecho gustar una misericordia venida de Él, algunos de ellos asocian otros dioses a su Señor,
34. para terminar negando lo que les hemos dado. ¡Gozad, pues, brevemente! ¡Vais a ver...!
35. ¿Acaso les hemos conferido una autoridad que hable de lo que ellos Le asocian?
36. Cuando hacemos gustar a los hombres una misericordia, se regocijan de ella. Pero, si les sucede un mal como castigo a sus obras, ahí les tenéis desesperados.
37. ¿Es que no ven que Alá dispensa el sustento a quienes Él quiere: a unos con largueza, a otros con mesura? Ciertamente, hay en ello signos para gente que cree.
38. Da lo que es de derecho al pariente, al pobre y al viajero. Es lo mejor para quienes desean agradar a Alá. Esos son los que prosperarán.
39. Lo que prestáis con usura para que os produzca a costa de la hacienda ajena no os produce ante Alá. En cambio, lo que dais de azaque por deseo de agradar a Alá... Ésos son los que recibirán el doble.
40. Alá es Quien os ha creado y, luego proveído del sustento, Quien os hará morir y, luego, volveros a la vida. ¿Hay alguno de vuestros asociados que sea capaz de hacer algo de eso? ¡Gloria a Él! ¡Está por encima de lo que Le asocian!
41. Ha aparecido la corrupción en la tierra y en el mar como consecuencia de las acciones de los hombres, para hacerles gustar parte de lo que han hecho. Quizás, así, se conviertan.
42. Di: «¡Id por la tierra y mirad cómo terminaron sus antecesores: fueron, en su mayoría, asociadores!»
43. Profesa la religión verdadera antes de que llegue un día que Alá no evitará. Ese día serán separados:
44. quienes no hayan creído sufrirán las consecuencias de su incredulidad, pero quienes hayan obrado bien se habrán preparado un lecho.
45. Para retribuir con Su favor a los que hayan creído y obrado bien. Él no ama a los infieles.
46. Entre Sus signos, está el envío de los vientos como nuncios de la buena nueva, para daros a gustar de Su misericordia, para que naveguen las naves siguiendo Sus órdenes y para que busquéis Su favor. Y quizás, así, seáis agradecidos.
47. Antes de ti, hemos mandado enviados a su pueblo. Les aportaron las pruebas claras. Nos vengamos de los que pecaron, era deber Nuestro auxiliar a los creyentes.
48. Alá es Quien envía los vientos y éstos levantan nubes. Y Él las extiende como quiere por el cielo, las fragmenta y ves que sale de dentro de ellas el chaparrón. Cuando favorece con éste a los siervos que Él quiere, he aquí que éstos se regocijan,
49. mientras que, antes de haberles sido enviado desde arriba, habían sido presa de la desesperación.
50. ¡Y mira las huellas de la misericordia de Alá, cómo vivifica la tierra después de muerta! Tal es, en verdad, el Vivificador de los muertos. Es omnipotente.
51. Y si enviamos un viento y ven que amarillea, se obstinan, no obstante, en su incredulidad.
52. Tú no puedes hacer que los muertos oigan ni que los sordos oigan el llamamiento, si vuelven la espalda.
53. Ni puedes dirigir a los ciegos, sacándoles de su extravío. Tú no puedes hacer que oigan sino quienes creen en Nuestros signos y están sometidos a Nosotros.
54. Alá es Quien os creó débiles; luego, después de ser débiles, os fortaleció luego, después de fortaleceros, os debilitó y os encaneció. Crea lo que Él quiere. Es el Omnisciente, el Omnipotente.
55. El día que llegue la Hora, jurarán los pecadores que no han permanecido sino una hora. Así estaban de desviados...
56. Quienes habían recibido la Ciencia y la fe dirán: «Habéis permanecido el tiempo previsto en la Escritura de Alá.. hasta el día de la Resurrección, y hoy es el día de la Resurrección. Pero no sabíais...»
57. Ese día, no les servirán de nada a los impíos sus excusas y no serán agraciados.
58. En este Corán hemos dado a los hombres toda clase de ejemplos. Si les vienes con una aleya, seguro que dicen los infieles: «¡No sois más que unos falsarios!»
59. Así es como sella Alá los corazones de los que no saben.
60. ¡Ten, pues, paciencia! ¡Lo que Alá promete es verdad! ¡Que no te encuentren ligero quienes no están convencidos!



______________




El Sagrado Corán: 31. Luqmán

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 34 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. 'lm.
2. Éstas son las aleyas de la Escritura sabia,
3. como dirección y misericordia para quienes hacen el bien.
4. que hacen la azalá, dan el azaque y están convencidos de la otra vida.
5. Esos tales están dirigidos por su Señor, ésos son los que prosperarán.
6. Hay entre los hombres quien compra historietas divertidas para, sin conocimiento, extraviar a otros del camino de Alá y para tomarlo a burla. Quienes tal hagan tendrán un castigo humillante.
7. Cuando se le recitan Nuestras aleyas, se aleja altivamente, como si no las hubiera oído, como si hubiera estado sordo. ¡Anúnciale un castigo doloroso!
8. Quienes, en cambio, hayan creído y obrado bien tendrán los jardines de la Delicia.
9. en los que estarán eternamente. ¡Promesa de Alá verdad! Él es el Poderoso, el Sabio.
10. Ha creado los cielos sin pilares visibles. Ha fijado en la tierra las montañas para que ella y vosotros no vaciléis. Ha diseminado por ella toda clase de bestias. Hemos hecho bajar agua del cielo y crecer en ella toda especie generosa.
11. Ésta es la creación de Alá. ¡Mostradme, pues, qué han creado los otros dioses que hay fuera de Él! Sí, los impíos están evidentemente extraviados.
12. Dimos a Luqmán la sabiduría: «¡Sé agradecido con Alá! Quien es agradecido lo es, en realidad, en provecho propio. Quien es desagradecido... Alá Se basta a Sí mismo, es digno de alabanza».
13. Y cuando Luqmán amonestó a su hijo, diciéndole: «¡Hijito! ¡No asocies a Alá otros dioses, que la asociación es una impiedad enorme!».
14. Hemos ordenado al hombre con respecto a sus padres -su madre le llevó sufriendo pena tras pena y le destetó a los dos años- = «Sé agradecido conmigo y con tus padres. ¡Soy Yo el fin de todo!
15. Pero, si te insisten en que Me asocies aquello de que no tienes conocimiento, ¡no les obedezcas! En la vida de acá ¡pórtate amablemente con ellos! ¡Sigue el camino de quien vuelve a Mí arrepentido! Luego, volveréis a Mí y ya os informaré de lo que hacíais».
16. «¡Hijito! Aunque se trate de algo del peso de un grano de mostaza y esté escondido en una roca, en los cielos o en la tierra, Alá lo sacará a luz. Alá es sutil, está bien informado.
17. ¡Hijito! ¡Haz la azalá! ¡Ordena lo que está bien y prohíbe lo que está mal! ¡Ten paciencia ante la adversidad! ¡Eso sí que es dar muestras de resolución!
18. ¡No pongas mala cara a la gente, ni pises la tierra con insolencia! Alá no ama a nadie que sea presumido, jactancioso.
19. ¡Sé modesto en tus andares! ¡Habla en voz baja! ¡La voz más desagradable es, ciertamente, la del asno!»
20. ¿No veis que Alá ha sujetado a vuestro servicio lo que está en los cielos y en la tierra, y os ha colmado de Sus gracias, visibles u ocultas? Pero hay algunos hombres que discuten de Alá sin tener conocimiento, ni dirección, ni Escritura luminosa.
21. Y, cuando se les dice: «¡Seguid lo que Alá ha revelado!», dicen: «¡No, sino que seguiremos lo mismo que nuestros padres seguían!» ¿Y si el Demonio les llamara al castigo del fuego de la gehena?
22. Quien se somete a Alá y hace el bien se ase del asidero más firme. El fin de todo es Alá.
23. Si alguien no cree, ¡que su incredulidad no te entristezca! Volverán a Nosotros y ya les informaremos de lo que hacían. Alá sabe bien lo que encierran los pechos.
24. Les dejaremos que gocen por breve tiempo. Luego, les arrastraremos a un duro castigo.
25. Si les preguntas: «¿Quién ha creado los cielos y la tierra?», seguro que dicen: «¡Alá!» Di: «¡Alabado sea Alá!» No, la mayoría no saben.
26. Es de Alá lo que está en los cielos y en la tierra. Alá es Quien Se basta a Sí mismo, el Digno de Alabanza.
27. Si se hicieran cálamos de los árboles de la tierra, y se añadieran al mar, luego de él, otros siete mares más, no se agotarían las palabras de Alá. Alá es poderoso, sabio.
28. Crearos y resucitaros cuesta a Alá tanto como si se tratara de una sola persona. Alá todo lo oye, todo lo ve.
29. ¿No ves que Alá hace que la noche entre en el día y que el día entre en la noche, ha sujetado el sol y la luna, prosiguiendo los dos su curso hasta un término fijo, y que Alá está bien informado de lo que hacéis?
30. Esto es así porque Alá es la Verdad, pero lo que ellos invocan en lugar de invocarle a Él es lo falso. Alá es el Altísimo, el Grande.
31. ¿No ves que las naves navegan por la gracia de Alá, para que Él os muestre algunos de Sus signos? Ciertamente, hay en ello signos para todo aquél que tenga mucha paciencia, mucha gratitud.
32. Y, cuando las olas les cubren cual pabellones, invocan a Alá rindiéndole culto sincero. Pero, en cuanto les salva, llevándolos a tierra firme, algunos de ellos vacilan. Nadie niega Nuestros signos sino todo aquél que es pérfido, desagradecido.
33. ¡Hombres! ¡Temed a vuestro Señor y tened miedo de un día en que el padre no pueda satisfacer por su hijo, ni el hijo por su padre! ¡Lo que Alá promete es verdad! ¡Que la vida de acá no os engañe, y que el Engañador no os engañe acerca de Alá!
34. Alá tiene conocimiento de la Hora. Envía abajo la lluvía. Sabe lo que encierran las entrañas de la madre, mientras que nadie sabe lo que el día siguiente le deparará, nadie sabe en qué tierra morirá. Alá es omnisciente, está bien informado.


________________________________



El Sagrado Corán: 32. La adoración (Al sayda)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 30 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. 'lm.
2. La revelación de la Escritura, exenta de dudas, procede del Señor del universo.
3. O dicen: «Él la ha inventado». ¡No! es la Verdad venida de tu Señor, para que adviertas a un pueblo al que no ha venido monitor alguno antes de ti. Quizás, así, sean bien dirigidos.
4. Alá es Quien ha creado los cielos, la tierra y lo que entre ellos está en seis días. Luego, se ha instalado en el Trono. Fuera de É1, no tenéis amigo ni intercesor. ¿Es que no os dejaréis amonestar?
5. Él dispone en el cielo todo lo de la tierra. Luego, todo ascenderá a Él en un día equivalente en duración a mil años de los vuestros.
6. Tal es el Conocedor de lo oculto y de lo patente, el Poderoso, el Misericordioso,
7. Que ha hecho bien todo cuanto ha creado y ha comenzado la creación del hombre de arcilla
8. -luego, ha establecido su descendencia de una gota de líquido vil-;
9. luego, le ha dado forma armoniosa e infundido en él de Su Espíritu. Os ha dado el oído, la vista y el intelecto. ¡Qué poco agradecidos sois!
10. Dicen: «Cuando nos hayamos perdido en la tierra, ¿es verdad que se nos creará de nuevo?» No, no creen en el encuentro de su Señor.
11. Di: «El ángel de la muerte, encargado de vosotros, os llamara y, luego, seréis devueltos a vuestro Señor».
12. Si pudieras ver a los pecadores, cabizbajos ante su Señor: «¡Señor! ¡Hemos visto y oído! ¡Haznos volver para que hagamos obras buenas! ¡Estamos convencidos!»
13. Si hubiéramos querido, habríamos dirigido a cada uno. Pero se ha realizado Mi sentencia: «¡He de llenar la gehena de genios y de hombres, de todos ellos!»
14. ¡Gustad, pues, por haber olvidado que os llegaría este día! Nosotros también os hemos olvidado. ¡Gustad el castigo eterno por lo que habéis hecho!
15. Sólo creen en Nuestras aleyas quienes, al ser amonestados con ellas, caen al suelo en adoración y glorifican a su Señor, sin mostrarse altivos.
16. Se alzan del lecho para invocar a su Señor con temor y anhelo y dan limosna de lo que les hemos proveído.
17. Nadie sabe la alegría reservada a ellos en retribución a sus obras.
18. ¿Es que el creyente es como el perverso? No son iguales.
19. Quienes crean y obren bien tendrán los jardines de la Morada como alojamiento en premio a sus obras.
20. Pero los que obren con perversidad tendrán el Fuego como morada. Siempre que quieran salir de él, serán devueltos a él y se les dirá.. «¡Gustad el castigo del Fuego que desmentíais!»
21. Hemos de darles a gustar del castigo de aquí abajo antes del castigo mayor. Quizás, así, se conviertan.
22. ¿Hay alguien que sea más impío que quien, habiéndosele recordado los signos de su Señor, se desvía luego de ellos? Nos vengaremos de los pecadores.
23. Hemos dado a Moisés la Escritura -no dudes, pues, en encontrarle- e hicimos de ella dirección para los Hijos de Israel.
24. Elegimos de entre ellos a jefes que les dirigieran siguiendo Nuestra orden como premio por haber perseverado y por haber estado convencidos de Nuestros signos.
25. Tu Señor fallará entre ellos el día de la Resurrección sobre aquello en que discrepaban.
26. ¿Es que no les dice nada que hayamos hecho perecer a tantas generaciones precedentes, cuyas viviendas huellan ellos ahora? Ciertamente, hay en ello signos. ¿No oirán, pues?
27. ¿Es que no ven cómo conducimos el agua a la tierra pelada y, gracias a ella, sacamos los cereales de que se alimentan sus rebaños y ellos mismos? ¿No verán, pues?
28. Y dicen: «¿Para cuándo ese fallo, si es verdad lo que decís?»
29. Di: «El día del fallo, la fe ya no aprovechará a los infieles y no les será dado esperar».
30. ¡Apártate, pues, de ellos y espera! ¡Ellos esperan!


___________________________________________________________






#25 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 24 marzo 2008 - 11:29




El Sagrado Corán: 34. Los saba (Saba)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 54 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. ¡Alabado sea Alá, a Quien pertenece lo que está en los cielos y en la tierra!
¡Alabado sea también en la otra vida! Él es el Sabio, el Bien Informado.
2. Sabe lo que penetra en la tierra y lo que de ella sale, lo que desciende del
cielo y lo que a él asciende. Él es el Misericordioso, el Indulgente.
3. Los infieles dicen: «La Hora no nos llegará». Di: «¡Claro que sí! ¡Por mi
Señor, el Conocedor de lo oculto, que ha de llegaros! No se Le pasa
desapercibido el peso de un átomo en los cielos ni en la tierra. No hay nada,
menor o mayor que eso, que no esté en una Escritura clara,
4. para retribuir a los que creyeron y obraron bien. Esos tales tendrán perdón y
generoso sustento.
5. Quienes, en cambio, se hayan esforzado por dejar sin efecto Nuestros signos,
tendrán el castigo de un suplicio doloroso».
6. Quienes han recibido la Ciencia ven que lo que tu Señor te ha revelado es la
Verdad y dirige a la vía del Poderoso, del Digno de Alabanza.
7. Los infieles dicen: «¿Queréis que os indiquemos un hombre que os anuncie que,
cuando estéis completamente descompuestos, de verdad se os creará de nuevo?»
8. ¿Ha inventado una mentira contra Alá o es un poseso? ¡No, no es así! Los que
no creen en la otra vida están destinados al castigo y profundamente
extraviados.
9. ¿Es que no ven lo que les rodea en los cielos y en la tierra? Si quisiéramos,
haríamos que la tierra se los tragara o que cayera sobre ellos parte del cielo.
Ciertamente, hay en ello un signo para todo siervo arrepentido.
10. Dimos a David un favor Nuestro: «¡Montañas! ¡Resonad acompañándole, y
vosotros también, pájaros!» Por él, hicimos blando el hierro.
11. «¡Fabrica cotas de malla y mide bien la malla!» ¡Obrad bien! Yo veo bien lo
que hacéis.
12. A Salomón el viento, que por la mañana hacía el camino de un mes y por la
tarde de otro mes. Hicimos manar para él la fuente de bronce fundido. De los
genios, algunos trabajaban a su servicio, con permiso de su Señor. Al que
hubiera desobedecido Nuestras órdenes, le habríamos hecho gustar el castigo del
fuego de la gehena.
13. Le hacían todo lo que él quería: palacios, estatuas, calderos grandes como
cisternas, firmes marmitas. ¡Familiares de David, sed agradecidos! Pero pocos de
Mis siervos son muy agradecidos.
14. Y cuando decretamos su muerte, no tuvieron más indicio de ella que la
carcoma, que se puso a roer su cayado. Y, cuando se desplomó, vieron claramente
los genios que, si hubieran conocido lo oculto, no habrían permanecido tanto
tiempo en el humillante castigo.
15. Los saba tenían un signo en su territorio: dos jardines, uno a la derecha y
otro a la izquierda. «¡Comed del sustento de vuestro Señor y dadle gracias!
Tenéis un buen país y un Señor indulgente».
16. Pero se desviaron y enviamos contra ellos la inundación de los diques. Y les
cambiamos aquellos dos jardines por otros dos que producían frutos amargos,
tamariscos y unos pocos azufaifos.
17. Así les retribuimos por su ingratitud. No castigamos sino al desagradecido.
18. Entre ellos y las ciudades que Nosotros hemos bendecido establecimos otras
ciudades, cerca unas de otras, y determinamos el tránsito entre ellas: «¡Id de
una a otra, de día o de noche, en seguridad!»
19. Pero dijeron: «¡Señor! ¡Alarga nuestros recorridos!» Y fueron injustos
consigo mismos. Los hicimos legendarios y los dispersamos por todas partes.
Ciertamente, hay en ello signos para todo aquél que tenga mucha paciencia, mucha
gratitud.
20. Iblis confirmó la opinión que se había formado de ellos. Le siguieron todos,
menos un grupo de creyentes.
21. No tenía poder sobre ellos. Queríamos sólo distinguir a los que creían en la
otra vida de los que dudaban de ella. Tu Señor cuida de todo.
22. Di: «Invocad a los que, en lugar de Alá, pretendéis. No pueden el peso de un
átomo en los cielos ni en la tierra, ni tienen allí participación, ni Él
encuentra en ellos ayuda.
23. Es inútil interceder por nadie ante Él, excepto por quien Él lo permita.
Hasta que, cuando el terror haya desaparecido de sus corazones, digan: '¿Qué ha
dicho vuestro Señor?' Dirán: 'La verdad' Él es el Altísimo, el Grande».
24. Di: «¿Quién os procura el sustento de los cielos y de la tierra?» Di: «¡Alá!
O nosotros o vosotros, unos siguen la buena dirección y otros están
evidentemente extraviados».
25. Di: «Ni vosotros tendréis que responder de nuestros delitos, ni nosotros de
lo que hagáis».
26. Di: «Nuestro Señor nos reunirá y fallará entre nosotros según justicia. Él
es Quien falla, el Omnisciente».
27. Di: «Mostradme los que Le habéis agregado como asociados. Pero ¡no! El es
Alá, el Poderoso, el Sabio».
28. No te hemos enviado sino como nuncio de buenas nuevas y como monitor a todo
el género humano. Pero la mayoría de los hombres no saben.
29. Dicen: «¿Cuándo se cumplirá esta amenaza, si es verdad lo que decís?»
30. Di: «Se os ha fijado ya un día que no podréis retrasar ni adelantar una
hora».
31. Los infieles dicen: «No creemos en este Corán ni en sus precedentes». Si
pudieras ver a los impíos, de pie ante su Señor, recriminándose unos a otros.
Los que fueron débiles dirán a los que fueron altivos: «Si no llega a ser por
vosotros, habríamos creído».
32. Los que fueron altivos dirán a los que fueron débiles: «¿Somos, acaso,
nosotros los que os desviaron de la Dirección cuando se os indicó ésta? ¡No,
fuisteis culpables!»
33. Los que fueron débiles dirán a los que fueron altivos: «¡No!, que fueron
vuestras maquinaciones de noche y de día, cuando nos instabais a que no
creyéramos en Alá y a que Le atribuyéramos iguales...» Y, cuando vean el
castigo, disimularán su pena. Pondremos argollas al cuello de los que no hayan
creído. ¿Serán retribuidos por otra cosa que por lo que hicieron?
34. No hemos enviado monitor a una ciudad que no dijeran sus ricos: «No creemos
en vuestro mensaje».
35. Y que no dijeran: «Nosotros tenemos más hacienda e hijos. No se nos
castigará».
36. Di: «Mi Señor dispensa el sustento a quien Él quiere: a unos con largueza, a
otros con mesura. Pero la mayoría de los hombres no saben».
37. Ni vuestra hacienda ni vuestros hijos podrán acercaros bien a Nosotros. Sólo
quienes crean y obren bien recibirán una retribución doble por sus obras y
morarán seguros en las cámaras altas.
38. En cambio, quienes se esfuercen por dejar sin efecto Nuestros signos, serán
entregados al castigo.
39. Di: «Mi Señor dispensa el sustento a quien Él quiere de Sus siervos: a unos
con largueza, a otros con mesura. No dejará de restituiros ninguna limosna que
deis. Él es el Mejor de los proveedores».
40. El día que Él los congregue a todos, dirá a los ángeles: «¿Es a vosotros a
quienes servían?»
41. Dirán: «¡Gloria a Ti! Tú eres nuestro Amigo, no ellos. ¡No! Ellos servían a
los genios, en los que la mayoría creían».
42. Ese día no podréis ya aprovecharos ni dañaros unos a otros. Y diremos a los
impíos: «¡Gustad el castigo del Fuego que desmentíais!»
43. Y cuando se les recitan Nuestras aleyas como pruebas claras, dicen: «éste no
es sino un hombre que quiere apartaros de lo que vuestros padres servían». Y
dicen: «Esto no es sino una mentira inventada». Y de la Verdad, luego que ha
venido ésta a ellos, dicen los infieles: «¡Esto no es sino manifiesta magia!»
44. No les dimos ningunas Escrituras que estudiaran, ni les enviamos a ningún
monitor antes de ti.
45. Sus antecesores desmintieron y no han obtenido ni la décima parte de lo que
dimos a aquéllos, que desmintieron, no obstante, a Mis enviados. Y ¡cuál no fue
Mi reprobación!
46. Di: «Sólo os exhorto a una cosa: a que os pongáis ante Alá, de dos en dos o
solos, y meditéis. Vuestro paisano no es un poseso; no es sino un monitor que os
previene contra un castigo severo».
47. Di: «El salario que yo pueda pediros ¡quedáoslo! Mi salario no incumbe sino
a Alá. Él es testigo de todo».
48. Di: «Mi Señor despide Verdad. Él conoce a fondo las cosas ocultas».
49. Di: «Ha venido la Verdad. Lo falso no crea ni re-crea».
50. Di: «Si me extravío, me extravío, en realidad, en detrimento propio. Si sigo
el camino recto, lo debo a lo que mi Señor me revela. Él lo oye todo, está
cerca».
51. Si pudieras ver cuando, sobrecogidos de espanto, sin escape posible, sean
arrebatados de un lugar próximo.
52. Dirán: «¡Creemos en É1!» Pero ¿como podrán alcanzar estando tan lejos,
53. si antes no creyeron en É y, desde lejos, lanzaban injurias contra lo
oculto?
54. Se interpondrá una barrera entre ellos y el objeto de su deseo, como ocurrió
antes con sus semejantes: estaban en duda grave.





El Sagrado Corán: 35. Creador (Fatír)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 45 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. ¡Alabado sea Alá, creador de los cielos y de la tierra, Que de los ángeles ha hecho enviados de dos, tres o cuatro alas! Añade a la creación lo que Él quiere. Alá es omnipotente.
2. No hay quien pueda retener la misericordia que Alá dispensa a los hombres, ni hay quien pueda soltar, fuera de Él, lo que Él retiene. Él es el Poderoso, el Sabio.
3. ¡Hombres! Recordad la gracia que Alá os ha dispensado. ¿Hay algún otro creador distinto de Alá, que os provea del cielo y de la tierra el sustento? No hay más dios que É1. ¿Cómo podéis, pues, ser tan desviados!
4. Si te desmienten, ya antes de ti fueron desmentidos enviados. Pero todo será devuelto a Alá.
5. ¡Hombres! ¡Lo que Alá promete es verdad! ¡Que la vida de acá no os engañe! ¡Que el Engañador no os engañe acerca de Alá!
6. El Demonio es para vosotros un enemigo. Tenedle, pues, por tal. Llama a sus partidarios sólo para que moren en el fuego de la gehena.
7. Los que no hayan creído tendrán un castigo severo. En cambio, los que hayan creído y obrado bien tendrán perdón y una gran recompensa.
8. ¿Es que aquél cuya mala conducta ha sido engalanada y la ve como buena...? Alá extravía a quien Él quiere y dirige a quien Él quiere. ¡No te consumas por ellos de pesar! Alá sabe bien lo que hacen.
9. Alá es Quien envía los vientos y éstos levantan nubes, que Nosotros conducimos a un país árido. Con ellas vivificamos la tierra después de muerta. Así será la Resurrección.
10. Quien quiera el poder... El poder pertenece, en su totalidad, a Alá. Hacia Él se eleva la buena palabra y Él realza la obra buena. En cambio, quienes tramen males tendrán un castigo severo, y la trama de ésos se malogrará.
11. Alá os ha creado de tierra; luego, de una gota; luego, hizo de vosotros parejas. Ninguna hembra concibe o pare sin que Él lo sepa. Nadie muere a edad avanzada o prematura que no esté eso en una Escritura. Es cosa fácil para Alá.
12. No son iguales las dos grandes masas de agua: una potable, dulce, agradable de beber; otra salobre, amarga. Pero de cada una coméis una carne fresca y obtenéis adornos que os ponéis. Y ves que las naves las surcan. Para que busquéis Su favor. Quizás, así, seáis agradecidos.
13. Hace que la noche entre en el día y que el día entre en la noche. Ha sujetado el sol y la luna, prosiguiendo los dos su curso hacia un término fijo. Ése es Alá, vuestro Señor. Suyo es el dominio. Los que invocáis en lugar de invocarle a Él no pueden lo más mínimo.
14. Si les invocáis, no oyen vuestra súplica y, aun si la oyeran, no os escucharían. El día de la Resurrección renegarán de que les hayáis asociado a Alá. Y nadie te informará como Quien está bien informado.
15. ¡Hombres! Sois vosotros los necesitados de Alá, mientras que Alá es Quien Se basta a Sí mismo, el Digno de Alabanza.
16. Si Él quisiera, os haría desaparecer y os sustituiría por nuevas criaturas.
17. Y eso no sería difícil para Alá.
18. Nadie cargará con la carga ajena. Y si alguien, abrumado por su carga, pide ayuda a otro, no se le ayudará nada, aunque sea pariente. Tú sólo debes advertir a los que tienen miedo de su Señor en secreto y hacen la azalá. Quien se purifica se purifica en realidad, en provecho propio. ¡Es Alá el fin de todo!
19. No son iguales el ciego y el vidente,
20. las tinieblas y la luz,
21. la fresca sombra y el calor ardiente.
22. No son iguales los vivos y los muertos. Alá hace que oiga quien Él quiere. Tú no puedes hacer que quienes estén en las sepulturas oigan.
23. Tú no eres sino un monitor.
24. Te hemos enviado con la Verdad como nuncio de buenas nuevas y como monitor. No hay comunidad por la que no haya pasado un monitor.
25. Y si te desmienten, también sus antecesores desmintieron. Sus enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, con las Escrituras y con la Escritura luminosa.
26. Luego, sorprendí a los infieles y ¡cuál no fue Mi reprobación!
27. ¿No ves cómo ha hecho Alá bajar agua del cielo, mediante la cual hemos sacado frutos de diferentes clases? En las montañas hay vetas de diferentes colores: blancas, rojas y de un negro intenso.
28. Los hombres, bestias y rebaños son también de diferentes clases. Sólo tienen miedo de Alá aquéllos de Sus siervos que saben. Alá es poderoso, indulgente.
29. Quienes recitan la Escritura de Alá, hacen la azalá y dan limosna, en secreto o en público, de lo que les hemos proveído, pueden esperar una ganancia imperecedera,
30. para que Él les dé su recompensa y aún más de Su favor. Es indulgente, muy agradecido.
31. Lo que de la Escritura te hemos revelado es la Verdad, en confirmación de los mensajes anteriores. Sí, Alá está bien informado de Sus siervos, los ve bien.
32. Luego, hemos dado en herencia la Escritura a aquéllos de Nuestros siervos que hemos elegido. Algunos de ellos son injustos consigo mismos; otros, siguen una vía media; otros, aventajan en el bien obrar, con permiso de Alá. Ése es el gran favor.
33. Entrarán en los jardines del edén. Allí se les ataviará con brazaletes de oro y con perlas, allí vestirán de seda.
34. Y dirán: «¡Alabado sea Alá, Que ha retirado de nosotros la tristeza! En verdad, nuestro Señor es indulgente, muy agradecido
35. Nos ha instalado. por favor Suyo, en la Morada de la Estabilidad. No sufriremos en ella pena, no sufriremos cansancio».
36. Los infieles, en cambio, sufrirán el fuego de la gehena. Agonizarán sin acabar de morir y no se les aliviará su castigo. Así retribuimos a todo desagradecido.
37. Gritarán allí.. «¡Señor! ¡Sácanos y obraremos bien, no como solíamos hacer!». «¿Es que no os dimos una vida suficientemente larga como para que se dejara amonestar quien quisiera? El monitor vino a vosotros... ¡Gustad, pues! Los impíos no tendrán quien les auxilie».
38. Alá es el Conocedor de lo oculto de los cielos y de la tierra. Él sabe bien lo que encierran los pechos.
39. Él es Quien os ha hecho sucesores en la tierra. Quien no crea, sufrirá las consecuencias de su incredulidad. La incredulidad servirá sólo para hacer a los infieles más aborrecibles ante su Señor. La incredulidad servirá sólo para perder más a los infieles.
40. Di: «¿Veis a vuestros asociados, a los que invocáis en lugar de invocar a Alá? Mostradme qué han creado de la tierra o si tienen participación en los cielos. O ¿les hemos dado una Escritura, en cuya prueba clara puedan basarse?» ¡No! Las promesas que los impíos se hacen mutuamente no son sino falacias.
41. Alá sostiene los cielos y la tierra para que no se desplomen. Si se desplomaran no habría nadie, fuera de Él, que pudiera sostenerlos. Es benigno, indulgente.
42. Juraron solemnemente por Alá que, si venía un monitor a ellos, iban a ser dirigidos mejor que ninguna otra comunidad. Y, cuando ha venido a ellos un monitor, esto no ha hecho sino acrecentar su repulsa,
43. portándose altivamente en la tierra y tramando maldad. Pero el tramar maldad no recae sino en sus propios autores. ¿Es que esperan una suerte diferente de la que cupo a los antiguos? Pues encontrarás la práctica de Alá irreemplazable, y encontrarás la práctica de Alá inmutable.
44. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores, aun siendo más poderosos? Nada, ni en los cielos ni en la tierra, puede escapar a Él. Es omnisciente, omnipotente.
45. Si Alá diera a los hombres su merecido, no dejaría ningún ser vivo sobre su superficie. Remite, sin embargo, su castigo a un plazo fijo. Y cuando vence su plazo... Alá ve bien a Sus siervos.


_____________________________________________________









#26 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 28 marzo 2008 - 04:56







El Sagrado Corán: 36. Ya Sin

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 83 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. ys.
2. ¡Por el sabio Corán,
3. que tú eres, ciertamente, uno de los enviados
4. y estás en una vía recta!
5. ... como Revelación del Poderoso, del Misericordioso,
6. para que adviertas a un pueblo cuyos antepasados no fueron advertidos y que, por eso, no se preocupa.
7. Se ha cumplido la sentencia contra la mayoría: no creen.
8. Les hemos puesto al cuello argollas, hasta la barbilla, de tal modo que no pueden mover la cabeza.
9. Les hemos puesto una barrera por delante y otra por detrás, cubriéndoles de tal modo que no pueden ver.
10. Les da lo mismo que les adviertas o no: no creerán.
11. Pero tú sólo tienes que advertir a quien sigue la Amonestación y tiene miedo del Compasivo en secreto. Anúnciale el perdón y una recompensa generosa.
12. Nosotros resucitamos a los muertos. Inscribimos todo lo que antes hicieron, así como las consecuencias de sus actos. Todo lo tenemos en cuenta en un Libro claro.
13. Propónles una parábola: los habitantes de la ciudad. Cuando vinieron a ella los enviados.
14. Cuando les enviamos a dos y les desmintieron. Reforzamos con un tercero y dijeron: «Se nos ha enviado a vosotros».
15. Dijeron: «No sois sino unos mortales como nosotros. El Compasivo no ha revelado nada. No decís sino mentiras».
16. Dijeron: «Nuestro Señor sabe: en verdad, se nos ha enviado a vosotros,
17. encargados sólo de la transmisión clara».
18. Dijeron: «No presagiamos de vosotros nada bueno. Si no desistís hemos de lapidaros y haceros sufrir un castigo doloroso».
19. Dijeron: «De vosotros depende vuestra suerte. Si os dejarais amonestar... Sí, sois gente inmoderada».
20. Entonces, de los arrabales, vino corriendo un hombre. Dijo: «¡Pueblo! ¡Seguid a los enviados!
21. ¡Seguid a quienes no os piden salario y siguen la buena dirección!
22. ¿Por qué no voy a servir a Quien me ha credado y a Quien seréis devueltos?
23. ¿Voy a tomar, en lugar de tomarle a É1, dioses cuya intercesión, si el Compasivo me desea una desgracia, de nada me aprovechará y tales que no podrán salvarme?
24. Si eso hiciera, estaría, sí, evidentemente extraviado.
25. ¡Creo en vuestro Señor! ¡Escuchadme!»
26. Se dijo: «¡Entra en el Jardín!» Dijo: «¡Ah! Si mi pueblo supiera
27. que mi Señor me ha perdonado y me ha colocado entre los honrados».
28. Después de él, no hicimos bajar del cielo ninguna legión contra su pueblo. No hicimos bajar.
29. No hubo más que un solo Grito y ¡helos sin vida!
30. ¡Pobres siervos! No vino a ellos enviado que no se burlaran de él.
31. ¿No ven cuántas generaciones antes de ellos hemos hecho perecer, que ya no volverán a ellos...?
32. ¡Y a todos, sin falta, se les hará comparecer ante Nosotros!
33. Tienen un signo en la tierra muerta, que hemos hecho revivir y de la que hemos sacado el grano que les alimenta.
34. Hemos plantado en ella palmerales y viñedos, hemos hecho brotar de ella manantiales,
35. para que coman de sus frutos. No son obra de sus manos. ¿No darán, pues, gracias?
36. ¡Gloria al Creador de todas las parejas: las que produce la tierra, las de los mismos hombres y otras que ellos no conocen!
37. Y tienen un signo en la noche, de la que quitamos el día, quedando los hombres a oscuras.
38. Y el sol. Corre a una parada suya por decreto del Poderoso, del Omnisciente.
39. Hemos determinado para la luna fases, hasta que se pone como la palma seca.
40. No le está bien al sol alcanzar a la luna, ni la noche adelanta al día. Cada uno navega en una órbita.
41. Tienen un signo en el hecho de que hayamos llevado a sus descendientes en la nave abarrotada.
42. Y creamos para ellos otras naves semejantes en las que se embarcan.
43. Si quisiéramos, los anegaríamos. Nadie podría ayudarles y no se salvarían,
44. a menos que mediara una misericordia venida de Nosotros y para disfrute por algún tiempo.
45. Y cuando se les dice: «¡Temed el castigo en esta vida y en la otra! Quizás, así, se os tenga piedad»...
46. No viene a ellos ninguno de los signos de su Señor que no se aparten de él.
47. Y cuando se les dice: «¡Dad limosna de lo que Alá os ha proveído!» dicen los infieles a los creyentes: «¿Vamos a dar de comer a quien Alá, si Él quisiera, podría dar de comer? Estáis evidentemente extraviados».
48. Dicen: «¿Cuándo se cumplirá esta amenaza, si es verdad lo que decís?»
49. No esperarán más que un solo Grito, que les sorprenderá en plena disputa,
50. y no podrán hacer testamento, ni volver a los suyos.
51. Se tocará la trompeta y se precipitarán de las sepulturas a su Señor.
52. Dirán: «¡Ay de nosotros! ¿Quién nos ; ha despertado de nuestro lecho? Esto es aquello con que el Compasivo nos había amenazado. Los enviados decían la verdad».
53. No habrá más que un solo Grito y a todos se les hará comparecer ante Nosotros.
54. Ese día, nadie será tratado injustamente en nada y no se os retribuirá sino conforme a vuestras obras.
55. Ese día, los moradores del Jardín tendrán una ocupación feliz.
56. Ellos y sus esposas estarán a la sombra, reclinados en sofás.
57. Tendrán allí fruta y lo que deseen.
58. Les dirán de parte de un Señor misericordioso: «¡Paz!»
59. En cambio: «¡Pecadores! ¡Apartaos hoy!
60. ¿No he concertado una alianza con vosotros, hijos de Adán: que no ibais a servir al Demonio, que es para vosotros un enemigo declarado,
61. sino que ibais a servirme a Mí? Esto es una vía recta.
62. Ha extraviado a muchísimos de vosotros. ¿Es que no comprendíais?
63. ésta es la gehena con que se os había amenazado.
64. ¡Arded hoy en ella por no haber creído!»
65. Ese día sellaremos sus bocas, pero sus manos Nos hablarán y sus pies atestiguarán lo que han cometido».
66. Si quisiéramos, les apagaríamos los ojos. Entonces se abalanzarían a la Vía, pero ¿cómo iban a ver?
67. Si quisiéramos, les clavaríamos en su sitio de modo que no pudieran avanzar ni retroceder.
68. A quien prolongamos la vida, le hacemos encorvarse. ¿Es que no comprenden?
69. No le hemos enseñado la poesía, que no le está bien. Esto no es más que una amonestación y un Corán claro,
70. para que advierta a todo vivo y se cumpla la sentencia contra los infieles.
71. ¿Es que no ven que, entre las obras de Nuestras manos, hemos creado a su intención rebaños que les pertenecen?
72. Los hemos hecho dóciles a ellos: unos les sirven de montura, otros de alimento.
73. Obtienen provecho de ellos y bebidas. ¿No darán, pues, las gracias?
74. Pero han tomado dioses en lugar de tomar a Alá. Quizás, así, sean auxiliados...
75. No podrán auxiliarles. Al contrario, formarán un ejército al que se hará comparecer contra ellos.
76. ¡Que no te entristezca lo que digan! Nosotros sabemos tanto lo que ocultan como lo que manifiestan.
77. ¿No ve el hombre que le hemos creado de una gota? Pues ¡ahí le tienes, porfiador declarado!
78. Nos propone una parábola y se olvida de su propia creación. Dice: «¿Quién dará vida a los huesos, estando podridos?»
79. Di: «Les dará vida Quien los creó una vez primera -Él conoce bien toda creación-,
80. Quien os ha hecho fuego de un árbol verde del que, así, encendéis».
81. ¿Es que Quien ha creado los cielos y la tierra no será capaz de crear semejantes a ellos? ¡Claro que sí! Él es el Creador de todo, el Omnisciente.
82. Su orden, cuando quiere algo, le dice tan sólo: «¡Se!» Y es.
83. ¡Gloria a Quien posee la realeza de todo! Y a Él seréis devueltos.




___________________________________________________________







#27 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 06 abril 2008 - 09:36





El Sagrado Corán: 37. Los puestos en fila (As saffát)


Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 182 versos.


¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. ¡Por los puestos en fila.
2. que ahuyentan violentamente
3. y recitan una amonestación!
4. En verdad, vuestro Dios es Uno:
5. Señor de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está, Señor de los Orientes.
6. Hemos engalanado el cielo más bajo con estrellas,
7. como protección contra todo demonio rebelde.
8. Así, los demonios no pueden oír al Consejo Supremo, porque por todas partes se ven hostigados,
9. repelidos. Tendrán un castigo perpetuo.
10. A menos que alguno se entere de algo por casualidad: a ese tal le perseguirá una llama de penetrante luz.
11. Pregúntales si crearlos a ellos ha resultado más difícil para Nosotros que crear a los otros. Los hemos creado de arcilla pegajosa.
12. Pero ¡no! Te asombras y ellos se mofan.
13. Si se les recuerda algo, no se acuerdan.
14. Y, si ven un signo, lo ponen en ridículo,
15. y dicen: «¡Esto no es sino manifiesta magia!
16. Cuando muramos y seamos tierra y huesos, ¿se nos resucitará acaso?
17. ¿Y también a nuestros antepasados?»
18. Di: «¡Sí, y vosotros os humillaréis!»
19. Un solo Grito, nada más, y verán...
20. Dirán: «¡Ay de nosotros! ¡Este es el día del Juicio!»
21. «Este es el día del Fallo, que vosotros desmentíais».
22. «¡Congregad a los impíos, a sus consocios y lo que ellos servían,
23. en lugar de servir a Alá, y conducidles a la vía del fuego de la gehena!
24. ¡Detenedles, que se les va a pedir cuentas!»
25. «¿Por qué no os auxiliáis ahora mutuamente?»
26. Pero ¡no! Ese día querrán hacer acto de sumisión.
27. Y se volverán unos a otros para preguntarse.
28. Dirán: «Venías a nosotros por la derecha».
29. Dirán: «¡No, no erais creyentes!
30. Y no teníamos ningún poder sobre vosotros. ¡No! Erais un pueblo rebelde.
31. La sentencia de nuestro Señor se ha cumplido contra nosotros. Vamos, sí, a gustar...
32. Os descarriamos. ¡Nosotros mismos estábamos descarriados!»
33. Ese día compartirán el castigo.
34. Así haremos con los pecadores.
35. Cuando se les decía: «¡No hay más dios que Alá!» se mostraban altivos,
36. y decían: «¿Vamos a dejar a nuestros dioses por un poeta poseso?»
37. Pero ¡no! Él ha traído la Verdad y ha confirmado a los enviados.
38. ¡Vais, sí, a gustar el castigo doloroso!
39. No se os retribuirá, empero, sino por las obras que hicisteis.
40. En cambio, los siervos escogidos de Alá
41. tendrán un sustento conocido:
42. fruta. Y serán honrados
43. en los Jardines de la Delicia,
44. en lechos, unos enfrente de otros,
45. haciéndose circular entre ellos una copa de agua viva,
46. clara, delicia de los bebedores,
47. que no aturdirá ni se agotará.
48. Tendrán a las de recatado mirar, de grandes ojos,
49. como huevos bien guardados.
50. Y se volverán unos a otros para preguntarse.
51. Uno de ellos dirá.. «Yo tenía un compañero
52. que decía: '¿Acaso eres de los que confirman?
53. Cuando muramos y seamos tierra y huesos, ¿se nos juzgará acaso?'»
54. Dirá.. «¿Veis algo desde ahí arriba?»
55. Mirará abajo y le verá en medio del fuego de la gehena.
56. Y dirá.. «¡Por Alá, que casi me pierdes!
57. Si no llega a ser por la gracia de mi Señor, habría figurado yo entre los réprobos.
58. Pues ¡que! ¿No hemos muerto
59. sólo una vez primera sin haber sufrido castigo?
60. ¡Sí, éste es el éxito grandioso!»
61. ¡Vale la pena trabajar por conseguir algo semejante!
62. ¿Es esto mejor como alojamiento o el árbol de Zaqqum?
63. Hemos hecho de éste tentación para los impíos.
64. Es un árbol que crece en el fondo del fuego de la gehena,
65. de frutos parecidos a cabezas de demonios.
66. De él comerán y llenarán el vientre.
67. Luego, deberán, además, una mezcla de agua muy caliente
68. y volverán, luego, al fuego de la gehena.
69. Encontraron a sus padres extraviados
70. y corrieron tras sus huellas.
71. Ya se extraviaron la mayoría de los antiguos,
72. aunque les habíamos enviado quienes advirtieran.
73. ¡Y mira cómo terminaron aquéllos que habían sido advertidos!
74. No, en cambio, los siervos escogidos de Alá.
75. Noé Nos había invocado. ¡Qué buenos fuimos escuchándole!
76. Les salvamos, a él y a su familia, del grave apuro.
77. Hicimos que sus descendientes sobrevivieran
78. y perpetuamos su recuerdo en la posteridad.
79. ¡Paz sobre Noé, entre todas las criaturas!
80. Así retribuimos a quienes hacen el bien.
81. Es uno de Nuestros siervos creyentes.
82. Luego, anegamos a los otros.
83. Abraham era, sí, de los suyos.
84. Cuando vino a su Señor con corazón sano.
85. Cuando dijo a su padre y a su pueblo: «¿Qué servís?
86. ¿Queréis, mentirosamente, dioses en lugar de a Alá?
87. ¿Qué opináis, pues, del Señor del universo?»
88. Dirigió una mirada a los astros
89. y dijo: «Voy a encontrarme indispuesto».
90. y dieron media vuelta, apartándose de él.
91. Entonces, se volvió hacia sus dioses y dijo: «¿No coméis?
92. ¿Por qué no habláis?»
93. Y se precipitó contra ellos golpeándolos con la diestra.
94. Corrieron hacia él.
95. Dijo: «¿Servís lo que vosotros mismos habéis esculpido,
96. mientras que Alá os ha creado, a vosotros y lo que hacéis?»
97. Dijeron: «¡Hacedle un horno y arrojadle al fuego llameante!»
98. Quisieron emplear mañas contra él, pero hicimos que fueran ellos los humillados.
99. Dijo: «¡Voy a mi Señor! ¡Él me dirigirá!
100. ¡Señor! ¡Regálame un hijo justo!»
101. Entonces, le dimos la buena nueva de un muchacho benigno.
102. Y, cuando tuvo bastante edad como para ir con su padre, dijo: «¡Hijito! He soñado que te inmolaba. ¡Mira, pues, qué te parece!» Dijo: «¡Padre! ¡Haz lo que se te ordena! Encontrarás, si Alá quiere, que soy de los pacientes».
103. Cuando ya se habían sometido los dos y le había puesto contra el suelo...
104. Y le llamamos: «¡Abraham!
105. Has realizado el sueño. Así retribuimos a quienes hacen el bien».
106. Si, ésta era la prueba manifiesta.
107. Le rescatamos mediante un espléndido sacrificio
108. y perpetuamos su recuerdo en la posteridad.
109. ¡Paz sobre Abraham!
110. Así retribuimos a quienes hacen el bien.
111. Es uno de Nuestros siervos creyentes.
112. Y le anunciamos el nacimiento de Isaac, profeta, de los justos.
113. Les bendijimos, a él y a Isaac. Y entre sus descendientes unos hicieron el bien, pero otros fueron claramente injustos consigo mismos.
114. Ya agraciamos a Moisés y a Aarón.
115. Les salvamos, a ellos y a su pueblo, de un grave apuro.
116. Les auxiliamos y fueron ellos los que ganaron.
117. Les dimos la Escritura clara.
118. Les dirigimos por la vía recta
119. y perpetuamos su recuerdo en la posteridad.
120. ¡Paz sobre Moisés y Aarón!
121. Así retribuimos a quienes hacen el bien.
122. Fueron dos de Nuestros siervos creyentes.
123. Elías fue, ciertamente, uno de los enviados.
124. Cuando dijo a su pueblo: «¿Es que no vais a temer a Alá?
125. ¿Vais a invocar a Baal, dejando al Mejor de los creadores:
126. a Alá, Señor vuestro y Señor de vuestros antepasados?»
127. Le desmintieron y se les hará, ciertamente, comparecer;
128. no, en cambio, a los siervos escogidos de Alá.
129. Y perpetuamos su recuerdo en la posteridad.
130. ¡Paz sobre Elías!
131. Así retribuimos a quienes hacen el bien.
132. Fue uno de Nuestros siervos creyentes.
133. Lot fue, ciertamente, uno de los enviados.
134. Cuando les salvamos, a él y a su familia, a todos,
135. salvo a una vieja entre los que se rezagaron.
136. Luego, aniquilamos a los demás.
137. Pasáis, sí, sobre ellos, mañana
138. y tarde. ¿Es que no comprendéis?
139. Jonás fue, ciertamente, uno de los enviados.
140. Cuando se escapó a la nave abarrotada.
141. Echó suertes y perdió.
142. El pez se lo tragó, había incurrido en censura.
143. Si no hubiera sido de los que glorifican,
144. habría permanecido en su vientre hasta el día de la Resurrección.
145. Le arrojamos, indispuesto, a una costa desnuda
146. e hicimos crecer sobre él una calabacera.
147. Y le enviamos a cien mil o más.
148. Creyeron y les permitimos gozar por algún tiempo.
149. ¡Pregúntales, pues, si tu Señor tiene hijas como ellos tienen hijos,
150. si hemos creado a los ángeles de sexo femenino en su presencia!
151. Mienten tanto que llegan a decir:
152. «Alá ha engendrado». ¡Mienten, ciertamente!
153. ¿Iba Él a preferir tener hijas a tener hijos?
154. ¿Qué os pasa? ¿Qué manera de juzgar es ésa?
155. ¿Es que no os dejaréis amonestar?
156. O ¿es que tenéis una autoridad clara?
157. ¡Traed, pues, vuestra Escritura, si es verdad lo que decís!
158. Han establecido un parentesco entre Él y los genios. Pero saben los genios que se les hará comparecer
159. -¡gloria a Alá, que está por encima de lo que Le atribuyen!-;
160. no, en cambio, a los siervos escogidos de Alá.
161. Vosotros y lo que servís,
162. no podréis seducir contra Él
163. sino a quien vaya a arder en el fuego de la gehena.
164. «No hay nadie entre nosotros que no tenga un lugar señalado.
165. Sí, somos nosotros los que están formados.
166. Sí, somos nosotros los que glorifican».
167. Sí, solían decir:
168. «Si tuviéramos una amonestación que viniera de los antiguos,
169. seríamos siervos escogidos de Alá».
170. Pero no creen en ella. ¡Van a ver...!
171. Ha precedido ya Nuestra palabra a Nuestros siervos, los enviados:
172. son ellos los que serán, ciertamente, auxiliados,
173. y es Nuestro ejército el que, ciertamente, vencerá.
174. ¡Apártate, pues, de ellos, por algún tiempo,
175. y obsérvales! ¡Van a ver...!
176. ¿Quieren, entonces, adelantar Nuestro castigo?
177. Cuando descargue sobre ellos, mal despertar tendrán los que ya habían sido advertidos.
178. ¡Apártate, pues, de ellos, por algún tiempo,
179. y observa! ¡Van a ver...!
180. ¡Gloria a tu Señor, Señor del Poder, que está por encima de lo que Le atribuyen!
181. Y ¡paz sobre los enviados!
182. Y ¡alabado sea Alá, Señor del universo!




_______________________________________________


#28 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 12 abril 2008 - 08:25







El Sagrado Corán: 38. Sad

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 88 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. s. ¡Por el Corán, que contiene la Amonestación...!
2. Por los infieles están llenos de orgullo y en oposición.
3. ¡A cuántas generaciones, antes de ellos, hemos hecho perecer! Invocaron cuando ya no había tiempo para salvarse.
4. Se asombran de que uno salido de ellos haya venido a advertirles. Y dicen los infieles: «¡Éste es un mago mentiroso!
5. ¡Quiere reducir los dioses a un Dios Uno? ¡Es algo, ciertamente, asombroso!»
6. Sus dignatarios se fueron: «¡Id y manteneos fieles a vuestros dioses! ¡Esto es algo deseable!
7. No oímos que ocurriera tal cosa en la última religión. Esto no es más que una superchería.
8. ¿Se le ha revelado la Amonestación a él, de entre nosotros?» ¡Sí! ¡Dudan de Mi Amonestación! ¡No, aún no han gustado Mi castigo!
9. ¿O tienen los tesoros de misericordia de tu Señor, el Poderoso, el Munífico?
10. ¿O poseen el dominio de los cielos; de la tierra y de lo que entre ellos hay? Pues que suban por las cuerdas.
11. Todo un ejército de coalicionistas será aquí mismo derrotado.
12. Antes de ellos, otros desmintieron: el pueblo de Noé, los aditas y Faraón, el de las estacas,
13. los tamudeos, el pueblo de Lot, los habitantes de la Espesura. Ésos eran los coalicionistas.
14. No hicieron todos sino desmentir a los enviados y se cumplió Mi castigo.
15. No esperarán éstos más que un solo Grito, que no se repetirá.
16. Dicen: «¡Señor! ¡Anticípanos nuestra parte antes del día de la Cuenta!»
17. Ten paciencia con lo que dicen y recuerda a Nuestro siervo David, el fuerte. Su arrepentimiento era sincero.
18. Sujetamos, junto con él, las montañas para que glorificaran por la tarde y por la mañana.
19. Y los pájaros, en bandadas. Todo vuelve a Él.
20. Consolidamos su dominio y le dimos la sabiduría y la facultad de arbitrar.
21. ¿Te has enterado de la historia de los litigantes? Cuando subieron a palacio.
22. Cuando entraron adonde estaba David y éste se asustó al verles. Dijeron: «¡No tengas miedo! Somos dos partes litigantes, una de las cuales ha ofendido a la otra. Decide, pues, entre nosostros según justicia, imparcialmente, y dirígenos a la vía recta.
23. Éste es mi hermano. Tiene noventa y nueve ovejas y yo una oveja. Dijo: '¡Confíamela!' Y me gana a discutir».
24. Dijo: «Sí, ha sido injusto contigo pidiéndote que agregaras tu oveja a las suyas». En verdad, muchos consocios se causan daño unos a otros; no los que creen y obran bien, pero ¡que pocos son éstos! David comprendió que sólo habíamos querido probarle y pidió perdón a su Señor. Cayó de rodillas y se arrepintió.
25. Se lo perdonamos y tiene un sitio junto a Nosotros y un bello lugar de retorno.
26. ¡David! Te hemos hecho sucesor en la tierra. ¡Decide, pues, entre los hombres según justicia! ¡No sigas la pasión! Si no, te extraviará del camino de Alá. Quienes se extravíen del camino de Alá tendrán un severo castigo. Por haber olvidado el día de la Cuenta.
27. No hemos creado en vano el cielo, la tierra y lo que entre ellos está. Así piensan los infieles. Y ¡ay de los infieles, por el Fuego...!
28. ¿Trataremos a quienes creen y obran bien igual que a quienes corrompen en la tierra, a los temerosos de Alá igual que a los pecadores?
29. Una Escritura que te hemos revelado, bendita, para que mediten en sus aleyas y para que los dotados de intelecto se dejen amonestar.
30. A David le regalamos Salomón. ¡Qué siervo tan agradable! Su arrepentimiento era sincero.
31. Cuando un anochecer le presentaron unos corceles de raza.
32. Y dijo: «Por amor a los bienes he descuidado el recuerdo de mi Señor hasta que se ha escondido tras el velo.
33. ¡Traédmelos!» Y se puso a desjarretarlos y degollarlos.
34. Aún probamos a Salomón cuando asentamos en su trono a su sosia. Luego, se arrepintió.
35. «¡Señor!» dijo. «¡Perdóname y regálame un dominio tal que a nadie después de mí le esté bien. Tú eres el Munífico».
36. Sujetamos a su servicio el viento, que soplaba suavemente allí donde él quería, a una orden suya.
37. Y los demonios, constructores y buzos de toda clase,
38. y otros, encadenados juntos.
39. «¡Esto es don Nuestro! ¡Agracia, pues, o retén, sin limitación!»
40. Tiene un sitio junto a Nosotros y un bello lugar de retorno.
41. ¡Y recuerda a nuestro siervo Job! Cuando invocó a su Señor. «El Demonio me ha infligido una pena y un castigo».
42. «¡Golpea con el pie! Ahí tienes agua fresca para lavarte y para beber».
43. Le regalamos su familia y otro tanto, como misericordia venida de Nosotros y como amonestación para los dotados de intelecto.
44. Y: «¡Toma en tu mano un puñado de hierba, golpea con él y no cometas perjurio!» Le encontramos paciente. ¡Qué siervo tan agradable! Su arrepentimiento era sincero.
45. Y recuerda a Nuestros siervos Abraham, Isaac y Jacob, fuertes y clarividentes.
46. Les hicimos objeto de distinción al recordarles la Morada.
47. Están junto a Nosotros, de los elegidos mejores.
48. Y recuerda a Ismael, Eliseo y Dulkifl, todos ellos de los mejores.
49. Esto es una amonestación. Los que teman a Alá tendrán, ciertamente, un bello lugar de retorno:
50. los jardines del edén, cuyas puertas estarán abiertas para ellos,
51. y en los que, reclinados, pedirán fruta abundante y bebida.
52. Junto a ellos estarán las de recatado mirar, de una misma edad.
53. Esto es lo que se os promete para el día de la Cuenta.
54. En verdad, éste será Nuestro sustento, sin fin.
55. Así será. Los rebeldes, en cambio, tendrán un mal lugar de retorno:
56. la gehena, en la que arderán. ¡Qué mal lecho...!
57. Esto ¡que lo gusten!: agua muy caliente, hediondo líquido
58. y otras muchas cosas por el estilo.
59. «He ahí a otra muchedumbre que se precipita con vosotros. No hay bienvenida para ellos. Arderán en el Fuego».
60. Dirán: «¡No! ¡No hay bienvenida para vosotros! ¡Sois vosotros los que nos habéis preparado esto! ¡Qué mala morada...!»
61. «¡Señor!» dirán, «a los que nos han preparado esto ¡dóblales el castigo en el Fuego!»
62. Dirán: «¿Cómo es que no vemos aquí a hombres que teníamos por malvados,
63. de los que nos burlábamos? ¿O es que se desvían de ellos las miradas?»
64. Sí, esto es verdad: la discusión entre los moradores del Fuego.
65. Di: «Yo no soy más que uno que advierte. No hay ningún otro dios que Alá, el Uno, el Invicto,
66. el Señor de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está, el Poderoso, el Indulgente».
67. Di: «es una noticia enorme,
68. de la cual os apartáis.
69. Yo no tenía conocimiento del Consejo Supremo, cuando discutían unos con otros.
70. Lo único que se me ha revelado es que soy un monitor que habla claro».
71. Cuando tu Señor dijo a los ángeles: «Voy a crear a un mortal de arcilla
72. y, cuando lo haya formado armoniosamente e infundido en él de Mi Espíritu, ¡caed prosternados ante él!»
73. Los ángeles se prosternaron, todos juntos,
74. salvo Iblis, que se mostró altivo y fue de los infieles.
75. Dijo: «¡Iblis! ¿Qué es lo que te ha impedido prosternarte ante lo que con Mis manos he creado? ¿Ha sido la altivez, la arrogancia?»
76. Dijo: «Yo soy mejor que él. A mí me creaste de fuego, mientras que a él le creaste de arcilla».
77. Dijo: «¡Sal de aquí! ¡Eres un maldito!
78. ¡Mi maldición te perseguirá hasta el día del Juicio!»
79. Dijo: «¡Señor, déjame esperar hasta el día de la Resurrección!»
80. Dijo: «Entonces, serás de aquéllos a quienes se ha concedido una prórroga
81. hasta el día del tiempo señalado».
82. Dijo: «¡Por Tu poder, que he de descarriarles a todos,
83. salvo a aquéllos que sean siervos Tuyos escogidos!»
84. Dijo: «La verdad es -y digo verdad-
85. que he de llenar la gehena contigo y con todos aquéllos que te hayan seguido».
86. Di: «Yo no os pido, a cambio, ningún salario ni me arrogo nada.
87. Ello no es más que una amonestación dirigida a todo el mundo.
88. Y os enteraréis, ciertamente, de lo que anuncia dentro de algún tiempo».



____________________________________________________







#29 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 20 abril 2008 - 09:18






39. Los grupos (Az zómar)


Revelado antes de Higrah. Este capitulo tiene 75 versos.


¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!






1. La revelación de la Escritura procede de Alá, el Poderoso, el Sabio.
2. Te hemos revelado la Escritura con la verdad. ¡Sirve, pues, a Alá, rindiéndole culto sincero!
3. El culto puro ¿no se debe a Alá? Los que han tomado amigos en lugar de tomarle a Él -«Sólo les servimos para que nos acerquen bien a Alá»-... Alá decidirá entre ellos sobre aquello en que discrepaban. Alá no guía al que miente, al infiel pertinaz.
4. Si Alá hubiera deseado adoptar un hijo, habría elegido entre lo que ha creado lo que hubiera querido. ¡Gloria a Él! Es Alá, el Uno, el Invicto.
5. Ha creado con un fin los cielos y la tierra. Hace que la noche suceda al día y el día a la noche. Ha sujetado el sol y la luna, prosiguiendo cada uno su curso hacia un término fijo. ¿No es Él el Poderoso, el Indulgente?
6. Os ha creado de una sola persona, de la que ha sacado a su cónyuge. Os ha dado, de los rebaños, cuatro parejas. Os ha creado en el seno de vuestras madres, creación tras creación, en triple oscuridad. Tal es Alá, vuestro Señor. Suyo es el domino. No hay más dios que Él. ¡Cómo, podéis pues, ser tan desviados!
7. Si sois ingratos,... Alá puede prescindir de vosotros. No acepta la ingratitud de Sus siervos. En cambio, si sois agradecidos, os lo aceptará complacido. Nadie cargará con la carga ajena. Al final, volveréis a vuestro Señor y ya os informará Él de lo que hacíais. Él sabe bien lo que los pechos encierran.
8. Cuando sufre el hombre una desgracia, invoca a su Señor, volviéndose a Él arrepentido. Luego, cuando Él le ha dispensado una gracia Suya, se olvida del objeto de su invocación anterior y atribuye iguales a Alá para extraviar a otros de Su camino. Di: «¡Goza un poco de tu incredulidad! Serás de los moradores del Fuego».
9. ¿Es el devoto, que vela por la noche, postrado o de pie, que teme la otra vida y espera en la misericordia de su Señor...? Di: «¿Son iguales los que saben y los que no saben?» Sólo se dejan amonestar los dotados de intelecto.
10. Di: «¡Siervos Míos que creéis! ¡Temed a vuestro Señor! Quienes obren bien tendrán en la vida de acá una bella recompensa. La tierra de Alá es vasta. Los pacientes recibierán una recompensa ilimitada».
11. Di: «He recibido la orden de servir a Alá, rindiéndole culto sincero.
12. He recibido la orden de ser el primero en someterse a Él».
13. Di: «Temo, si desobedezco a mi Señor, el castigo de un día terrible».
14. Di: «A Alá sirvo, rindiéndole culto sincero.
15. ¡Servid, pues, en lugar de servirle a Él, lo que queráis!» Di: «Perderán quienes se pierdan a sí mismos y pierdan a sus familias el día de la Resurrección. ¿No es ésa una pérdida manifiesta?»
16. Por encima y por debajo, tendrán pabellones de fuego. Así atemoriza Alá Sus siervos. «¡Temedme, pues, siervos!»
17. ¡Buena nueva para quienes hayan evitado a los taguts, rehusando sevirles, y se hayan vuelto arrepentidos a Alá! ¡Y anuncia la buena nueva a Mis siervos,
18. que escuchan la Palabra y siguen lo mejor de ella! ¡ésos son los que Alá ha dirigido! ¡ésos son los dotados de intelecto!
19. Aquél contra quien se cumpla la sentencia del castigo... ¿Podrás salvar tú a quien está en el Fuego?
20. Pero los que temieron a su Señor estarán en cámaras altas sobre las que hay construidas otras cámaras altas, a cuyos pies fluyen arroyos. ¡Promesa de Alá! Alá no falta a Su promesa.
21. ¿No ves cómo hace Alá bajar agua del cielo y Él la conduce a manantiales en la tierra? Mediante ella saca cereales de clases diversas, que, más tarde, se marchitan y ves que amarillean. Luego, hace de ellos paja seca. Hay en ello, sí, una amonestación para los dotados de intelecto.
22. ¿Es que aquél cuyo pecho Alá ha abierto al islam y camina así a la luz de su Señor...? ¡Ay de los que tienen un corazón insensible a la amonestación de Alá! Están evidentemente extraviados.
23. Alá ha revelado el más bello relato, una Escritura cuyas aleyas armonizan y se reiteran. Al oírla, se estremecen quienes tienen miedo de su Señor; luego, se calman en cuerpo y en espíritu al recuerdo de Alá. Ésa es la dirección de Alá, por la que dirige a quien Él quiere. En cambio, aquél a quien Alá extravía no podrá encontrar quien le dirija.
24. ¿Es que quien trata de protegerse con su propia persona contra el mal castigo del día de la Resurrección...? Se dirá a los impíos: «¡Gustad lo que habéis merecido!»
25. Sus predecesores desmintieron y el castigo les vino de donde no lo presentían.
26. Alá les hizo gustar la ignominia en la vida de acá, pero, ciertamente, el castigo de la otra vida es mayor. Si supieran...
27. En este Corán hemos dado a los hombres toda clase de ejemplos. Quizás, así, se dejen amonestar.
28. Es un Corán árabe, exento de recovecos. Quizás, así, teman a Alá.
29. Alá propone el símil de un hombre que pertenece a socios que no están de acuerdo y el hombre que pertenece exclusivamente a uno. ¿Son ambos similares? ¡Alabado sea Alá! Pero la mayoría no saben.
30. Tú tienes que morir y ellos tienen que morir.
31. Luego, el día de la Resurrección, disputaréis junto a vuestro Señor.
32. ¿Hay alguien que sea más impío que , quien miente contra Alá y que, cuando viene a él la Verdad, la desmiente? ¿No hay en la gehena una morada para los infieles?
33. Quienes traen la Verdad y la confirman, ésos son los temerosos de Alá.
34. Tendrán junto a su Señor lo que deseen -ésa será la retribución de quienes hacen el bien-..
35. que Alá borre sus peores obras y les retribuya con arreglo a sus mejores obras.
36. ¿No basta Alá a Su siervo? Quieren intimidarte con otros fuera de Él. Pero aquél a quien Alá extravía no podrá encontrar quien le dirija.
37. Y a aquél a quien Alá dirija nadie podrá extraviar. ¿Acaso no es Alá poderoso, vengador?
38. Si les preguntas: «¿Quién ha creado los cielos y la tierra?», seguro que dicen: «¡Alá!» Di: «Y ¿qué os parece? Si Alá me deseara una desgracia, las que invocáis en lugar de invocarle a Él ¿podrían impedirlo? Y, si Él quisiera hacerme objeto de una misericordia, podrían ellas evitarlo?» Di: «¡Alá me basta! Quienes confían, confían en É1».
39. Di: «¡Pueblo! ¡Obrad según vuestra situación! Yo también obraré... Y pronto veréis
40. quién recibirá un castigo humillante y sobre quién recaerá un castigo permanente».
41. Te hemos revelado la Escritura destinada a los hombres con la Verdad. Quien sigue la vía recta, la sigue en provecho propio y quien se extravía se extravía, en realidad, en detrimento propio. Tú no eres su protector.
42. Alá llama a las almas cuando mueren y cuando, sin haber muerto, duermen. Retiene aquéllas cuya muerte ha decretado y remite las otras a un plazo fijo. Ciertamente, hay en ello signos para gente que reflexiona.
43. ¿Tomarán los infieles a otros intercesores en lugar de tomar a Alá? Di: «¿Y si no pudieran nada ni razonaran?»
44. Di: «Toda intercesión proviene de Alá. Suyo es el dominio de los cielos y de la tierra. Al fin, a Él seréis devueltos».
45. Cuando Alá Solo es mencionado, se oprime el corazón de quienes no creen en la otra vida, pero cuando se mencionan otros fuera de Él, he aquí que se regocijan.
46. Di: «¡Alá, creador de los cielos y de la tierra! ¡El Conocedor de lo oculto y de lo patente! Tú decidirás entre Tus siervos sobre aquello en que discrepaban».
47. Si los impíos poseyeran todo cuanto hay en la tierra y aun otro tanto, lo ofrecerían como rescate el día de la Resurrección para librarse del mal castigo. Alá les manifestará aquello con que no contaban.
48. Se les mostrará el mal que cometieron y se verán cercados por aquello de que se burlaban.
49. Cuando el hombre sufre una desgracia, Nos invoca. Luego, cuando le dispensamos una gracia Nuestra, dice: «¡Lo que se me ha dado lo debo sólo a ciencia!» ¡No! Es una prueba, pero la mayoría no saben.
50. Lo mismo decían los que fueron antes de ellos y sus posesiones no les sirvieron de nada.
51. Les alcanzó el mal resultante de sus acciones y los que de éstos hayan sido impíos serán alcanzados por el mal resultante de sus acciones y no podrán escapar.
52. ¿No saben que Alá dispensa el sustento a quien Él quiere: a unos con largueza, a otros con mesura? Ciertamente, hay en ello signos para gente que cree.
53. Di: «¡Siervos que habéis prevaricado en detrimento propio! ¡No desesperéis de la misericordia de Alá! Alá perdona todos los pecados. Él es el Indulgente, el Misericordioso».
54. ¡Volveos a vuestro Señor arrepentidos! ¡Someteos a Él antes de que os alcance el castigo, porque luego no seréis auxiliados!
55. ¡Seguid lo mejor que vuestro Señor os ha revelado, antes de que os venga el castigo de repente, sin presentirlo!
56. No sea que alguien diga; «¡Ay de mí que fui tan remiso para con Alá! ¡Yo era de los que se burlaban!»,
57. o diga: «¡Si Alá me hubiera dirigido, habría sido de los que Le temen!»,
58. o diga, al ver el castigo: «¡Si pudiera regresar, sería de quienes hacen el bien!»
59. «Pero, si ya te vinieron Mis signos y los desmentiste, mostrándote altivo y siendo de los infieles...»
60. El día de la Resurrección verás a quienes mintieron contra Alá, hosco el rostro. ¿No hay en la gehena una morada para los soberbios?
61. Alá salvará a quienes Le hayan temido, librándoles del castigo: no sufrirán mal ni estarán tristes.
62. Alá es creador de todo y vela por todo.
63. Suyas son las llaves de los cielos y de la tierra. Los que no crean en los signos de Alá, ésos serán los que pierdan.
64. Di: «¿Es que me ordenáis que sirva a otro diferente de Alá, ¡ignorantes!?»
65. A ti y a los que te precedieron se os ha revelado: «Si asocias a Alá otros dioses, tus obras serán vanas y serás, sí, de los que pierdan.
66. Antes bien, ¡a Alá sirve y sé de los agradecidos!»
67. No han valorado a Alá debidamente. El día de la Resurrección, contendrá toda la tierra en Su puño, los cielos estarán plegados en Su diestra. ¡Gloria a É1! ¡Está por encima de lo que Le asocian!
68. Se tocará la trompeta y los que estén en los cielos y en la tierra caerán fulminados, excepto los que Alá quiera. Se tocará la trompeta otra vez y he aquí que se pondrán en pie, mirando.
69. La tierra brillará con la luz de su Señor. Se sacará la Escritura. Se hará venir a los profetas y a los testigos. Se decidirá entre ellos según justicia y no serán tratados injustamente.
70. Cada uno recibirá conforme a sus obras. Él sabe bien lo que hacen.
71. Los infieles serán conducidos en grupos a la gehena. Hasta que, llegados a ella, se abrirán las puertas y sus guardianes les dirán: «¿No vinieron a vosotros enviados, salidos de vosotros, para recitaros las aleyas de vuestro Señor y preveniros contra el encuentro de éste vuestro día?» Dirán: «¡Claro que sí!» Pero se cumplirá la sentencia del castigo contra los infieles.
72. Se dira: «¡Entrad por las puertas de la gehena, para estar en ella eternamente!» ¡Qué mala es la morada de los soberbios!
73. Pero los que hayan temido a su Señor, serán conducidos en grupos al Jardín. Hasta que, llegados a él, se abrirán sus puertas y sus guardianes les dirán: «¡Paz sobre vosotros! Fuisteis buenos. ¡Entrad, pues, en él, por toda la eternidad!»
74. Y dirán: «¡Alabado sea Alá, Que nos ha cumplido Su promesa y nos ha dado la tierra en herencia. Podemos establecernos en el Jardín donde queramos». ¡Qué grata es la recompensa de los que obran bien!
75. Verás a los ángeles, yendo alrededor del Trono, celebrando las alabanzas de su Señor. Se decidirá entre ellos según justicia y se dira: «¡Alabado sea Alá, Señor del universo!»




El Sagrado Corán: 40. Que perdona (Gafir)


Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 85 versos.


¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. hm.
2. La revelación de la Escritura procede de Alá, el Poderoso, el Omnisciente.
3. Que perdona el pecado, acepta el arrepentimiento, es severo en castigar y lleno de poder. No hay más dios que Él. ¡Él es el fin de todo!
4. No discuten sobre los signos de Alá sino los infieles. ¡Que sus idas y venidas por el país no te turben!
5. Antes de ellos, ya el pueblo de Noé había desmentido. Luego, también los coalicionistas. Los miembros de cada comunidad habían planeado apoderarse del enviado que se les había mandado. Y discutieron con argucias para, así, derribar la Verdad. Entonces, Yo me los llevé y ;¡cuál no fue Mi castigo!
6. Así se cumplió la sentencia de tu Señor contra los infieles: que serían los moradores del Fuego.
7. Los que llevan el Trono y los que están a su alrededor celebran las alabanzas de su Señor, creen en Él y Le piden que perdone a los creyentes: «¡Señor! Tú lo abarcas todo en Tu misericordia y en Tu ciencia. ¡Perdona, pues, a los que se arrepienten y siguen Tu camino! ¡Líbrales del castigo del fuego de la gehena!
8. ¡Señor! ¡Introdúceles en los jardines del edén que les prometiste, junto con aquéllos de sus padres, esposas y descendientes que fueron buenos! Tú eres el Poderoso, el Sabio.
9. ¡Líbrales de mal! Ese día, aquél a quien hayas librado de mal será objeto de Tu misericordia. ¡Ése es el éxito grandioso!»
10. A los que no hayan creído se les gritara: «El aborrecimiento que Alá os tiene es mayor que el aborrecimiento que os tenéis a vosotros mismos, por cuanto, invitados a creer, no creísteis».
11. Dirán: «¡Señor! Nos has hecho morir dos veces y vivir otras dos. Confesamos, pues, nuestros pecados. ¿Hay modo de salir?»
12. Esto os pasa porque, cuando se invocaba a Alá Solo, no creíais, mientras que, si se Le asociaban otros dioses, creíais. La decisión, pues, pertenece a Alá, el Altísimo, el Grande.
13. Él es Quien os muestra Sus signos, Quien os hace bajar del cielo sustento. Pero no se deja amonestar sino quien vuelve a Él arrepentido.
14. Invocad, pues, a Alá, rindiéndole culto sincero, a despecho de los infieles.
15. De elevada dignidad y Señor del Trono, echa el Espíritu que procede de Su orden sobre quien Él quiere de Sus siervos, para que prevenga contra el día del Encuentro.
16. Ese día surgirán, sin que nada de ellos pueda ocultarse a Alá. Ese día, ¿de quién será el dominio? ¡De Alá, el Uno, el Invicto!
17. Ese día cada uno será retribuido según sus méritos. ¡Nada de injusticias ese día! Alá es rápido en ajustar cuentas.
18. Prevénles contra el día de la Inminente, cuando, angustiados, se les haga un nudo en la garganta. No tendrán los impíos ningún amigo ferviente ni intercesor que sea escuchado.
19. Conoce la perfidia de los ojos y lo que ocultan los pechos.
20. Alá decide según justicia. En cambio, los otros que ellos invocan en lugar de invocarle a Él no pueden decidir nada. Alá es Quien todo lo oye, Quien todo lo ve.
21. Pues, ¡qué! ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Eran más poderosos y dejaron más huellas en la tierra. Entonces, Alá les sorprendió por sus pecados y no hubo quien pudiera protegerles contra Alá.
22. Es que cuando los enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, no creyeron y Alá les sorprendió. Es fuerte y castiga severamente.
23. Enviamos Moisés con Nuestros signos y con una autoridad manifiesta
24. a Faraón, a Hamán y a Coré. Ellos dijeron: «Un mago mentiroso».
25. Cuando les trajo la verdad de Nosotros, dijeron: «¡Matad a los hijos varones de los que creen como él y dejad con vida a sus mujeres!» Pero la artimaña de los infieles fue inútil.
26. Faraón dijo: «¡Dejadme que mate a Moisés, y que invoque él a su Señor! Temo que cambie vuestra religión, o que haga aparecer la corrupción en el país».
27. Moisés dijo: «Me refugio en mi Señor y Señor vuestro contra todo soberbio que no cree en el día de la Cuenta».
28. Un hombre creyente de la familia de Faraón, que ocultaba su fe, dijo: «¿Vais a matar a un hombre por el mero hecho de decir 'Mi Señor es Alá' siendo así que os ha traído las pruebas claras de vuestro Señor? Si miente, su mentira recaerá sobre él. Pero, si dice verdad, os alcanzará algo de aquello con que os amenaza. Alá no dirige al inmoderado, al mentiroso.
29. ¡Pueblo! Habiendo vencido en la tierra, vuestro es el dominio hoy. Pero, cuando nos alcance el rigor de Alá, ¿quién nos librará de él?» Faraón dijo: «Yo no os hago ver sino lo que yo veo y no os dirijo sino por el camino recto».
30. El que creía dijo: «¡Pueblo! Temo por vosotros un día como el de los coalicionistas,
31. como ocurrió al pueblo de Noé, a los aditas, a los tamudeos y a los que vinieron después de ellos. Alá no quiere la injusticia para Sus siervos.
32. ¡Pueblo! Temo que viváis el día de la Llamada Mutua,
33. día en que volveréis la espalda y no tendréis a nadie que os proteja de Alá. Aquél a quien Alá extravía no tendrá quien le dirija.
34. Ya antes había venido José a vosotros con las pruebas claras y siempre dudasteis de lo que os trajo. Hasta que, cuando pereció dijisteis: 'Alá no mandará a ningún enviado después de él'. Así extravía Alá al inmoderados al escéptico».
35. Quienes discuten sobre los signos de Alá sin haber recibido autoridad... Es muy aborrecible para Alá y para los creyentes. Así sella Alá el corazón de todo soberbio, de todo tirano.
36. Faraón dijo: «¡Hamán! ¡Constrúyeme una torre! Quizás, así, alcance las vías,
37. Las vías que conducen al cielo, y suba al Dios de Moisés. Sí, creo que éste miente». Así se engalanó a Faraón la maldad de su acto y fue apartado del Camino. Pero se malograron sus artimañas.
38. El que creía dijo: «¡Pueblo! ¡Seguidme! Os dirigiré por el camino recto.
39. ¡Pueblo! Esta vida de acá no es sino breve disfrute, mientras que la otra vida es la Morada de la Estabilidad.
40. Quien obre mal no será retribuido sino con una pena similar. En cambio, los creyentes, varones o hembras, que obren bien entrarán en el Jardín y serán proveídos en él sin medida.
41. ¡Pueblo! ¿Como es que yo os llamo a la salvación, mientras que vosotros me llamáis al Fuego?
42. Me llamáis a que sea infiel a Alá y a que Le asocie algo de lo que no tengo conocimiento, mientras que yo os llamo al Poderoso, al Indulgente.
43. ¡En verdad, aquello a lo que me llamáis no merece ser invocado, ni en la vida de acá ni en la otra! Sí, volveremos a Alá y los inmoderados serán los moradores del Fuego.
44. Entonces, os acordaréis de lo que os digo. En cuanto a mí, me pongo en manos de Alá. Alá ve bien a Sus siervos».
45. Alá le preservó de los males que habían tramado y sobre la gente de Faraón se abatió el mal castigo:
46. el Fuego, al que se verán expuestos mañana y tarde. El día que llegue la Hora: «¡Haced que la gente de Faraón reciba el castigo más severo!»
47. Cuando discutan, ya en el Fuego, los que fueron débiles dirán a los que fueron altivos: «Os hemos seguido. ¿Vais a librarnos de parte del Fuego?»
48. Los altivos dirán: «Estamos todos en él. Alá ha decidido entre Sus siervos».
49. Los que estén en el Fuego dirán a los guardianes de la gehena: «¡Rogad a vuestro Señor que nos abrevie un día del castigo!»
50. Dirán: «¡Cómo! ¿No vinieron a vosotros vuestros enviados con las pruebas claras?» Dirán: «¡Claro que sí!» Dirán: «Entonces, ¡invocad vosotros!» Pero la invocación de los infieles será inútil.
51. Sí, a Nuestros enviados y a los que crean les auxiliaremos en la vida de acá y el día que depongan los testigos,
52. el día que ya no sirvan de nada a los impíos sus excusas, sino que sean malditos y tengan la Morada Mala.
53. Dimos la Dirección a Moisés y dimos en herencia la Escritura a los Hijos de Israel,
54. como dirección y amonestación para los dotados de intelecto.
55. ¡Ten paciencia! ¡Lo que Alá promete es verdad! Pide perdón por tu pecado y celebra al anochecer y al alba las alabanzas de tu Señor.
56. Quienes discuten de los signos de Alá sin haber recibido autoridad, no piensan sino en grandezas, que no alcanzarán. ¡Busca, pues, refugio en Alá! Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo ve.
57. Crear los cielos y la tierra es más Q grande aún que crear a los hombres. Pero la mayoría de los hombres no saben.
58. No son iguales el ciego y el vidente. Ni los que han creído y obrado bien y los que han obrado mal. ¡Qué poco os dejáis amonestar!
59. Sí, la Hora llega, no hay duda de ella, pero la mayoría de los hombres no creen.
60. Vuestro Señor ha dicho: «¡Invocadme y os escucharé! Los que, llevados de su altivez, no Me sirvan entrarán, humillados, en la gehena».
61. Alá es quien ha dispuesto para vosotros la noche para que descanséis en ella, y el día para que podáis ver claro. Sí, Alá dispensa Su favor a los hombres, pero la mayoría de los hombres no agradecen.
62. ése es Alá, vuestro Señor, creador de todo. ¡No hay más dios que Él! ¡Cómo podéis, pues, ser tan desviados!
63. Del mismo modo fueron desviados quienes rechazaron los signos de Alá.
64. Alá es Quien os ha estabilizado la tierra y hecho del cielo un edificio, os ha formado armoniosamente y os ha proveído de cosas buenas. ése es Alá, vuestro Señor. ¡Bendito sea, pues, Alá, Señor del universo!
65. Él es el Vivo. No hay más dios que É1. ¡Invocadle rindiéndole culto sincero! ¡Alabado sea Alá, Señor del universo!
66. Di: «Cuando he recibido de mi Señor las pruebas claras, se me ha prohibido que sirva a aquéllos que invocáis en lugar de invocar a Alá. He recibido la orden de someterme al Señor del universo».
67. Él es Quien os ha creado de tierra; luego, de una gota; luego, de un coágulo de sangre. Luego, os hace salir como criaturas para alcanzar, más tarde, la madurez, luego la vejez -aunque algunos de vosotros mueren prematuramente- y llegar a un término fijo. Quizás, así, razonéis.
68. Él es Quien da la vida y da la muerte. Y cuando decide algo, le dice tan sólo: «¡Sé!» y es.
69. ¿No has visto a quienes discuten de los signos de Alá? ¡Cómo pueden ser tan desviados!
70. Que han desmentido la Escritura y el mensaje confiado a Nuestros enviados. ¡Van a ver...,
71. cuando, argolla al cuello y encadenados, sean arrastrados
72. al agua muy caliente y, luego, sean atizados en el Fuego!
73. Luego, se les dira: «¿Dónde está lo que asociabais
74. en lugar de Alá?» Dirán: «¡Nos han abandonado! Mejor dicho, antes no invocábamos nada». Así extravía Alá a los infieles.
75. «Eso es por haberos regocijado en la tierra sin razón y por haberos conducido insolentemente.
76. ¡Entrad por las puertas de la gehena, para estar en ella eternamente! ¡Qué mala es la morada de los soberbios!»
77. ¡Ten, pues, paciencia! ¡Lo que Alá promete es verdad! Lo mismo si te hacemos ver algo de aquello con que les amenazamos, que si te llamamos, serán devueltos a Nosotros.
78. Ya mandamos a otros enviados antes de ti. De algunos de ellos ya te hemos contado, de otros no. Ningún enviado pudo traer signo alguno, sino con permiso de Alá. Cuando llegue la orden de Alá, se decidirá según justicia y, entonces, los falsarios estarán perdidos.
79. Alá es Quien ha puesto para vosotros los rebaños, para que montéis en unos y de otros os alimentéis,
80. -tenéis en ellos provecho-, y para que, por ellos, consigáis vuestros propósitos. Ellos y las naves os sirven de medios de transporte.
81. Él os hace ver Sus signos. ¿Cuál, pues, de los signos de Alá negaréis?
82. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Fueron más numerosos que ellos, más poderosos, dejaron más huellas en la tierra, pero sus posesiones no les sirvieron de nada.
83. Cuando sus enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, se alegraron de la ciencia que poseían, pero se vieron cercados por aquello de que se burlaban.
84. Y, cuando vieron Nuestro rigor, dijeron: «¡Creemos en Alá Solo y renegamos de lo que Le asociábamos!»
85. Pero, entonces, su fe no les sirvió de nada, después de haber visto Nuestro rigor. Tal es la práctica de Alá, que ya se había aplicado a Sus siervos. Y entonces salieron perdiendo los infieles.



___________________________________________________






#30 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 26 abril 2008 - 11:59






El Sagrado Corán: 41. Han sido explicadas detalladamente (Fossílat)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 54 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. hm.
2. Revelación procedente del Compasivo, del Misericordioso.
3. Escritura cuyas aleyas han sido explicadas detalladamente como Corán árabe para gente que sabe.
4. ... como nuncio de buenas nuevas y como monitor. La mayoría, empero, se desvían y, así, no oyen.
5. Y dicen: «Una envoltura oculta a nuestros corazones aquello a que nos llamas, nuestros oídos padecen sordera, un velo nos separa de ti. ¡Haz, pues, lo que juzgues oportuno, que nosotros haremos también lo que juzguemos oportuno!»
6. Di: «Yo soy sólo un mortal como vosotros, a quien se ha revelado que vuestro Dios es un Dios Uno. ¡Id, pues, derechos a Él y pedidle perdón! ¡Ay de los asociadores,
7. que no dan el azaque y niegan la otra vida!
8. Quienes crean y obren bien, recibirán una recompensa ininterrumpida».
9. Di: «¿No vais a creer en Quien ha creado la tierra en dos días y Le atribuís iguales? ¡Tal es el Señor del universo!»
10. En cuatro días iguales: ha puesto en ella, encima, montañas firmes, la ha bendecido y ha determinado sus alimentos. Para los que inquieren...
11. Luego, se dirigió al cielo, que era humo, y dijo a éste y a la tierra: «¡Venid, queráis o no!» Dijeron: «¡Venimos de buen grado!»
12. «Decretó que fueran siete cielos, en dos días, e inspiró a cada cielo su cometido. Hemos engalanado el cielo más bajo con luminares, como protección. Tal es la decisión del Poderoso, del Omnisciente».
13. Si se desvían, di: «Os prevengo contra un rayo como el de los aditas y los tamudeos».
14. Cuando vinieron a ellos los enviados antes y después. «¡No sirváis sino a Alá!» Dijeron: «Si nuestro Señor hubiera querido, habría enviado de lo alto a ángeles. No creemos en vuestro mensaje».
15. En cuanto a los aditas, sin razón, se condujeron en el país altivamente y dijeron: «¿Hay alguien más fuerte que nosotros?» ¿No veían que Alá, Que les había creado, era más fuerte que ellos? Pero negaron Nuestros signos.
16. Enviamos contra ellos un viento, glacial en días nefastos, para hacerles gustar el castigo de la ignominia en la vida de acá. Pero el castigo de la otra vida es aún más ignominioso y no serán auxiliados.
17. Y en cuanto a los tamudeos, les dirigimos, pero prefirieron la ceguera a la Dirección, y el Rayo del castigo degradante les sorprendió por lo que habían cometido.
18. Y salvamos a los que creían y temían a Alá.
19. El día que los enemigos de Alá sean congregados hacia el Fuego, serán divididos en grupos.
20. Hasta que, llegados a él, sus oídos, sus ojos y su piel atestiguarán contra ellos de sus obras.
21. Dirán a su piel: «¿Por qué has atestiguado contra nosotros?» Y ella dira: «Alá, Que ha concedido a todos la facultad de hablar, nos la ha concedido a nosotros. Os ha creado una vez primera y a Él seréis devueltos.
22. No podíais esconderos tan bien que no pudieran luego atestiguar contra vosotros vuestros oídos, vuestros ojos y vuestra piel. Creíais que Alá no sabía mucho de lo que hacíais.
23. Lo que vosotros pensabais de vuestro Señor os ha arruinado y ahora sois de los que han perdido».
24. Aunque tengan paciencia, el Fuego será su morada. Y, aunque pidan gracia, no se les concederá.
25. Les hemos asignado compañeros, que han engalanado su estado actual y su estado futuro. Se ha cumplido en ellos la sentencia que también alcanzó a otras comunidades de genios y de mortales que les precedieron. Han perdido.
26. Los infieles dicen: «¡No hagáis caso de este Corán ! ¡Parlotead cuando lo lean. Quizás, así, os salgáis con la vuestra!»
27. A los infieles les haremos gustar, sí, un severo castigo y les retribuiremos, sí, con arreglo a sus peores obras.
28. Ésa es la retribución de los enemigos de Alá.. el Fuego, en el que tendrán la Morada de la Eternidad, como retribución de haber negado Nuestros signos.
29. Los infieles dirán: «¡Señor! ¡Muéstranos a los genios y a los mortales que nos han extraviado y los pondremos bajo nuestros pies para que estén en lo más profundo!»
30. A los que hayan dicho: «¡Nuestro Señor es Alá!» y se hayan portado correctamente, descenderán los ángeles: «¡No temáis ni estéis tristes! ¡Regocijaos, más bien, por el Jardín que se os había prometido!
31. Somos vuestros amigos en la vida de acá y en la otra. Tendréis allí todo cuanto vuestras almas deseen, todo cuanto pidáis,
32. como alojamiento venido de Uno Que es indulgente, misericordioso».
33. ¿Quién hay, pues, que hable mejor que quien llama a Alá, obra bien y dice: «Soy de los que se someten a Alá»?
34. No es igual obrar bien y obrar mal. ¡Repele con lo que sea mejor y he aquí que aquél de quien te separe la enemistad se convetirá en amigo ferviente!
35. Esto sólo lo consiguen los pacientes, sólo lo consigue el de suerte extraordinaria.
36. Si el Demonio te incita al mal, busca refugio en Alá. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.
37. Entre Sus signos figuran la noche el día, el sol y la luna. ¡No os prosternéis ante el sol ni ante la luna! ¡Prosternaos ante Alá, Que los ha creado! Si es a Él a Quien servís...
38. Si se muestran altivos, en cambio, quienes están junto a tu Señor Le glorifican, incansables, noche y día.
39. Ves entre Sus signos que la tierra está seca. Luego, se reanima y reverdece cuando hacemos llover sobre ella. En verdad, Quien la vivifica puede también, vivificar a los muertos. Es omnipotente.
40. Los que niegan Nuestros signos no pueden ocultarse a Nosotros. Qué es mejor: ¿ser arrojado al Fuego o venir en seguridad: el día de la Resurrección? ¡Haced lo que queráis! Él ve bien lo que hacéis.
41. Los que no creen en la Amonestación cuando ésta viene a ellos... Y eso que es una Escritura excelente,
42. completamente inaccesible a lo falso, revelación procedente de uno Que es sabio, digno de alabanza.
43. No se te dice sino lo que ya se dijo a los enviados que te precedieron: que tu Señor está dispuesto a perdonar, pero también a castigar dolorosamente.
44. Si hubiéramos hecho de ella un Corán no árabe, habrían dicho: «¿Por qué no se han explicado detalladamente sus aleyas? ¿No árabe y árabe?» Di: «Es dirección y curación para quienes creen. Quienes, en cambio, no creen son duros de oído y, ante él, padecen ceguera. Es como si se les llamara desde lejos».
45. Ya dimos a Moisés la Escritura. Y discreparon acerca de ella. Y, si no llega a ser por una palabra previa de tu Señor, se habría decidido entre ellos. Dudan seriamente de ella.
46. Quien obra bien, lo hace en su propio provecho. Y quien obra mal, lo hace en detrimento propio. Tu Señor no es injusto con Sus siervos.
47. A Él se le remite el conocimiento de la Hora. Ningún fruto deja su cubierta, ninguna hembra concibe o pare sin que Él lo sepa. Cuando Él les llame: «¿Dónde están Mis asociados?». dirán: «Te aseguramos que ninguno de nosotros los ha visto».
48. Lo que antes invocaban les abandonará. Creerán no tener escape.
49. No se cansa el hombre de pedir el bien, pero, si sufre un mal, se desanima, se desespera.
50. Si le hacemos gustar una misericordia venida de Nosotros, luego de haber sufrido una desgracia, dirá de seguro: «Esto es algo que se me debe. Y no creo que ocurra la Hora. Pero, si se me devolviera a mi Señor, tendría junto a Él lo mejor». Ya informaremos a los infieles, sí, de lo que hacían y les haremos gustar, sí, un duro castigo.
51. Cuando agraciamos al hombre, éste se desvía y se aleja. Pero, si sufre un mal, no para de invocar.
52. Di: «¿Qué os parece? Si procede de Alá y vosotros, luego, no creéis en él, ¿hay alguien que esté más extraviado que quien se opone tan marcadamente?»
53. Les mostraremos Nuestros signos fuera y dentro de sí mismos hasta que vean claramente que es la Verdad. ¿Es que no basta que tu Señor sea testigo de todo?
54. Pues ¿no dudan del encuentro de su Señor? Pues ¿no lo abarca Él todo?



El Sagrado Corán: 42. La consulta (Ach chúra)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 53 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. hm.
2. 'sq.
3. Así es como Alá, el Poderoso, el Sabio, hace una revelación, a ti y a quienes fueron antes de ti.
4. Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra. Él es el Altísimo, el Grandioso.
5. Casi se hienden los cielos allí arriba al celebrar los ángeles las alabanzas de su Señor y pedir Su perdón en favor de los que están en la tierra. ¿No es Alá el Indulgente, el Misericordioso?
6. A los que han tomado amigos en lugar de tomarle a Él, Alá les vigila. Tú no eres su protector.
7. Así es como te revelamos un Corán árabe, para que adviertas a la metrópoli y a los que viven en sus alrededores y para que prevengas contra el día indubitable de la Reunión. Unos estarán en el Jardín y otros en el fuego de la gehena.
8. Alá, si hubiera querido, habría hecho de ellos una sola comunidad. Pero introduce en Su misericordia a quien Él quiere. Los impíos no tendrán amigo ni auxiliar.
9. ¿Han tomado amigos en lugar de tomarle a Él? Pues Alá es el Amigo. Él resucita a los muertos, es omnipotente.
10. Alá es Quien arbitra vuestras discrepancias, cualesquiera que sean. Tal es Alá, mi Señor. En Él confio y a Él me vuelvo arrepentido.
11. Creador de los cielos y de la tierra. Os ha dado esposas salidas de vosotros y parejas salidas de vuestros rebaños, diseminándoos así. No hay nada que se Le asemeje. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo ve.
12. Suyas son las llaves de los cielos y de la tierra. Dispensa el sustento a quien Él quiere: a unos con largueza, a otros con mesura. Es omnisciente.
13. Os ha prescrito en materia de religión lo que ya había ordenado a Noé, lo que Nosotros te hemos revelado y lo que ya habíamos ordenado a Abraham, a Moisés y a Jesús: «¡Que rindáis culto y que esto no os sirva de motivo de división!» A los asociadores les resulta difícil aquello a que tú les llamas. Alá elige para Sí a quien Él quiere y dirige a Él a quien se arrepiente.
14. No se dividieron, por rebeldía mutua, sino después de haber recibido la Ciencia. Y, si no llega a ser por una palabra previa de tu Señor, remitiendo a un término fijo, ya se habría decidido entre ellos. Quienes, después, heredaron la Escritura dudan seriamente de ella.
15. Así, pues, llama. Sigue la vía recta, como se te ha ordenado, y no sigas sus pasiones. Y di: «Creo en toda Escritura que Alá ha revelado. Se me ha ordenado que haga justicia entre vosotros. ¡Alá es nuestro Señor y Señor vuestro! Nosotros responderemos de nuestros actos y vosotros de los vuestros. ¡Que no haya disputas entre nosotros y vosotros! Alá nos reunirá... ¡Es Él el fin de todo!»
16. Quienes disputan a propósito de Alá después de que se le ha escuchado, esgrimen un argumento sin valor para su Señor. Incurren en ira y tendrán un castigo severo.
17. Alá es quien ha hecho descender la Escritura con la Verdad, y la Balanza. ¿Quien sabe? Quizá la Hora esté próxima...
18. Los que no creen en ella desearían que se adelantara, mientras que los que creen tiemblan sólo de pensar en ella y saben que es un hecho. Los que disputan sobre la Hora ¿no están profundamente extraviados?
19. Alá es bondadoso con Sus siervos. Provee a las necesidades de quien Él quiere. Él es el Fuerte, el Poderoso.
20. A quien desee labrar el campo de la vida futura se lo acrecentaremos. A quien, en cambio, desee labrar el campo de la vida de acá, le daremos de ella. pero no tendrá ninguna parte en la otra vida.
21. ¿Tienen asociados que les hayan prescrito en materia de religión lo que Alá no ha sancionado? Si no se hubiera ya pronunciado la sentencia decisiva, se habría decidido entre ellos. Los impíos tendrán un castigo doloroso.
22. Verás a los impíos temer por lo que han merecido, que recaerá en ellos, mientras que los que hayan creído y obrado bien estarán en los prados de los jardines y tendrán junto a su Señor lo que deseen. ¡Ése es el gran favor!
23. Ésta es la buena nueva que Alá anuncia a Sus siervos, que creen y obran bien. Di: «Yo no os pido salario a cambio, fuera de que améis a los parientes». A quien obre bien, le aumentaremos el valor de su obra. Alá es indulgente, muy agradecido.
24. O dirán: «Se ha inventado una mentira contra Alá». Alá sellará, si quiere, tu corazón. Pero Alá disipa lo falso y hace triunfar la Verdad con Sus palabras. Él sabe bien lo que encierran los pechos.
25. Él es Quien acepta el arrepentimiento de Sus siervos y perdona las malas acciones. Y sabe lo que hacéis.
26. Escucha a quienes creen y obran bien y les da más de Su favor. Los infieles, en cambio, tendrán un castigo severo.
27. Si Alá dispensara el sustento a Sus siervos con largueza, se insolentarían en la tierra. Lo que hace, en cambio, es concederles con mesura lo que quiere. Está bien informado sobre Sus siervos, les ve bien.
28. Él es Quien envía de lo alto la lluvia abundante, cuando ya han perdido toda esperanza, y difunde Su misericordia. Él es el Amigo, el Digno de Alabanza.
29. Entre Sus signos figuran la creación de los cielos y de la tierra, los seres vivos que en ellos ha diseminado y que, cuando quiere, puede reunir.
30. Cualquier desgracia que os ocurre, es como castigo a vuestras obras, pero perdona mucho.
31. No podéis escapar en la tierra y no tenéis, fuera de Alá, amigo ni auxiliar.
32. Entre sus signos figuran las embarcaciones en el mar como mojones.
33. Si quiere, calma el viento y se inmovilizan en su superficie. Ciertamente, hay en ello signos para todo aquél que tenga mucha paciencia, mucha gratitud.
34. O bien les hace perecer, como castigo por lo que han merecido, pero perdona mucho.
35. Para que sepan quienes discuten sobre Nuestros signos que no tendrán escape.
36. Todo lo que habéis recibido es breve disfrute de la vida de acá. En cambio, lo que Alá tiene es mejor y más duradero para quienes creen y confían en su Señor,
37. evitan cometer pecados graves y deshonestidades y, cuando están airados, perdonan,
38. escuchan a su Señor, hacen la azalá, se consultan mutuamente, dan limosna de lo que les hemos proveído,
39. se defienden cuando son víctimas de opresión.
40. Una mala acción será retribuida con una pena igual, pero quien perdone y se reconcilie recibirá su recompensa de Alá. Él no ama a los impíos.
41. Quienes, tratados injustamente, se defiendan, no incurrirán en reproche.
42. Sólo incurren en él quienes son injustos con los hombres y se insolentan en la tierra injustamente. Esos tales tendrán un castigo doloroso.
43. Quien es paciente y perdona, eso sí que es dar muestras de resolución.
44. Aquél a quien Alá extravía no tendrá, después de Él, ningún amigo. Cuando los impíos vean el castigo, les verás que dicen: «¿Y no hay modo de regresar?»
45. Les verás expuestos a él, abatidos de humillación, mirando con disimulo, mientras que quienes hayan creído dirán: «Quienes de verdad pierden son los que el día de la Resurrección se han perdido a sí mismos y han perdido a sus familias». ¿No tendrán los impíos un castigo permanente?
46. Fuera de Alá. no tendrán ningunos amigos que les auxilien... Aquél a quien Alá extravía no podrá dar con camino.
47. Escuchad a vuestro Señor antes de que llegue un día que Alá no evitará. Ese día no encontraréis refugio, ni podréis negar.
48. Si se apartan, no te hemos mandado para ser su custodio, sino sólo para transmitir. Cuando hacemos gustar al hombre una misericordia venida de Nosotros, se regocija. Pero, si le sucede un mal como castigo a sus obras, entonces, el hombre es desagradecido.
49. El dominio de los cielos y de la tierra pertenece a Alá. Crea lo que quiere. Regala hijas a quien Él quiere y regala hijos a quien Él quiere.
50. o bien les da ambos, varones y hembras, o hace impotente a quien Él quiere. Es omnisciente, omnipotente.
51. A ningún mortal le es dado que Alá le hable si no es por inspiración, o desde detrás de una cortina, o mandándole un enviado que le inspire, con Su autorización, lo que Él quiere. Es altísimo, sabio.
52. Así es como te hemos inspirado un Espíritu que procede de Nuestra orden. Tú no sabías lo que eran la Escritura y la Fe, pero hemos hecho de él luz con la que guiamos a quienes queremos de Nuestros siervos. Ciertamente, tú guías a los hombres a una vía recta,
53. la vía de Alá, a quien pertenece lo que está en los cielos y en la tierra. ¿No es Alá el fin de todo?


________________________________________________________________






#31 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 12 mayo 2008 - 06:14




El Sagrado Corán: 43. El lujo (Az zojrof)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 89 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. hm.
2. ¡Por la Escritura clara!
3. Hemos hecho de ella un Corán árabe. Quizás, así, razonéis.
4. Está en la Escritura Matriz que Nosotros tenemos, sublime, sabio.
5. ¿Es que, porque seáis gente inmoderada, vamos a privaros de la Amonestación?
6. ¡Cuántos profetas hemos enviado a los antiguos...!
7. No vino a ellos profeta que no se burlaran de él.
8. Por eso, hemos hecho perecer a otros más temibles que ellos. Ya ha precedido el ejemplo de los antiguos...
9. Si les preguntas: «¿Quién ha creado los cielos y la tierra?», seguro que dicen: «¡Los ha creado el Poderoso, el Omnisciente!»
10. Quien os ha puesto la tierra como cuna y os ha puesto en ella caminos. Quizás, así, seáis bien dirigidos.
11. Quien ha hecho bajar agua del cielo con mesura para resucitar un país muerto. Del mismo modo se os sacará.
12. Quien ha creado todas las parejas y os ha dado las naves y los rebaños en que montáis,
13. para que os instaléis en ellos y, luego, cuando lo hayáis hecho, recordéis la gracia de vuestro Señor y digáis: «¡Gloria a Quien ha sujetado esto a nuestro servicio! ¡Nosotros no lo hubiéramos logrado!»
14. ¡Sí, volveremos a nuestro Señor!
15. Han equiparado a algunos de Sus siervos con Él. Sí. el hombre es manifiestamente desagradecido.
16. ¿Iba Alá a tomar hijas de entre Sus criaturas, y a vosotros concederos hijos?
17. Cuando se anuncia a uno de ellos lo que él asimila al Compasivo, se queda hosco y se angustia.
18. «¡Cómo! Un ser que crece entre perifollos, incapaz de discutir claramente...»
19. Han considerado a los ángeles que son siervos del Compasivo, de sexo femenino. ¿Es que han sido testigos de la creación de éstos? Se hará constar su testimonio y tendrán que responder del mismo.
20. Dicen: «Si el Compasivo hubiera querido, no les habríamos servido». No tienen ningún conocimiento de eso, no hacen sino conjeturar.
21. ¿Es que les trajimos otra Escritura a la que atenerse antes de ésta?
22. ¡Nada de eso! Dicen: «Encontramos a nuestros padres en una religión y, siguiendo sus huellas, estamos bien dirigidos».
23. Y así, no enviamos ningún monitor antes de ti a una ciudad que no dijeran los ricos: «Encontramos a nuestros padres en una religión e imitamos su ejemplo».
24. Dijo: «¿Y si os trajera una dirección más recta que la que vuestros padres seguían?» Dijeron: «¡No creemos en vuestro mensaje!»
25. Nos vengamos de ellos. ¡Y mira cómo terminaron los desmentidores!
26. Y cuando Abraham dijo a su padre y a su gente: «Soy inocente de lo que servís.
27. Yo no sirvo sino a Quien me ha creado. Él me dirigirá».
28. E hizo que esta palabra perdurara en su posteridad. Quizás, así, se convirtieran.
29. No sólo eso, sino que les permití gozar, a ellos y a sus padres, hasta que viniera a ellos la Verdad y un Enviado que hablara claro.
30. Pero, cuando la Verdad vino a ellos, dijeron: «¡Esto es magia y no creemos en ello!»
31. Y dijeron: «¿Por qué no se ha revelado este Corán a un notable de una de las dos ciudades...»
32. ¿Son ellos los encargados de dispensar la misericordia de tu Señor? Nosotros les dispensamos las subsistencias en la vida de acá y elevamos la categoría de unos sobre otros para que éstos sirvieran a aquéllos. Pero la misericordia de tu Señor es mejor que lo que ellos amasan.
33. Si no hubiera sido por evitar que los hombres formaran una sola comunidad, habríamos puesto en las casas de los que no creen en el Compasivo terrazas de plata y gradas de acceso,
34. puertas y lechos en que reclinarse.
35. y lujo. Pero todo esto no es sino breve disfrute de la vida de acá en tanto que la otra vida, junto a tu Señor, será para los que Le temen.
36. A quien se cierre a la Amonestación del Compasivo, le asignamos un demonio que será para él compañero.
37. Les apartan, sí, del Camino, mientras creen ser bien dirigidos.
38. Hasta que, al comparecer ante Nosotros, diga: «¡Ojalá nos hubiera separado, a mí y a ti, la misma distancia que separa al Oriente del Occidente!» ¡Qué mal compañero...!
39. Hoy no os aprovechará compartir el castigo por haber sido impíos.
40. ¿Es que puedes tú hacer que un sordo oiga, o dirigir a un ciego y al que se encuentra evidentemente extraviado?
41. O te hacemos morir y, luego, Nos vengamos de ellos,
42. o te mostramos aquello con que les amenazamos. Pues les podemos con mucho.
43. ¡Aténte a lo que se te ha revelado! Estás en una vía recta.
44. Es, ciertamente, una amonestación para ti y para tu pueblo y tendréis que responder.
45. Pregunta a los enviados que mandamos antes de ti si hemos establecido dioses a quienes servir en lugar de servir al Compasivo.
46. Ya enviamos Moisés con Nuestros signos a Faraón y a sus dignatarios. Y dijo: «Yo soy el enviado del Señor del universo».
47. Pero cuando les presentó Nuestros signos, he aquí que se rieron de ellos,
48. a pesar de que cada signo que les mostrábamos superaba al precedente. Les sorprendimos con el castigo. Quizás, así, se convirtieran.
49. Dijeron: «¡Mago! ;Ruega a tu Señor por nosotros, en virtud de la alianza que ha concertado contigo! Nos dejaremos dirigir».
50. Pero, cuando retiramos de ellos el castigo, he aquí que quebrantaron su promesa.
51. Faraón dirigió una proclama a su pueblo, diciendo: «¡Pueblo! ¿No es mío el dominio de Egipto, con estos ríos que fluyen a mis pies? ¿Es que no veis?
52. ¿No soy yo mejor que éste, que es un vil y que apenas sabe expresarse?
53. ¿Por qué no se le han puesto brazaletes de oro...? ¿Por qué no ha venido acompañado de ángeles...?»
54. Extravió a su pueblo y éste le obedecio: era un pueblo perverso.
55. Cuando Nos hubieron irritados, Nos vengamos de ellos anegándolos a todos,
56. y sentamos con ellos un precedente, poniéndolos como ejemplo para la posteridad.
57. Y cuando el hijo de María es puesto como ejemplo, he aquí que tu pueblo se aparta de él.
58. Y dicen: ¿Son mejores nuestros dioses o él? Si te lo ponen, no es sino por afán de discutir. Son, en efecto, gente contenciosa.
59. El no es sino un siervo a quien hemos agraciado y a quien hemos puesto como ejemplo a los Hijos de Israel.
60. Si quisiéramos, haríamos de vosotros ángeles, que sucederían en la tierra.
61. Será un medio de conocer la Hora. ¡No dudéis, pues, de ella y seguidme! ¡Esto es una vía recta!
62. ¡Que el Demonio no os extravíe! Es para vosotros un enemigo declarado.
63. Cuando Jesús vino con las pruebas claras, dijo: «He venido a vosotros con la Sabiduría y para aclararos algo de aquello en que discrepáis. ¡Temed, pues, a Alá y obedecedme!
64. Alá es mi Señor y Señor vuestro. ¡Servidle, pues! ¡Esto es una vía recta!»
65. Pero los grupos discreparon unos de otros. ¡Ay de los impíos, por el castigo de un día doloroso...!
66. No les queda más que esperar la Hora, que les vendrá de repente, sin presentirla.
67. Ese día. los amigos serán enemigos unos de otros, excepto los temerosos de Alá.
68. «¡Siervos míos! ¡No tenéis que temer hoy! ¡Y no estaréis tristes!
69. Los que creísteis en Nuestros signos y os sometisteis a Alá,
70. ¡entrad en el Jardín junto con vuestras esposas, para ser regocijados!»
71. Se harán circular entre ellos platos de oro y copas, que contendrán todo lo que cada uno desee, deleite de los ojos. «Estaréis allí eternamente.
72. Éste es el Jardín que habéis heredado como premio a vuestras obras.
73. Tenéis en él fruta abundante, de la que comeréis».
74. Los pecadores, en cambio, tendrán la gehena como castigo, eternamente,
75. castigo que no se les remitirá, y serán presa de la desesperación.
76. No seremos Nosotros quienes hayan sido injustos con ellos, sino que ellos serán los que lo hayan sido.
77. Llamarán: «¡Malik! ¡Que tu Señor acabe con nosotros!» Él dira: «¡Os quedaréis ahí!»
78. «Os trajimos la Verdad, pero la mayoría sentisteis aversión a la Verdad».
79. ¿Han tramado algo? Pues Nosotros también.
80. ¿O creen que no Nos enteramos de sus secretos y confidencias? ¡Claro que Nos enteramos! Y Nuestros enviados, junto a ellos, toman nota.
81. Di: «Si el Compasivo tuviera un hijo, yo sería el primero en servirle».
82. ¡Gloria al Señor de los cielos y de la tierra. Señor del Trono! ¡Está por encima de lo que Le atribuyen!
83. ¡Déjales que parloteen y jueguen hasta que les llegue el Día con que se les ha amenazado!
84. ¡El es Quien es dios en el cielo y dios en la tierra! Es el Sabio, el Omnisciente.
85. ¡Bendito sea Quien posee el dominio de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está! Él tiene conocimiento de la Hora y a Él seréis devueltos.
86. Los que ellos invocan en lugar de invocarle a Él no pueden interceder, salvo, aquéllos que atestiguan la Verdad y saben.
87. Si les preguntas: «¿Quién os ha creado?», seguro que dicen: «¡Ala!» ¡Cómo pueden, pues, ser tan desviados!
88. ... y de su dicho: «¡Señor! Ésta es gente que no cree».
89. Aléjate, pues, de ellos y di: «¡Paz!» ¡Van a ver...!



El Sagrado Corán: 44. El humo (Ad dójan)

Revelado antes de Higrah. Este capitulo tiene 59 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. hm.
2. ¡Por la Escritura clara!
3. ¡La hemos revelado en una noche bendita! ¡Hemos advertido!
4. En ella se decide todo asunto sabiamente,
5. como cosa venida de Nosotros. Mandamos a enviados
6. como misericordia venida de tu Señor. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe,
7. Señor de los cielos, de la tierra y de lo que entre ellos está. Si estuvierais convencidos...
8. No hay más dios que Él. Él da la vida y da la muerte. Vuestro Señor y Señor de vuestros antepasados.
9. Pero ¡no! Ellos dudan y no lo toman en serio.
10. ¡Espera, pues, el día que el cielo traiga un humo visible,
11. que cubra a los hombres! Será un castigo doloroso.
12. «¡Señor! ¡Aparta de nosotros el castigo! ¡Creemos!»
13. ¿De qué les servirá la amonestación, si ha venido a ellos un Enviado que habla claro
14. y se han apartado de él y dicho: «¡Es uno a quien se ha instruido, un poseso!»?
15. «Vamos a apartar de vosotros el castigo por algún tiempo. Pero reincidiréis».
16. El día que hagamos uso del máximo rigor, Nos vengaremos.
17. Antes que a ellos, habíamos probado al pueblo de Faraón. Un enviado noble vino a ellos:
18. «¡Entregadme a los siervos de Alá! Tenéis en mí a un enviado digno de confianza.
19. ¡No os mostréis altivos con Alá! Vengo a vosotros con autoridad manifiesta.
20. Me refugio en mi Señor y Señor vuestro contra vuestro intento de lapidarme.
21. Si no os fiáis de mí, ¡dejadme!»
22. Entonces, invocó a su Señor. «¡Ésta es gente pecadora!»
23. «¡Sal de noche con Mis siervos! Os perseguirán.
24. ¡Deja el mar en calma! Son un ejército que será anegado»
25. ¡Cuántos jardines y fuentes abandonaron,
26. cuántos campos cultivados, cuántas suntuosas residencias,
27. cuánto bienestar, en el que vivían felices!
28. Así fue y se lo dimos en herencia a otro pueblo.
29. Ni el cielo ni la tierra les lloraron. No se les concedió prórroga.
30. Y salvamos a los Hijos de Israel del humillante castigo,
31. de Faraón. Era altivo, de los inmoderados.
32. Les elegimos conscientemente de entre todos los pueblos.
33. Les dimos signos con los que les pusimos claramente a prueba.
34. Éstos dicen, si:
35. «No moriremos más que una sola vez y no seremos resucitados.
36. ¡Haced, pues, volver a nuestros padres, si es verdad lo que decís!»
37. ¿Eran mejores ellos que el pueblo de Tubba y que sus antecesores? Les hicimos perecer, eran pecadores.
38. No hemos creado los cielos, la tierra y lo que entre ellos está por puro juego.
39. No los creamos sino con un fin, pero la mayoría no saben.
40. El día del Fallo se darán todos cita.
41. Día en que nadie podrá proteger nada a nadie, nadie será auxiliado,
42. salvo aquél de quien Alá se apiade. Él es el Poderoso, el Misericordioso.
43. El árbol de Zaqqum
44. es el alimento del pecador.
45. Es como metal fundido, hierve en las entrañas
46. como agua hirviente.
47. «¡Cogedle y llevadle en medio del fuego de la gehena!
48. ¡Castigadle, luego, derramando en su cabeza agua muy caliente!»
49. «¡Gusta! ¡Tú eres 'el poderoso', 'el generoso'!»
50. ¡Esto es aquello de que dudabais!
51. Los que teman a Alá estarán, en cambio, en lugar seguro,
52. entre jardines y fuentes,
53. vestidos de satén y de brocado, unos enfrente de otros.
54. Así será. Y les daremos por esposas a huríes de grandes ojos.
55. Pedirán allí en seguridad, toda clase de frutas.
56. No gustarán alli otra muerte que la primera y Él les preservará del castigo del fuego de la gehena,
57. como favor de tu Señor. ¡Ése es el éxito grandioso!
58. En verdad, lo hemos hecho fácil en tu lengua. Quizás, así, se dejen amonestar.
59. ¡Observa, pues! Ellos observan....




___________________________________________________





#32 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 18 mayo 2008 - 06:17





El Sagrado Corán: 45. La arrodillada (Al yacia)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 37 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. hm.
2. La revelación de la Escritura procede de Alá, el Poderoso, el Sabio.
3. Hay, en verdad, en los cielos y en la tierra signos para los creyentes.
4. En vuestra creación y en las bestias que Él esparce hay signos para gente que está convencida.
5. También en la sucesión de la noche y el día, en lo que como sustento Alá hace bajar del cielo, vivificando con ello la tierra después de muerta, y en la variación de los vientos hay signos para gente que comprende.
6. Estas son las aleyas de Alá, que te recitamos conforme a la verdad. Y ¿en qué anuncio van a creer si no creen en Alá y en Sus signos?
7. ¡Ay de todo aquél que sea mentiroso, pecador,
8. que, a pesar de oír las aleyas de Alá que se le recitan, se obstina en su altivez como si no las hubiera oído! ¡Anúnciale un castigo doloroso!
9. Los que, habiendo conocido algo de Nuestros signos, los hayan tomado a burla, tendrán un castigo humillante.
10. Les espera la gehena y sus posesiones no les servirán de nada, como tampoco los que tomaron como amigos en lugar de tomar a Alá. Tendrán un castigo terrible.
11. Esto es una dirección. Los que no crean en los signos de su Señor tendrán el castigo de un suplicio doloroso.
12. Alá es Quien ha sujetado el mar a vuestro servicio para que las naves lo surquen a una orden Suya para que busquéis Su favor. Y quizás, así, seáis agradecidos.
13. Y ha sujetado a vuestro servicio lo que está en los cielos y en la tierra. Todo procede de Él. Ciertamente, hay en ello signos para gente que reflexiona.
14. Di a los creyentes que perdonen a quienes no cuentan con los Días de Alá, instituidos para retribuir a la gente según sus méritos.
15. Quien obra bien, lo hace en su propio provecho. Y quien obra mal, lo hace en detrimento propio. Luego, seréis devueltos a vuestro Señor.
16. Dimos a los Hijos de Israel la Escritura, el juicio y el profetismo. Les proveímos de cosas buenas y les distinguimos entre todos los pueblos.
17. Les dimos pruebas claras respecto a la Orden. Y no discreparon, por rebeldía mutua, sino después de haber recibido la Ciencia. Tu Señor decidirá entre ellos el día de la Resurrección sobre aquello en que discrepaban.
18. Luego, te pusimos en una vía respecto a la Orden. Síguela, pues, y no sigas las pasiones de quienes no saben.
19. No te servirán de nada frente a Alá. Los impíos son amigos unos de otros, pero Alá es el Amigo de los que Le temen.
20. Esto es un conjunto de pruebas visibles para los hombres, dirección y misericordia para gente que esta convencida.
21. Quienes obran mal ¿creen que les trataremos igual que a quienes creen y obran bien, como si fueran iguales en vida y luego de muertos? ¡Qué mal juzgan!
22. Alá ha creado con un fin los cielos y la tierra. Y para que cada cual sea retribuido según sus méritos. Nadie será tratado injustamente.
23. Y ¿qué te parece quien ha divinizado su pasión a quien Alá ha extraviado a sabiendas, sellando su oído y su corazón, vendando sus ojos? ¿Quién podrá dirigirle luego de Alá? ¿Es que no os dejaréis amonestar?
24. Y dicen: «No hay más vida que ésta nuestra de acá. Morimos y vivimos, y nada sino la acción fatal del Tiempo nos hace perecer». Pero no tienen ningún conocimiento de eso, no hacen sino conjeturar.
25. Y cuando se les recitan Nuestras aleyas como pruebas claras, lo único que arguyen es: «¡Haced volver a nuestros padres, si es verdad lo que decís!»
26. Di: «Alá os da la vida y, después, os hará morir. Luego, os reunirá para el día indubitable de la Resurrección. Pero la mayoría de los hombres no saben».
27. El dominio de los cielos y de la tierra pertenece a Alá. Cuando ocurra la Hora, ese día, los falsarios estarán perdidos.
28. Verás a cada comunidad arrodillada. Cada comunidad será emplazada ante su Escritura: «Hoy seréis retribuidos con arreglo a vuestras obras.
29. He aquí Nuestra Escritura, que dice la verdad contra vosotros. Apuntábamos lo que hacíais».
30. A quienes creyeron y obraron bien, su Señor les introducirá en Su misericordia. ¡Ése es el éxito manifiesto!
31. En cuanto a quienes no creyeron: «¿Es que no se os recitaron Mis aleyas? Pero fuisteis altivos y gente pecadora».
32. Cuando se decía: «Lo que Alá promete es verdad y no hay duda respecto a la Hora», decíais: «No sabemos qué es eso de 'la Hora'. No podemos sino conjeturar. No estamos convencidos».
33. Se les mostrará el mal que cometieron y les cercará aquello de que se burlaban.
34. Se dira: «Hoy os olvidamos Nosotros, como vosotros olvidasteis que os llegaría este día. Tendréis el Fuego por morada y no encontraréis quien os auxilie.
35. Y esto es así porque tomasteis a burla los signos de Alá y la vida de acá os engaño». Ese día no serán sacados de él ni serán agraciados.
36. ¡Alabado sea Alá, Señor de los cielos, Señor de la tierra, Señor del universo!
37. ¡Suya es la majestad en los cielos y en la tierra! Él es el Poderoso, el Sabio.



El Sagrado Corán: 46. Al-Ahcaf

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 35 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. hm.
2. La revelación de la Escritura procede de Alá, el Poderoso, el Sabio.
3. No hemos creado sino con un fin los cielos, la tierra y lo que entre ellos está, y por un período determinado. Pero los infieles se desvían de las advertencias que se les han dirigido.
4. Di: «¿Qué os parece lo que invocáis en lugar de invocar a Alá? ¡Mostradme qué han creado de la tierra o si tienen participación en los cielos! Si es verdad lo que decís, ¡traedme una Escritura anterior a ésta o un rastro de conocimiento!»
5. ¿Hay alguien que esté más extraviado que quien, en lugar de invocar a Alá, invoca a quienes no van a escucharle hasta el día de la Resurrección, indiferentes a sus invocaciones,
6. que, cuando los hombres sean congregados, serán sus enemigos y renegarán de que les hayan servido?
7. Cuando se les recitan a los infieles Nuestras aleyas como pruebas claras, dicen de la Verdad que viene a ellos: «¡Esto es manifiesta magia!»
8. O dicen: «Él lo ha inventado». Di: «Si yo lo he inventado, no podéis hacer nada por mí contra Alá. Él sabe bien lo que divulgáis a este propósito. Basta Él como testigo entre yo y vosotros. Él es el Indulgente, el Misericordioso».
9. Di: «Yo no soy el primero de los enviados. Y no sé lo que será de mí, ni lo que será de vosotros. No hago más que seguir lo que se me ha revelado. Yo no soy más que un monitor que habla claro».
10. Di: «¿Qué os parece? Si procede de Alá y vosotros no creéis en él, mientras que un testigo de entre los Hijos de Israel atestigua su conformidad y cree, en tanto que vosotros sois altivos... Alá no dirige a la gente impía».
11. Los infieles dicen de los creyentes: «Si hubiera sido algo bueno, no se nos habrían adelantado en ello». Y, como no son dirigidos por él, dicen: «¡Es una vieja mentira!»
12. Antes de él, la Escritura de Moisés servía de guía y de misericordia. Y ésta es una Escritura que confirma, en lengua árabe, para advertir a los impíos y anunciar la buena nueva a quienes hacen el bien.
13. Quienes dicen: «¡Nuestro Señor es Alá!» y se portan correctamente no tienen que temer y no estarán tristes.
14. Esos tales morarán en el Jardín eternamente, como retribución a sus obras.
15. Hemos ordenado al hombre que se porte bien con sus padres. Su madre le llevó con molestia y con molestia le dio a luz. El embarazo y la lactancia duran treinta meses. Hasta que, al alcanzar la madurez y cumplir cuarenta años, dice: «¡Señor! Permíteme que Te agradezca la gracia que nos has dispensado, a mí y a mis padres, y que haga obras buenas que Te plazcan! ¡Dame una descendencia próspera! Me vuelvo a Ti. Soy de los que se someten a Ti».
16. Éstos son aquéllos de cuyas obras aceptaremos lo mejor y pasaremos por alto sus malas obras. Estarán entre los moradores del Jardín, promesa de verdad que se les hizo.
17. En cambio, quien diga a sus padres -mientras éstos imploran a Alá y dicen: «¡Ay de ti! ¡Cree! ¡Lo que Alá promete es verdad:!»- «¡Uf! ¿Vais a prometerme que me sacarán, cuando han pasado tantas generaciones anteriores a mí?» y diga: «Éstas no son sino patrañas de los antiguos»,
18. en ésos será en quienes se cumpla la sentencia aplicada a las comunidades precedentes de genios y de mortales. Ésos serán los que pierdan.
19. Todos tendrán su propia categoría, según sus obras. Les retribuirá plenamente sus acciones y no serán tratados injustamente.
20. El día que los infieles sean expuestos al Fuego: «Disipasteis vuestros bienes en vuestra vida de acá y gozasteis de ellos. Hoy se os va a retribuir con un castigo degradante por haberos conducido altivamente en la tierra sin razón y por haber sido perversos».
21. Y recuerda al hermano de los aditas, que advirtió a su pueblo en al- Ahqaf -y hubo otras advertencias antes y después de él-. «¡No sirváis sino a Alá! Temo por vosotros el castigo de un día terrible».
22. Dijeron: «¿Has venido a nosotros para desviarnos de nuestros dioses? ¡Tráenos, pues, aquello con que nos amenazas, si es verdad lo que dices!»
23. Dijo: «Sólo Alá tiene conocimiento de ello. Yo os comunico el objeto de mi misión, pero veo que sois gente ignorante».
24. Cuando lo vieron como una nube que se dirigía a sus valles, dijeron: «Es una nube que nos trae la lluvia». «¡No! Es más bien aquello cuya venida reclamabais, un viento que encierra un castigo doloroso,
25. que va a destruirlo todo a una orden de su Señor». A la mañana siguiente, no se veía más que sus viviendas. Así retribuimos a la gente pecadora.
26. Les habíamos dado un poderío como no os hemos dado a vosotros. Les habíamos dado oído, vista, intelecto. Pero ni el oído, ni la vista, ni el intelecto les sirvieron de nada, pues negaron los signos de Alá. Y les cercó aquello de que se burlaban.
27. Hemos destruido las ciudades que había alrededor de vosotros. Les habíamos expuesto los signos. Quizás, así, se convirtieran.
28. ¿Por qué no les auxiliaron aquéllos a los que, en lugar de tomar a Alá, habían tomado como dioses para que les acercaran? Al contrario, les abandonaron. Ésa fue su mentira y su invención.
29. Y cuando te llevamos un grupo de genios para que escucharan la Recitación. Cuando estaban presentes a ella, dijeron: «¡Callad!» Y, cuando se terminó, regresaron a los suyos para advertirles.
30. Dijeron: «¡Pueblo! Hemos oído una Escritura revelada después de Moisés, en confirmación de los mensajes anteriores, que dirige a la Verdad y a una vía recta».
31. ¡Pueblo! Aceptad al que llama a Alá y creed en Él, para que os perdone vuestros pecados y os preserve de un castigo doloroso.
32. Los que no acepten al que llama a Alá no podrán escapar en la tierra, ni tendrán, fuera de Él, amigos. Esos tales están evidentemente extraviados.
33. ¿No han visto que Alá, Que ha creado los cielos y la tierra sin cansarse por ello, es capaz de devolver la vida a los muertos? Pues sí, es omnipotente.
34. El día que los infieles sean expuestos al Fuego: «¿No es esto la Verdad?» Dirán: «¡Claro que sí, por nuestro Señor!» Dira: «¡Gustad, pues, el castigo debido a vuestra incredulidad!»
35. Ten, pues, paciencia, como la tuvieron otros enviados resueltos. Y no reclames para ellos el adelantamiento. El día que vean aquello con que se les amenaza, les parecerá no haber permanecido más de una hora de día. Éste es un comunicado. Y ¿quién será destruido sino el pueblo perverso?


____________________________________________________







#33 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 25 mayo 2008 - 11:29









El Sagrado Corán: 47. Mahoma (Mohamád)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 38 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. A quienes no crean y aparten a otros del camino de Alá, Él les invalidará sus obras.
2. En cambio, borrará las malas obras y mejorará la condición de quienes hayan creído, obrado bien y creído en la revelación hecha a Mahoma, la cual es la Verdad que viene de su Señor.
3. Y esto es así porque los infieles siguen lo falso, mientras que los creyentes siguen la Verdad venida de su Señor. Así es como Alá los pone como ejemplo a los hombres.
4. Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Alá quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Alá.
5. Él les dirigirá, mejorará su condición
6. y les introducirá en el Jardín, que Él les habrá dado ya a conocer.
7. ¡Creyentes! Si auxiliáis a Alá, Él os, auxiliará y afirmará vuestros pasos.
8. ¡Ay de aquéllos, en cambio, que no hayan creído! Invalidará sus obras.
9. Y esto es así porque les repugnó la revelación de Alá. E hizo vanas sus obras.
10. ¿No han ido por la tierra y mirado cómo terminaron sus antecesores? Alá los destruyó. Y los infieles tendrán un fin semejante.
11. Y esto es así porque Alá es el Protector de los creyentes, mientras que los infieles no tienen protector.
12. Alá introducirá a quienes hayan creído y obrado bien en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. Quienes, en cambio, hayan sido infieles, gozarán brevemente y comerán como comen los rebaños. Tendrán el Fuego por morada.
13. ¡Cuántas ciudades hemos hecho perecer, más fuertes que tu ciudad, que te ha expulsado, sin que hubiera quien les auxiliara!
14. ¿Es que quien se basa en una prueba clara venida de su Señor es comparable a aquéllos cuya mala conducta ha sido engalanada y que siguen sus pasiones?
15. Imagen del Jardín prometido a quienes temen a Alá.. habrá en él arroyos de agua incorruptible, arroyos de leche de gusto inalterable, arroyos de vino, delicia de los bebedores, arroyos de depurada miel. Tendrán en él toda clase de frutas y perdón de su Señor. ¿Serán como quienes están en el Fuego por toda la eternidad, a los que se da de beber un agua muy caliente que les roe las entrañas?
16. Hay algunos de ellos que te escuchan, pero que, apenas salidos de tu casa, dicen a quienes han recibido la Ciencia: «¿Qué es lo que acaba de decir?» Éstos son aquéllos cuyo corazón Alá ha sellado y que siguen sus pasiones.
17. A quienes se dejen dirigir, Él les dirigirá aún mejor y les dará que Le teman.
18. ¡,Qué pueden esperar, sino que les llegue la Hora de repente? Ya se han manifestado síntomas de la misma. Pero ¿de qué les servirá que se les amoneste cuando ella les llegue?
19. Sabe, pues, que no hay más dios que Alá y pide perdón por tu pecado, así como por los creyentes y las creyentes. Alá conoce vuestras idas y venidas y dónde moráis.
20. Los creyentes dicen: «¿Por qué no se revela una sura?» Pero, cuando se revela una sura unívoca en la que se menciona el combate, ves que los enfermos de corazón te miran como mira uno a quien ronda la muerte. Más les valdría
21. obedecer y hablar como es debido. Y, una vez tomada una decisión, lo mejor para ellos sería que fuesen sinceros con Alá.
22. Si volvéis la espalda, os exponéis a corromper en la tierra y a cortar vuestros lazos de sangre.
23. A éstos es a quienes Alá maldice, volviéndoles sordos y ciegos.
24. ¿Es que no meditan en el Corán ¿O es que sus corazones están cerrados con candado?
25. Quienes han vuelto sobre sus pasos, después de haberse manifestado a ellos la Dirección claramente, han sido seducidos por el Demonio, pero les ha concedido una tregua.
26. Esto es así porque dicen a quienes les repugna lo que Alá ha revelado: «En algunas cosas os obedeceremos». Alá, empero, sabe lo que ocultan.
27. ¡Qué pasará cuando los ángeles les llamen, golpeándoles en el rostro y en la espalda?
28. Esto es así porque van en pos de algo que irrita a Alá y, en cambio, les repugna lo que Le satisface. Por eso, hace vanas sus obras.
29. ¿Es que creen los enfermos de corazón que Alá no va a descubrir su odio?
30. Si quisieramos, haríamos que les vieras: es reconocerías por sus rasgos: y, ciertamente, les reconocerás por el tono de sus palabras. Alá sabe lo que hacéis.
31. Hemos de probaros para saber quiénes de vosotros luchan y perseveran, así como para comprobar lo que se cuenta de vosotros.
32. Los infieles que hayan desviado a otros del camino de Alá y se hayan separado del Enviado, después de habérseles manifestado claramente la Dirección, no causarán ningún daño a Alá. Y hará vanas sus obras.
33. ¡Creyentes! ¡Obedeced a Alá y obedeced al Enviado! ¡No hagáis vanas vuestras obras!
34. Alá no perdonará a los infieles que hayan desviado a otros del camino de Alá y mueran siendo infieles.
35. ¡No flaqueéis, pues, invitando a la paz, ya que seréis vosotros los que ganen! Alá está con vosotros y no dejará de premiar vuestras obras.
36. La vida de acá es sólo juego y distracción. Pero, si creéis y teméis a Alá, Él os recompensará sin reclamaros vuestros bienes.
37. Si os los reclamara con insistencia, os mostraríais avaros y descubriría vuestro odio.
38. He aquí que sois vosotros los invitados a gastar por la causa de Alá, pero hay entre vosotros algunos avaros. Y quien es avaro lo es, en realidad, en detrimento propio. Alá es Quien Se basta a Sí mismo, mientras que sois vosotros los necesitados. Y, si volvéis la espalda, hará que otro pueblo os sustituya, que no será como vosotros.





El Sagrado Corán: 48. La victoria (Al fath)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 29 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. Te hemos concedido un claro éxito.
2. Para perdonarte Alá tus primeros y tus últimos pecados, pefeccionar Su gracia en ti y dirigirte por una vía recta.
3. Para prestarte Alá un auxilio poderoso.
4. Él es Quien ha hecho descender la sakina en los corazones de los creyentes para incrementar su fe. Las legiones de los cielos y de la tierra son de Alá. Alá es omnisciente, sabio.
5. Para introducir a los creyentes y a las creyentes en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, y borrarles sus malas obras. Esto es, para Alá, un éxito grandioso.
6. Para castigar a los hipócritas y a las hipócritas, a los asociadores y a las asociadoras que piensan mal de Alá. Sufrirán un revés. Alá se irritará con ellos, les maldecirá y les preparará la gehena. ¡Mal fin...!
7. Las legiones de los cielos y de la tierra son de Alá. Alá es poderoso, sabio.
8. Te hemos enviado como testigo, como nuncio de buenas nuevas y como monitor,
9. para que los hombres crean en Alá y en Su Enviado, para que le ayuden y honren, para que Le glorifiquen mañana y tarde.
10. Los que te juran fidelidad, la juran, en realidad, a Alá. La mano de Alá está sobre sus manos. Si uno quebranta una promesa la quebranta, en realidad, en detrimento propio. Si, en cambio, es fiel a la alianza concertada con Alá, Él le dará una magnífica recompensa.
11. Los beduinos dejados atrás te dirán: «Nuestros bienes y familias nos han retenido. ¡Pide que nos perdone!» Dicen de palabra lo que no tienen en el corazón. Di: «¿Y quién podría impedir que Alá os hiciera mal o bien, si Él lo deseara?» ¡No! ¡Alá está bien informado de lo que hacéis!
12. ¡No! Creíais que el Enviado y los creyentes no iban a regresar nunca a los suyos y la idea os halagó. Pensasteis mal... Sois gente perdida...
13. Quien no cree en Alá y en su Enviado... Hemos preparado para los infieles fuego de gehena.
14. El dominio de los cielos y de la tierra pertenece a Alá. Perdona a quien Él quiere y castiga a quien Él quiere. Alá es indulgente, misericordioso.
15. Cuando os pongáis en marcha para apoderaros de botín, los dejados atrás dirán: «¡Dejad que os sigamos!» Quisieran cambiar la Palabra de Alá. Di: «¡No nos seguiréis! ¡Así lo ha dicho Alá antes!» Ellos dirán: «¡No! ¡Es que tenéis celos de nosotros...!» ¡No! Comprenden, pero poco.
16. Di a los beduinos dejados atrás: «Se os llamará contra un pueblo dotado de gran valor, contra el que tendréis que combatir a menos que se rinda. Si obedecéis, Alá os dará una bella recompensa. Pero, si volvéis la espalda, como ya hicisteis en otra ocasión, os infligirá un castigo doloroso».
17. «No hay por qué reprochar al ciego, al cojo o al enfermo. Y a quien obedezca a Alá y a Su Enviado, Él le introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. A quien, en cambio, vuelta la espalda, Él le infligirá un castigo doloroso»..
18. Alá ha estado satisfecho de los creyentes cuando éstos te han jurado fidelidad al pie del árbol. Él sabía lo que sus corazones encerraban e hizo descender sobre ellos la sakina, prometiéndoles, como recompensa, un éxito cercano
19. y mucho botín, del que se apoderarán. Alá es poderoso, sabio. ´
20. Alá os ha prometido mucho botín, del que os apoderaréis. Os ha acelerado éste y ha retirado de vosotros las manos de la gente, a fin de que sea signo para los creyentes y de dirigiros por una vía recta.
21. Y otro cuyo logro no está en vuestras manos pero sí en las de Alá. Alá es omnipotente.
22. Si los infieles hubieran combatido contra vosotros, habrían vuelto la espalda. Luego, no encontrarán amigo ni auxiliar.
23. Tal es la práctica de Alá, que ya se había aplicado antes. Y encontrarás la práctica de Alá irreemplazable.
24. Él es Quien, en el valle de La Meca, retiró de vosotros sus manos y de ellos las vuestras, luego de haberos dado la victoria sobre ellos. Alá ve bien lo que hacéis.
25. Son ellos los infieles que os apartaron de la Mezquita Sagrada e impidieron que la víctima llegara al lugar del sacrificio. Y, si no llega a ser por hombres creyentes y por mujeres creyentes, a quienes no podíais reconocer, y que os exponíais, sin querer, a pisotear, provocando represalias por su parte... Para que Alá introduzca en Su misericordia a quien Él quiere. Si hubiera sido posible distinguirles, habríamos infligido un doloroso castigo a los infieles que entre ellos había.
26. Cuando, dejados llevar los infieles de su fanatismo, el fanatismo propio del paganismo, Alá hizo descender Su sakina sobre Su Enviado y sobre los creyentes, y les impuso la palabra del temor de Alá. Tenían pleno derecho a ella y la merecían. Alá es omnisciente.
27. Alá ha realizado, ciertamente, el sueño de su Enviado: «En verdad, que habéis de entrar en la Mezquita Sagrada, si Alá quiere, en seguridad, con la cabeza afeitada y el pelo corto, sin temor». Él sabía lo que vosotros no sabíais. Además, ha dispuesto un éxito cercano.
28. Él es Quien ha mandado a Su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera, para que prevalezca sobre toda otra religión. ¡Alá basta como testigo!
29. Mahoma es el Enviado de Alá. Quienes están con él son severos con los infieles y cariñosos entre sí. Se les ve inclinados o prosternados, buscando favor de Alá y satisfacerle. Se les nota en el rostro que se prosternan. Tal es su imagen en la Tora. Y en el Evangelio se les compara con la semilla que, habiendo germinado, fortifica su brote y éste crece y se yergue en el tallo, constituyendo la alegría del sembrador, para terminar irritando a los infieles por su medio. A quienes de ellos crean y obren bien, Alá les ha prometido perdón y una magnífica recompensa.






El Sagrado Corán: 49. Las habitaciones privadas (Al hoyorat)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 18 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. ¡Creyentes! ¡No os adelantéis a Alá y a su Enviado y temed a Alá! Alá todo lo oye, todo lo sabe.
2. ¡Creyentes! ¡No elevéis vuestra voz por encima de la del Profeta! ¡No le habléis en voz alta, como hacéis entre vosotros! Os expondríais a hacer vanas vuestras obras sin daros cuenta.
3. Quienes en presencia del Enviado de Alá bajan la voz son aquéllos cuyos corazones ha probado Alá para disponerlos a Su temor. Obtendrán perdón y magnífica recompensa.
4. La mayoría de los que te llaman desde fuera de las habitaciones privadas no tienen entendimiento.
5. Más les valdría esperar a que tú salieras adonde ellos están. Alá es indulgente, misericordioso.
6. ¡Creyentes! Si un malvado os trae una noticia, examinadla bien, no sea que lastiméis a gente por ignorancia y tengáis que arrepentiros de lo que habéis hecho.
7. Sabed que está entre vosotros el Enviado de Alá. En muchos casos, si os obedeciera, os veríais en apuro. Pero Alá os ha hecho amar la fe, engalanándola a vuestros corazones. En cambio, os ha hecho aborrecer la incredulidad, el vicio y la desobediencia. Ésos son los bien dirigidos,
8. por favor y gracia de Alá. Alá es omnisciente, sabio.
9. Si dos grupos de creyentes combaten unos contra otros, ¡reconciliadles! Y, si uno de ellos oprime al otro, ¡combatid contra el opresor hasta reducirle a la obediencia de Alá! Y, cuando sea reducido, ¡reconciliadles de acuerdo con la justicia y sed equitativos! Alá ama a los que observan la equidad.
10. Los creyentes son, en verdad, hermanos. ¡Reconciliad, pues, a vuestos hermanos y temed a Alá! Quizás, así, se os tenga piedad.
11. ¡Creyentes! ¡No os burléis unos de otros! Podría ser que los burlados fueran mejores que los que se burlan. Ni las mujeres unas de otras. Podría ser que las burladas fueran mejores que las que se burlan. ¡No os critiquéis ni os llaméis con motes ofensivos! ¡Mala cosa es ser llamado 'perverso' después de haber recibido la fe! Los que no se arrepienten, ésos son los impíos.
12. ¡Creyentes! ¡Evitad conjeturar demasiado! Algunas conjeturas son pecado. ¡No espiéis! ¡No calumniéis! ¿Os gustaría comer la carne de un hermano muerto? Os causaría horror... ¡Temed a Alá! Alá es indulgente, misericordioso.
13. ¡Hombres! Os hemos creado de un varón y de una hembra y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus, para que os conozcáis unos a otros. Para Alá, el más noble de entre vosotros es el que más Le teme. Alá es omnisciente, está bien informado.
14. Los beduinos dicen: «¡Creemos!» Di: «¡No creéis! ¡Decid, más bien: 'Hemos abrazado el islam'! La fe no ha entrado aún en vuestros corazones. Pero, si obedecéis a Alá y a Su Enviado, no menoscabará nada vuestras obras. Alá es indulgente, misericordioso».
15. Son creyentes únicamente los que creen en Alá y en Su Enviado, sin abrigar ninguna duda, y combaten por Alá con su hacienda y sus personas. ¡Ésos son los veraces!
16. Di: «¿Vais a enseñar a Alá en qué consiste vuestra religión, siendo así que Alá conoce lo que está en los cielos y en la tierra?» Alá es omnisciente.
17. Te recuerdan su conversión al islam como si, con ello, te hubieran agraciado. Di: «¡No me recordéis vuestra conversión al islam como si me hubiérais agraciado! ¡Al contrario! Es Alá quien os ha agraciado dirigiéndoos hacia la fe. Si es verdad lo que decíis...»
18. Alá conoce lo oculto de los cielos y de la tierra. Alá ve bien lo que hacéis.



__________________________________________________








#34 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 31 mayo 2008 - 06:51






_______________________________________________




El Sagrado Corán: 50. Qaf

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 45 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. q. ¡Por el glorioso Corán!
2. Pero se asombran de que uno salido de ellos haya venido a advertirles. Y dicen los infieles: «¡Esto es algo asombroso!
3. ¿Es que cuando muramos y seamos tierra...? Es volver de lejos...»
4. Ya sabemos qué es lo que de ellos consume la tierra. Tenemos una Escritura que conserva.
5. Pero han desmentido la Verdad cuando ha venido a ellos y se encuentran en un estado de confusión.
6. ¿No ven el cielo que tienen encima, cómo lo hemos edificado y engalanado y no se ha agrietado?
7. Hemos extendido la tierra, colocado en ella firmes montañas y hecho crecer en ella toda especie primorosa,
8. como ilustración y amonestación para todo siervo arrepentido.
9. Hemos hecho bajar del cielo agua bendita, mediante la cual hacemos que crezcan jardines y el grano de la cosecha,
10. esbeltas palmeras de apretados racimos,
11. para sustento de los siervos. Y, gracias a ella, devolvemos la vida a un país muerto. Así será la Resurrección.
12. Antes de ello, ya habían desmentido el pueblo de Noé, los habitantes de ar-Ras, los tamudeos,
13. los aditas, Faraón, los hermanos de Lot,
14. los habitantes de la Espesura y el pueblo de Tubba. Todos ellos desmintieron a los enviados. Y se cumplió Mi amenaza.
15. ¿Es que Nos cansó la primera creación? Pues ellos dudan de una nueva creación.
16. Sí, hemos creado al hombre. Sabemos lo que su mente le sugiere. Estamos más cerca de él que su misma vena yugular.
17. Cuando los dos encargados de recoger recojan, sentados el uno a la derecha y el otro a la izquierda,
18. no pronunciará ninguna palabra que no tenga siempre a su lado a un observador preparado.
19. La agonía del moribundo traerá la Verdad: «¡Ahí tienes lo que rehuías!»
20. Se tocará la trompeta. Ése es el día de la Amenaza.
21. Cada uno vendrá acompañado de un conductor y de un testigo.
22. «Estas cosas te traían sin cuidado. Te hemos quitado el velo y, hoy, tu vista es penetrante».
23. Su compañero dira: «Esto es lo que tengo preparado».
24. «¡Arrojad a la gehena a todo infiel pertinaz, desviado,
25. adversario del bien, violador de la ley, escéptico,
26. que ponía, junto con Alá, a otro dios! ¡Arrojadlo al castigo severo!»
27. Su compañero dira: «¡Señor! No soy yo quien le hizo rebelarse, sino que él estaba ya profundamente extraviado».
28. Dira: «¡No discutáis ante Mí! Ya os amenacé por anticipado.
29. Mi sentencia es inmutable. Yo no soy injusto con Mis siervos».
30. El día que digamos a la gehena: «¿Estás ya llena?», ella diráa «¿Aún hay más?»
31. Y el Jardín será acercado a quienes hayan temido a Alá, bien cerca:
32. «Esto es lo que se os había prometido, a todo hombre sinceramente arrepentido, observador,
33. que tiene miedo secreto al Compasivo y viene con corazón contrito.
34. ¡Entrad en él en paz! ¡Éste es el día de la Eternidad!»
35. Tendrán allí cuanto deseen y aún dispondremos de más.
36. ¡A cuántas generaciones hemos hecho antes perecer, más temibles que ellos y que recorrieron el país en busca de escape.
37. Hay en ello, sí, una amonestación para quien tiene entendimiento, para quien aguza el oído y es testigo.
38. Creamos los cielos, la tierra y lo que entre ellos está en seis días, sin sufrir cansancio.
39. ¡Ten paciencia, pues, con lo que dicen y celebra las alabanzas de tu Señor antes de la salida del sol y de su puesta!
40. ¡Glorifícale durante la noche y después de la azalá!
41. ¡Estate atento al día que el pregonero llame de cerca,
42. al día que se oiga, de verdad, el Grito! Ése será el día de la Resurrección.
43. Somos Nosotros Quienes damos la vida y damos la muerte. Somos Nosotros el fin de todo.
44. El día que la tierra se abra despidiéndolos, rápidos..., Ésa es una reunión fácil para Nosotros.
45. Sabemos bien lo que dicen... ¡No debes tú forzarles! ¡Amonesta, más bien, por el Corán a quien tema Mi amenaza!





El Sagrado Corán: 51. Los que aventan (Ad dáriat)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 60 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. ¡Por los que aventan!
2. ¡Por las que llevan una carga!
3. ¡Por las que se deslizan ligeras!
4. ¡Por los que distribuyen una orden!
5. ¡Ciertamente, aquello con que se os amenaza es verdad!
6. Y el Juicio, sí, tendrá lugar.
7. ¡Por el cielo surcado de órbitas!
8. Estáis en desacuerdo.
9. Algunos son desviados de él.
10. ¡Malditos sean los que siempre están conjeturando,
11. que están en un abismo, despreocupados,
12. que preguntan: «¿Cuándo llegará el día del Juicio?»!
13. El día que se les pruebe al fuego:
14. «¡Gustad vuestra prueba! Esto es lo que estabais impacientes por conocer».
15. Los que temen a Alá estarán entre jardines y fuentes,
16. tomando lo que su Señor les dé. Hicieron el bien en el pasado;
17. de noche dormían poco;
18. al rayar el alba, pedían perdón,
19. y parte de sus bienes correspondía de derecho al mendigo y al indigente.
20. En la tierra hay signos para los convencidos,
21. y en vosotros mismos también. ¿Es que no veis?
22. Y en el cielo tenéis vuestro sustento y lo que se os ha prometido.
23. ¡Por el Señor del cielo y de la tierra, que es tanta verdad como que habláis!
24. ¿Te has enterado de la historia de los huéspedes honrados de Abraham?
25. Cuando entraron en su casa. Dijeron: «¡Paz!». Dijo: «¡Paz! Sois gente desconocida».
26. Se fue discretamente a los suyos y trajo un ternero cebado,
27. que les ofreció. Dijo: «¿Es que no coméis?»
28. Y sintió temor de ellos. Dijeron: «¡No temas!» Y le dieron la buena nueva de un muchacho lleno de ciencia.
29. Su mujer, entonces, se puso a gritar. Golpeóse el rostro y dijo: «Pero ¡si soy una vieja estéril!»
30. Dijeron: «Así ha dicho tu Señor. Es Él el Sabio, el Omnisciente».
31. Dijo: «¿Qué es lo que os trae, ¡enviados!?»
32. Dijeron: «Se nos ha enviado a un pueblo pecador
33. para enviar contra ellos piedras de barro cocido,
34. marcadas junto a tu Señor para los inmoderados».
35. Y sacamos a los creyentes que en ella había,
36. pero sólo encontramos en ella una casa de gente sometida a Alá.
37. Y dejamos en ella un signo para los que temen el castigo doloroso.
38. Y en Moisés. Cuando le enviamos a Faraón con una autoridad manifiesta.
39. Pero, seguro de su poder, se volvió y dijo: «¡Es un mago o un poseso!»
40. Entonces les sorprendimos, a él y a sus tropas, y los arrojamos al mar. Había incurrido en censura.
41. Y en los aditas. Cuando enviamos contra ellos el viento desvastador,
42. que pulverizaba todo cuanto encontraba a su paso.
43. Y en los tamudeos. Cuando se les dijo: «¡Gozad aún por algún tiempo!»
44. Pero infringieron la orden de su Señor y les sorprendió el Rayo, viéndolo venir.
45. No pudieron tenerse en pie, ni defenderse.
46. Y al pueblo de Noé. Fue un pueblo perverso.
47. Y el cielo, lo construimos con fuerza. Y, ciertamente, asignamos un vasto espacio.
48. Y la tierra, la extendimos. ¡Qué bien que la preparamos!
49. Todo lo creamos por parejas. Quizás, así, os dejéis amonestar.
50. «¡Refugiaos, pues, en Alá! Soy para vosotros, de Su parte, un monitor que habla claro.
51. ¡No pongáis a otro dios junto con Alá! Soy para vosotros, de Su parte, un monitor que habla claro».
52. Asimismo, no vino a los que fueron antes ningún enviado que no dijeran: «¡Es un mago o un poseso!»
53. ¿Es que se han legado eso unos a otros? ¡No! ¡Son gente rebelde!
54. ¡Apártate de ellos y, así, no incurrirás en censura!
55. ¡Y amonesta, que la amonestación aprovecha a los creyentes!
56. No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me sirvan.
57. No quiero de ellos ningún sustento, no quiero que Me alimenten.
58. Alá es el Proveedor de todo, el Fuerte, el Firme.
59. Los impíos correrán la misma suerte que corrieron sus semejantes. ¡Que no Me den, pues, prisa!
60. ¡Ay de los que no creen, por el día con que se les amenaza!



____________________________________________________________







#35 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 08 junio 2008 - 12:39






_______________________________________



El Sagrado Corán: 52. El monte (At túr)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 49 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. ¡Por el Monte!
2. ¡Por una Escritura, puesta por escrito
3. en un pergamino desenrollado!
4. ¡Por la Casa frecuentada!
5. ¡Por la bóveda elevada!
6. ¡Por el mar hinchado!
7. ¡Sí, el castigo de tu Señor tendrá lugar,
8. nadie podrá rechazarlo!
9. El día que el cielo gire vertiginosamente
10. y se pongan las montañas en marcha.
11. Ese día ¡ay de los desmentidores,
12. que parloteaban por pasar el rato!
13. El día que se les empuje, violentamente, al fuego de la gehena:
14. «¡Éste es el fuego que desmentíais!
15. ¿Es, pues, esto magia? ¿O es que no veis claro?
16. ¡Arded en él! Debe daros lo mismo que lo aguantéis o no. Sólo se os retribuye por vuestras obras».
17. Quienes temieron a Alá, en cambio, estarán en jardines y delicia,
18. disfrutando de lo que su Señor les dé. Su Señor les habrá preservado del castigo del fuego de la gehena.
19. «¡Comed y bebed en paz! ¡Por lo que habéis hecho!»
20. Reclinados en lechos alineados. Y les daremos por esposas a huríes de grandes ojos.
21. Reuniremos con los creyentes a los descendientes que les siguieron en la fe. No les menoscabaremos nada sus obras. Cada uno será responsable de lo que haya cometido.
22. Les proveeremos de la fruta y de la carne que apetezcan.
23. Allí se pasarán unos a otros una copa cuyo contenido no incitará a vaniloquio ni a pecado.
24. Para servirles, circularán a su alrededor muchachos como perlas ocultas.
25. Y se volverán unos a otros para preguntarse.
26. Dirán: «Antes vivíamos angustiados en medio de nuestra familia.
27. Alá nos agració y preservó del castigo del viento abrasador.
28. Ya Le invocábamos antes. Es el Bueno, el Misericordioso».
29. ¡Amonesta, pues, porque, por la gracia de tu Señor, no eres adivino ni poseso!
30. O dicen: «¡Un poeta...! ¡Esperaremos las vicisitudes de su sino!»
31. Di: «¡Esperad! Yo espero con vosotros».
32. ¿Se les ordena en sueños que hablen así o es que son gente rebelde?
33. O dicen: «¡Él se lo ha inventado!» ¡No, no creen!
34. Si es verdad lo que dicen, ¡que traigan un relato semejante!
35. ¿Han sido creados de la nada? ¿O son ellos los creadores?
36. ¿O han creado los cielos y la tierra? No, no están convencidos.
37. ¿O tienen los tesoros de tu Señor? ¿O se creen unos potentados?
38. ¿O tienen una escala que les permita escuchar? El que de ellos lo consiga ¡que aporte una autoridad manifesta!
39. ¿O tendrá Él hijas, como vosotros tenéis hijos?
40. ¿O es que les reclamas un salario tal que se vean abrumados de deudas?
41. ¿O es que conocen lo oculto y toman nota?
42. ¿O quieren urdir una estratagema? Los infieles serían sus víctimas.
43. ¿O tienen un dios diferente de Alá? ¡Gloria a Alá, Que está por encima de lo que Le asocian!
44. Si vieran caer parte del cielo, dirían: «Son nubes que se han amontonado».
45. Déjales hasta que les llegue su día, cuando sean fulminados,
46. el día de su estratagema no les sirva de nada y nadie les auxilie.
47. Los impíos sufrirán, además, otro castigo, pero la mayoría no saben.
48. ¡Espera paciente la decisión de tu, Señor, pues te vemos! Y ¡celebra las alabanzas de tu Señor cuando estás de pie!
49. ¡Glorifícale durante la noche y al declinar las estrellas!








El Sagrado Corán: 53. La estrella (An naym)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 62 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!


1. ¡Por la estrella, cuando declina!
2. Vuestro paisano no se extravía, ni se descarría.
3. No habla por propio impulso.
4. No es sino una revelación que se ha hecho.
5. Se la ha enseñado el muy poderoso, 6. fuerte, majestuoso,
7. mientras él estaba en lo más alto del horizonte.
8. Luego, se acercó y quedó suspendido en el aire,
9. estaba a dos medidas de arco o menos.
10. Reveló a Su siervo lo que reveló.
11. No ha mentido el corazón en lo que vio.
12. ¿Disputaréis, pues, con él sobre lo que ve?
13. Ya le había visto descender en otra ocasión,
14. junto al azufaifo del confín,
15. junto al cual se encuentra el jardín de la Morada,
16. cuando el azufaifo estaba cubierto por aquello.
17. No se desvió la mirada. Y no erró.
18. Vio, ciertamente, parte de los signos tan grandes de su Señor.
19. Y ¿qué os parecen al-Lat, al-Uzza
20. y la otra, Manat, la tercera?
21. ¿Para vosotros los varones y para Él las hembras?
22. Sería un reparto injusto.
23. No son sino nombres que habéis puesto, vosotros y vuestros padres, a los que Alá no ha conferido ninguna autoridad. No siguen sino conjeturas y la concupiscencia de sus almas, siendo así que ya les ha venido de su Señor la Dirección.
24. ¿Obtendrá el hombre lo que desea?
25. Pero la otra vida y esta vida pertenecen a Alá.
26. ¡Cuántos ángeles hay en los cielos, cuya intercesión no servirá de nada, a menos que antes dé Alá permiso a quien Él quiera, a quien Le plazca!
27. Quienes no creen en la otra vida ponen, sí, a los ángeles nombres femeninos.
28. No tienen ningún conocimiento de ello. No siguen más que conjeturas, y éstas, frente a la Verdad, no sirven de nada.
29. Apártate de quien vuelve la espalda a Nuestra Amonestación y no desea sino la vida de acá.
30. Ésa es toda la ciencia que pueden alcanzar. Alá conoce bien a quien se extravía de Su camino y conoce bien a quien sigue la buena dirección.
31. De Alá es lo que está en los cielos y en la tierra, para retribuir a los que obren mal por lo que hagan y retribuir a los que obren bien dándoles lo mejor.
32. Quienes evitan los pecados graves y las deshonestidades y sólo cometen pecados leves... Tu Señor es inmensamente indulgente. Os conocía bien cuando os creaba de la tierra y cuando erais un embrión en el seno de vuestra madre. ¡No os jactéis, pues, de puros! Él conoce bien a los que Le temen.
33. Y, ¿qué te parece el que vuelve la espalda?
34. Da poco, es mezquino.
35. ¿Tiene la ciencia de lo oculto, que le permita ver?
36. ¿No se le ha informado del contenido de las Hojas de Moisés
37. y de Abraham, que cumplio:
38. que nadie cargará con la carga ajena,
39. que el hombre sólo será sancionado con arreglo a su propio esfuerzo,
40. que se verá el resultado de su esfuerzo,
41. que será, luego, retribuido generosamente,
42. que el fin de todo es tu Señor,
43. que es Él Quien hace reír y hace llorar,
44. que es Él Quien da la muerte y da la vida,
45. que Él crea la pareja, varón y hembra,
46. de una gota cuando es eyaculada,
47. que a Él incumbe la otra creación,
48. que es Él Quien da riquezas y posesiones,
49. que es Él el Señor de Sirio,
50. que Él hizo perecer a los antiguos aditas
51. y a los tamudeos, sin dejar uno solo con vida,
52. y, antes, al pueblo de Noé, que fue tan impío y rebelde,
53. y aniquiló a la vuelta de arriba abajo.
54. cubriéndola como la cubrió?
55. ¿Cuál, pues, de los beneficios de tu Señor pondrás en duda?
56. Ésta es una advertencia al estilo de las advertencias antiguas.
57. Amenaza la Inminente.
58. Nadie, fuera de Alá, puede quitarla.
59. ¿Os asombráis, pues, de este discurso?
60. ¿Y reís, en lugar de llorar,
61. permaneciendo indiferentes?
62. ¡Prosternaos, pues, ante Alá y servidle!



_________________________________________









#36 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 14 junio 2008 - 07:49





___________________________________________



El Sagrado Corán: 54. La luna (Al camar)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 55 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Se acerca la Hora, se hiende la luna.
2. Si ven un signo, se apartan y dicen: «¡Es una magia continua!»
3. Desmienten y siguen sus pasiones. Pero todo está decretado.
4. Ya han recibido noticias disuasivas,
5. consumada sabiduría. Pero las advertencias no sirven.
6. ¡Apártate, pues, de ellos! El día que el Pregonero les convoque para algo horrible,
7. abatida la mirada, saldrán de las sepulturas como si fueran langostas esparcidas,
8. corriendo con el cuello extendido hacia el Pregonero. Dirán los infieles: «¡Éste es un día difícil!»
9. Antes de ello, ya el pueblo de Noé había desmentido. Desmintieron a Nuestro siervo y dijeron: «¡Un poseso!», y fue rechazado.
10. Entonces, invocó a su Señor. «¡Estoy vencido! ¡Defiéndete!»
11. Abrimos las puertas del cielo a una lluvia torrencial
12. y en la tierra hicimos manar fuentes. Y el agua se encontró según una orden decretada.
13. Le embarcamos en aquello de planchas y de fibras,
14. que navegó bajo Nuestra mirada como retribución de aquél que había sido negado.
15. La dejamos como signo. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
16. Y ¡cuáles no fueron Mi castigo y Mis advertencias!
17. Hemos facilitado el Corán para que pueda servir de amonestación. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
18. Los aditas desmintieron y ¡cuáles no fueron Mi castigo y Mis advertencias!
19. En un día nefasto e interminable enviamos contra ellos un viento glacial,
20. que arrancaba a los hombres como si hubieran sido troncos de palmeras descuajadas.
21. Y ¡cuáles no fueron Mi castigo y Mis advertencias!
22. Hemos facilitado el Corán para que pueda servir de amonestación. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
23. Los tamudeos desmintieron las advertencias
24. y dijeron: «¿Vamos a seguir a un solo mortal, salido de nosotros? ¡Estaríamos extraviados y deliraríamos!
25. ¿A él, entre nosotros, se le iba a confiar la Amonestación? ¡No, sino que es un mentiroso, un insolente!»
26. ¡Mañana verán quién es el mentiroso, el insolente!
27. Vamos a enviarles la camella para tentarles. ¡Obsérvales y ten paciencia!
28. Infórmales de que el agua debe repartirse entre ellos y de que beberán por turno.
29. Llamaron a su paisano, que se hizo cargo y desjarretó.
30. Y ¡cuáles no fueron Mi castigo y Mis advertencias!
31. Les lanzamos un solo Grito y fueron como hierba seca que se emplea para levantar una cerca.
32. Hemos facilitado el Corán para que pueda servir de amonestación. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
33. El pueblo de Lot desmintió las advertencias.
34. Enviamos contra ellos una tempestad de arena. Exceptuamos a la familia de Lot, a la que salvamos al rayar el alba,
35. en virtud de una gracia venida de Nosotros. Así retribuimos al agradecido.
36. Les había prevenido contra Nuestro rigor, pero pusieron en duda las advertencias.
37. Le exigieron a sus huéspedes y les apagamos los ojos. «¡Gustad Mi castigo y Mis advertencias!»
38. A la mañana siguiente, temprano, les sorprendió un castigo duradero.
39. «¡Gustad Mi castigo y Mis advertencias!»
40. Hemos facilitado el Corán para que pueda servir de amonestación. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
41. Y, ciertamente, la gente de Faraón fue advertida.
42. Desmintieron todos Nuestros signos y les sorprendimos como sorprende Uno poderoso, potísimo.
43. ¿Son vuestros infieles mejores que aquéllos? ¿O hay en las Escrituras algo que os inmunice?
44. ¿O dicen: «Somos un conjunto capaz de defenderse»?
45. Todos serán derrotados y huirán.
46. Pero la Hora es el tiempo que se les ha fijado y la Hora es crudelísima, amarguísima.
47. Los pecadores están extraviados y deliran.
48. El día que sean arrastrados boca abajo al Fuego: «¡Gustad el contacto del saqar !»
49. Todo lo hemos creado con medida.
50. Nuestra orden no consiste sino en una sola palabra, como un abrir y cerrar de ojos.
51. Hemos hecho perecer a vuestros semejantes. Pero ¿hay alguien que se deje amonestar?
52. Todo lo que han hecho consta en las Escrituras.
53. Todo, grande o pequeño, está con signado.
54. Los temerosos de Alá estarán entre jardines y arroyos,
55. en una sede buena, junto a un potísimo Monarca.





El Sagrado Corán: 55. El Compasivo (Al ráhman)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 78 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. El Compasivo
2. ha enseñado el Corán.
3. Ha creado al hombre,
4. le ha enseñado a explicar.
5. El sol y la luna, para cómputo.
6. Las hierbas y los árboles se prosternan.
7. Ha elevado el cielo. Ha establecido la balanza
8. para que no faltéis al peso,
9. sino que deis la pesada equitativa, sin defraudar en el peso.
10. La tierra la ha puesto al servicio de las criaturas.
11. Hay en ella fruta y palmeras de fruto recubierto,
12. grano de vaina, plantas aromáticas.
13. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
14. Creó al hombre de arcilla, como la cerámica;
15. y creó a los genios de fuego puro.
16. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
17. Señor de los dos Orientes y Señor de los dos Occidentes.
18. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
19. Ha dejado fluir las dos grandes masas de agua, que se encuentran.
20. pero las separa una barrera que no rebasan.
21. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
22. De ambas provienen la perla y el coral.
23. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
24. Suyas son las embarcaciones, que sobresalen en el mar como mojones.
25. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
26. Todo aquél que está sobre ella es perecedero.
27. Pero subsiste tu Señor, el Majestuoso y Honorable
28. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
29. Los que están en los cielos y en la tierra Le imploran. Siempre está ocupado en algo.
30. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
31. Nos ocuparemos detenidamente de vosotros, dos cargas.
32. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
33. ¡Compañía de genios y de hombres! ¡Atravesad, si podéis, las regiones celestiales y terrestres! Pero no podréis atravesarlas sin ayuda de una autoridad...
34. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
35. Serán lanzadas contra vosotros llamaradas de fuego sin humo y de bronce fundido, y no podréis defenderos.
36. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
37. Cuando el cielo se hienda y se tiña de rojo coriáceo,
38. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
39. ese día, ni los hombres ni los genios serán interrogados acerca de su pecado.
40. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
41. Los pecadores serán reconocidos por sus rasgos y se les cogerá por el copete y por los pies.
42. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
43. ¡Ésa es la gehena que los pecadores desmentían!
44. No pararán de ir y venir entre ella y el agua muy caliente.
45. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
46. Para quien, en cambio, haya temido comparecer ante su Señor. habrá dos jardines
47. -¿cuál. pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
48. frondosos,
49. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
50. con dos fuentes manando.
51. -¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
52. En ellos habrá dos especies de cada fruta.
53. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
54. Estarán reclinados en alfombras forradas de brocado. Tendrán a su alcance la fruta de los dos jardines.
55. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
56. Estarán en ellos las de recatado mirar, no tocadas hasta entonces por hombre ni genio,
57. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
58. cual jacinto y coral.
59. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
60. La retribución del bien obrar ¿es otra que el mismo bien obrar?
61. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
62. Además de esos dos, habrá otros dos jardines,
63. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?-
64. verdinegros,
65. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?-
66. con dos fuentes abundantes.
67. -¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
68. En ambos habrá fruta, palmeras y granados,
69. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
70. en ellos habrá buenas, bellas,
71. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
72. huríes, retiradas en los pabellones,
73. -¿cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?-
74. no tocadas hasta entonces por hombre ni genio.
75. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
76. Reclinados en cojines verdes y bellas alfombras.
77. ¿Cuál, pues, de los beneficios de vuestro Señor negaréis?
78. ¡Bendito sea el nombre de tu Señor, el Majestuoso y Honorable!


____________________________________________________






#37 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 22 junio 2008 - 06:50



El Sagrado Corán: 56. El acontecimiento (Al uaqea)

Revelado antes de Hijrah. Este capitulo tiene 96 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Cuando suceda el Acontecimiento,
2. nadie podrá negarlo.
3. ¡Abatirá, exaltará!
4. Cuando la tierra sufra una violenta sacudida
5. y las montañas sean totalmente desmenuzadas,
6. convirtiéndose en fino polvo disperso,
7. y seáis divididos en tres grupos...
8. Los de la derecha -¿qué son los de la derecha?-
9. los de la izquierda -¿qué son los de la izquierda?-
10. y los más distinguidos, que son los más distinguidos.
11. Éstos son los allegados,
12. en los jardines de la Delicia.
13. Habrá muchos de los primeros
14. y pocos de los últimos.
15. En lechos entretejidos de oro y piedras preciosas,
16. reclinados en ellos, unos enfrente de otros.
17. Circularán entre ellos jóvenes criados de eterna juventud
18. con cálices. jarros y una copa de agua viva,
19. que no les dará dolor de cabeza ni embriagará,
20. con fruta que ellos escogerán,
21. con la carne de ave que les apetezca.
22. Habrá huríes de grandes ojos,
23. semejantes a perlas ocultas,
24. como retribución a sus obras.
25. No oirán allí vaniloquio ni incitación al pecado,
26. sino una palabra: «¡Paz! ¡Paz!»
27. Los de la derecha -¿qué son los de la derecha-
28. estarán entre azufaifos sin espinas
29. y liños de acacias,
30. en una extensa sombra,
31. cerca de agua corriente
32. y abundante fruta,
33. inagotable y permitida,
34. en lechos elevados.
35. Nosotros las hemos formado de manera especial
36. y hecho vírgenes,
37. afectuosas, de una misma edad,
38. para los de la derecha.
39. Habrá muchos de los primeros
40. y muchos de los últimos.
41. Los de la izquierda -¿qué son los de la izquierda?-
42. estarán expuestos a un viento abrasador, en agua muy caliente,
43. a la sombra de un humo negro,
44. ni fresca ni agradable.
45. Antes, estuvieron rodeados de lujo,
46. sin salir del enorme pecado.
47. Decían: «Cuando muramos y seamos tierra y huesos, ¿se nos resucitará acaso?
48. ¿Y también a nuestros antepasados?»
49. Di: «¡En verdad, los primeros y los últimos
50. serán reunidos en el momento fijado de un día determinado!»
51. Luego, vosotros, extraviados, desmentidores,
52. comeréis, sí, de un árbol, del Zaqqum,
53. de cuyos frutos llenaréis el vientre.
54. Y, además, beberéis agua muy caliente,
55. sedientos como camellos que mueren de sed...,
56. Ese será su alojamiento el día del Juicio.
57. Nosotros os creamos. ¿Por qué, pues, no aceptáis?
58. Y ¿qué os parece el semen que eyaculáis?
59. ¿Lo creáis vosotros o somos Nosotros los creadores?
60. Nosotros hemos determinado que muráis y nadie podrá escapársenos,
61. para que otros seres semejantes os sucedan y haceros renacer a un estado que no conocéis.
62. Ya habéis conocido una primera creación. ¿Por qué, pues, no os dejáis amonestar?
63. Y ¿qué os parece vuestra siembra?
64. ¿La sembráis vosotros o somos Nosotros los sembradores?
65. Si quisiéramos, de vuestro campo haríamos paja seca e iríais lamentándoos:
66. «Estamos abrumados de deudas.
67. más aún, se nos ha despojado».
68. Y ¿qué os parece el agua que bebéis?
69. ¿La hacéis bajar de las nubes vosotros o somos Nosotros Quienes la hacen bajar?
70. Si hubiéramos querido, la habríamos hecho salobre. ¿Por qué, pues, no dais las gracias?
71. Y ¿qué os parece el fuego que encendéis?
72. ¿Habéis hecho crecer vosotros el árbol que lo alimenta o somos Nosotros Quienes lo han hecho crecer?
73. Nosotros hemos hecho eso como recuerdo y utilidad para los habitantes del desierto.
74. ¡Glorifica, pues, el nombre de tu Señor, el Grandioso!
75. ¡Pues no! ¡Juro por el ocaso de las estrellas!
76. (Juramento en verdad-si supierais...-solemne).
77. ¡Es, en verdad, un Corán noble,
78. contenido en una Escritura escondida
79. que sólo los purificados tocan,
80. una revelación que procede del Señor del universo!
81. ¡Tenéis en poco este discurso
82. y hacéis de vuestra desmentida vuestro sustento?
83. ¿Por qué, pues, cuando se sube a la garganta,
84. viéndolo vosotros,
85. -y Nosotros estamos más cerca que vosotros de él, pero no percibís-,
86. por qué, pues, si no vais a ser juzgados
87. y es verdad lo que decís, no la hacéis volver?
88. Si figura entre los allegados,
89. tendrá reposo, plantas aromáticas y jardín de delicia.
90. Si es de los de la derecha:
91. «¡Paz a ti, que eres de los de la derecha!»
92. Pero, si es de los extraviados desmentidores,
93. será alojado en agua muy caliente
94. y arderá en fuego de gehena.
95. ¡Esto es algo, sí, absolutamente cierto!
96. ¡Glorifica, pues, el nombre de tu Señor, el Grandioso!





El Sagrado Corán: 57. El hierro (Al hadid)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 29 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá. Él es el Poderoso, el Sabio.
2. Suyo es el dominio de los cielos y de la tierra. Él da la vida y da la muerte. Y es omnipotente.
3. Él es el Principio y el Fin, el Visible y el Escondido. Y es omnisciente.
4. Él es Quien creó los cielos y la tierra en seis días. Luego, se instaló en el Trono. Sabe lo que penetra en la tierra y lo que de ella sale, lo que desciende del cielo y lo que a él asciende. Está con vosotros dondequiera que os encontréis. Alá ve bien lo que hacéis.
5. Suyo es el dominio de los cielos y de la tierra. ¡Y todo será devuelto a Alá!
6. Hace que la noche entre en el día y que el día entre en la noche. Y Él sabe bien lo que encierran los pechos.
7. ¡Creed en Alá y en Su Enviado! Dad limosna de los bienes de los que Él os ha hecho últimos poseedores. Aquéllos de vosotros que hayan creído y dado limosna tendrán una gran recompensa.
8. Y ¿por qué no habéis de creer en Alá, siendo así que el Enviado os invita a creer en vuestro Señor y que ha concertado un pacto con vosotros? Si es que sois creyentes...
9. Él es Quien revela a Su siervo signos claros para sacaros de las tinieblas a la luz. En verdad, Alá es manso, misericordioso con vosotros.
10. Y ¿por qué no habéis de gastar por la causa de Alá, siendo así que la herencia de los cielos y de la tierra pertenece a Alá? No seréis todos iguales: unos, que han gastado y combatido antes del Éxito, tendrán una categoría más elevada que otros que han gastado y combatido después de ella. A todos, sin embargo, ha prometido Alá lo mejor. Alá está bien informado de lo que hacéis.
11. A quien haga a Alá un préstamo generoso, Él le devolverá el doble y le recompensará generosamente.
12. El día que veas la luz de los creyentes y de las creyentes correr ante ellos y a su derecha: «¡Buena nueva hoy para vosotros: jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estaréis por toda la eternidad! ¡Ése es el éxito grandioso!
13. El día que los hipócritas y las hipócritas digan a los que creyeron: «¡Esperad a que tomemos de vuestra luz!» Se dira: «¡Retroceded! ¡Buscad una luz!» Entre ellos se levantará una muralla con una puerta. Dentro estará la Misericordia y fuera, enfrente, el Castigo.
14. Les llamarán: «¿No estábamos con vosotros?» Dirán: «¡Claro que sí! Pero os dejasteis seducir, os mantuvisteis a la expectativa, dudasteis. Vuestros anhelos os engañaron hasta que vino la orden de Alá. El Engañador os engañó acerca de Alá.
15. Hoy no se aceptará ningún rescate por parte vuestra ni por parte de los que no creyeron. Vuestra morada será el Fuego, que es vuestro lugar apropiado». ¡Qué mal fin...!
16. ¿No es hora ya de que se humillen los corazones de los creyentes ante la Amonestación de Alá y ante la Verdad revelada y de que no sean como quienes, habiendo recibido antes la Escritura, dejaron pasar tanto tiempo que se endureció su corazón? Muchos de ellos eran unos perversos.
17. ¡Sabed que Alá vivifica la tierra después de muerta. Os hemos explicado las aleyas. Quizás, así, comprendáis.
18. A quienes den limosna, ellos y ellas, haciendo un préstamo generoso a Alá, les devolverá el doble y les recompensará generosamente.
19. Los que crean en Alá y en Sus enviados serán los veraces y los testigos ante su Señor. Recibirán su recompensa y su luz. Pero quienes no crean y desmientan Nuestros signos morarán en el fuego de la gehena.
20. ¡Sabed que la vida de acá es juego, distracción y ornato, revalidad en jactancia, afán de más hacienda, de más hijos! Es como un chaparrón: la vegetación resultante alegra a los sembradores, pero luego se marchita y ves que amarillea; luego, se convierte en paja seca. En la otra vida habrá castigo severo o perdón y satisfacción de Alá, mientras que la vida de acá no es más que falaz disfrute.
21. ¡Rivalizad en la obtención del perdón de vuestro Señor y de un Jardín tan vasto como el cielo y la tierra, preparado para los que creen en Alá y en Sus enviados! Ese es el favor de Alá, que da a quien Él quiere. Alá es el Dueño del favor in menso.
22. No ocurre ninguna desgracia, ni a la tierra ni a vosotros mismos, que no esté en una Escritura antes de que la ocasionemos. Es cosa fácil para Alá.
23. Para que no desesperéis si no conseguís algo y para que no os regocijéis si lo conseguís. Alá no ama a nadie que sea presumido, jactancioso,
24. a los avaros que ordenan avaricia a los hombres. Pero quien vuelve la espalda..., Alá es Quien Se basta a Sí mismo, el Digno de Alabanza.
25. Ya hemos mandado a nuestros enviados con las pruebas claras. Y hemos hecho descender con ellos la Escritura y la Balanza, para que los hombres observen la equidad. Hemos hecho descender el hierro, que encierra una gran fuerza y ventajas para los hombres. A fin de que Alá sepa quiénes les auxilian en secreto, a Él y a Sus enviados. Alá es fuerte poderoso.
26. Ya hemos enviado a Noé y a Abraham y confiado a su descendencia el profetismo y la Escritura. Entre sus descendientes los hubo bien dirigidos, pero muchos de ellos fueron unos perversos.
27. Tras ellos, mandamos a Nuestros otros enviados, así como Jesús, hijo de María, a quien dimos el Evangelio. Pusimos en los corazones de quienes le siguieron mansedumbre, misericordia y monacato. Este último fue instaurado por ellos -no se lo prescribimos Nosotros- sólo por deseo de satisfacer a Alá, pero no lo observaron como debían. Remuneramos a quienes de ellos creyeron, pero muchos de ellos fueron unos perversos.
28. ¡Creyentes! ¡Temed a Alá y creed en Su Enviado! Os dará, así, participación doble en Su misericordia, os pondrá una Luz que ilumine vuestra marcha y os perdonará. Alá es indulgente, misericordioso.
29. ¡Que la gente de la Escritura sepa que no puede disponer nada del favor de Alá, que el favor está en la mano de Alá, que da a quien Él quiere! ¡Alá es el Dueño del favor inmenso!



__________________________________________________________




#38 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 28 junio 2008 - 01:19




________________________________________



El Sagrado Corán: 58. La discusión (Al moyadíla)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 22 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. Alá ha oído lo que decía la que discutía contigo a propósito de su esposo y que se quejaba a Alá. Alá oye vuestro diálogo. Alá todo lo oye, todo lo ve.
2. Aquéllos de vosotros que repudian a sus mujeres mediante la fórmula: «¡Eres para mí como la espalda de mi madre!»... Ellas no son sus madres. Sólo son sus madres las que les han dado a luz. Dicen, ciertamente, algo reprobable y erróneo. Pero Alá es, sí, perdonador, indulgente.
3. Quienes repudian a sus mujeres mediante la fórmula: «¡Eres para mí como la espalda de mi madre!» y la repiten, deben, antes de cohabitar de nuevo, manumitir a un esclavo. Se os exhorta a ello. Alá está bien informado de lo que hacéis.
4. Quien no pueda hacerlo, deberá ayunar durante dos meses consecutivos antes de cohabitar de nuevo. Quien no pueda, deberá alimentar a sesenta pobres. Para que creáis en Alá y en Su Enviado. Éstas son las leyes de Alá. Los infieles tendrán un castigo doloroso.
5. Quienes se oponen a Alá y a su Enviado serán derribados como lo fueron quienes les precedieron. Hemos revelado signos claros. Los infieles tendrán un castigo humillante.
6. El día que Alá les resucite a todos, ya les informará de lo que hicieron. Alá lo habrá tenido en cuenta, mientras que ellos lo habrán olvidado. Alá es testigo de todo.
7. ¿No ves que Alá conoce lo que está en los cielos y en la tierra? No hay conciliábulo de tres personas en que no sea Él el cuarto, ni de cinco personas en que no sea Él el sexto. Lo mismo si son menos que si son más, Él siempre está presente, dondequiera que se encuentren. Luego, el día de la Resurrección, ya les informará de lo que hicieron. Alá es omnisciente.
8. ¿No ves a aquéllos a quienes se ha prohibido celebrar conciliábulos, que se obstinan en lo prohibido y los celebran, haciéndose culpables de pecado, de violación de la ley y de desobediencia al Enviado? Cuando vienen a ti, te saludan de manera distinta a como Alá te saluda y dicen para si: «¿Cómo es que Alá no nos castiga por lo que decimos?» Les bastará con la gehena, en la que arderán. ¡Qué mal fin...!
9. ¡Creyentes! Cuando celebréis un conciliábulo, no lo hagáis con ánimo de pecar, de violar la ley y de desobedecer al Enviado, sino con el ánimo de ser buenos y temerosos de Alá. ¡Y temed a Alá, hacia Quien seréis congregados!
10. El conciliábulo es sólo cosa del Demonio, para entristecer a los que creen, pero que no puede hacerles ningún daño, a menos que Alá lo permita. ¡Que los creyentes confíen en Alá!
11. ¡Creyentes! Cuando se os dice: «¡Haced sitio en las asambleas!» hacedlo así para que Alá os haga también sitio. Y si se os dice: «¡Levantaos!», hacedlo así para que Alá también eleve la categoría de aquéllos de vosotros que crean y reciban la Ciencia. Alá está informado de lo que hacéis.
12. ¡Creyentes! Cuando queráis tener una conversación a solas con el Enviado, hacedla preceder de una limosna. Es mejor para vosotros y más puro. Si no podéis, Alá es indulgente, misericordioso
13. ¿Os arredra hacer preceder vuestra conversación a solas de limosnas? Si no lo hacéis y Alá se aplaca con vosotros, ¡haced la azalá, dad el azaque y obedeced a Alá y a su Enviado! Alá está bien informado de lo que hacéis.
14. ¿No has visto a quienes han tomado como protectores a gente que ha incurrido en la ira de Alá? No son ni de los vuestros ni de los suyos y juran en falso deliberadamente.
15. Alá ha preparado para ellos un castigo severo. Lo que han hecho está mal.
16. Se han escudado en sus juramentos y han desviado a otros del camino de Alá. Tendrán un castigo humillante.
17. Ni su hacienda ni sus hijos le servirán de nada frente a Alá. Esos tales morarán en el Fuego eternamente.
18. El día que Alá les resucite a todos, Le jurarán a Él como os juran a vosotros, creyendo apoyarse en algo sólido. ¿No son ellos los que mienten?
19. El Demonio se ha apoderado de ellos y les ha hecho olvidarse del recuerdo de Alá. Esos tales son los partidarios del Demonio. Y ¿no son los partidarios del Demonio los que pierden?
20. Los que se oponen a Alá y a Su Enviado estarán entre los más viles.
21. Alá ha escrito: «¡Venceré, en verdad! ¡Yo y Mis enviados!» Alá es fuerte, poderoso.
22. No encontrarás a gente que crea en Alá y en el último Día y que tenga cariño a quienes se oponen a Alá y a Su Enviado, aunque éstos sean sus padres, sus hijos varones, sus hermanos o los miembros de su misma tribu. He inscrito la fe en sus corazones, les ha fortalecido con un espíritu de Él y les introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente. Alá está satisfecho de ellos y ellos lo están de Él. Ésos constituyen el partido de Alá. Y ¿no son los partidarios de Alá los que prosperan?




El Sagrado Corán: 59. La reunión (Al hachr)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 24 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá. Él es el Poderoso, el Sabio.
2. Él es Quien expulsó de sus viviendas a los de la gente de la Escritura que no creían, cuando la primera reunión. No creíais que iban a salir y ellos creían que sus fortalezas iban a protegerles contra Alá. Pero Alá les sorprendió por donde menos lo esperaban. Sembró el terror en sus corazones y demolieron sus casas con sus propias manos y con la ayuda de los creyentes. Los que tengáis ojos ¡escarmentad!
3. Si Alá no hubiera decretado su destierro, les habría castigado en la vida de acá. En la otra vida, no obstante, sufrirán el castigo del Fuego,
4. por haberse separado de Alá y de Su Enviado. Quien se separa de Alá... Alá castiga severamente.
5. Cuando talabais una palmera o la dejabais en pie, lo hacíais con permiso de Alá y para confundir a los perversos.
6. No habéis contribuido ni con caballos ni con camellos a lo que, de ellos, ha concedido Alá a Su Enviado. Alá, empero, permite a Sus enviados que dominen a quien Él quiere. Alá es omnipotente.
7. Lo que Alá ha concedido a Su Enviado, de la población de las ciudades, pertenece a Alá, al Enviado. a sus parientes, a los huérfanos, a los pobres y al viajero. Para que no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos. Pero, si el Enviado os da algo, aceptadlo. Y, si os prohíbe algo, absteneos. Y ¡temed a Alá! Alá castiga severamente.
8. A los emigrados necesitados, que fueron expulsados de sus hogares y despojados de sus bienes cuando buscaban favor de Alá y satisfacerle, auxiliar a Alá y a Su Enviado. Ésos son los veraces.
9. Los ya establecidos en la Casa y en la fe desde antes de su llegada, aman a los que han emigrado a ellos, no codician lo que se les ha dado y les prefieren a sí mismos, aun si están en la penuria. Los que se guarden de su propia codicia, ésos son quienes prosperarán.
10. Quienes vinieron después de ellos, dicen: «¡Señor! ¡Perdónanos, a nosotros y a nuestros hermanos que nos han precedido en la fe! ¡Haz que no abriguen nuestros corazones rencor a los que creen! ¡Señor! Tú eres manso, misericordioso».
11. ¿No has visto a los hipócritas, que dicen a sus hermanos infieles de los de la gente de la Escritura: «Si os expulsan, nos iremos, ciertamente, con vosotros, y nunca obedeceremos a nadie que nos mande algo contra vosotros. Y si os atacan, ciertamente, os auxiliaremos»? Alá es testigo de que mienten.
12. Si son expulsados, no se irán con ellos. Si son atacados, no les auxiliarán. Y aun suponiendo que les auxiliaran, seguro que volvían la espalda. Luego, no serán auxiliados.
13. Infundís en sus pechos más terror que Alá. Es que son gente que no comprende.
14. No combatirán unidos contra vosotros, sino en poblados fortificados o protegidos por murallas. Sus disensiones internas son profundas. Les creéis unidos, pero sus corazones están desunidos. Es que son gente que no razona.
15. Como los que fueron poco antes que ellos. Gustaron la gravedad de su conducta y tendrán un castigo doloroso.
16. Como el Demonio cuando dice al hombre: «¡No creas!». Y, cuando ya no cree, dice: «Yo no soy responsable de ti. Yo temo a Alá, Señor del universo».
17. Su fin será el Fuego, eternamente. Ésa es la retribución de los impíos.
18. ¡Creyentes! ¡Temed a Alá! ¡Que cada uno considere lo que prepara para Mañana! ¡Temed a Alá! Alá está bien informado de lo que hacéis.
19. No seáis como quienes, habiendo olvidado a Alá, hace Él que se olviden de sí mismos. Esos tales son los perversos.
20. No son iguales los moradores del Fuego y los moradores del Jardín. Los moradores del Jardín son los que triunfan.
21. Si hubiéramos hecho descender este Corán en una montaña, habrías visto a ésta humillarse y henderse por miedo a Alá. Proponemos a los hombres estos símiles. Quizás, así, reflexionen.
22. Es Alá -no hay más dios que Él-, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso.
23. Es Alá -no hay más dios que Él-, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Alá! ¡Está por encima de lo que Le asocian!
24. Es Alá, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio.





El Sagrado Corán: 60. La examinada (Al momtahana)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 13 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!




1. ¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a los enemigos Míos y vuestros, dándoles muestras de afecto, siendo así que no creen en la Verdad venida a vosotros! Expulsan al Enviado y os expulsan a vosotros porque creéis en Alá vuestro Señor. Si salís para luchar por Mi causa y por deseo de agradarme, ¿les tendréis un afecto secreto? Yo sé bien lo que ocultáis y lo que manifestáis. Quien de vosotros obra así, se extravía del camino recto.
2. Si dan con vosotros, son para vosotros enemigos y os maltratan de obra y de palabra. Querrían que no creyerais...
3. El día de la Resurrección no os aprovecharán ni vuestros parientes ni vuestros hijos. Él fallará acerca de vosotros. Alá ve bien lo que hacéis.
4. Tenéis un bello modelo en Abraham y en los que con él estaban. Cuando dijeron a su pueblo: «No somos responsables de vosotros ni de lo que servís en lugar de servir a Alá. ¡Renegamos de vosotros! ¡Ha aparecido, entre nosotros y vosotros, hostilidad y odio para siempre mientras no creáis en Alá Solo!» No es de imitar, en cambio, Abraham cuando dijo a su padre: «He de pedir perdón para ti, aunque no pueda hacer nada por ti contra Alá. ¡Señor! Confiamos en Ti y a Ti nos volvemos arrepentidos. ¡Eres Tú el fin de todo!
5. ¡Señor! ¡No hagas de nosotros instrumento de tentación para los infieles! ¡Perdónanos, Señor! Eres Tú el Poderoso, el Sabio».
6. Tenéis en ellos un bello modelo para quien cuenta con Alá y con el último Día. Pero quien vuelve la espalda,... Alá es Quien Se basta a Sí mismo, el Digno de Alabanza.
7. Quizá establezca Alá la amistad entre vosotros y los que de ellos tenéis por enemigos. Alá es capaz, Alá es indulgente, misericordioso.
8. Alá no os prohíbe que seáis buenos y equitativos con quienes no han combatido contra vosotros por causa de la religión, ni os han expulsado de vuestros hogares. Alá ama a los que son equitativos.
9. Lo que sí os prohíbe Alá es que toméis como amigos a los que han combatido contra vosotros por causa de la religión y os han expulsado de vuestros hogares o han contribuído a vuestra expulsión. Quienes les tomen como amigos, ésos son los impíos.
10. ¡Creyentes! Cuando vengan a vosotros mujeres creyentes que hayan emigrado, ¡examinadlas! Alá conoce bien su fe. Si comprobáis que de verdad son creyentes, no las devolváis a los infieles: ni ellas son lícitas para ellos ni ellos lo son para ellas. ¡Reembolsadles lo que hayan gastado! No tenéis nada que reprocharos si os casáis con ellas, con tal que les entreguéis su dote. Pero no retengáis a las infieles. Pedid lo que hayáis gastado, y que ellos también pidan lo que hayan gastado. Ésa es la decisión de Alá. Él decide entre vosotros. Alá es omnisciente, sabio.
11. Si alguna de vuestras esposas se pasa a los infieles y, luego, os toca a vosotros vencer, dad a aquéllos cuyas esposas hayan huido otro tanto de lo que habían gastado. ¡Temed a Alá, en Quien creéis!
12. ¡Profeta! Cuando las creyentes vengan a ti a prestarte juramento de fidelidad, de que no asociarán nada a Alá, que no robarán, que no fornicarán, que no matarán a sus hijos, que no dirán calumnia forjada entre sus manos y pies, que no te desobedecerán en lo que se juzgue razonable, acepta su juramento y pide a Alá que les perdone. Alá es indulgente, misericordioso.
13. ¡Creyentes! ¡No toméis como amigos a gente que ha incurrido en la ira de Alá! Desesperan de la otra vida, como los infieles desesperan de los sepultados.



___________________________________________________







#39 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 12 julio 2008 - 11:37




_________________________



El Sagrado Corán: 61. La fila (As saff)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 14 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá. Él es el Poderoso, el Sabio.
2. ¡Creyentes! ¿Por qué decís lo que no hacéis?
3. Alá aborrece mucho que digáis lo que no hacéis.
4. Alá ama a los que luchan en fila por Su causa, como si fueran un sólido edificio.
5. Y cuando Moisés dijo a su pueblo: «¡Pueblo! ¿Por qué me molestáis sabiendo que soy el que Alá os ha enviado?» Y, cuando se desviaron, Alá desvió sus corazones. Alá no dirige al pueblo perverso.
6. Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: «¡Hijos de Israel! Yo soy el que Alá os ha enviado, en confirmación de la Tora anterior a mí, y como nuncio de un Enviado que vendrá después de mí, llamado Ahmad». Pero, cuando vino a ellos con las pruebas claras, dijeron: «¡Esto es manifiesta magia!»
7. ¿Hay alguien más impío que quien inventa la mentira contra Alá, siendo llamado al islam? Alá no dirige al pueblo impío.
8. Quisiera apagar de un soplo la Luz de Alá, pero Alá hará que resplandezca, a despecho de los infieles.
9. Él es Quien ha mandado a Su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera para que prevalezca sobre toda otra religión, a despecho de los asociadores.
10. ¡Creyentes! ¿Queréis que os indique un negocio que os librará de un castigo doloroso?..
11. ¡Creed en Alá y en Su Enviado y combatid por Alá con vuestra hacienda y vuestras personas! Es mejor para vosotros. Si supierais...
12. Así, os perdonará vuestros pecados y os introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos y en viviendas agradables en los jardines del edén. ¡Ese es el éxito grandioso!
13. Y otra cosa, que amaréis: el auxilio de Alá y un éxito cercano. ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!
14. ¡Creyentes! Sed los auxiliares de Alá como cuando Jesús, hijo de María, dijo a los apóstoles: «¿Quiénes son mis auxiliares en la vía que lleva a Alá?» Los apóstoles dijeron: «Nosotros somos los auxiliares de Alá». De los hijos de Israel unos creyeron y otros no. Fortalecimos contra sus enemigos a los que creyeron y salieron vencedores.



El Sagrado Corán: 62. El viernes (Al yomoa)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 11 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá, el Rey, el Santísimo, el Poderoso, el Sabio.
2. Él es quien ha mandado a los gentiles un Enviado salido de ellos, que les recita Sus aleyas, les purifica y les enseña la Escritura y la Sabiduría. Antes estaban, evidentemente, extraviados.
3. Y a otros de ellos, que no se les han incorporado aún. Es el Poderoso, el Sabio.
4. Ése es el favor de Alá, que dispensa a quien Él quiere. Alá es el Dueño del favor inmenso.
5. Aquéllos a quienes se había confiado la Tora pero no la observaron son semejantes a un asno que lleva libros. ¡Qué mal ejemplo da la gente que desmiente los signos de Alá! Alá no dirige al pueblo impío.
6. Di: «¡Judíos! Si pretendéis ser los amigos de Alá, con exclusión de otras gentes, entonces, ¡desead la muerte, si sois consecuentes!»
7. Pero nunca la desean por lo que sus manos han cometido. Alá conoce bien a los impíos.
8. Di: «La muerte, de la que huís, os saldrá al encuentro. Luego, se os devolverá al Conocedor de lo oculto y de lo patente y ya os informará Él de lo que hacíais».
9. ¡Creyentes! Cuando se llame el viernes a la azalá, ¡corred a recordar a Alá y dejad el comercio! Es mejor para vosotros. Si supierais...
10. Terminada la azalá, ¡id a vuestras cosas, buscad el favor de Alá! ¡Recordad mucho a Alá! Quizás, así, prosperéis.
11. Cuando ven un negocio o una distracción, escapan allá y te dejan plantado. Di: «Lo que Alá tiene es mejor que la distracción y el negocio. Alá es el Mejor de los proveedores».



El Sagrado Corán: 63. Los hipócritas (Al monafiqún)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 11 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Cuando los hipócritas vienen a ti, dicen: «Atestiguamos que tú eres, en verdad, el Enviado de Alá». Alá sabe que tú eres el enviado. Pero Alá es testigo de que los hipócritas mienten.
2. Se han escudado en sus juramentos y han desviado a otros del camino de Alá. ¡Qué mal está lo que han hecho!
3. Porque primero creyeron y, luego, han descreído. Sus corazones han sido sellados, así que no entienden.
4. Cuando se les ve, se admira su presencia. Si dicen algo, se escucha lo que dicen. Son como maderos apoyados. Creen que todo grito va dirigido contra ellos. Son ellos el enemigo. ¡Ten, pues, cuidado con ellos! ¡Que Alá les maldiga! ¡Cómo pueden ser tan desviados!
5. Cuando se les dice: «¡Venid, que el Enviado de Alá pedirá perdon por vosotros!», vuelven la cabeza y se les ve retirarse altivamente.
6. Da lo mismo que pidas o no que se les perdone. Alá no les perdonará. Alá no dirige a la gente perversa.
7. Son ellos los que dicen: «No gastéis nada en favor de los que están con el Enviado de Alá; así, se escaparán de él». Los tesoros de los cielos y de la tierra pertenecen a Alá, pero los hipócritas no comprenden.
8. Dicen: «Si volvemos a la ciudad, los más poderosos, sin duda, expulsarán de ella a los más débiles». Pero el poder pertenece a Alá, a Su Enviado y a los creyentes. Los hipócritas, empero, no saben.
9. ¡Creyentes! Que ni vuestra hacienda ni vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Alá. Quienes eso hacen, son los que pierden.
10. Gastad de lo que os hemos proveído, antes de que la muerte venga a uno de vosotros y éste diga: «¡Señor! ¿Por qué no me das algo más de tiempo, para que dé limosna y sea de los justos?».
11. Cuando le vence a uno su plazo, Alá no le concede prórroga. Alá está bien informado de lo que hacéis.



El Sagrado Corán: 64. El Engaño Mutuo (At tagabon)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 18 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá. Suyo es el dominio, Suya la alabanza. Es omnipotente.
2. Él es Quien os ha creado. Entre vosotros, unos son infieles, otros son creyentes. Alá ve bien lo que hacéis.
3. Ha creado con un fin los cielos y la tierra y a vosotros os ha formado armoniosamente. ¡Es Él el fin de todo!
4. Conoce lo que está en los cielos y en la tierra, conoce lo que ocultáis y lo que manifestáis. Y Alá conoce bien lo que encierran los pechos.
5. ¿No os habéis enterado de lo que pasó a los que fueron antes infieles y gustaron la gravedad de su conducta? Tendrán un castigo doloroso.
6. Porque vinieron a ellos sus enviados con las pruebas claras y dijeron: «¿Es que van a dirigirnos unos mortales?» No creyeron y volvieron la espalda. Pero Alá no necesitaba de ellos. Alá Se basta a Sí mismo, es digno de alabanza.
7. Los infieles pretenden que no van a ser resucitados. Di: «¡Claro que sí, por mi Señor!, que habéis de ser resucitados y, luego, habéis de ser informados de lo que hicisteis. Es cosa fácil para Alá».
8. ¡Creed, pues, en Alá, en Su Enviado y en la Luz que Nosotros hemos revelado! Alá está bien informado de lo que hacéis.
9. El día que Él os reúna para el día de la Reunión, ése será el día del Engaño Mutuo. Entonces, a quienes crean en Alá y obren bien, Él les borrará sus malas obras y les introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. ¡Ése es el éxito grandioso!
10. Pero quienes no crean y desmientan Nuestros signos, ésos morarán en el Fuego eternamente. ¡Qué mal fin...!
11. No sucede ninguna desgracia si Alá no lo permite. Él dirige el corazón de quien cree en Alá. Alá es omnisciente.
12. ¡Y obedeced a Alá, obedeced al Enviado! Si volvéis la espalda,... A Nuestro Enviado le incumbe sólo la transmisión clara.
13. ¡Alá! ¡No hay más dios que Él! ¡Que e los creyentes confíen en Alá!
14. ¡Creyentes! En algunas de vuestras esposas y en algunos de vuestros hijos tenéis un enemigo. ¡Cuidado con ellos! Pero, si sois indulgentes, si sois tolerantes, si perdonáis,... Alá es indulgente, misericordioso.
15. Vuestra hacienda y vuestros hijos no son más que tentación, mientras que Alá tiene junto a Sí una magnífica recompensa.
16. ¡Temed cuanto podáis a Alá! ¡Escuchad! ¡Obedeced! ¡Gastad! Es en vuestro propio beneficio. Los que se guardan de su propia codicia, ésos son los que prosperarán.
17. Si hacéis un préstamo generoso a Alá, Él os devolverá el doble y os perdonará. Alá es muy agradecido, benigno.
18. El Conocedor de lo oculto y de lo patente, el Poderoso, el Sabio.



El Sagrado Corán: 65. El repudio (Al tálaq)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 12 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. ¡Profeta! Cuando repudiáis a las mujeres, ¡hacedlo al terminar su período de espera! ¡Contad bien los días de ese período y temed a Alá, vuestro Señor! ¡No las expulséis de sus casas ni ellas salgan, a menos que sean culpables de deshonestidad manifiesta! Ésas son las leyes de Alá. Y quien viola las leyes de Alá es injusto consigo mismo. Tú no sabes... Quizá Alá, entre tanto, suscite algún imprevisto...
2. Cuando lleguen a su término, retenedlas decorosamente o separaos de ellas decorosamente. Y requerid el testimonio de dos personas justas de los vuestros y atestiguad ante Alá. A esto se exhorta a quien cree en Alá y en el último Día. A quien teme a Alá, Él le da una salida
3. y le provee de un modo insospechado por él. A quien confía en Alá, Él le basta. Alá consigue lo que se propone. Alá ha establecido una medida para cada cosa.
4. Para aquéllas de vuestras mujeres que ya no esperan tener la menstruación, si tenéis dudas, su período de espera será de tres meses; lo mismo para las impúberes. Para las embarazadas, su período de espera terminará cuando den a luz. A quien teme a Alá, Él le facilita sus cosas.
5. Ésta es la orden que Alá os ha revelado. Alá borra las malas obras de quien Le teme y le da una magnífica recompensa.
6. ¡Alojadlas, según vuestros medios, en vuestra misma vivienda! ¡No les hagáis daño con ánimo de molestarlas! Si están embarazadas, proveedles de lo necesario hasta que den a luz. Si la criatura que crían es vuestra, retribuidles como es debido y llegad a un acuerdo decoroso. Si encontráis alguna dificultad, entonces, tomad un ama a cuenta vuestra.
7. ¡Que el acomodado gaste según sus medios! Quien disponga de medios limitados ¡que gaste según lo que Alá le haya dado! Alá no pide a nadie sino lo que le ha dado. Alá hará que a la adversidad suceda la felicidad.
8. ¡A cuántas ciudades, que desdeñaron la orden de su Señor y de Sus enviados, pedimos cuenta rigurosa e infligimos un castigo horroroso!
9. Gustaron la gravedad de su conducta, que acabó por perderles.
10. Alá ha preparado para ellos un castigo severo. ¡Temed, pues, a Alá, creyentes dotados de intelecto! Alá os ha enviado de lo alto una Amonestación,
11. un Enviado que os recita aleyas aclaratorias de Alá, para sacar de las tinieblas a la luz a quienes creen y obran bien. A quien cree en Alá y obra bien, Él le introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Alá le ha reservado un bello sustento.
12. Alá es Quien ha creado siete cielos y otras tantas tierras. La orden desciende gradualmente entre ellos para que sepáis‚ que Alá es omnipotente y que Alá todo lo abarca en Su ciencia.



______________________________________







#40 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 20 julio 2008 - 08:05



___________________



El Sagrado Corán: 65. El repudio (Al tálaq)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 12 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. ¡Profeta! Cuando repudiáis a las mujeres, ¡hacedlo al terminar su período de espera! ¡Contad bien los días de ese período y temed a Alá, vuestro Señor! ¡No las expulséis de sus casas ni ellas salgan, a menos que sean culpables de deshonestidad manifiesta! Ésas son las leyes de Alá. Y quien viola las leyes de Alá es injusto consigo mismo. Tú no sabes... Quizá Alá, entre tanto, suscite algún imprevisto...
2. Cuando lleguen a su término, retenedlas decorosamente o separaos de ellas decorosamente. Y requerid el testimonio de dos personas justas de los vuestros y atestiguad ante Alá. A esto se exhorta a quien cree en Alá y en el último Día. A quien teme a Alá, Él le da una salida
3. y le provee de un modo insospechado por él. A quien confía en Alá, Él le basta. Alá consigue lo que se propone. Alá ha establecido una medida para cada cosa.
4. Para aquéllas de vuestras mujeres que ya no esperan tener la menstruación, si tenéis dudas, su período de espera será de tres meses; lo mismo para las impúberes. Para las embarazadas, su período de espera terminará cuando den a luz. A quien teme a Alá, Él le facilita sus cosas.
5. Ésta es la orden que Alá os ha revelado. Alá borra las malas obras de quien Le teme y le da una magnífica recompensa.
6. ¡Alojadlas, según vuestros medios, en vuestra misma vivienda! ¡No les hagáis daño con ánimo de molestarlas! Si están embarazadas, proveedles de lo necesario hasta que den a luz. Si la criatura que crían es vuestra, retribuidles como es debido y llegad a un acuerdo decoroso. Si encontráis alguna dificultad, entonces, tomad un ama a cuenta vuestra.
7. ¡Que el acomodado gaste según sus medios! Quien disponga de medios limitados ¡que gaste según lo que Alá le haya dado! Alá no pide a nadie sino lo que le ha dado. Alá hará que a la adversidad suceda la felicidad.
8. ¡A cuántas ciudades, que desdeñaron la orden de su Señor y de Sus enviados, pedimos cuenta rigurosa e infligimos un castigo horroroso!
9. Gustaron la gravedad de su conducta, que acabó por perderles.
10. Alá ha preparado para ellos un castigo severo. ¡Temed, pues, a Alá, creyentes dotados de intelecto! Alá os ha enviado de lo alto una Amonestación,
11. un Enviado que os recita aleyas aclaratorias de Alá, para sacar de las tinieblas a la luz a quienes creen y obran bien. A quien cree en Alá y obra bien, Él le introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Alá le ha reservado un bello sustento.
12. Alá es Quien ha creado siete cielos y otras tantas tierras. La orden desciende gradualmente entre ellos para que sepáis‚ que Alá es omnipotente y que Alá todo lo abarca en Su ciencia.




El Sagrado Corán: 66. La prohibición (At tahrim)

Revelado después de Hijrah. Este capitulo tiene 12 versos.

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!



1. ¡Profeta! ¿Por qué, para agradar a tus esposas, declaras prohibido lo que Alá ha declarado lícito para ti? Pero Alá es indulgente, misericordioso.
2. Alá os ha prescrito la anulación de vuestros juramentos. Alá es vuestro Protector. Él es el Omnisciente, el Sabio.
3. Y cuando el Profeta dijo un secreto a una de sus esposas. Cuando, no obstante, ella lo reveló y Alá se lo descubrió, dio él a conocer parte y ocultó el resto. Y, cuando se lo reveló, dijo ella: «¿Quién te ha informado de esto?» Él dijo: «Me lo ha revelado el Omnisciente, el Bien Informado».
4. Si os volvéis ambas, arrepentidas, a Alá, es señal de que vuestros corazones han cedido. Si, al contrario, os prestáis ayuda en contra de él, entonces, Alá es su Protector. Y le ayudarán Gabriel, los buenos creyentes y, además, los ángeles.
5. Si él os repudia, quizá su Señor le dé, a cambio, esposas mejores que vosotras, sometidas a É1, creyentes, devotas, arrepentidas, que sirven a Alá, que ayunan, casadas de antes o vírgenes.
6. ¡Creyentes! Guardaos, vosotros y vuestras familias, de un Fuego cuyo combustible lo forman hombres y piedras, y sobre el que habrá ángeles gigantescos, poderosos, que no desobedecen a Alá en lo que les ordena, sino que hacen lo que se les ordena.
7. ¡Infieles! ¡No os disculpéis hoy! Se os retribuirá tan sólo según vuestras obras.
8. ¡Creyentes! ¡Volveos a Alá con sincero arrepentimiento! Quizá vuestro Señor borre vuestras malas obras y os introduzca en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos. El día que Alá libre de vergüenza al Profeta y a los que con él creyeron... Su luz correrá ante ellos y a su derecha. Dirán: «¡Señor! ¡Perfecciónanos nuestra luz y perdónanos! Eres omnipotente».
9. ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán la gehena por morada. ¡Qué mal fin...!
10. Alá pone como ejemplo para los infieles a la mujer de Noé y a la mujer de Lot. Ambas estaban sujetas a dos de Nuestros siervos justos, pero les traicionaron, aunque su traición no les sirvió de nada frente a Alá. Y se dijo: «¡Entrad ambas en el Fuego, junto con los demás que entran!»
11. Y Alá pone como ejemplo para los creyentes a la mujer de Faraón. Cuando dijo: «¡Señor! ¡Constrúyeme, junto a Ti, una casa en el Jardín y sálvame de Faraón y de sus obras! ¡Sálvame del pueblo impío!»
12. Y a María, hija de Imran, que conservó su virginidad y en la que infundimos de Nuestro Espíritu. Tuvo por auténticas las palabras y Escritura de su Señor y fue de las devotas.


___________________________________________________









Spin Palace - Spanish