Ir a contenido


Foto

Chile. ¿Cómo nos ven en el Mundo


  • Inicia sesión para responder
No hay respuestas para este Tema

#1 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.587 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 01 diciembre 2007 - 03:51

___________________________________________________

Un interesante resumen... para compararlo con lo que sabemos

___________________________________________________



CHILE (REPÚBLICA)




1. INTRODUCCIÓN

Chile (república) (nombre oficial, República de Chile), república cuyo territorio se extiende por el oeste y suroeste de Sudamérica; limita al norte con el Perú, al noreste con Bolivia, al este con Argentina y al sur y oeste con el océano Pacífico. De norte a sur tiene una longitud aproximada de 4.300 km y una anchura cuyo promedio es de 180 kilómetros.
En la costa austral de Chile se encuentra una serie de archipiélagos, desde Chiloé hasta las islas Diego Ramírez, que es el punto más meridional del continente americano, al suroeste del cabo de Hornos; entre ellos pueden destacarse el archipiélago de los Chonos, el Guayaneco y la parte occidental del Tierra del Fuego, además de otras islas como Picton, Lennox y Nueva, Navarino y Guafo. También pertenecientes a Chile, pero localizadas más al norte, son las islas de Juan Fernández, Pascua (enclavada en Oceanía), Sala y Gómez, San Félix y San Ambrosio. Todas las islas chilenas mencionadas se encuentran en el Pacífico.
El país tiene una superficie total de 756.626 km², excluida la zona antártica que reclama (Territorio Chileno Antártico). Sumados todos los territorios cuya soberanía reivindica, alcanza los 2.006.096 km2 de extensión. La capital es Santiago.
Hasta 1999, Chile mantuvo un litigio fronterizo con Argentina, fijado desde el Tratado de 1881 y referido a la zona de los Campos de Hielo Sur, que se extienden, en el lado chileno, entre las regiones de Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo y Magallanes y Antártica Chilena. Este conflicto territorial era el último que aún quedaba sin resolver de los 24 litigios bilaterales que afectaron a ambos países a lo largo del siglo XX; su resolución se produjo después de que los dos parlamentos nacionales rechazaran la denominada 'línea poligonal', que había sido acordada en 1991 por el presidente argentino, Carlos Saúl Menem, y el chileno, Patricio Aylwin; durante 1998 se procedió a la elaboración de un nuevo documento que, finalmente, fue suscrito en el mes de diciembre de ese año en Buenos Aires por los jefes de Estado de los dos países, Carlos Saúl Menem y Eduardo Frei Ruiz-Tagle, y por las asambleas legislativas de Argentina y Chile entre los meses de diciembre de 1998 y junio de 1999. Con el nuevo tratado se retomó el ancestral principio de que las altas cumbres, divisorias de aguas en la cordillera, fueran las que fijaran el límite fronterizo en este sector patagónico, de acuerdo a lo estipulado en el Tratado de Límites de 1881 y en el Protocolo de 1893.

2. TERRITORIO Y RECURSOS

Chile se encuentra ubicado en la parte occidental y meridional del continente americano. Su relieve es accidentado y montañoso, y solo alrededor del 20% de su superficie continental es llana. En el norte y centro del país se localizan las cumbres más sobresalientes, que principalmente son volcanes.

1. Regiones Fisiográficas Y Relieve

Longitudinalmente, Chile puede dividirse en tres grandes unidades del relieve: la majestuosa cordillera de los Andes al este, la cordillera de la Costa al oeste y el valle Longitudinal o depresión Intermedia, ubicada entre ambas cadenas, con predominio de formas más llanas y que decrece paulatinamente en dirección al sur desde los 1.400 m del extremo norte. Latitudinalmente se distinguen tres importantes regiones geográficas y climatológicas: la septentrional (árida), la central (mediterránea) y la meridional (templada oceánica).

En la región septentrional, la cordillera de los Andes es más ancha, con amplios macizos montañosos y numerosas cumbres que superan los 6.000 metros de altitud. Allí se sitúa el pico montañoso más elevado del país y el volcán activo de mayor altitud del mundo, el nevado Ojos del Salado (6.880 m). La depresión Intermedia está ocupada por el extenso desierto de Atacama, una de las zonas más áridas del mundo, y se encuentra interrumpida por cordones montañosos en algunos sectores, principalmente entre las regiones de Atacama y Valparaíso.

En la región central, el valle Longitudinal alcanza los 965 km de longitud y una anchura que oscila entre los 40 y los 80 km, y es la zona más poblada del país. La fértil área entre los ríos Aconcagua y Biobío constituye el corazón agrícola de Chile. Los Andes centrales son más angostos y bajos que los septentrionales; aquí se encuentran los pasos cordilleranos más importantes de los Andes y del país, entre ellos el de Los Libertadores, que comunica Chile con Argentina.

La región meridional se caracteriza por la ausencia de la depresión Intermedia, ya que esta desaparece en el mar en el seno de Reloncaví, al sur de Puerto Montt (Los Lagos). Su costa es recortada, formada por largas cadenas de islas y fracturada por numerosos fiordos. En los Andes meridionales la altitud rara vez supera los 1.830 metros.

Chile se encuentra en una zona geológicamente inestable y sufre periódicamente los efectos de la actividad sísmica y volcánica, debido a que se encuentra en el borde de dos placas tectónicas, la Americana y la de Nazca.


2. Ríos Y Lagos


Por lo general, los numerosos ríos de Chile son cortos y de escaso caudal, nacen en los Andes y fluyen en dirección oeste hacia el Pacífico. En las regiones septentrional y central tienen régimen nivoso y mixto, pues se alimentan de las nieves eternas que cubren los Andes; los del sur tienen régimen pluvial. Los ríos más importantes son, de norte a sur: Lluta, Loa, Elqui, Limarí, Choapa, Petorca, La Ligua, Aconcagua, Maipo, Rapel, Mataquito, Maule, Biobío, Valdivia, Imperial y Toltén. La cuenca hidrográfica del Loa, de 34.000 km2, es la mayor de Chile, siendo la longitud de su curso de unos 440 kilómetros. Aunque de valor limitado para la navegación, debido a sus cascadas y falta de caudal, los ríos chilenos son vitales para el regadío y la producción de energía eléctrica; el Baker posee el mayor potencial hidroeléctrico nacional del país.

La mayor parte de los grandes lagos chilenos se concentran en la vasta región lacustre del sur, perteneciente a la región de Los Lagos; entre ellos se encuentran el Llanquihue, el Ranco, el Todos los Santos y el Calafquén.

3. Clima

Debido a su gran extensión latitudinal, Chile cuenta con climas diversos. En general, en la costa las temperaturas son moderadas por la influencia del océano Pacífico.
La región septentrional es casi enteramente desértica, una de las más secas del mundo; sin embargo, las temperaturas son moderadas por la presencia de la fría corriente de Humboldt. El clima templado mediterráneo es característico de la región central: las precipitaciones suelen concentrarse en los meses de invierno (de mayo a agosto), variando desde un total anual de 375 mm en Santiago (de clima mediterráneo con estación seca prolongada) a los 12,7 mm en Antofagasta (de clima desértico costero). Los inviernos son suaves y los veranos relativamente cálidos; las temperaturas durante el mes de enero en las ciudades de Antofagasta y Santiago alcanzan un promedio de 20,6 °C y 19,5 °C, respectivamente; en el mes de julio, la temperatura en Antofagasta alcanza los 14 °C de promedio mientras que se reduce hasta los 8 °C en Santiago.
Las lluvias se incrementan en la región meridional, que se caracteriza por un clima más frío (templado y marítimo lluvioso) y con precipitaciones regulares durante todo el año, llegando a un máximo de unos 5.080 mm en las cercanías del estrecho de Magallanes. La temperatura media anual en Punta Arenas, en el extremo meridional, es de 6,5 °C. En el sur son comunes los fuertes vientos del oeste con influencia marítima. En los campos de hielo del sur del país (el Norte, con 4.400 km2, y el Sur, que cubre un área de 13.500 km2) el clima es muy frío, casi polar.
En la isla de Pascua el clima es subtropical y en las altitudes elevadas de las cordilleras es de montaña.

4. Vegetación Y Fauna

La vegetación autóctona de Chile varía según la zona climática, la latitud y el relieve. La región norteña presenta pocas variedades de vegetación (coirón, llareta, pajonales y cactáceas) y es uno de los mejores ejemplos de desierto absoluto en todo el planeta. El valle Longitudinal, más húmedo, cuenta con diversas especies de cactus, arbustos espinosos y pastizales, y con la araucaria, que produce piñones comestibles. Al sur de Valdivia se encuentran densos bosques húmedos en los que abundan el laurel, el roble, el raulí, el ñirre (una fagácea), el coihué, el ciprés, el mañío y el lingue, así como diversas especies de coníferas. Otras plantas destacadas del país son: el molle, árbol cuyos frutos se emplean como condimento; el quillay, el peumo y el radal. El extremo sur se caracteriza por una vegetación de pastos esteparios. En la zona andina más elevada destacan los matorrales de plantas espinosas (talguén, colliguay) y las champas de coirones y llaretas.

La fauna es menos diversificada que en otros países de Sudamérica debido a la barrera que ofrecen los Andes. Entre los mamíferos autóctonos merecen mencionarse la llama, la alpaca, la vicuña, el guanaco, el puma, el zorro culpeo, el huemul o ciervo de los Andes, el pudú (cérvido pequeño) y la chinchilla. Las aves son variadas, aunque están ausentes los tipos sudamericanos predominantes. Además de la trucha, que fue introducida desde América del Norte, hay pocos peces de agua dulce en los ríos y lagos chilenos, destacando únicamente el pejerrey y el salmón. Las aguas oceánicas próximas a la costa son ricas en peces, mariscos y mamíferos marinos por la influencia de la corriente fría de Humboldt.

5. Recursos Minerales

Chile es desde hace tiempo un país que explota el suelo y el subsuelo, exportando los productos obtenidos como materia prima. La gran extensión de territorio cordillerano le da unos treinta elementos mineros valiosos, pero los más importantes son: el cobre, el molibdeno, el renio, el litio y el yodo. Además, son importantes las reservas de hierro, potasio, manganeso, boro y salitre, mineral este último que le dio una gran riqueza a comienzos del siglo XX, pero cuya demanda ha disminuido debido a la aparición de productos sintéticos que lo han reemplazado.


6. Temas Medioambientales

Chile constituye un caso único, ya que abarca 39 grados de latitud y posee 83 tipos de formaciones vegetales. Entre los variados ecosistemas de este país se encuentran el desierto de Atacama y varios antiguos bosques de hayas, así como los fiordos y glaciares de la parte meridional de la cordillera de los Andes. Cerca de dos terceras partes de la población se concentran en la fértil región que rodea Santiago, por lo que esta zona sufre graves problemas medioambientales. Varios cursos fluviales están contaminados debido a las aguas residuales, y la contaminación atmosférica es un problema acuciante en las zonas urbanas, por lo que el gobierno ha puesto en marcha un complicado plan para controlar las emisiones y crear un moderno sistema de transporte público, entre los que despunta el Transantiago.

Aproximadamente el 21,5% (2005) de la superficie de Chile está ocupada por bosques. En el sur, compañías extranjeras talan los bosques naturales, sobre todo los templados, y se sustituyen los árboles autóctonos por los nuevos de extensas plantaciones, que favorecen el aumento de la superficie boscosa, pero a costa de la biodiversidad natural. La erosión del suelo es elevada y algunas zonas se están desertizando.

Chile es una de las mayores potencias pesqueras del mundo, pero las técnicas intensivas que en ocasiones se emplean han provocado ciertos problemas: la pesca de altura del salmón con red aleja a los delfines de su hábitat natural, y las piscifactorías contaminan las aguas interiores con los fosfatos y antibióticos de la comida con que se alimenta a los peces; la riqueza pesquera que aporta la corriente oceánica de Humboldt a veces se ve reemplazada por la escasez de las capturas que conlleva la corriente El Niño, y se producen catastróficos resultados en la industria pesquera.

El Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), creado en 1984, se encarga de gestionar y proteger numerosos espacios naturales: en 2004 había en Chile 31 parques nacionales, 48 reservas nacionales y 15 monumentos naturales, que cubrían el 19% de la superficie del país. Entre los parques nacionales se pueden destacar varios, como Torres del Paine, Pan de Azúcar, Tolhuaca o Las Vicuñas.

La Convención de Ramsar había incluido ya 9 humedales en su lista de enero de 2005 y, en esa misma fecha ,el programa El Hombre y la Biosfera (MAB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) tenía declaradas 7 reservas de la biosfera en Chile. Además, en 2005 se aprobó la declaración de la primera área marina protegida del país, que recibirá su nombre en homenaje al destacado escritor chileno Francisco Coloane; ubicada en la Región de Magallanes, en una zona donde se mezclan las aguas de los océanos Pacífico y Atlántico, su importancia radica en que es un corredor biológico de la ballena jorobada, hay colonias de lobos marinos y es zona de nidificación del pingüino magallánico; con unas 67 mil hectáreas, incluye porciones de agua y fondo de mar, rocas, playas y glaciares.

Chile se comprometió a proteger su vida salvaje con la firma del Convenio sobre el Hemisferio Oeste (1940). Además, ha ratificado el Protocolo Medioambiental del Antártico y el Tratado Antártico, así como diversos acuerdos internacionales sobre biodiversidad, cambio climático, especies en peligro de extinción (como la Convención CITES), vertidos accidentales, leyes del mar, vertido de residuos al mar, prohibición de pruebas nucleares, capa de ozono, protección de plantas y contaminación naval. A nivel continental, Chile se ha unido a sus países vecinos y ha firmado el Convenio para la Conservación y la Gestión de la Vicuña, y tiene zonas protegidas compartidas con Argentina y Bolivia.

3. POBLACIÓN

En comparación con otros países sudamericanos, Chile tiene una población relativamente homogénea. Los primeros colonizadores españoles se mezclaron con los indígenas, entre los que predominaban los araucanos; el mestizaje de ambos pueblos constituye más del 92% de la población. La inmigración europea no fue en Chile tan importante como en otros países de América, ya que apenas se promovió en el siglo XIX. Sin embargo, los inmigrantes alemanes han representado una importante influencia en la región de Valdivia-Puerto Montt; también Italia, Suiza, Reino Unido, Yugoslavia y Francia han hecho importantes aportaciones a la población. En la actualidad, menos del 2% de los habitantes son de origen europeo y solo el 5% es indígena, en su mayoría araucanos mapuches (algo más de 600.000 en 2002), concentrados principalmente en la zona meridional de La Araucanía y la Región Metropolitana.

1. Características De La Población

La población de Chile (según estimaciones para 2007) era de 16.284.741 habitantes, con una densidad demográfica cercana a los 22 hab/km². El 90% de la población reside en la región central. La tasa de natalidad es de 15 nacimientos por cada 1.000 habitantes. El 88% de los chilenos reside en núcleos urbanos y más de una tercera parte se concentra en la ciudad de Santiago. Las comunidades del sur y del desierto septentrional están bastante aisladas y separadas por largos espacios prácticamente deshabitados.

2. Divisiones Administrativas

Administrativamente, Chile está dividido en 13 regiones (entre ellas la Región Metropolitana de Santiago, donde está ubicada la capital), subdivididas a su vez en 51 provincias y estas en 342 comunas. Las regiones de Chile son, de norte a sur, las siguientes: Tarapacá (Región I), Antofagasta (Región II), Atacama (Región III), Coquimbo (Región IV), Valparaíso (Región V), Metropolitana de Santiago, Libertador General Bernardo O’Higgins (Región VI), Maule (Región VII), Biobío (Región VIII), La Araucanía (Región IX), Los Lagos (Región X), Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo (Región XI) y Magallanes y Antártica Chilena (Región XII).

Gracias a las modificaciones que se realizaron en la Constitución de Chile en 2005 y tras su aprobación por el Congreso Nacional en diciembre de 2006, en abril de 2007 se publicaron dos leyes para la creación de las dos nuevas regiones chilenas, las cuales serán efectivas en octubre de 2007: la XV Región de Arica y Parinacota y la XIV Región de Los Ríos.

3. Ciudades Principales

Además de Santiago, las ciudades más importantes de Chile son algunas de las que forman la conurbación santiaguina, como Puente Alto y Maipú, y las capitales regionales más pobladas: Concepción, centro agrícola e industrial, con una población (según estimaciones para 2006) de 225.158 habitantes; Valparaíso, principal puerto de mar, con 276.474 habitantes; Antofagasta, con 341.942 habitantes; Iquique, Rancagua, Talca, Temuco, Puerto Montt y Punta Arenas. Viña del Mar es un popular centro turístico, con 292.203 habitantes, y Talcahuano tiene una de las mejores radas del Pacífico sudamericano.


4. Lenguas Oficiales y Habladas

El español, en su variedad americana, es el idioma oficial de Chile, hablado prácticamente por toda la población. El uso de lenguas aborígenes es limitado.


5. Religión


Los católicos constituyen aproximadamente el 70 % de la población chilena, aunque oficialmente la Iglesia católica se separó del Estado en 1925. Alrededor del 10 % profesa la religión protestante evangélica. Los indígenas que practican sus religiones tradicionales son una pequeña minoría.


4. EDUCACIÓN Y CULTURA


En gran medida, las artes y el sistema educativo de Chile se basan en modelos europeos (Reino Unido, Francia y Alemania), aunque se ha desarrollado una tradición cultural propia que combina elementos de los diversos grupos étnicos y que fue influida por la expansión de las fronteras nacionales.

1. Educación

La educación en Chile refleja un moderno sistema, que tuvo sus orígenes a mediados del siglo XIX. En la actualidad, la educación para todos los niños y jóvenes entre 6 y 13 años es gratuita y obligatoria. El sistema escolar está administrado por el gobierno nacional a través del Ministerio de Educación. La tasa de alfabetización, que alcanza el 97%, es una de las más altas de América Latina.

Según datos de 2000, las cifras de alumnos se distribuirían de la siguiente manera: enseñanza primaria 1.798.515, enseñanza secundaria 1.391.283 y enseñanza superior 521.609. Entre las numerosas instituciones de educación superior destacan la estatal Universidad Nacional de Chile (1842), de gran prestigio en el mundo, la Universidad de Concepción (1919), la Universidad Católica de Chile (1889), la Universidad Católica de Valparaíso (1928) y diversas universidades técnicas, entre ellas, la primera Escuela de Artes y Oficios (1849), hoy Universidad de Santiago.


2. Vida Cultural


En Chile predominan dos culturas muy vivas y diferenciadas: la cosmopolita, de la solvente población urbana, y la popular, de los campesinos, que presenta una gran influencia de la cultura española, aunque con legados mapuches, y que es predominante en la música y el baile chilenos. La literatura chilena cuenta con una rica tradición y ha sido premiada con dos premios Nobel a los poetas Gabriela Mistral y Pablo Neruda. El folclore chileno ha sido estudiado y ensalzado por Oreste Plath.


3. Instituciones Culturales


Las instituciones culturales chilenas se concentran fundamentalmente en las grandes ciudades de la región central. Entre ellas merecen mencionarse el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo Histórico Nacional y el Museo Nacional de Historia Natural, todos ellos en Santiago, y el Museo de Historia Natural de Valparaíso. La mayor biblioteca del país y una de las más importantes de Sudamérica es la Biblioteca Nacional de Santiago, con un fondo de unos 6 millones de volúmenes.


5. ECONOMÍA


Desde los albores del siglo XX, la economía chilena ha estado dominada por la producción de cobre, todavía destacada a escala mundial (cuenta con casi el 35% de las reservas de ‘oro rojo’ conocidas del planeta). A partir de la década de 1940, el sector industrial se expandió rápidamente, en gran medida por iniciativas gubernamentales. En la actualidad, Chile es uno de los principales países industrializados de América Latina, así como uno de los más importantes productores de minerales. En la década de 1970 se hicieron esfuerzos por impulsar al abandonado sector agrícola y para reducir la dependencia del país de las importaciones de alimentos.
En 2005 el presupuesto nacional estimado era de 21.580 millones de dólares de ingresos y 28.138 millones de dólares de gastos. El producto interior bruto fue de 115.248 millones de dólares en 2005.


1. Agricultura Y Ganadería


Aproximadamente el 13% de la población activa chilena se dedica a la agricultura, y los productos agrícolas representan cerca del 6% del producto interior bruto (PIB). A excepción de la cría de ovejas, que predomina en el extremo sur del país, el grueso de la actividad agropecuaria se concentra en el valle Longitudinal. Desde la década de 1960, los programas de reforma agraria han conseguido incrementar el número de pequeños propietarios y la productividad ha aumentado gracias a los modernos métodos de cultivo; sin embargo, solo un 3,1% del territorio chileno se cultiva.

Los principales productos agrícolas son: trigo (1.851.940 t), papa (patata) (1.115.736 t), maíz (1.507.766 t), arroz (116.832 t), remolacha azucarera, tomate y avena. El sector frutícola es muy importante, con una producción en 2005 de 5.107.300 t, que comprende básicamente cultivos como uva, melón, manzana, durazno (melocotón), damasco (albaricoque), ciruela y cereza; el país cuenta, además, con una prestigiosa industria vitivinícola. En Tierra del Fuego y en las llanuras de la provincia de Magallanes es intensiva la cría de ganado ovino, que suponía en 2005 más de 3,4 millones de cabezas; la producción anual de lana es de 14.000 toneladas. También se crían ganado vacuno (4,2 millones), porcino (3,4 millones) y caballar (670.000).


2. Silvicultura y Pesca

Los recursos forestales son utilizados para embellecer el paisaje, proteger el suelo, limpiar el aire, obtener frutos y, lo más importante, producir madera (celulosa). Chile posee 16 millones de ha de bosque, que cubren un 22% de la superficie del país; casi un 50% se extienden por la VIII Región, y son tanto de especies autóctonas como de pino insigne, aunque y también destacan los bosques de lenga, coihué mixto, valdiviano y chilote.

En 2005 la producción de madera se elevaba a 46,1 millones de m³, dividida en maderas duras y blandas, y destinada a la fabricación de tablas, pasta de papel y papel.

Chile cuenta con uno de los sectores pesqueros más importantes de Sudamérica; con más de 6.400 km de litoral, consigue unas capturas anuales de aproximadamente 5,6 millones de toneladas. Entre las especies marinas hay que mencionar numerosos peces: el lenguado, la raya, la merluza, el congrio, el pejegallo, algunos tiburones pequeños, pejerratas, la anchoveta, la sardina, el pejerrey, el jurel,el atún y la albacora; dentro de los moluscos destacan: la cholga, el chorito, el choro zapato, la ostra, el ostión, la almeja y la almeja macha; de los crustáceos son importantes: los picorocos, los camarones, las langostas, las centollas, los cangrejos y las jaibas. Las regiones que más recursos aportan económicamente son la I Región de Tarapacá y la VIII Región del Biobío. La industria pesquera procesa en forma de harina, aceite y conservas la mayor parte de la producción.

3. Minería

Chile dispone de algunos de los mayores yacimientos de cobre conocidos y es uno de los principales exportadores mundiales de este metal (60% del mercado planetario). El Teniente es la mina subterránea de cobre más extensa del mundo, y Escondida, la de mayor producción (8% de la producción cuprífera mundial); la segunda está ubicada en el desierto de Atacama, a unos 170 km al sureste de la ciudad de Antofagasta, y es privada. El cobre es el principal producto de exportación en el ramo de minerales y metales; en 2004, suponía un 53% del volumen total. En 2004 la producción alcanzaba los 5,41 millones de toneladas.

El país también destaca por la producción de hierro, que ascendía a 4,80 millones de toneladas en 2004, de molibdeno (28% de la producción mundial en 2004 y 13% de las reservas mundiales conocidas), y de minerales no metálicos como nitratos, yodo y litio.

El petróleo y el gas natural (descubiertos en 1945) se extraen en Tierra del Fuego y en el estrecho de Magallanes, con una producción, en 2004, de 2.191.500 barriles y de 1.000 millones de m³, respectivamente.

4. Industria

El sector industrial representa casi el 47% del producto interior bruto de Chile y ocupa aproximadamente al 23% de la población activa. La industria se basa fundamentalmente en el refinado y procesamiento de los recursos minerales, agrícolas y forestales. Chile es un importante productor de acero en Sudamérica. También se refina el cobre y 3 refinerías de petróleo utilizan materia prima nacional e importada. Otras industrias importantes se centran en la producción de cemento, pasta y otros derivados del papel, productos alimentarios, textiles y confección (algodón, lana y sintéticos), tabaco, vidrio, productos químicos y azúcar. También son importantes las plantas de montaje de vehículos. El grueso de la industria nacional se concentra en torno a Santiago y Valparaíso; otro importante centro industrial es Concepción.

5. Energía

Los recursos energéticos más importantes son el petróleo y el gas natural, que aportan el 60% de la energía bruta. El segundo lugar lo ocupa la energía eléctrica, obtenida mayoritariamente a través de la transformación de la energía hidráulica, aportando un 24% de la producción.
Las centrales hidráulicas generan aproximadamente el 70% del suministro eléctrico del país. Este tipo de energía es un recurso muy abundante, especialmente en la zona austral del país, por las abundantes lluvias, la formación de lagunas glaciares y la creación de embalses, estos últimos localizados sobre todo entre las regiones del Libertador General Bernardo O’Higgins, Maule y Biobío. También en la región de Aisén existe un gran potencial hídrico. Las centrales hidroeléctricas chilenas tienen una potencia instalada de 8,5 millones de kW y, en 2003, generaban 24.175 millones de KWh. Las fuertes corrientes de los ríos que bajan desde los Andes y de otras cadenas costeras constituyen ricas fuentes de energía hidroeléctrica. Una de las centrales hidroeléctricas más destacadas es la de Antuco. La producción total de energía eléctrica fue de 45,3 miles de millones de kWh en 2003.

6. Transportes

Chile contaba en 2001 con una red vial de 79.604 km, de los cuales un 20% están pavimentados. Los ferrocarriles totalizan 2.030 km y se utilizan en su mayor parte para el transporte de minerales en el norte del país. El principal sistema norte-sur está conectado con ramales a las ciudades litorales más importantes y mediante líneas transandinas a ciudades de Argentina y Bolivia. Los puertos naturales son escasos, destacando Antofagasta, Valparaíso, San Antonio (puerto artificial) y Talcahuano. El aeropuerto internacional más importante es el situado en las cercanías de Santiago; también hay aeropuertos en Arica, Antofagasta, La Serena, Valdivia, Puerto Montt y Punta Arenas, entre otros.

7. Comunicaciones

Chile cuenta con una amplia variedad de modernos medios de comunicación. Hay en el país al menos 52 periódicos de información general; El Mercurio, La Tercera y La Nación, publicados en Santiago, tienen una considerable influencia. La televisión, introducida en 1958, está formada por una red de cadenas independientes y una estatal. En el país hay unos 5 millones de aparatos de radio, 4 millones de receptores de televisión y 211 teléfonos por cada 1.000 habitantes. En 2005 se estimaban unos 6,7 millones de usuarios de Internet.

8. Moneda y Banca

La unidad monetaria de Chile es el peso, que sustituyó al escudo en 1975 (560,10 pesos equivalían a 1 dólar estadounidense en 2005). El Banco Central de Chile, fundado en 1925, tiene el monopolio de emisión de moneda y dispone de amplios poderes para regular la política monetaria. La banca está constituida, además, por varios bancos comerciales de carácter privado y uno con carácter estatal, el Banco del Estado de Chile.

9. Comercio Exterior

En el apartado de comercio internacional cabe destacar que, en 2004, las exportaciones supusieron 30.894 millones de dólares; los metales y minerales representaron un 53% y el resto lo constituían, principalmente, frutas y verduras, carnes y pescados, pasta de madera, papel y productos químicos. En ese mismo año, las importaciones alcanzaron 22.361 millones de dólares y fueron fundamentalmente de maquinaria y equipos de transporte, verdura y carne, equipos eléctricos y productos químicos. Los principales socios comerciales de Chile en 2005 fueron Estados Unidos, Japón, China, Argentina, Corea del Sur, México, Brasil y algunos países de la Unión Europea.


6. GOBIERNO


El Estado chileno se rigió por la Constitución de 1925 hasta 1973, cuando fue suspendida en la mayoría de sus estipulaciones. En 1980, se aprobó una nueva Constitución, que sería reformada en 1989 y 2005. Ver Constitucionalismo (chileno).

1.
Poder Ejecutivo


El poder ejecutivo reside en el presidente de la República, el cual es elegido por votación popular para un mandato que fue de seis años hasta la enmienda de 2005, cuando se redujo a cuatro. El presidente, a su vez, designa un gabinete.

2.
Poder Legislativo


El poder legislativo reside en el Congreso Nacional, formado por la Cámara de Diputados (que consta de 120 miembros) y el Senado (38). Tienen derecho al voto todos los ciudadanos mayores de 18 años.

3.
Poder Judicial


La instancia judicial superior es la Corte Suprema. Ver Derecho chileno.

4.
Gobierno Regional y Local



Administrativamente, Chile está dividido en regiones, subdivididas a su vez en provincias y estas en comunas. El gobierno de cada región reside en un intendente que será de la exclusiva confianza del Presidente de la República. En cada provincia existirá una gobernación que será un órgano territorialmente desconcentrado del intendente; esta estará a cargo de un gobernador, quien será nombrado y removido libremente por el Presidente del país. La administración local de cada comuna o agrupación de comunas reside en una municipalidad, la que estará constituida por el alcalde, que es su máxima autoridad, y por el concejo.

5. Partidos Políticos

Tras el golpe de 1973, los partidos políticos fueron prohibidos, no siendo legalizados de nuevo hasta 1987. Desde entonces, existen dos grandes coaliciones electorales. En la Concertación de Partidos por la Democracia figuran el Partido Demócrata Cristiano, el Partido Radical Social Demócrata y los socialistas Partido por la Democracia y Partido Socialista. La otra gran coalición es la conservadora Alianza por Chile, integrada por la Unión Demócrata Independiente y por Renovación Nacional.

6. Salud Y Bienestar Social

Las primeras leyes de política social se promulgaron a comienzos del siglo XX, y a principios de la década de 1970 el programa de bienestar nacional chileno era uno de los más amplios del mundo. La mayoría de la población recibe tratamiento sanitario gratuito en el marco del Servicio Nacional de Salud (véase Seguridad Social). Los trabajadores deben afiliarse a instituciones privadas para percibir pensiones de jubilación, cobrar el desempleo, cubrir gastos por invalidez y otras prestaciones.

7. Defensa

En Chile es obligatorio el servicio militar, al menos durante un año para todos los varones aptos que hayan cumplido 18 años. No obstante, desde 1994, el servicio militar se basa en un modelo selectivo, de forma que solo un porcentaje de los jóvenes convocados son llamados finalmente para realizarlo.

En 2004 las Fuerzas Armadas contaban con 78.098 efectivos, divididos en 47.700 del Ejército de Tierra, 19.398 de la Armada y 11.000 de las Fuerzas Aéreas. Los gastos de defensa suponen el 3,9% del producto interior bruto.

7. HISTORIA

El primer europeo que llegó a lo que hoy es Chile fue el portugués Fernando de Magallanes, tras atravesar en 1520 el estrecho que hoy lleva su nombre; los indígenas denominaban esta región con el nombre aimara de tchili, palabra autóctona que significa ‘nieve’. En la época de la visita de Magallanes, la mayoría del territorio chileno situado al sur del río Rapel estaba dominado por los araucanos, tribu notable por su habilidad guerrera y único pueblo indígena que no sucumbió de forma inmediata a la conquista de los españoles. Las tribus que ocupaban las regiones septentrionales habían sido dominadas durante el siglo XV por los incas del Perú. En 1535, al concluir Francisco Pizarro la conquista del Perú, su lugarteniente, Diego de Almagro, encabezó una expedición terrestre hacia Chile en busca de oro. El grupo regresó inmediatamente a Cuzco sin obtener los resultados apetecidos.

1. Conquista Y Colonización Española

Pedro de Valdivia, también oficial de Pizarro, dirigió una segunda expedición al sur de Chile en 1540. A pesar de la feroz resistencia de los araucanos, Valdivia consiguió fundar varios asentamientos, entre ellos Santiago (1541), Concepción (1550) y Valdivia (1552). Sin embargo, en 1553 los araucanos organizaron un levantamiento, mataron a Valdivia y a muchos de sus seguidores, destruyendo todas las ciudades a excepción de Santiago, Concepción y La Serena. Esta rebelión, serie de hechos que recogió Alonso de Ercilla en su obra La Araucana, fue la fase inicial de una guerra que proseguiría durante casi tres siglos, conocida como la guerra de Arauco; las hostilidades continuaron de forma intermitente durante y después del periodo colonial español, y no cesaron hasta finales del siglo XIX.

En la organización colonial española, Chile fue en sus orígenes una dependencia del virreinato del Perú, y solo más tarde tuvo su propio gobierno, la Capitanía General de Chile. El país se desarrolló con lentitud porque carecía de plata u oro que atrajeran a los españoles y por la belicosidad de los araucanos; además, estaba situado muy lejos de los principales centros de colonización española en el Perú y era poco accesible. La principal ocupación era la agricultura en el valle Longitudinal, y Chile suministraba al Perú productos alimentarios, sobre todo trigo. La población urbana vivía del comercio.

2. Emancipación Nacional (1810-1823)

En 1810, Chile desarrolló un proceso similar al de otras colonias españolas que rompieron sus vínculos políticos con la metrópoli. El 18 de septiembre de ese año (hoy fiesta nacional), el Cabildo de la ciudad de Santiago delegó sus poderes en un grupo de siete personas que conformaron la primera Junta de Gobierno. Este acto fue el inicio de un proceso que culminaría con la independencia chilena de España después de más de dieciséis años, durante los cuales se mantuvo un estado de guerra intermitente con las tropas españolas enviadas desde el Perú. El 12 de febrero de 1817, las tropas realistas sufrieron una decisiva derrota en la batalla de Chacabuco a manos del Ejército patriota, apoyado por tropas argentinas (el conocido como ‘Ejército Libertador de los Andes’). Un año después, Bernardo O’Higgins, uno de los líderes revolucionarios que había conocido a Francisco de Miranda en Londres, proclamó la independencia absoluta de Chile; no obstante, las tropas realistas controlaron casi la totalidad del sur del país hasta 1818, y no fueron expulsadas completamente hasta 1826. Ver Emancipación de América Latina.

3. Organización Nacional y República Conservadora (1823-1861)

Bernardo O’Higgins, quien en 1818 había sido nombrado director supremo de Chile, gobernó el país con poderes autoritarios hasta 1823, cuando la hostilidad aristocrática contra su régimen le obligó a dimitir. Se adoptaron dos constituciones (1823 y 1828) que intentaron organizar a Chile como una república, aunque las luchas por el poder entre diversas organizaciones mantuvieron al país inmerso en conflictos políticos hasta 1830. Ese año, elementos conservadores al mando del general José Joaquín Prieto organizaron una revolución y tomaron el control del gobierno; en 1831 Prieto se convirtió en presidente, aunque el personaje fundamental del gobierno fue Diego Portales, quien ocupó diversos cargos ministeriales durante la administración de Prieto. En 1833 se adoptó una nueva Constitución que confería amplios poderes al ejecutivo. En 1851 y 1859, los grupos liberales llevaron a cabo infructuosos intentos armados para arrebatar el poder a los conservadores.

A pesar de su carácter autoritario, el gobierno del Partido Conservador promovió una política interior que contribuyó sustancialmente al desarrollo comercial, minero y agrícola de Chile; se adoptaron medidas para explotar los recursos minerales, se construyeron ferrocarriles y se promovió la inmigración; además, se sentaron las bases del sistema escolar y se crearon instituciones culturales. El principal acontecimiento en la política exterior chilena durante el periodo de predominio conservador fue la guerra que tuvo lugar en 1836 contra la Confederación Perú-boliviana.

4. Gobierno Liberal y Guerras Externas (1861-1891)

Entretanto, en el Partido Conservador se habían producido divisiones como consecuencia de las desavenencias con la Iglesia católica. A partir de 1861, su ala más progresista, en coalición con el Partido Liberal, promovió una serie de reformas constitucionales, entre las que se encontraba la prohibición de la reelección presidencial consecutiva. Además, se hicieron esfuerzos para promover el bienestar social, intensificándose asimismo el desarrollo de los recursos nacionales, en especial mediante la creación de nuevas vías ferroviarias, carreteras y un sistema postal. En 1865, Chile intervino en conflicto entre España y el Perú —conocido en la historiografía española como la guerra del Pacífico (1864-1866)—, en el cual participó por un fuerte sentimiento americanista de solidaridad con los peruanos.

Poco después, Chile comenzó a explotar los valiosísimos yacimientos de nitratos del desierto de Atacama. Ante la intención de Bolivia de embargar las instalaciones salitreras del territorio, en febrero de 1879 el gobierno chileno ordenó la entrada de sus tropas en el puerto boliviano de Antofagasta. El 5 de abril de ese año, Chile declaró la guerra al Perú y Bolivia (aliados desde el conocido como Pacto Secreto de 1873), iniciándose la guerra del Pacífico (1879-1883). Como consecuencia de su victoria en este conflicto, Chile se anexionó un amplio territorio que englobaba las actuales regiones de Antofagasta y Tarapacá. Además, Chile continuó poseyendo la administración de las ciudades de Tacna y Arica, a condición de que se celebrara un plebiscito diez años después para establecer la definitiva soberanía sobre las mismas. Aunque ambos países no llegaron a un acuerdo en cuanto a las condiciones del plebiscito, las sucesivas negociaciones culminaron en febrero de 1929 con el Tratado de Lima, volviendo Tacna al Perú y quedando Arica en manos de Chile. Ver Disputa de Tacna-Arica.

5. Guerra Civil y Catástrofes Naturales

En 1891 una parte considerable de las fuerzas políticas representadas en el Congreso organizaron una rebelión contra la administración del presidente José Manuel Balmaceda, líder del Partido Liberal. Bajo las órdenes del capitán Jorge Montt, oficial de la Armada, los rebeldes (que se autoproclamaron congresistas) se hicieron con el mando de la flota chilena y controlaron las provincias del norte. En agosto derrotaron al Ejército gubernamental durante las batallas de Concón y Placilla, en las cercanías de Valparaíso, que fue ocupada por los rebeldes al igual que Santiago, con lo que la guerra quedó virtualmente terminada. En el curso de la guerra civil se perdieron más de 10.000 vidas y fueron incalculables los daños materiales. Balmaceda se suicidó en septiembre.

Poco después de la llegada de Jorge Montt a la presidencia, Chile ingresó en un largo periodo de pacífica reconstrucción, denominado República Parlamentaria (1891-1925). Como concesión al sentimiento liberal que prevalecía en el país, Montt instituyó una serie de reformas, entre las que destacó la democratización del poder ejecutivo. Los años siguientes estuvieron marcados por la creciente participación del pueblo chileno en la política y por el aumento de la agitación política.
En agosto de 1906 un desastroso terremoto destruyó virtualmente Valparaíso y produjo graves daños en Santiago, muriendo más de 3.000 personas y quedando sin hogar otras 100.000; no obstante, las regiones asoladas fueron rápidamente reconstruidas.

6. Las Guerras Mundiales

Durante la I Guerra Mundial (1914-1918) Chile permaneció neutral. Tras el conflicto, el enfrentamiento entre liberales y conservadores aumentó. En 1920 los liberales llegaron al poder de la mano del antiguo ministro del Interior Arturo Alessandri Palma, aunque no consiguió el consenso necesario para sus propuestas de reforma. En 1924, un grupo de personalidades militares dieron un golpe de Estado con el objeto de imponer reformas liberales, derrocando a Alessandri e instaurando una Junta Militar. Esta fue a su vez derrocada en 1925 por otro golpe militar. Tras este acontecimiento se aprobó una nueva Constitución que reformó el sistema electoral, recortando los poderes del Congreso y estableciendo la separación entre la Iglesia y el Estado. Alessandri ocupó de nuevo la presidencia en 1925, pero su mandato duró menos de un año. Durante el mandato de Emiliano Figueroa Larraín la autoridad estuvo en realidad en manos de un oficial del ejército, Carlos Ibáñez del Campo, quien ocupó la presidencia desde 1927 hasta 1931. Tras varios golpes y cambios de administración, Alessandri fue reelegido en 1932 y consiguió terminar su mandato en 1938.

En las elecciones de ese año fue elegido presidente Pedro Aguirre Cerda, del Partido Radical, al frente de una coalición de grupos democráticos unidos en el Frente Popular. Su ambicioso programa de reformas fue interrumpido en 1939 por un devastador terremoto que se cobró unas 30.000 víctimas. Esta coalición liberal volvió a ganar en 1942, esta vez llevando como candidato al radical Juan Antonio Ríos Morales, quien maniobró con pericia la nave del Estado en medio de la tormenta política generada por el enfrentamiento entre los partidarios de los aliados y los de los nazis durante la II Guerra Mundial (1939-1945). Ríos condujo al país a una posición favorable a los aliados, declarando la guerra al Eje en 1944. Durante el conflicto, el Partido Comunista surgió como una de las organizaciones políticas más poderosas de Chile. El país fue miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945.

7. Los Gobiernos De La Posguerra (1946-1970)

En 1946 ganó las elecciones Gabriel González Videla, líder del Partido Radical, apoyado por una coalición de izquierda cuyos principales componentes eran su propia agrupación y el Partido Comunista. Videla nombró a tres comunistas para ocupar carteras ministeriales, pero la coalición consiguió mantenerse apenas seis meses, ya que los ministros comunistas, con frecuencia enfrentados con los demás miembros del gabinete, fueron destituidos en abril de 1947. Hacia finales del mismo año, Chile rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética. En 1948 centenares de comunistas fueron encarcelados en virtud de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, que proscribió al Partido Comunista (véase Comunismo). Poco después fue sofocada una rebelión militar encabezada por el antiguo presidente Ibáñez. Durante los años siguientes fueron frecuentes las manifestaciones sociales y sindicales. En 1951 se produjeron huelgas en casi todos los sectores de la economía.

Al año siguiente, la reacción popular contra los partidos tradicionales tuvo como consecuencia la elección del general independiente Carlos Ibáñez, quien restauró el orden en cierta medida, aunque no pudo solucionar los problemas económicos y sociales. En 1958 asumió la presidencia Jorge Alessandri, antiguo senador e hijo de Arturo Alessandri Palma, a la cabeza de una coalición de conservadores, radicales y liberales, con una plataforma que favorecía la libre empresa y la promoción de la inversión extranjera. En respuesta a la fuerte oposición del nuevamente legalizado Partido Comunista y de la recientemente creada Democracia Cristiana, Alessandri propuso un plan de diez años que establecía reformas fiscales, proyectos de infraestructura y la reforma agraria. En 1964 rompió relaciones diplomáticas con Cuba, aunque restableció los vínculos con la Unión Soviética. En 1960, un maremoto y un terremoto sacudieron al país provocando enormes daños y miles de muertos, especialmente en la zona de Valdivia.
En las elecciones presidenciales de 1964, el antiguo senador Eduardo Frei Montalva, candidato de la centrista Democracia Cristiana, derrotó a una coalición de izquierdas. Las importantes reformas de Frei, como la nacionalización parcial del sector del cobre (la denominada “chilenización del cobre”), provocaron la insatisfacción de algunos sectores de la derecha, lo que desembocó en una violenta oposición política.

8. El Gobierno De Allende

Al aproximarse las elecciones presidenciales de 1970, la oposición de izquierda se coaligó en la Unidad Popular. Nombró candidato a Salvador Allende, quien en su campaña presentó un programa que prometía la nacionalización total de todas las industrias básicas, de la banca y de las comunicaciones. En las urnas obtuvo el apoyo del 37% de los votantes, por lo que, al no haber logrado una mayoría absoluta, el Congreso tuvo que pronunciarse y respaldó a Allende frente a su opositor de derecha, el anterior presidente Alessandri (en Chile, la elección presidencial no es directa y es el Congreso el que designa al mandatario). Allende se convirtió en el primer presidente elegido con un programa socialista en un país no comunista de Occidente.

Una vez asumido el cargo, Allende comenzó rápidamente a cumplir sus promesas electorales, orientando al país hacia el socialismo (con su popular lema “vía chilena al socialismo”. Se instituyó el control estatal de la economía, se nacionalizaron los recursos mineros, los bancos extranjeros y las empresas monopolistas (véase Monopolio), y se aceleró la reforma agraria. Además, Allende lanzó un plan de redistribución de ingresos, aumentó los salarios e impuso un control sobre los precios. La oposición a su programa político fue muy vigorosa desde el principio y hacia 1972 se había producido una grave crisis económica y una fuerte polarización de la ciudadanía. La situación empeoró aún más en 1973, cuando el brutal incremento de los precios, la escasez de alimentos (provocada por el recorte de los créditos externos), las huelgas y la violencia llevaron al país a una gran inestabilidad política. Esta crisis se agravó por la injerencia de Estados Unidos, que colaboró activamente por desgastar al régimen de Allende. El 11 de septiembre de 1973 los militares tomaron el poder mediante un golpe de Estado, pereciendo Allende en la defensa del palacio presidencial. (La opinión generalizada es que Allende se suicidó durante el asalto al palacio de la Moneda).

9. El Régimen De Pinochet

A partir de ese momento, se estableció una Junta Militar encabezada por el general Augusto Pinochet Ugarte que suspendió inmediatamente la Constitución, disolvió el Congreso, impuso una estricta censura y prohibió todos los partidos políticos. Asimismo, lanzó una fuerte campaña represiva contra los elementos izquierdistas del país: miles de personas fueron arrestadas y centenares de ellas ejecutadas o torturadas; muchos chilenos se exiliaron, mientras que otros pasaron largos años en prisión o se dieron por desaparecidos.

Durante los años siguientes, la Junta Militar gobernó al país con gran rigor, aunque hacia finales de la década pudo apreciarse una cierta apertura. En 1978 se levantó el estado de sitio (aunque siguió en vigor el estado de emergencia) e ingresaron más civiles en el gabinete. Sin embargo, Chile siguió siendo esencialmente un Estado policial. Una nueva Constitución, la de 1980, sometida a referéndum el día del séptimo aniversario del golpe militar, legalizó el régimen hasta 1989; Pinochet inició en marzo de 1981 un nuevo periodo de gobierno, ahora como presidente, con una duración de ocho años.

En el ámbito económico, el gobierno de Pinochet aplicó medidas de austeridad que provocaron el recorte de la inflación y una mayor producción entre 1977 y 1981. No obstante, a partir de 1982, la recesión mundial y la caída de los precios del cobre provocaron un retroceso de la economía chilena. En 1983 se produjeron amplias protestas contra el gobierno, seguidas de una serie de atentados en las grandes ciudades. El aumento de la tensión popular y el progresivo deterioro de la economía llevaron a Pinochet a reinstaurar el estado de sitio en noviembre de 1984. A finales de ese mes, se firmó un tratado con Argentina, en el que se ratificaba la soberanía chilena sobre tres islas del canal de Beagle (Picton, Nueva y Lennox). En septiembre de 1986, tras un fallido intento de atentar contra la vida de Pinochet, se desarrolló por parte del gobierno una nueva campaña represiva.

10. El Restablecimiento Del Poder Civil

En agosto de 1988 se levantó finalmente el estado de emergencia y dos meses después se permitió a los chilenos organizar un plebiscito sobre si debía o no prorrogarse hasta 1997 el mandato de Pinochet, que terminaba en marzo de 1989. A pesar de que casi el 55% del electorado votó por el “no”, el mandato de Pinochet se prorrogó automáticamente hasta marzo de 1990, a la espera de la celebración de las elecciones presidenciales y legislativas. En diciembre de 1989, durante los primeros comicios presidenciales en 19 años, los votantes eligieron por mayoría al candidato demócrata cristiano Patricio Aylwin, quien dio inicio al proceso de transición a la democracia, promovió una serie de reformas económicas y nombró una comisión para investigar las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Pinochet. Las reformas económicas iniciadas por Aylwin permitieron que más de un millón de chilenos salieran de la pobreza. En las elecciones presidenciales de 1993, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, hijo del antiguo presidente Eduardo Frei Montalva, resultó triunfador.

En 1994 Chile solicitó su entrada en el Cooperación Económica para Asia y el Pacífico (CEAP) y en el Tratado de Libre Comercio Norteamericano (TLC). En 1996, se firmó el Acuerdo de Complementación Económica Mercosur-Chile.

En las elecciones legislativas de diciembre de 1997, la Concertación de Partidos por la Democracia (integrada por la Democracia Cristiana, el Partido Socialista, el Partido por la Democracia y el Partido Radical Social Demócrata) alcanzó la mayoría en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, y a diferencia de las elecciones de 1993, la derechista Unión por Chile consiguió aumentar sus escaños. En el Senado se consolidó también el bloque de derechas, lo que impedirá llevar a cabo reformas democráticas en la Constitución de 1980, aprobada durante la dictadura.
Un mes después, en medio de duras críticas y acusaciones contra Augusto Pinochet, senador vitalicio a partir de marzo de 1998, el presidente Eduardo Frei destituyó a su ministro de Defensa, Edmundo Pérez Yoma, por mantener una postura demasiado afín a los círculos políticos y militares que respaldaban al ex dictador.

A partir de octubre de 1998, con motivo de la detención de Pinochet en Londres —adonde había acudido a someterse a una operación quirúrgica en una clínica privada—, la clase política y la sociedad chilena se dividieron, una vez más, en torno a la figura del militar y político: mientras que las Fuerzas Armadas, el gobierno de la Concertación, los partidos de la derecha y buena parte de la ciudadanía cerraban filas en torno al senador, los partidos de izquierda, las víctimas de la represión durante su mandato y los ciudadanos contrarios a la presencia del ex dictador en la vida política del país respaldaban la actuación del juez de la Audiencia Nacional española, Baltasar Garzón. Este había dictado el auto por el que se ordenaba la prisión provisional e incondicional para Pinochet, con la finalidad de extraditarlo a España, donde sería juzgado por los delitos de genocidio y terrorismo de los que era acusado.

Los pasos dados en España y en el Reino Unido —en noviembre de ese año, Garzón dictó un nuevo auto solicitando al gobierno español la extradición de Pinochet, mientras que la Cámara de los Lores británica dictaminó, en marzo de 1999, que el ex dictador carecía de inmunidad, pese a su condición de ex jefe de Estado y de su actual cargo de senador, por lo que podía ser extraditado a España, si bien solo sería juzgado por los crímenes cometidos a partir de 1988, fecha en la que el Reino Unido se convirtió en país signatario de la Convención Internacional contra la Tortura— provocaron un serio deterioro en las relaciones entre ambos países y Chile.
El socialista Ricardo Lagos se convirtió en enero de 1999 en el candidato de la alianza establecida por el Partido por la Democracia (PPD), escindido del Partido Socialista en 1987, el Partido Radical Social Demócrata y el Partido Socialista, y consiguió la victoria en las elecciones primarias celebradas en mayo de ese año para designar al candidato presidencial que presentó la Concertación siete meses más tarde.

El 13 de noviembre de 1999, Frei Ruiz-Tagle firmó con el presidente peruano, Alberto Fujimori, la llamada Acta de Ejecución del Tratado Limítrofe de 1929, con lo que se puso definitivo punto y final a la denominada disputa de Tacna-Arica.

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales, que tuvo lugar el 12 de diciembre, Lagos logró una mínima diferencia de votos frente al candidato derechista Joaquín Lavín (presentado al frente de la derechista Alianza por Chile) que llevó a la celebración de una segunda vuelta el 16 de enero de 2000. Ese último día, Lagos logró el 51,32% de los votos emitidos, en tanto que Lavín obtuvo tan solo el 48,68%, por lo que aquél se convirtió en presidente electo y el 11 de marzo de ese año sucedió a Frei Ruiz-Tagle en la presidencia de la República.
De otra parte, en lo relativo al asunto judicial de Pinochet, el ministro británico de Interior, Jack Straw, decidió el 11 de enero de 2000 que aquél no se encontraba en condiciones físicas de someterse a juicio debido a su enfermedad y, por tanto, debía ser liberado. Straw ratificó la suspensión del procedimiento judicial el 2 de marzo de ese año, denegando así la extradición a España del ex general, quien regresó en libertad al día siguiente a Chile, tras haber pasado más de 500 días detenido en Londres.

En las elecciones legislativas del 16 de diciembre de 2001 se produjo un retroceso de la coalición gobernante. No obstante, la Concertación consiguió 63 escaños en la Cámara de Diputados (24 aportados por el Partido Demócrata Cristiano, 21 por el Partido por la Democracia, 12 por el Partido Socialista y 6 por el Partido Radical Social Demócrata), mientras que la Alianza por Chile logró 57 (33 de la Unión Demócrata Independiente, que se convirtió en la formación más representada en la cámara baja, y 24 de Renovación Nacional). En el Senado (que renovó 18 de sus 48 miembros) la Concertación mantuvo 20 representantes y la Alianza pasó a disponer de 18.
Durante el mandato de Lagos, las relaciones entre el poder civil y las instituciones militares se normalizaron, hasta el punto de que, en 2002, la socialista Michelle Bachelet fue nombrada ministra de Defensa Nacional. En cuanto a la política exterior, se produjo, de un lado, el acercamiento chileno a la Unión Europea (UE), plasmado en mayo de 2000, cuando el presidente suscribió un protocolo de acuerdo entre su país y dicha entidad supranacional europea; y, de otro, ya en diciembre de 2002, la firma con Estados Unidos de un tratado de libre comercio de amplio alcance, luego de un proceso de negociación de doce años.

En 2004, se promulgó una ley de matrimonio civil que sustituía a la que llevaba vigente 120 años y que incorporaba, por vez primera, la posibilidad de divorcio. En octubre de ese año, el gobierno de Lagos logró que la oposición derechista de la Alianza por Chile se sumara al propósito de una importante reforma constitucional. Esta, finalmente integrada por 58 enmiendas y aprobada por el Congreso Nacional en agosto de 2005, puso término a buena parte de las disposiciones que restringían el poder civil. Entre los puntos más destacados de la reforma pueden señalarse la derogación de la figura de los senadores designados y vitalicios; el restablecimiento de la facultad presidencial para destituir a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas; la modificación de funciones y composición del Consejo de Seguridad Nacional; y la reducción del mandato presidencial de seis a cuatro años.

El 11 de diciembre de ese año 2005, se celebraron elecciones legislativas y presidenciales. En las primeras, la Concertación consiguió 65 escaños en la Cámara de Diputados, en tanto que la Alianza por Chile obtuvo 54. Por lo que respecta a las segundas, las dos candidaturas más respaldadas en las urnas fueron las de Bachelet, aspirante a la jefatura del Estado por la Concertación (obtuvo el 46% de los votos) y Sebastián Piñera (25,4%), por Renovación Nacional. Ambos concurrieron el 15 de enero de 2006 a una segunda vuelta, en la que se impuso (con el 53,5% de los sufragios) Bachelet, quien se convirtió, el siguiente 11 de marzo, en la primera mujer que accedía a la presidencia chilena. Poco después de su acceso al poder, la nueva presidenta anunció que en sus primeros 100 días de gobierno promovería un paquete de 36 medidas entre las que destacaban las respectivas reformas del sistema electoral binominal y del sistema de pensiones y de salud. Las primeras dificultades que tuvo que afrontar el nuevo ejecutivo derivaron de las movilizaciones estudiantiles desarrolladas en mayo y junio de ese año 2006 para reclamar la reforma del sistema educativo.
________________________________________

La Araucana


Esta ilustración corresponde a la edición completa de La Araucana, impresa en Barcelona en 1592. Considerada la epopeya más famosa del renacimiento, es obra del poeta y conquistador español Alonso de Ercilla (1533-1594), quien participó en las luchas por la conquista de Chile (virreinato del Perú). Quedó tan impresionado por el valor de los araucanos que las figuras de los caudillos Caupolicán y Lautaro adquieren en su poema una dimensión heroica extraordinaria. Ercilla siguió el modelo de la épica culta en octavas reales de La Jerusalén conquistada de Lope de Vega, aunque superó a éste en imaginación y retratos coloristas. Fragmento de La Araucana leído por un actor.


http://es.encarta.ms...a_Araucana.html

(p) 1997 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos./Archivo Fotografico Oronoz

____________________________________________

[b]Como citar este artículo:
"Chile (república)," Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2007
http://es.encarta.msn.com © 1997-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
© 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.[/b]


______________________________________________

Mas fotos no subo por el espacio, en el mundo igual las ven por Encarta y los chilenos las conocemos...a lo mejor mas adelante... con suerte el link de La Araucana les puede abrir
______________________________________________




Spin Palace - Spanish