Ir a contenido


Foto

Sirácides - Capítulo 6 - La Biblia Latinoamericana -


  • Inicia sesión para responder
232 Respuesta(s) a este Tema

#221 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 09 septiembre 2017 - 03:42

Sabiduría 

 

8

 

 

1 Sí, la sabiduría se extiende de un extremo al otro de la tierra, y en todas partes pone orden.
marcador1.gif2 La amé y la deseé desde mi juventud; traté de tomarla por esposa, porque estaba enamorado de su belleza.
3 El hecho de que esté cerca de Dios hace resaltar su noble origen: el Dueño de todas las cosas la amó. 4 Fue iniciada en el conocimiento mismo de Dios, y ella decide qué obras hay que realizar.
5 Si lo que se desea en el mundo es la riqueza, ¿acaso hay riqueza más grande que la Sabiduría, que todo lo realiza?
6 Y si la inteligencia precede a las obras, ¿quién entre los vivos hace las cosas mejor que ella?
7 ¿Aman ustedes la rectitud? Sepan que todas las virtudes son fruto de su trabajo; ella enseña la prudencia y la inteligencia, la justicia y el valor; nada hay en la vida que sea más útil a los hombres.
8 ¿Busca alguien vastos conocimientos? La Sabiduría conoce las cosas del pasado y prevé el porvenir; sabe interpretar los discursos y resolver los enigmas, anuncia de antemano las señales de la naturaleza y los prodigios, el fin de las épocas y de los tiempos.
9 Por eso decidí tomarla como compañera de mi vida: sabía que me aconsejaría en los momentos felices y me sostendría en las preocupaciones y en las penas.
marcador1.gif10 «Gracias a la Sabiduría, me decía, seré honrado por las muchedumbres y, a pesar de mi juventud, respetado por los ancianos. marcador1.gif11 Reconocerán en mí un discernimiento penetrante, y los poderosos me admirarán. 12 Si me callo, me esperarán; si hablo, estarán atentos; y aunque se prolongue mi discurso, seguirán escuchándome.
marcador1.gif13 Gracias a la Sabiduría obtendré la inmortalidad, y dejaré un recuerdo eterno a los que vendrán después de mí. 14 Gobernaré a los pueblos, y se me someterán las naciones. 15Soberanos temibles se llenarán de temor al oír hablar de mí; seré bueno con mi gente y valiente en el combate. 16 De vuelta a casa, descansaré a su lado, porque su compañía no es amarga; vivir con ella no cuesta nada, sino que, al contrario, trae alegría y felicidad».
17 Así razonaba conmigo mismo. Comprendí que uno encuentra la vida inmortal en la unión con la Sabiduría, 18 se adquiere una alegría superior gracias a su amistad, una riqueza perdurable gracias a sus desvelos, la inteligencia cuando se ejercita en entenderla, y la fama en las conversaciones con ella. Salí pues en su busca para traerla a mi casa.
19 Había nacido como niño bien dotado, había recibido como herencia un alma buena; 20 o más bien, siendo bueno, había llegado con un cuerpo sin defectos. 21 Pero también comprendía que el único medio para tenerla era que Dios me la diera, y ya era una señal de inteligencia el haberlo comprendido. Por eso, me volví al Señor y le supliqué; le dije con todo mi corazón:
Sabiduría 
9

Oración para obtener la sabiduría

 

marcador1.gif1 Dios de nuestros padres, Señor de misericordia, por tu Palabra hiciste todas las cosas, marcador1.gif2 y por tu Sabiduría formaste al hombre para que domine a todas las criaturas por debajo de ti, 3 para que gobierne al mundo con santidad y justicia, y tome sus decisiones con recta conciencia: 4 dame pues la Sabiduría que comparte tu trono, y no me excluyas del número de tus hijos.
marcador1.gif5 ¡Mírame, soy tu sirviente, el hijo de tu esclava, un hombre débil cuya vida es breve, demasiado limitado para comprender la justicia y las leyes! 6 Ni siquiera el más perfecto de los hombres será algo sin la sabiduría que viene de ti.
7 Me elegiste como rey de tu pueblo, como juez para tus hijos y tus hijas. marcador1.gif8 Me has dicho que te construya un templo en la montaña santa, un altar en la ciudad donde habitas, a semejanza de esa Tienda celestial que habías preparado para ti desde el principio.
9 Junto a ti está esa Sabiduría que conoce todas tus obras, que estaba contigo cuando hacías el mundo, que sabe lo que te agrada y está de acuerdo con tus mandamientos.
10 Haz que descienda desde el cielo donde todo es santo, envíala desde tu trono glorioso, para que esté a mi lado en mis trabajos y sepa lo que te gusta.
11 Porque ella todo lo conoce y lo comprende; ella me guiará con prudencia en todo lo que haga, y su majestad me protegerá.
12 Entonces te serán agradables mis obras, gobernaré a tu pueblo con justicia, y seré digno del trono de mi padre.
marcador1.gif13 ¿Quién, en realidad, podría conocer la voluntad del Señor? ¿Quién se apasionará por lo que quiere el Señor?
14 La razón humana avanza tímidamente, nuestras reflexiones no son seguras, 15 porque un cuerpo perecible pesa enormemente sobre el alma, y nuestra cáscara de arcilla paraliza al espíritu que está siempre en vela.
marcador1.gif16 Si nos cuesta conocer las cosas terrestres, y descubrir lo que está al alcance de la mano, ¿quién podrá comprender lo que está en los cielos?
marcador1.gif17 ¿Y quién podrá conocer tus intenciones, si tu no les has dado primero la Sabiduría, o no le has enviado de lo alto tu Espíritu Santo? marcador1.gif18 Así fue como los habitantes de la tierra pudieron corregir su conducta; al saber lo que te agrada, fueron salvados por la Sabiduría.

 

Comentarios Sabiduría, capítulo 9
bol1.gif Esta oración viene a propósito del hecho contado en 1 Reyes 3,6: el sueño en que Salomón pidió a Dios la sabiduría.
 
La condición indispensable para adquirir la sabiduría es tener un corazón humilde y sencillo. A los que aceptan cooperar con él, Dios les concede la rectitud, la prudencia e incluso la autoridad para dirigir al pueblo de Dios. Abraham, Moisés, fueron llamados a realizar grandes obras.

 



#222 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 16 septiembre 2017 - 07:56

.

 

Sabiduría

 

10

 

 

EL PAPEL DE LA SABIDURÍA A LO LARGO DE LOS SIGLOS

 

 

1 La Sabiduría protegió al padre del mundo, a ese primer hombre que fue formado por Dios y que fue creado como único. Lo levantó de su caída 2 y le dio la fuerza para que dominara a todas las cosas.
marcador1.gif3 El hombre se alejó de ella, arrastrado por su propio furor, se hizo malo hasta matar a su hermano y se perdió junto con su arrebato. 4 Pero cuando por culpa de él las aguas inundaron la tierra, la Sabiduría lo salvó una vez más: ella guiaba su barca.
marcador1.gif5 Más tarde, los pueblos se juntaron para hacer el mal, y la discordia se instaló en medio de ellos. La sabiduría reconoció entonces a otro justo: lo mantuvo irreprochable delante de Dios y le dio la fuerza para sobreponerse a la ternura por su hijo.
6 Ella también libró al justo en su huida, cuando bajaba el fuego sobre las cinco ciudades para aniquilar a los impíos. marcador1.gif7 Y aún hasta ahora permanece un testigo de su perversidad: una tierra árida y siempre humeante, arbustos cuyos frutos no maduran, una columna de sal en recuerdo de la que no creyó. 8 Los que se apartaron del camino de la Sabiduría no sólo fueron castigados, perdiendo su felicidad, sino que sus ruinas están allí como un recuerdo para todos los vivos, para que sus pecados no sean nunca olvidados.
9 En cambio la Sabiduría libró de sus problemas a los que la servían. marcador1.gif10 Condujo por caminos seguros al justo que huía de la cólera de su hermano. Le mostró el reino de Dios y le permitió que conociera a los santos ángeles. Hizo que tuviera éxito en sus trabajos y que fructificaran sus esfuerzos. marcador1.gif11 Lo defendió contra la avaricia de sus amos y lo hizo muy rico. marcador1.gif12 Lo guardó de sus enemigos y lo protegió de los que le tendían trampas. Le dio la victoria en un rudo combate para hacerle entender que la piedad es más poderosa que cualquier otra cosa.
marcador1.gif13 La Sabiduría no abandonó al justo cuando lo vendieron: lo preservó del pecado. 14 Descendió con él al pozo y no lo dejó solo en la prisión; muy por el contrario, le confió el poder en el reino y le dio autoridad sobre los que lo habían perseguido. Hizo que quedara al descubierto la mentira de sus calumniadores y le consiguió una gloria que no pasará.
 
Moisés y la salida de Egipto
 
 
15 La Sabiduría arrancó al pueblo santo, a la raza irreprochable de manos de la nación opresora. 16 Entró en el alma de un servidor del Señor para hacer frente a reyes temibles, por medio de señales y prodigios. marcador1.gif17 Le dio al pueblo santo el pago por sus penas, los guió por un camino asombroso. Los cubría con su sombra durante el día y los alumbraba como un astro durante la noche.
marcador1.gif18 Los hizo pasar el Mar Rojo: ¡atravesaron las inmensas aguas! 19 Ella se tragó a sus enemigos, para luego echar sus cuerpos a lo más profundo del mar.
marcador1.gif20 De ese modo, los justos despojaron a los impíos; ¡cantaron himnos a tu santo Nombre, oh Señor! Con un solo corazón te dieron gracias, porque tú los habías librado.
marcador1.gif21 Porque el Señor abre la boca de los mudos y hace hablar a los pequeñines.

 

 

 

 

11

 

 

 La sabiduría hizo que lo que ellos emprendían tuviera éxito gracias a un santo profeta. 2 Atravesaron un desierto deshabitado y levantaron sus tiendas en lugares inaccesibles. 3 Enfrentaron a sus adversarios y rechazaron a sus enemigos. marcador1.gif4 Cuanto tuvieron sed, te invocaron; les diste el agua que brotó de una roca dura: sí, una piedra tosca calmó su sed.

 

Comparación entre Egipto e Israel
 
 
5 Los mismos elementos que habían servido para castigar a sus enemigos se transformaban en benéficos para el pueblo santo. 6 Los Egipcios vieron cómo su río, un verdadero río que corría en todas las estaciones, estaba manchado con un barro sanguinolento: marcador1.gif7 era en castigo por el decreto que había ordenado matar a los recién nacidos de Israel. En cambio, tú diste a tu pueblo, contra toda esperanza, un agua abundante.
8 Después de haber padecido de sed, comprendieron mejor cómo castigabas a sus enemigos. marcador1.gif9 Para ellos la prueba no había sido más que una suave corrección, en cambio veían cuán gran castigo atormentaba a los impíos, cuando los azotaba tu justa cólera.
10 Pusiste a prueba a tu pueblo como un padre corrige a su hijo, pero a sus enemigos los condenaste como lo hace un rey severo. 11 Tuvieron que sufrir con la partida de Israel, y sufrieron también después. 12 Cuando se acordaban de todo lo que les había pasado, sentían una pena doble. 13 Cuando supieron que el agua, instrumento de su castigo, se había vuelto favorable para Israel, reconocieron entonces la mano del Señor.
14 Mucho antes habían expuesto a Moisés a la muerte; más tarde, lo habían rechazado con desprecio. Pero ahora lo admiraban debido a esa sed que los devoraba a ellos y no a los justos.
marcador1.gif15 Su mal corazón los había extraviado: era una locura que adoraran a reptiles irracionales y a viles animales. Por eso, en castigo les enviaste nubes de insectos, 16 para hacerles ver que se los castigaba por lo mismo que habían pecado.
17 Tu mano poderosa sólo tenía que elegir: como tu creaste el mundo a partir de una materia informe, habrías podido enviar contra ellos sin dificultad bandadas de osos o leones indomables. marcador1.gif18 Para castigarlos habrías podido crear nuevas especies, animales llenos de furor, que respiraran fuego, cuyas narices lanzaran un vapor ardiente, cuyos ojos emitieran relámpagos terribles. 19 Con sólo verlos, antes de ser atacados, se habrían muerto de espanto.
marcador1.gif20 Pero aun sin eso, bastó que tu justicia los persiguiera, que tu poderoso aliento los dispersara; pues podías derribarlos de un soplido. No lo quisiste, porque respetas totalmente lo que has dispuesto: mesura, número y peso.
21 En realidad, tú puedes imponerte soberanamente, y ¿quién podría oponerse a la fuerza de tu brazo? marcador1.gif22 El mundo entero está delante de ti como un grano en la balanza, como una gota de rocío que cayó al suelo de madrugada.
marcador1.gif23 Pero, porque lo puedes todo, tienes piedad de todos y parece como que no hicieras caso de los pecados de los hombres para que así se arrepientan. marcador1.gif24 Porque tú amas a todos los seres, tú no detestas nada de lo que has hecho: Si no los hubieras querido, no los habrías hecho.
25 ¿Cómo podría durar una cosa que tú no quisieras? ¿Qué podría subsistir si tú no lo hubieras llamado? 26 Pero tienes lástima de todo, porque todo te pertenece, ¡oh Señor, que amas la vida,
 

 

 

 

 

Comentarios Sabiduría, capítulo 10

 

bol1.gif La sabiduría de Dios actúa en la historia del mundo. Cuando ocurre un hecho, por lo general no lo juzgamos en su valor total, es la historia la que se encarga de valorarlo. Al recorrer la historia de un pueblo como el israelita, vemos que Dios dispuso un plan que se fue siguiendo paso a paso, aunque los hombres eran libres y se apartaban de él. En la realización del plan de Dios concurren pecado, castigo, penitencia y perdón.

 

Hizo que… fructificaran sus esfuerzos (10). Las líneas que siguen al párrafo referente al Diluvio se refieren a Jacob. La sabiduría divina les enseñó las obras que debían dar frutos y durar; asimismo les mostró dónde estaban las mil maneras de perder el tiempo. Les enseñó a vivir en el momento presente y a descubrir en ese momento los recursos y las alegrías que Dios quería darles. A pesar de que, muchas veces, no veían más allá del trecho de camino que debían recorrer ese día, y su combate diario contra sus propias falsedades parecía inútil, ella había preparado de antemano sus vidas y algún día entendieron cómo sus trabajos se juntaban con los de muchísimos hermanos para construir la ciudad futura.

 

En el versículo 3 se trata de Caín; en el 4, de Noé; en el 5, de Abraham; en el 6, de Lot; en el 10, de Jacob; en el 13, de José; y en el 16, de Moisés.

 

 

 

Comentarios Sabiduría, capítulo 11

 

bol1.gif El amor de Dios para su pueblo se manifiesta en que los mismos elementos de la naturaleza sirven para castigar a los egipcios y salvar a los hebreos. Esto se demuestra con siete ejemplos: animales, langostas y serpientes, granizo y maná, tinieblas y luz, los primogénitos y el mar (16-19). Todo esto está aumentado en demasía y es sin duda la parte del libro que menos nos toca.

 

Los mismos elementos que habían servido para castigar a sus enemigos se transformaban en benéficos para el pueblo santo (5). Esto tiene valor de enseñanza respecto de las fuerzas que manejan el mundo actual. Organización, velocidad, técnica, ciencia, emancipación, todo esto es instrumento de una liberación del hombre si lo usa con sabiduría, pero se vuelve contra él cuando se construye sin considerar la meta que Dios fijó al mundo.

 

El pasaje 11,5-15,19 es un largo paréntesis que opone la conducta de Dios, amigo y maestro del hombre, a la insensatez del culto a los ídolos.
bol2.gif Respetas totalmente lo que has dispuesto: mesura, número y peso (20). El poder de Dios, por ser absoluto, no es manifestación de violencia; en lo que viene de Dios no falta nunca la belleza, la armonía, la bondad.

 

 

 

___________________________



#223 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 19 septiembre 2017 - 03:16

.

 

Sabiduría

 

 

12

 

 

 

1 y tu Espíritu imperecedero está en todo! 2 Así es cómo corriges de a poco a los que pecan. Les haces ver, mediante tus correcciones, en qué han pecado, para que renuncien al mal y crean en ti, Señor.
3 Así pasó con los antiguos habitantes de tu Tierra Santa: 4 los aborrecías debido a sus prácticas detestables, su brujería y sus ritos impíos, 5 el asesinato sin piedad de niñitos, los banquetes sanguinarios en que comían la carne humana con la sangre y las entrañas, mientras celebraban sus cultos secretos.
marcador1.gif6 Habías decidido acabar con esos padres asesinos de seres indefensos por medio de nuestros padres. 7 Querías que esta a la que quieres más que a las demás, fuese la patria de los hijos de Dios dignos de ella.
marcador1.gif8 Pero, incluso con estos antiguos habitantes, diste muestra de moderación porque eran seres humanos. Les enviaste, como vanguardia de tu ejército, avispas para que los destruyeran poco a poco.
9 Sin duda, habrías podido aplastar a los impíos por medio de los justos a través de una batalla, o aniquilarlos de un solo golpe por medio de fieras terribles o con una sola palabra salida de ti. 10 Pero, al castigarlos progresivamente, les dabas oportunidad para que se arrepintieran. No ignorabas, sin embargo, que su interior era perverso y que su maldad era innata, y que no cambiarían, marcador1.gif11 porque su raza había sido declarada maldita desde el principio. De todos modos, no fue por miedo a alguien que dejaste sin castigo sus crímenes. marcador1.gif12 Porque, ¿quién podría decirte: «¿Qué has hecho?»; quién podría oponerse a tus decisiones? ¿Quién podría llamarte la atención por aniquilar a naciones que tú creaste? ¿Quién te impediría castigar a hombres injustos?
marcador1.gif13 Fuera de ti, que te preocupas de todos, no hay otro Dios al que tengas que probarle que no actuaste injustamente. 14 No hay tampoco rey o soberano alguno que pueda oponérsete cuando decides castigar.
15 Puesto que tú eres perfectamente justo, lo haces todo con justicia: harías un mal uso de tu poder si condenaras al que no merece ser castigado. 16 Tu fuerza es el fundamento de tu justicia; como eres el dueño de todas las cosas, puedes también perdonarlas.
17 Muestras tu fuerza a los que ponen en duda tu poder absoluto; castigas la audacia de los que lo desafían. 18 Pero, aunque seas un Señor poderoso, juzgas con moderación y nos gobiernas con mucha paciencia, porque eres libre de intervenir cuando quieras.
19 Al actuar así le has mostrado a tu pueblo que el justo debe amar a todos los hombres, y has dado a tus hijos esa dulce esperanza de que después del pecado les permites que se arrepientan.
20 Incluso con los cananeos, enemigos de tus hijos y dignos de muerte, actuaste con moderación e indulgencia para darles tiempo y oportunidad a que se convirtieran. 21 Pero con tus hijos actuaste todavía con más miramientos, ya que estabas ligado a sus antepasados por juramentos, alianzas y tantas otras bellas promesas.
marcador1.gif22 De tal manera, que cuando castigas a nuestros enemigos con moderación, lo haces para que aprendamos, para que pensemos en tu bondad cuando nos toque ser jueces, y para que confiemos en tu misericordia cuando seamos juzgados.
23 A los que vivían alocadamente en el mal, los castigaste por medio de sus ídolos abominables. 24 ¡Habían llegado muy lejos por los caminos del error, tomando como dioses a los animales más feos y más despreciables! Se habían dejado engañar como niños sin juicio.
25 Así, como a niños que no piensan, les dirigiste primero una leve advertencia, 26 pero no comprendieron esos benignos reproches, así que merecían experimentar el juicio de Dios. 27 En medio de sus sufrimientos, se indignaron con esos animales a los que habían tomado por dioses, y que ahora se transformaban en los instrumentos de su castigo. Entonces descubrieron y reconocieron como Dios al que antes se negaban a ver: ése fue el motivo del castigo supremo que recayó sobre ellos.
 
 
 
13
 
 
El error de los que adoran las fuerzas de la naturaleza

 

 
marcador1.gif1 La ignorancia de Dios siempre manifiesta en los hombres una falla esencial. Todo lo que admiran por su valor no los llevó a conocer al Que Es. ¡Se quedaron con las obras y no reconocieron al Artesano!
marcador1.gif2 Consideraron como dioses que gobiernan el mundo tanto al fuego como al viento, a la brisa, al firmamento estrellado, al agua impetuosa o a las luminarias del cielo.
3 Fascinados por tanta belleza, los consideraron como dioses, pero entonces, ¿no debieron haber sabido que su soberano es todavía más grande? Porque sólo son criaturas del que hace que aparezca toda esa belleza.
4 Si estaban impresionados por su fuerza y su actividad, debieron haber comprendido que su Creador es más poderoso aún. 5 Porque la grandeza y la belleza de las criaturas dan alguna idea del Que les dio el ser.
6 Pero, quizás no haya que criticar tanto a esa gente: tal vez se extraviaron cuando buscaban a Dios y querían encontrarlo. 7 Reflexionaban sobre las criaturas que los rodeaban, y lo que veían era tan hermoso que se quedaron con lo exterior.
8 Pero ni aun así están libres de culpa: 9 si fueron capaces de escudriñar el universo, ¿cómo no descubrieron en primer lugar al que es su Dueño?
 
El error más grande de los que adoran a los ídolos
 
marcador1.gif10 ¡Cuánta más pena dan los que ponen su confianza en cosas muertas, y que dan el nombre de dioses a lo que ha salido de manos humanas: oro, plata cincelada, figuras de animales y hasta la piedra inservible, que un buen día fue esculpida por alguien!
marcador1.gif11 Tomemos por ejemplo a un leñador: aserrucha un árbol que no le cueste mucho transportar, raspa cuidadosamente la corteza; luego, lo corta con destreza y se hace un mueble cualquiera de uso corriente. 12 Los restos de la obra los emplea para cocer su comida y así recuperar sus fuerzas. 13 Entre los palos que le quedan y que no sirven para nada, divisa uno todo torcido y lleno de nudos; lo toma y lo va esculpiendo a ratos; pone en él todo su arte y le da forma humana, 14 a no ser que represente a un vulgar animal. Lo pinta de rojo, habiendo antes recubierto con pasta todos los defectos. 15 Después le prepara en el muro un nicho a su medida, y lo afirma allí con clavos de fierro. marcador1.gif16 Toma sus precauciones para que no se caiga, pues sabe muy bien que su dios es incapaz de ayudarse a sí mismo: hay que ayudarlo porque no es más que una estatua.
marcador1.gif17 Y, sin embargo, ya sea que se trate de sus negocios, ya sea de su matrimonio o de sus hijos, no se avergüenza de dirigirle la palabra a esa cosa sin vida. ¡Para tener salud invoca a un objeto sin fuerza; marcador1.gif18 para vivir rinde homenaje al que no vive; para que le ayude, se lo pide a esa madera impotente; antes de un viaje, invoca al que no camina. 19 Para obtener ganancias, para su trabajo, para su arte, recurre a una estatua cuyas manos no tienen la menor habilidad.

 

 

Comentarios Sabiduría, capítulo 13

 

bol1.gif El materialista ignora a Dios. El soberbio cree que todo lo puede realizar con sus propias fuerzas. Usa de las cosas como propias, sin darles un sentido más profundo y considerarlas como regalos de Dios.
 
El sencillo y humilde ve detrás de todas las cosas la mano de Dios. El agua, el viento y los montes le traen a la mente al Ser perfecto que las creó; más todavía las riquezas que descubre en los seres amados. La inteligencia humana está hecha para descubrir a Dios, que lo llena todo y que es el fin de todo. Pablo dirá cosas muy semejantes en Romanos 1,19.


#224 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 20 septiembre 2017 - 08:05

.

 

 

Sabiduría

 

 

14

 

 

1 Veamos a otro que se prepara para embarcarse. Antes de enfrentar el furor de las olas, invoca a un pedazo de madera más frágil aún que la embarcación que lo llevará. 2 Ese barco nació del afán de ganar plata, y el arte del técnico lo confeccionó; 3 pero es tu Providencia, oh Padre, la que lo conduce. Tú has abierto un camino en el mar y trazado una ruta segura por entre las olas. 4 Así nos demuestras que puedes salvarnos en cualquier parte, aunque uno se embarque sin gran experiencia.
marcador1.gif5 No quieres que los hombres, obras de tu Sabiduría, estén sin hacer nada; pero, mira cómo confían su vida a un pedazo de madera: una balsa les permite atravesar las olas sanos y salvos.
marcador1.gif6 Ya antiguamente, mientras perecían los gigantes orgullosos, el justo que llevaba consigo la esperanza del universo, se refugió en una balsa; guiado por tu mano, dejó al mundo la semilla de una nueva humanidad. 7 ¡Bendita sea la madera que fue instrumento de tu salvación!
8 Pero, en cuanto al ídolo fabricado y al que lo hizo, ¡que sean malditos ambos: el obrero porque lo hizo, y el objeto porque se lo llamó dios!
9 Ambos son insoportables para Dios, el impío y el producto de su impiedad; 10 ¡la obra será destruida junto con el artesano!
marcador1.gif11 Por eso, el castigo alcanzará también a los ídolos de las naciones, porque son cosas abominables en el seno de la creación: hacen caer a las almas de los hombres y los insensatos se dejan seducir.
 
El origen de los ídolos
 
marcador1.gif12 La invención de los ídolos fue el comienzo de la perversión; esa invención corrompió la vida. 13 Porque al comienzo no existían, ni durarán para siempre. 14 La vanidad humana los introdujo en el mundo y por eso su destrucción está decidida.
15 Imagínese a un padre afligido por la muerte prematura de su hijo; manda hacer una imagen de él, y luego honra como dios al que no es más que un difunto. Transmite a su familia ritos y ceremonias, 16 y con el tiempo esta costumbre impía se consolida hasta tal punto que se hace obligatoria para todos.
17 De igual modo se veneran estatuas por orden de los príncipes. Aquellos de sus súbditos que no podían honrarlos personalmente porque vivían lejos, quisieron tener su retrato. Mediante esa imagen podrían venerar al rey como si estuviera presente. 18 El talento del artista hizo que aumentara ese culto entre los que no conocían al soberano. 19 Con el afán de agradarle se las ingenió para representarlo más bello de lo que era. marcador1.gif20 La representación era tan perfecta que la muchedumbre se dejó seducir: así se llegó rápidamente a ver un dios en el que se veneraba.
marcador1.gif21 Todo esto se ha convertido en una trampa para los vivos: hombres azotados por la desgracia o sometidos a los poderosos dieron a piedras o a la madera el Nombre incomunicable.
 
Consecuencias del culto a los ídolos
 
marcador1.gif22 No les bastó con tal error en el conocimiento de Dios. La ignorancia los llevó a tan grandes contradicciones que llegaron a considerar como normales los peores excesos: 23 los asesinatos de niños que eran ofrecidos en sacrificio, los ritos secretos, las orgías furiosas y extravagantes. 24 Ni el más mínimo recato en sus vidas o en su matrimonio: uno suprime al otro a traición o lo deshonra por medio del adulterio.
25 Por todas partes sólo hay sangre y muerte, robos, fraudes, corrupción, mala fe, revueltas, perjurios, 26 confusión en la gente buena, olvido de los favores, escándalos, prácticas antinaturales, desórdenes en el matrimonio, adulterio, libertinaje.
27 El culto a los dioses, que ni siquiera merecen tal nombre, es el comienzo, la causa y el fin de todo mal.
28 Hay algunos a los que les gusta excitarse hasta el delirio, y entonces entregan falsos oráculos. Otros viven en el mal y llegan hasta el perjurio; 29 sabiendo que se apoyan en ídolos sin vida, ¿cómo tendrían miedo de que sus falsos juramentos sean castigados?
30 Pero con toda justicia serán castigados por dos motivos: primero, porque desconocieron a Dios al irse con los ídolos; y segundo, porque cometieron un fraude; al hacer falsos juramentos menospreciando lo que es sagrado. 31 Aunque los ídolos sean impotentes, el castigo reservado a los pecadores alcanzará también a los impíos...
 
 
 
 
 
15
 
 
 
Israel rechaza la idolatría
 
 
marcador1.gif1 Pero tú, oh Dios nuestro, eres bueno y veraz; tú eres paciente y gobiernas el universo con misericordia. 2 Aunque pequemos, somos tuyos, pues reconocemos tu poder; pero, sabiendo que somos tuyos, evitaremos el pecado.
marcador1.gif3 Toda la rectitud consiste en conocerte; reconocer tu poder es el punto de partida de la inmortalidad. 4 Nosotros no nos hemos dejado engañar por una invención mentirosa de los hombres, por esas obras inútiles de los artistas, esos ídolos embadurnados de colores. 5 Sólo conmueven a los insensatos, que pueden excitarse por la belleza inanimada de imágenes muertas. 6 En verdad, los fabricantes de imágenes sólo buscan su desgracia y la tienen bien merecida, y lo mismo los que creen en ellas y las adoran.
7 Veamos ahora a un alfarero: moldea concienzudamente la blanda arcilla, modela para nuestra utilidad toda clase de objetos. De la misma masa saca utensilios destinados a usos nobles y otros, a usos ordinarios. ¿Para qué servirá tal o cual cántaro? Eso lo decide el alfarero.
marcador1.gif8 Con la misma arcilla elabora la estatua de un dios falso: ¡cuánto trabajo perdido por un hombre justamente salido de la tierra y que dentro de poco volverá a ella cuando le pidan de nuevo su alma! 9 No reflexiona que tendrá que morir y que su vida es breve: sólo piensa en rivalizar con los orfebres y los fundidores de plata, imita a los que cuelan el bronce y se gloría de fabricar cosas falsas.
10 Su corazón no es más que ceniza, sus ambiciones son más inconsistentes que la tierra; pero su existencia tiene menos valor que la arcilla marcador1.gif11 ya que ignora al que lo formó y no reconoce al que le insufló un alma consciente, poniendo en él el soplo vital. 12 La vida le parece un juego, y la existencia una seguidilla de negocios: «¡Hay que sacar provecho, dice, de cualquier parte, incluso del mal!»
13 Ese hombre sabe mejor que los otros que peca al fabricar de un mismo barro, cosas e imágenes divinas.
14 Pero los enemigos de tu pueblo, los que lo oprimieron, eran realmente insensatos, y merecían más lástima que pobres niños ingenuos. marcador1.gif15 Habían adoptado como dioses a ídolos venidos de todas las naciones —imágenes incapaces de ver con sus ojos, respirar con su nariz, oír con sus oídos—, que no podían ni tocar con sus dedos ni caminar con sus pies.
marcador1.gif16 Eso era normal pues fue un hombre quien los hizo. El que los elaboró no tenía más vida que la que se le dio, y ni siquiera era capaz de hacer un dios que se le asemejara, 17 porque sus manos impías de mortal sólo producían cosas muertas. Ese hombre tiene más valor que los objetos que adora: él por lo menos vive, pero éstos, jamás.
18 Esa gente adora hasta a las fieras más repugnantes (porque de hecho son más estúpidas que las demás). 19 Estas no tienen absolutamente nada de atrayente y espantan cualquier deseo de alabar a Dios y de darle gracias.

 



#225 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 22 septiembre 2017 - 04:31

.

 

Sabiduría

 

16

 

 

Se retoma la comparación entre Egipto e Israel; castigo y bendición

 

 

1 Por eso, nuestros perseguidores fueron justamente castigados por animales de ese género y atormentados por una multitud de insectos. marcador1.gif2 En cambio a tu pueblo, en vez de castigarlo, lo colmaste de favores: le enviaste un alimento maravilloso —¡codornices!— para saciar su hambre voraz.
3 Cuando nuestros enemigos tenían hambre, sintieron asco ante el aspecto horroroso de los animales que les enviaste; tu pueblo, en cambio, después de una breve privación, disfrutó de un alimento exquisito. 4 Era necesario que se castigara a los opresores con un hambre implacable, y que tu pueblo, en cambio, viera de qué manera eran torturados sus enemigos.
marcador1.gif5 Incluso cuando fieras feroces se apoderaron furiosamente de los tuyos y cuando éstos sucumbieron por la mordedura de serpientes venenosas, tu cólera no duró hasta el final. marcador1.gif6 El castigo que se dejó caer por un momento, tenía valor de advertencia: esta señal de salvación les recordaría los mandamientos de tu Ley. 7 En efecto, cualquiera que se volvía al objeto de bronce se salvaba, no por lo que tenía a su vista, sino por ti, el Salvador de todos.
8 Y allí una vez más mostraste a nuestros enemigos que eres tú el que envía cualquier castigo. marcador1.gif9 Eran mordeduras de langostas y de moscas que les provocaban la muerte, sin que se encontrara remedio para mantenerlos con vida: ésa era la prueba de que tenían ese castigo totalmente merecido.
10 Tus hijos, en cambio, resistían aun a las dentelladas de las serpientes venenosas, y esto porque dabas una muestra de misericordia y los salvabas. 11 Eran mordidos para recordarles tus oráculos, para que así no te olvidaran completamente ni se volvieran insensibles a tus favores; y muy pronto fueron curados. marcador1.gif12 Su curación no se debió a hierbas o a pomadas sino a tu palabra, Señor, porque tú lo sanas todo.
13 Sí, tú tienes poder sobre la vida y la muerte; tú haces que bajen los hombres a la morada subterránea o tú los preservas de ella. 14 El hombre, en su maldad, es capaz de quitar la vida, pero no puede hacer que vuelva el aliento cuando se ha escapado, ni puede llamar de nuevo al alma que ha partido. 15 ¡Es imposible escapar a tu mano!
marcador1.gif16 Los impíos que se negaron a reconocerte fueron azotados por tu brazo poderoso, perseguidos por lluvias extraordinarias, por el granizo, y tormentas inclementes; el fuego los devoró.
17 Extraño fenómeno: fue justamente en el agua que lo apaga todo donde el fuego ardía más violentamente, porque todos los elementos se juntaron para proteger a los justos.
18 Unas veces las llamas besaban para no quemarlos a los animales que habían sido enviados contra los impíos: así comprenderían que Dios quería castigarlos; 19 otras, en cambio, la llama surgía con más fuerza bajo el aguacero para destruir las cosechas de un país perverso.
marcador1.gif20 A tu pueblo, sin embargo, le distribuías el alimento de los ángeles; le enviabas desde el cielo incansablemente un pan ya listo, que tenía en sí todos los sabores y se adaptaba al gusto de cada cual. 21 Ese alimento demostraba tu ternura por tus hijos, ya que respondía a los deseos del que lo comía y se transformaba en lo que quería cada uno. 22 Se parecía a la nieve, pero soportaba el fuego sin derretirse; mientras que por ese tiempo las cosechas de los enemigos eran presa de las llamas que ardían en medio del granizo: los relámpagos brillaban bajo la lluvia. 23 Pero el fuego parecía haber perdido sus propiedades cuando se trataba del alimento de los justos.
24 Tu creación está a tu servicio porque tú eres su autor. Se dedica a castigar a los malos, y luego se ablanda en favor de los que en ti ponen su confianza. 25 Para servir a tu bondad, que da a todos el alimento, se transformó, acomodándose al deseo de los que la necesitaban. marcador1.gif26 Así aprendieron tus hijos muy queridos, Señor, que no son los productos de la tierra lo que alimenta al hombre, sino que es tu palabra lo que sostiene a los que creen en ti.
marcador1.gif27 Ese alimento que el fuego no podía destruir se derretía con el calor del primer rayo de sol, 28 para que así supieran que hay que adelantarse al sol para darte gracias y rezarte desde el amanecer. 29 Pues los proyectos de los ingratos se derretirán como la escarcha invernal y se escurrirán como agua que se pierde.
 
 
Comentarios Sabiduría, capítulo 16
bol1.gif ¡Qué exaltación del maná que Dios había dado a los Hebreos en el desierto! Si bien esta retórica casi no nos conmueve, sin embargo esta manera de ver las cosas por parte de los judíos de la época preparaba lo que diría Jesús en Juan 6.

 

 

 

17

 

 

 

Castigo y bendición; tinieblas y luz

 

 

marcador1.gif1 ¡Qué elevados son tus designios y cuán difíciles de entender! Por eso, los que no los conocen andan extraviados. marcador1.gif2 Los impíos pensaban someter bajo su poder a la nación santa: pero se encontraron cautivos, prisioneros de una larga noche, encerrados bajo sus propios techos, desterrados lejos de tu infalible protección.
3 Pensaban esconderse junto con sus pecados bajo el velo del olvido, pero fueron dispersados, sometidos a terribles horrores, aterrorizados por fantasmas. 4 Los escondrijos donde se refugiaron no los pusieron al abrigo del miedo: ruidos espantosos resonaban a su derredor, y se les aparecían espectros lívidos, de rasgos lúgubres. 5 Ningún fuego podía alumbrarles, y el brillante resplandor de las estrellas no se atrevía a traspasar esa sombría noche. 6 La única cosa que podían ver era un fuego terrible que no se extinguía; y cuando esa visión había ya desaparecido, en su terror exageraban todavía lo que acababan de ver.
7 Las artimañas de la magia no sirvieron para nada, y su pretendida sabiduría recibió un tajante desmentido, 8 porque aquellos que se jactaban de sanar a los espíritus de sus perturbaciones y de sus temores, eran presa de un miedo ridículo.
9 Aunque no hubiera nada que temer, el simple paso de un animal o el silbido de una serpiente bastaba para aterrorizarlos; 10 se morían en convulsiones de miedo, no atreviéndose a mirar ese aire que nos rodea y del cual nadie podría huir. 11 Porque la maldad es miedosa: se condena a sí misma. Perseguida por su conciencia, espera siempre lo peor. 12 Tener miedo es simplemente renunciar a la ayuda de la razón; mientras menos se cuenta con esa ayuda interior, más aumenta la causa desconocida de sus sufrimientos.
13 Esa noche había surgido de un mundo infernal, mundo de la impotencia; se había apoderado de ellos durante el sueño y los mantenía en la impotencia. A lo largo de toda esa noche, 14se veían perseguidos por espectros y permanecían clavados en su sitio: un miedo horrible y súbito los embargaba.
15 Cada uno permanecía donde había caído, inmovilizado en esa prisión sin grillos. 16 Fuera labrador, pastor o trabajador solitario, cada uno había sido tomado de improviso, sin poder resistir; una misma oscuridad los tenía a todos encadenados.
17 Todo los llenaba de terror y los paralizaba: el murmullo de la brisa, el gorjeo de un pajarito entre las ramas, o el ruido regular de una cascada, 18 o el estruendo de un desmoronamiento de piedras en una pendiente, o 19 la carrera invisible de animales saltando, o aun el aullido de las fieras salvajes y el eco retumbante en las gargantas de las montañas.
20 El resto del mundo disfrutaba de una brillante luz sin que nada le impidiera realizar sus trabajos; 21 sobre ellos en cambio pesaba una abrumadora noche, imagen de las tinieblas que les tocarían en suerte un día: ¿no eran en sí mismos más pesados que las tinieblas?

 



#226 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 27 septiembre 2017 - 03:36

.

 

 

 

Sabiduría

 

 

18

 

 

 

1 Para tus santos, sin embargo, resplandecía la luz. Los egipcios no los veían, pero los oían y pensaban que habían tenido mucha suerte al librarse de ellas. 2 Además, les agradecían que no se vengaran después de todo lo que habían sufrido, y les pedían perdón.
marcador1.gif3 En vez de esa oscuridad diste a tu pueblo una columna de fuego para que los guiara en su viaje a la aventura: su gloriosa migración se iba pues a hacer bajo un sol que no los quemaría.
marcador1.gif4 Los egipcios merecieron esa privación de la luz, esas tinieblas que los aprisionaban: ¿no habían ellos acaso retenido cautivos a tus hijos que debían llevar al mundo la luz inapagable de tu Ley?
 
La muerte de los primogénitos egipcios
 
marcador1.gif5 Quisieron exterminar a los recién nacidos del pueblo santo; Moisés fue el único que se salvó entre los que eran abandonados. Para castigarlos, hiciste perecer a un gran número de ellos, luego los ahogaste a todos juntos en el mar impetuoso.
6 Esa noche había sido anunciada a nuestros padres, para que supieran después valorar tus promesas y depositaran en ellas su confianza. 7 Tu pueblo, pues, aguardaba el momento en que los justos serían salvados y sus enemigos, arruinados; 8 al castigar a nuestros adversarios cubriste de gloria a tus elegidos, es decir, a nosotros mismos.
9 Tus santos hijos, la raza de los buenos, ofrecieron pues en secreto el sacrificio y se comprometieron a observar esa Ley divina: el pueblo seguiría siendo solidario tanto en los éxitos como en los peligros; después de lo cual entonaron los cantos de sus padres.
marcador1.gif10 En ese mismo momento le hacían eco los clamores confusos de sus enemigos, junto con los gritos lastimeros de los que lloraban a sus hijos.
11 Una misma sentencia había castigado al servidor y a su patrón; el hombre del pueblo sufría lo mismo que el rey. 12 Lloraban a sus innumerables muertos, derribados todos por la misma muerte; los vivos no daban abasto para enterrarlos: la flor y nata de esa raza había perecido en un instante.
13 En un primer momento se habían negado a creer, engañados por sus magos, pero después de la muerte de sus primogénitos reconocieron que este pueblo era hijo de Dios.
14 Cuando todo estaba tranquilo en medio del silencio, y había transcurrido la mitad de la noche, marcador1.gif15 tu Palabra omnipotente se lanzó desde lo alto de los cielos, donde está junto a tu trono real, y se precipitó como un guerrero furioso sobre el país condenado al exterminio. Llevaba como espada acerada tu irrevocable decisión; 16 tocaba el cielo y pisaba la tierra; cuando golpeaba esparcía la muerte por todas partes.
17 De repente se sintieron perturbados por apariciones y horribles pesadillas: un terror indecible se apoderó de ellos.
18 Cuando caían agonizando en cualquier parte, sabían decir por qué morían, 19 porque habían sido informados por los sueños que los habían perturbado. No debían sucumbir sin saber por qué tenían que sufrir.
20 Es cierto que los justos también experimentaron la muerte: el flagelo alcanzó a muchos de ellos en el desierto; pero la cólera de Dios no duró tanto. 21 Un hombre intachable tomó inmediatamente su defensa con las armas de su ministerio: la oración y el incienso de los sacrificios expiatorios.
Así enfrentó a tu cólera, Señor, y puso fin a su prueba: vieron entonces que era tu servidor. 22 Puso fin a tu resentimiento no con la fuerza física o la eficacia de las armas sino con su palabra: le recordó al Exterminador las promesas y las alianzas pactadas antiguamente con nuestros padres. 23 Cuando se interpuso, los muertos ya se apilaban; puso fin a la Cólera y le cerró el camino hacia los vivos. 24 Todo el mundo estaba representado en su larga túnica, en las cuatro hileras de piedras preciosas llevaba los nombres gloriosos de nuestros padres, y en su cabeza la diadema de tu majestad.
25 Al verlo, el Exterminador retrocedió y tuvo miedo: había bastado con este anticipo de tu cólera.

 

 

 

19

 

 

Castigo y maldición; el paso del Mar Rojo

 

 

1 A los impíos, empero, un furor inclemente los castigó hasta el fin, porque Dios sabía de antemano lo que harían: 2 después de haber autorizado a tu pueblo a que se fuera y de haberlo incluso empujado a ello, cambiaron de parecer y se pusieron a perseguirlo.
3 Aún no terminaban de llorar a sus muertos y de lamentarse en sus tumbas, cuando tomaron la decisión de perseguir como fugitivos a los que les habían suplicado que se fueran. marcador1.gif4 Una justa fatalidad los impulsó a esta medida extrema y les hizo olvidar todo lo que había pasado: era necesario que nuevos tormentos colmaran la medida de su castigo.
5 Tu pueblo iba a vivir la experiencia de un viaje increíble, mientras ellos tenían que experimentar una muerte poco común. 6 A una orden tuya, toda la creación, con sus propiedades naturales, se renovó desde arriba para proteger a tus hijos. 7 Se vio a una nube que cubría el campamento con su sombra y que aparecía la tierra seca en medio del agua; se abrió en el Mar Rojo un paso seguro, una verde llanura reemplazó a las olas impetuosas, 8 y todo el pueblo pasó por allí. Protegido por tu mano, fueron testigos de esos prodigios asombrosos.
marcador1.gif9 Saltaban como caballos en la pradera, o brincaban como corderos, alabándote porque tú, Señor, los habías librado. marcador1.gif10 Así podrían acordarse de lo que habían visto en el país de su destierro, de cómo el suelo estaba cubierto no por animales sino por mosquitos, y de cómo el río había botado no peces sino incontables ranas. 11 Más tarde, vieron además como nacían pájaros de una manera nueva, cuando el hambre los apretaba y pedían una comida más sustancial; marcador1.gif12 salieron codornices del mar para satisfacer sus necesidades.
 
Egipto y Sodoma
 
13 Los otros, los pecadores, habían sido advertidos por violentas tormentas, antes que cayeran sobre ellos los castigos. Fueron castigados con toda justicia por su propia maldad, porque habían mostrado un odio terrible hacia los extranjeros.
14 Otros, en otro lugar, se habían negado a acoger a unos desconocidos, pero éstos habían reducido a la esclavitud a un pueblo bienhechor que se había instalado en medio de ellos. 15Aquellos, que ha bían recibido con tanto odio a los extranjeros, tenían que ser castigados, marcador1.gif16 pero estos, que habían acogido a nuestros padres con festejos, los habían luego sometido a trabajos forzados después de haberlos tratado como iguales.
marcador1.gif17 Por eso, fueron heridos de ceguera como les había ocurrido a los habitantes de Sodoma frente a la puerta de Lot, el justo: se encontraron en la oscuridad y cada uno tuvo que buscar, a tientas, su propia puerta.
 
Conclusión
 
18 Fue como si los diferentes elementos del mundo intercambiaran sus propiedades, igual como en la cítara la alternancia de los sonidos cambia el ritmo, conservando sin embargo cada nota su propia tonalidad. Y si se examinan los hechos, eso fue justamente lo que pasó.
19 Lo que vive en la tierra se adaptó al agua, lo que está hecho para el agua se volvió terrestre. 20 El fuego ardía más fuerte al contacto con el agua, y ésta se olvidó de apagarlo. 21 Las llamas no quemaban a los frágiles insectos que las atravesaban; ni hacían que se derritiera el maná, ese alimento divino que debió licuarse como la escarcha en un instante.
marcador1.gif22 ¡De cuántas maneras, Señor, has exaltado y glorificado a tu pueblo! Nunca lo has olvidado, sino que lo has asistido siempre y en todas partes.

 

 

 

Comentarios Sabiduría, capítulo 19

 

 El libro termina en forma abrupta, con esta esperanza: el pueblo de Dios nunca será abandonado.


#227 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 05 octubre 2017 - 07:06

.

 

 

 

Sirácides

 

 

Introducción

 

 

Dos siglos antes de Cristo, Jesús, hijo de Sirac, escribió este libro que es una síntesis de las tradiciones y de las enseñanzas de los «sabios».
Era un hombre acomodado y de buena educación. Parece haber estado al frente de una casa importante y con servidumbre. Trató con mucha gente, se dedicó a trabajos y negocios que le resultaron bien y, al final, este sabio confiesa que los libros sagrados le enseñaron los secretos del éxito. Al escribir el presente libro, quiso compartir con otros lo que había leído en aquéllos y comprobado con su propia experiencia.
Escribe algunos años antes de la crisis religiosa de que se habla en los libros de los Macabeos. Muchos de sus contemporáneos se dejaban atraer por la cultura griega y su religión judía les parecía anticuada. El autor quiere mostrarles lo que significa la fe para el que vive en el mundo y se enfrenta con los mil problemas de la vida práctica. En ninguna otra nación hay una sabiduría superior a la del pueblo de Dios, porque ahí es donde la Sabiduría ha venido a habitar por orden divina. El presente libro muestra cómo la Ley de Dios lleva a una vida personal y social más humana, más inteligente y más responsable.
 
El libro del Sirácida o del Eclesiástico
 
Este libro es conocido con dos nombres. El primero recuerda a su autor, Jesús, hijo de Sirac; el segundo, la acogida que le ha dispensado el pueblo cristiano a lo largo de los siglos: se le consideraba como un compendio de sabiduría práctica, más elaborada y más «religiosa» que el libro de los Proverbios. El Eclesiástico significaba “el Libro de la Iglesia”.
Este libro fue escrito en hebreo y traducido después al griego por el nieto del autor (véase el prólogo del libro). En el tiempo de Jesús existía en ambas lenguas, pero lo usaban sobre todo las sinagogas griegas, por lo que algunos años más tarde no fue reconocido como «Escritura» por los judíos. La Iglesia lo utilizaba, pero sólo en griego; únicamente al final del siglo XIX se encontró una gran parte del hebreo, el cual difiere muy poco de su traducción griega. Ésta ha añadido algunas veces versículos, y su diferente numeración ha provocado confusión. Los ejemplares del texto hebreo no son necesariamente más antiguos ni más fieles al original que el texto griego. En este aspecto hemos actuado sin prejuicios ni reglas absolutas.
Hay dos grandes partes en este libro que pertenece a los «Deuterocanónicos»:
– los capítulos 1-42 comprenden siete series de sentencias. Cada una empieza por un elogio de la sabiduría. Es especialmente notable el poema sobre la sabiduría del capítulo 24.
– los capítulos 43-51 empiezan por alabar a Dios, cuya sabiduría resplandece en el orden del universo, y siguen con la descripción de la sabia actuación de Dios a través de los grandes personajes del Antiguo Testamento.

Prólogo del traductor griego • La Ley, los Profetas y los demás Escritos que los han seguido nos han dado tantas excelentes enseñanzas que, al parecer, se debe felicitar a Israel por su doctrina y su sabiduría. Pero no bastaría con guardar esas verdades para nuestra instrucción personal, pues los que aman la sabiduría tratan de ayudar, por medio de sus palabras y de sus escritos, a los que están menos familiarizados con ella, es decir, con sus enseñanzas. Así fue como mi abuelo Jesús se aplicó durante toda su vida al estudio de la Ley, de los Profetas y de los demás Libros de nuestros antepasados. Después de haber adquirido un gran dominio de ellos, se decidió también a escribir algo sobre estos temas de doctrina y de sabiduría, para que los amantes del saber pudiesen a su vez dedicarse a éste y llevar una vida mucho más conforme a la Ley. Están pues invitados a leerlos con benevolencia y atención; sean indulgentes con aquellos lugares donde, a pesar de todos nuestros esfuerzos para traducir bien, pareciera que no logramos acertar en tal o cual expresión. En realidad, las cosas que se dicen en hebreo pierden a menudo su fuerza cuando se las traduce a otro idioma. Por lo demás, esto no sólo es problema de este libro, pues aun las traducciones de la Ley, de los Profetas y de los otros Escritos difieren a veces considerablemente del texto primitivo. El año treinta y ocho del rey Evergetes, habiéndome trasladado a vivir a Egipto, descubrí un ejemplar de esta instrucción de tan elevada sabiduría. Inmediatamente me sentí obligado a traducir el presente libro lo más cuidadosamente posible, aun al precio de grandes esfuerzos. Desde entonces, y por mucho tiempo, consagré a este trabajo muchos estudios y noches sin dormir; quería traducir todo este libro y publicarlo para uso de los que, viviendo fuera de Palestina, aspiran a ser amantes de la sabiduría y a vivir más conforme a la Ley.

 

_____



#228 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 07 octubre 2017 - 06:50

.

 

 

 

Sirácides

 

PRIMERA PARTE
 
COMO VIVIR DE ACUERDO A LA SABIDURÍA
 
 
1
 
La sabiduría viene de Dios
 
 
1 Toda sabiduría viene del Señor y con él permanece para siempre.
2 ¿Quién podrá contar los granos de arena a orilla de los mares, las gotas de lluvia, los días ya transcurridos?
3 ¿Quién puede medir la altura del cielo, la extensión de la tierra, las profundidades del océano?
marcador1.gif4 La sabiduría fue creada antes de cualquier cosa, la inteligencia que todo lo dispone viene de más lejos que el principio del tiempo.
6 ¿A quién ha sido revelada la fuente de la sabiduría? ¿Quién ha conocido sus secretas intenciones? 8 Sólo hay un sabio, muy digno del más alto respeto: ¡El que se sienta en su trono!
9 El Señor fue quien creó la sabiduría; la vio, le tomó las medidas, la difundió en todas sus obras, 10 en todos los seres vivos, según su generosidad. La distribuyó con largueza a todos los que lo aman.
11 El temor del Señor es nuestra gloria y de ello podemos estar orgullosos; es la alegría y la corona de los vencedores. marcador1.gif12 El temor del Señor regocija el corazón, da buen humor, alegría y larga vida.
13 Todo acabará bien para el que teme al Señor; será bendito en el día de su muerte.
14 El temor del Señor es el comienzo de la sabiduría; puso la sabiduría en el corazón de sus fieles desde antes de su nacimiento.
15 Ella estaba en su puesto desde antes del tiempo; anidó en medio de los hombres, permanecerá fiel a su descendencia.
16 El temor del Señor es la plenitud de la sabiduría; te sacia con sus frutos, 17 repletando tu casa con cosas muy especiales, y tus graneros, con sus riquezas.
18 El temor del Señor es la corona de la sabiduría; hace que florezcan la paz y la buena salud. 19 El Señor la vio y la midió; dejó caer una lluvia de saber y de inteligencia; los que tienen la sabiduría no pueden disimularla.
20 El temor del Señor es la raíz de la sabiduría; su ramaje se llama larga vida.
22 La violencia injusta no tiene excusa alguna; se destruye por sus propios excesos. 23 El hombre paciente soportará todo el tiempo que sea necesario, al final se le concederá la alegría; 24 se retendrá de hablar hasta el momento preciso, todos entonces reconocerán su valor.
25 La sabiduría guarda entre sus tesoros máximas de rico contenido; pero el pecador no se preocupa de las cosas de Dios.
26 ¿Deseas la sabiduría? Cumple los mandamientos y el Señor te la concederá generosamente. 27 Pues el temor del Señor es sabiduría y doctrina; lo que le agrada es la fidelidad y la dulzura. 28 No te apartes del temor del Señor, acércate a él con un corazón íntegro. 29 No seas hipócrita ante la gente, más bien vigila tus palabras.
30 No cantes tus propias alabanzas; podrías caer y atraerte la deshonra. Si no tienes el temor del Señor y vives en la mentira, él revelará tus secretos y te echará por tierra en público.

 

 
 

Comentarios Sirácides, capítulo 1

 

 

bol1.gif Los judíos no usan la palabra Biblia. La designan con esta expresión: la Ley, los Profetas y los Escritos, siendo éstas las tres grandes divisiones del libro sagrado. Ver una expresión muy semejante en Lucas 24,45.
bol1.gif En este poema, el autor afirma su fe. Frente a todos los que piensan ser más modernos porque buscan sabiduría y doctrinas humanas, él se conforma con afirmar que la verdadera sabiduría es confiar en Dios y temerlo.

 

Se habla repetidas veces de temer al Señor, lo mismo que en varios salmos. No hemos de pensar que sea el miedo de los paganos que imaginan a un Dios rencoroso.

 

Temer a Dios es verlo siempre presente y tomar las decisiones delante de él. El que sabe que Dios está cerca teme ofenderlo porque conoce su amor y su fidelidad. Temer a Dios significa pues respetarlo y preferirlo a cualquier otro. Temer a Dios se opone a temer lo que dirán los demás, temor a ser burlado, temor a fracasar. El que teme a Dios da más importancia a lo que dice Dios, y a lo que promete.

 

 

 

______________________________



#229 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 15 octubre 2017 - 05:35

.

 

 

Sirácides

 

 

2

 

 

Confianza en Dios en las pruebas

 

 

1 Si te has decidido a servir al Señor, prepárate para la prueba. 2 Conserva recto tu corazón y sé decidido, no te pongas nervioso cuando vengan las dificultades. marcador1.gif3Apégate al Señor, no te apartes de él; si actúas así, arribarás a buen puerto al final de tus días. 4 Acepta todo lo que te pase y sé paciente cuando te halles botado en el suelo. marcador1.gif5 Porque así como el oro se purifica en el fuego, así también los que agradan a Dios pasan por el crisol de la humillación. 6 Confía en él y te cuidará; sigue el camino recto y espera en él.
7 Ustedes que temen al Señor, esperen su misericordia, no se aparten de él, pues podrían caer. 8 Ustedes que temen al Señor, confíen en él: no perderán su recompensa. 9Ustedes que temen al Señor, esperen recibir todo lo que vale la pena: esperen misericordia y alegría eternas. marcador1.gif10 Recuerden lo que les pasó a sus antepasados: ¿quién confió en el Señor y se arrepintió de haberlo hecho? ¿Quién perseveró en su temor y fue abandonado? ¿Quién lo llamó y no fue escuchado?
marcador1.gif11 Pues el Señor es ternura y misericordia; perdona nuestros pecados y nos salva en los momentos de angustia.
12 ¡Ay de los flojos que dejan caer sus brazos, ay del pecador que se niega a elegir! 13 ¡Ay de los flojos que no tienen confianza!; por eso, no serán protegidos. 14 Ay de ustedes que no han perseverado: ¿qué harán cuando el Señor les pida cuentas?
marcador1.gif15 Los que temen al Señor no desobedecen sus mandamientos; los que son fieles en amarle siguen sus caminos. 16 Los que temen al Señor tratan de agradarle; los que lo aman se alimentan de su Ley.
17 Los que temen al Señor tienen su corazón preparado; se humillan ante él y dicen: marcador1.gif18 «¡Pongámonos en las manos del Señor más bien que en las de los hombres, pues su misericordia no es menos que su poder!»

 

 

Comentarios Sirácides, capítulo 2

 

bol1.gif Quien quiere servir a Dios debe estar listo para afrontar pruebas y contradicciones. La verdadera confianza en Dios se demuestra cuando las cosas andan mal. Junto con la fe, la perseverancia es una cualidad básica del creyente.


#230 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 22 octubre 2017 - 02:39

.

 

 

 

Sirácides

 

 

3

 

 

Honra a tus padres

 

 

marcador1.gif1 ¡Hijos, óiganme, les habla su padre! Sigan mis consejos y se salvarán. 2 Porque el Señor quiso que los hijos respetaran a su padre, estableció la autoridad de la madre sobre sus hijos. 3 El que respeta a su padre obtiene el perdón de sus pecados; 4 el que honra a su madre se prepara un tesoro. 5 Sus propios hijos serán la alegría del que respeta a su padre; el día en que le implore, el Señor lo atenderá.
6 El que respeta a su padre tendrá larga vida; el que obedece al Señor será el consuelo de su madre. 7 Servirá a los que le dieron la vida como si sirviera al Señor.
8 Actúa así, honra a tu padre de palabra y de hecho, y su bendición se hará realidad para bien tuyo. marcador1.gif9 Pues la bendición de un padre afirma la casa de sus hijos, pero la maldición de una madre la destruye hasta los cimientos. 10 No te alegres de la deshonra de tu padre: su vergüenza nunca será motivo de gloria para ti. marcador1.gif11 El honor de un hombre depende de la reputación de su padre; cuando una madre mereció el desprecio, salieron deshonrados sus hijos.
marcador1.gif12 Hijo mío, cuida de tu padre cuando llegue a viejo; mientras viva, no le causes tristeza. 13 Si se debilita su espíritu, aguántalo; no lo desprecies porque tú te sientes en la plenitud de tus fuerzas. 14 El bien que hayas hecho a tu padre no será olvidado; se te tomará en cuenta como una reparación de tus pecados. 15 En el momento de la adversidad será un punto a tu favor, y tus pecados se derretirán como hielo al sol. marcador1.gif16 Abandonar a su padre es como insultar al Señor; el Señor maldice al que ha sido la desgracia de su madre.
 
Dulzura y humildad
 
17 Hijo mío, actúa con tacto en todo, y serás amado por los amigos de Dios. marcador1.gif18 Mientras más grande seas, más debes humillarte; así obtendrás la benevolencia del Señor. marcador1.gif20Porque si hay alguien realmente poderoso, ése es el Señor, y los humildes son los que lo honran.
21 No aspires a algo superior a tus fuerzas, ni te lances a investigar lo que sobrepasa tus capacidades. 22 Profundiza lo que se te ha mandado, no tienes necesidad alguna de conocer los misterios ocultos. marcador1.gif23 No te canses resolviendo problemas inútiles, el saber que te ha sido entregado desborda lo que una persona puede comprender. 24 Piensa que muchos se han extraviado con sus teorías, su seguridad mal fundada les falseó el raciocinio.
26 El obstinado acabará en el fracaso; el que ama el peligro dejará en él la vida. 27 El obstinado se verá colmado de pruebas; es pecador y acumula pecados y más pecados. 28 No hay remedio para la miseria del orgulloso: el mal ha echado raíces en él.
29 El hombre sabio medita las máximas en su corazón; todo lo que el sabio desea es hallar a alguien que lo escuche.
 
Ayudar a los pobres
 
marcador1.gif30 El agua apaga las llamas de la hoguera; la limosna borra los pecados. marcador1.gif31 El que responde de manera generosa asegura su porvenir: cuando esté a punto de caer encontrará un apoyo.
 

 

 

Comentarios Sirácides, capítulo 3

 

bol1.gif Este es el mejor comentario del mandamiento de Moisés relativo a los deberes de los hijos con sus padres. Honrar a sus padres significa respeto, comprensión y ayuda material en las dificultades.


#231 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 31 octubre 2017 - 04:41

.

 

 

Sirácides

 

 

4

 

 

 

 

1 Hijo mío, no niegues su pan al pobre; no hagas esperar al que te mira con ojos suplicantes. 2 No apenes al que tiene hambre, ni hagas enojarse a un indigente. 3 No discutas con el desesperado, ni dejes que el necesitado suspire por tu limosna. 4 No eches al mendigo agobiado por su miseria, ni le des la espalda al pobre. 5 No des la espalda al que está necesitado, ni des a alguien un motivo para que te maldiga. marcador1.gif6 Pues si alguien te maldice movido por su amargura, El que lo ha creado escuchará su súplica.

7 Haz que la comunidad hable bien de ti, inclínate ante el que dirige.
8 Atiende al pobre, respóndele con serenidad, dile palabras amables.
marcador1.gif9 Libra al oprimido de manos del opresor, y no seas blando cuando hagas justicia. marcador1.gif10 Sé como un padre para el huérfano y como un marido para su madre. Entonces serás como un Hijo del Altísimo, te amará más que tu propia madre.
 
La Sabiduría educa a sus hijos
 
11 La sabiduría educa a sus hijos y cuida de los que la buscan.
12 El que la ama ama la vida; los que parten de mañana en su búsqueda serán colmados de alegría.
13 El que la posee alcanzará al fin la gloria; el Señor le dará su bendición.
14 Los que la sirven se hacen los ministros del Santo, los que la aman son amados del Señor. 15 El que la escucha tendrá un juicio acertado, el que le obedece estará seguro. 16 El que confía en ella la heredará, y sus descendientes disfrutarán de ella.
marcador1.gif17 Al principio lo llevará por caminos ásperos, le provocará miedos y sustos; lo agotará con su disciplina hasta el momento en que pueda contar con él; multiplicará sus exigencias para ponerlo a prueba.
18 Pero luego lo llevará por caminos planos, le procurará la alegría y le revelará sus secretos. 19 Pero si se ha extraviado, lo abandonará y dejará que se pierda.
 
Cómo comportarse con la sabiduría
 
20 En cualquier circunstancia pesa el pro y el contra y evita lo peor. Hay una especie de vergüenza mala que te engañaría. 21 Porque hay una vergüenza que lleva al pecado y otra que merece elogios y respeto.
22 No reniegues de lo mejor que hay en ti por consideración al qué dirán; esa clase de vergüenza no debe hacer que te rebajes.
23 No te quedes callado cuando tengas que hablar; no escondas por un orgullo mal puesto, lo que te dicta tu sabiduría.
24 La sabiduría se reconoce en la conversación; la instrucción se ve en el discurso.
25 No contradigas lo que es verdad; más vale que confieses tu ignorancia.
marcador1.gif26 No te avergüences de confesar tus pecados: no nades contra la corriente.
27 No te amilanes ante un tonto; ni te dejes influenciar por un poderoso.
28 Lucha a muerte por la verdad, y el Señor combatirá por ti.
marcador1.gif29 No seas atrevido en palabras, y luego perezoso y descuidado en tus actos.
30 No seas como un león en tu casa, maltratando a tus servidores, humillando a tus inferiores.
marcador1.gif31 No tengas la mano extendida para recibir, y cerrada cuando haya que dar.


#232 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 03 noviembre 2017 - 05:14

.

 

 

 

 

Sirácides

 

 

5

 

 

 

marcador1.gif1 No te sientas seguro con tu riqueza ni pienses: «¡Me basto a mí mismo!» marcador1.gif2 No te dejes arrastrar por la violencia o el deseo de tener: harán de ti su esclavo.

marcador1.gif3 No digas: «¡Nadie me lo impedirá!» El Señor puede castigarte. marcador1.gif4 No digas: «¡Pequé y no me pasó nada!» El Señor se toma todo su tiempo.
5 No estés demasiado seguro del perdón cuando acumules pecados. marcador1.gif6 No digas: «¡La misericordia del Señor es grande, perdonará mis pecados por numerosos que sean!» Porque en él se encuentran misericordia y reprobación; su cólera se deja caer sobre los pecadores.
marcador1.gif7 No tardes en volver al Señor, no lo postergues cada día más, no sea que llegue el día del ajuste de cuentas; se encenderá de repente la cólera del Señor y tú perecerás.
8 No cuentes con las riquezas mal adquiridas, de nada te servirán el día de la desgracia.
9 No te dejes llevar por la corriente, no estés en dos caminos a la vez; esto es propio del pecador que usa un doble lenguaje.
marcador1.gif10 Mantente firme en tus convicciones y sé un hombre de palabra.
11 Aprende a escuchar y tómate tu tiempo para responder.
12 Si sabes de qué hablas, respóndele a tu interlocutor; si no, guarda silencio.
13 Tus palabras te pueden traer gloria o descrédito; la lengua de un hombre prepara su caída.
14 ¡No permitas que te consideren como un mendigo o como un tramposo! Un ladrón atrae sobre sí la vergüenza, pero el hipócrita también tendrá su condenación.
15 Evita el pecado, ya sea de grandes o pequeñas cosas; no te conviertas en enemigo del que era tu amigo.
 
 
 
 
Comentarios Sirácides, capítulo 5

 

bol1.gif A veces algunos cristianos se valen de la infinita misericordia de Dios para seguir en su mala conducta.

 

 

 
_________________________


#233 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 19 noviembre 2017 - 06:48

.

 

 

Sirácides

 

 

6

 

 

 

1 El que abiertamente hace el mal se prepara la vergüenza y la confusión; lo mismo ocurrirá con el pecador hipócrita.
2 No capitules delante de tus pasiones; se volverían contra ti como un toro y te harían pedazos. 3 Comerían tus hojas y destruirían tus frutos, dejándote como un tronco seco. Una mala pasión pierde al que la tiene, lo convierte en el hazmereír de sus enemigos.
marcador1.gif5 Las palabras amables te harán ganar muchos amigos, un lenguaje cortés atrae respuestas benevolentes. marcador1.gif6 Ten muchos amigos, pero para aconsejarte escoge uno entre mil.
7 Si has encontrado un nuevo amigo, comienza por ponerlo a prueba, no le otorgues demasiado pronto tu confianza.
8 Hay amigos que sólo lo son cuando les conviene, pero que no lo serán en las dificultades.
9 Hay amigos que se transforman en enemigos y que dan a conocer a todo el mundo su desavenencia contigo para avergonzarte.
10 Hay amigos que lo son para compartir tu mesa, pero que no lo serán cuando vayan mal tus negocios. 11 Mientras éstos marchen bien, serán como tu sombra, e incluso mandarán a la gente de tu casa. 12 Pero si tienes reveses, se volverán contra ti y evitarán encontrar tu mirada. 13 Mantente a distancia de tus enemigos y cuídate de tus amigos.
14 Un amigo fiel es un refugio seguro; el que lo halla ha encontrado un tesoro. 15 ¿Qué no daría uno por un amigo fiel? ¡No tiene precio! 16 Un amigo fiel es como un remedio que te salva; los que temen al Señor lo hallarán. 17 El que teme al Señor encontrará al amigo verdadero, pues así como es él, así será su amigo.
 
El aprendizaje de la sabiduría
 
18 Hijo mío, conságrate al estudio desde tu juventud, y hasta cuando tengas blancos tus cabellos progresarás en la sabiduría. 19 Que sea como un verdadero trabajo, igual como el del labrador o sembrador; cultívala y aguarda sus frutos excelentes. El cultivarla te acarreará preocupaciones, pero pronto gozarás de sus frutos.
20 La sabiduría les parece a los ignorantes una persona muy severa; el que nada piensa no persevera en ella. 21 Es para él una carga pesada, una prueba difícil, y pronto la tirará.
22 La sabiduría defiende su reputación y no quiere revelarse al primero que llega. 23 Así pues, hijo mío, recibe mis advertencias y no rechaces este consejo: marcador1.gif24 pon tus pies en sus grillos y coloca tu cuello bajo su yugo; 25 toma su carga sobre tus hombros y soporta su yugo; no te impacientes por sus cadenas.
26 Acércate a ella con toda tu alma, y pon todo tu empeño en seguir sus caminos. 27 Lánzate tras sus huellas, búscala y se dará a conocer; cuando la tengas, no dejes que se vaya.
28 Porque al fin encontrarás en ella tu descanso y será tu alegría. 29 Sus grillos facilitarán tus pasos, su collar será tu vestido. 30 Su yugo será un adorno de oro, y sus cadenas, preciosas guirnaldas de púrpura violeta. 31 Será tu ornamento, tu túnica de gala; la llevarás en la frente como una diadema de fiesta.
32 Si tú quieres, hijo mío, llegarás a ser instruido; si te aplicas, se abrirá tu espíritu. 33 Si quieres escuchar, aprenderás; si pones atención, serás sabio. 34 Frecuenta la asamblea de los ancianos; si ves ahí un hombre sabio, júntate con él. 35 Escucha con gusto todo lo que se refiere a las cosas de Dios; no dejes pasar las sentencias de los sabios. 36 Si ves a un hombre realmente sensato, anda a su casa desde el amanecer, y que tus pies desgasten el umbral de su puerta.
37 Medita los preceptos del Señor, preocúpate continuamente de sus mandamientos; él te afirmará el corazón y tú recibirás esa sabiduría tan deseada.

 

 

 

 

Comentarios Sirácides, capítulo 6

 

bol1.gif Aquí viene un texto sobre la verdadera amistad. Ben Sirá invita a no ser ingenuo ni desprevenido. Uno reflexionará antes de confiarse en un amigo, pero no le faltará este «remedio de vida» que es el verdadero amigo, gracia que Dios concede «a los que lo temen». Ver también 12,8-18 y 37,1-15.

 

6,18-37: La sabiduría se logra con una vida disciplinada.

 

7,15: Ben Sirá aprecia el trabajo manual, concretamente el del campo.





Spin Palace - Spanish