Ir a contenido


GRANDMASTERSEXY

Registrado: 29 ene 2006
OFFLINE Última actividad: oct 25 2009 07:35
*****

Temas que he empezado

sentimiento o razon?

06 julio 2009 - 02:41

que prefieren o que elegirian sentimiento o razon?

claro que dire sentimientos..porque una persona sin sentimientos no puede vivir..eso creo...

pero sin razon??

Nietzsche y el cristianismo

06 julio 2009 - 02:40

Bueno, leyendo al señor Federico ("El Anticristo"), menciona que el cristianismo es lo peor de todo, ya que él dice que solamente las personas fuertes merecen vivir, y que en el cristianismo se enseña a ayudar al pobre, osea, al débil,y pone al hombre rico, al superior por decir de alguna manera, como un demonio, como si el avanzar-crecer-progresar fuese algo diabólico. Habla muy mal de la compasión, diciendo que debilita a los hombres. En sí pone en manifiesto cuanto odia al cristianismo diciendo que no permite a los hombres avanzar.
¿Ustedes que opinan?

VIVO EN UNA ESTRELLA

11 junio 2009 - 12:48

Vivo en una estrella
radiante de luz,
no lloren mi ausencia
estoy con Jesús.

Cuando llegué al cielo
cuando vi su faz,
mi alma dichosa
se colmó de paz.

El Dios de los cielos
sanó toda herida,
me tendió su mano
y encontré la vida.

Un coro de Ángeles
y la Virgen María
me vino a encontrar,
¿qué más quieren hijos?
¡Dejen de llorar!

Yo desde mi estrella
los puedo mirar,
denme una sonrisa
para descansar.

Piensen que los amo,
búsquenme en la flor,
en la nueva brisa,
¡en lo que es el Amor!

Que estoy presente
como lo está el sol,
yo sigo latiendo
en su corazón...


UN CORAZÓN PERFECTO

11 junio 2009 - 12:47

Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca.

Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en el ni máculas ni rasguños.

Si, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aun, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.

De pronto un anciano se acercó y dijo: "¿Porqué dices eso?, ¡si tu corazón no es ni tan aproximadamente hermoso como el mío!"

Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, este estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y estos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor. Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió -¨¿cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?", pensaron...

El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. "Debes estar bromeando," dijo. "Compara tu corazón con el mío..." "El mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor."

"Es cierto," dijo el anciano, "tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo... Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto.

Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido… Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos – dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día tal vez regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón… “¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?"

El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció.

El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior. Aquí te envío un pedacito de corazón...


TUS LÁGRIMAS

11 junio 2009 - 12:46

Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano:
Su hijo había muerto.

Desde la muerte y durante años no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que amanecía.

Una noche, mientras dormía se le apareció un ángel y le dijo:
¡¡¡Basta ya de llorar!!!

¡¡¡Es que no puedo soportar la idea de no verlo nunca más!!!

El ángel le respondió:
¿Lo quieres ver?.

El hombre lógicamente responde afirmativamente.

Entonces el ángel lo agarró de la mano y lo subió al cielo. Ahora lo vas a ver, quédate acá.

Por una acera enorme empiezan a pasar un montón de niños, vestidos como angelitos, con alitas blancas y una vela encendida entre las manos.

El hombre dice: ¿Quiénes son?

Y el ángel le responde:
Éstos son los niños que han muerto en estos años y todos los días hacen este paseo con nosotros, porque son puros.

¿Mi hijo está entre ellos?

Sí, ahora lo vas a ver.

Y pasan cientos y cientos de niños.

Ahí viene, le avisa el ángel.

El hombre lo ve. ¡Radiante!, como lo recordaba. Pero hay algo que lo conmueve: entre todos es el único niño que tiene la vela apagada, y él siente una enorme pena y una terrible congoja por su hijo.

En ese momento el niño lo ve, viene corriendo y se abraza a él.

El padre abraza a su hijo con fuerza y le dice:
Hijo, ¿por qué tu vela no tiene luz? ¿no encienden tu vela como a los demás?. Sí papá, cada mañana encienden mi vela igual que la de los demás niños. Pero, ¿sabes qué pasa papá?
¡¡¡Cada noche tus lágrimas apagan la mía!!!


Spin Palace - Spanish