JoniJnm.es
Portada Actualidad Programa de Fertilidad del Hospital San Fernando: trayendo felicidad a las parejas de la Región

Programa de Fertilidad del Hospital San Fernando: trayendo felicidad a las parejas de la Región

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
 ·       El establecimiento colchagüino es el único de la Región que, desde el año 2014, realiza tratamientos de fertilidad de baja complejidad.

 

- Un primero de julio del año 2014 el Hospital San Juan de Dios de San Fernando dio el vamos al Programa de Fertilidad, que tiene como objetivo brindar apoyo a parejas infértiles con tratamientos de baja complejidad. Hoy, a casi diez años desde su puesta en marcha, muchas han sido las parejas que han recibido este importante beneficio en salud.

 

En la actualidad, su encargado es el Dr. Danny Mendoza García, médico ginecólogo con subespecialidad en medicina reproductiva, quien sostuvo que el programa aún es único en la región, siendo Hospital San Fernando el centro de referencia en la red asistencial, por tanto, reciben pacientes de las 33 comunas de O’Higgins.

 

¿Cuáles son los requisitos para optar al programa de fertilidad en el área pública de FONASA?, según el facultativo, “primero que todo, enfatizar que está dirigido a parejas que están conformadas por un hombre y una mujer, que no hayan tenido embarazos anteriores, o con episodios de embarazos previos ya sea que hayan terminado en aborto, embarazos ectópicos, o en partos normales, con otras parejas o entre ellos. La edad de la mujer es fundamental, ya que después de los 37 años su reserva ovárica disminuye, tanto en la cantidad de folículos como en su calidad y pueden tener embarazos con algún problema cromosómico -donde el más conocido es el Síndrome de Down- e incluso más complejos, especialmente aquellas pacientes que pasan los 40 años. También solicitamos que las parejas tengan un estudio completo de su estado de salud, para conocer si tienen enfermedades de base como diabetes con insulina-dependencia, sobrepeso, tiroides, etc., donde les pedimos un chequeo previo en su CESFAM u hospital de cabecera. Con esto, agilizamos la evaluación para el posterior tratamiento de fertilidad, lo que va de la mano de mejores resultados reproductivos”.

 

En ese sentido, el doctor Mendoza enfatizó que “existen dos tipos de tratamiento de reproducción asistida: el de baja y alta, para el segundo, se usa el procedimiento de fertilización in vitro que se hace en el IDIMI, que es el Instituto de Investigaciones Materno Infantil ubicado en el Hospital San Borja Arriarán de Santiago, centro de referencia nacional para los tratamientos de alta complejidad de FONASA. En tanto, el de baja complejidad lo realizamos nosotros en este centro asistencial para nuestra región. Una vez evaluada la pareja y si está dentro de los requisitos, lo primero que solicitamos es una ecografía transvaginal basal y complementarlos con los exámenes que faltasen, para posteriormente hacer una inducción de ovulación que puede ser con medicamentos por vía oral o subcutánea, que en ambos casos lo tenemos en el hospital. Luego, vamos viendo el desarrollo de los folículos que tarda entre 8 a 10 días, y se coloca una segunda hormona para madurar el material enzimático de estos ovocitos. Al día siguiente se hace una inseminación intrauterina o coito dirigido, en que el varón emite una muestra de semen, donde se separan los espermatozoides más rápidos, lo que se transfieren al útero vía catéter o incluso, le pedimos a la pareja que tenga relaciones en caso que el tratamiento se realice un fin de semana, así aprovechan los días sábado y domingo para hacer actividad sexual dirigida”.

 

Eso sí, el profesional de la salud sostuvo que “las tasas de éxito en los tratamientos de baja complejidad no son muy altas, generalmente en torno al 18% y va de la mano con la edad, la reserva ovárica y otros factores de infertilidad que pueda haber tanto femenino como masculino. Si no se logra en un primer ciclo, se intenta hasta en un cuarto en que, de no existir embarazo, se deriva al IDIMI (esto evaluado caso a caso). Si la paciente logra el embarazo, se le practican controles ecográficos además de exámenes de laboratorio, para posteriormente continuar su proceso en su CESFAM y/u hospital de cabecera, además de la unidad de alto riesgo obstétrico”.

 

Tal como en 2014, se mantiene el mismo equipo de profesionales en el programa: el Dr. Patricio Onetto (hoy subdirector médico) y la matrona Rebeca González (hoy subdirectora de matronería), ahora a cargo del doctor Danny Mendoza.

 

“Desde que la pareja ingresa al programa, se le realiza el seguimiento desde el día 1, de forma rutinaria, todos los días. Debemos dividirnos las tareas con el equipo de trabajo. El ciclo termina cuando la paciente se embaraza o se deriva a IDIMI, pero de igual forma, tenemos contacto con ella hasta el día de su parto”, agregó el especialista.

 

Una paciente agradecida del programa

Stephanie Sandoval Peralta es una joven paciente oriunda del sector Peor es Nada de la comuna de Chimbarongo, quien junto a su pareja Ariel Peñaloza Álvarez fueron parte del programa de Fertilidad del Hospital San Fernando, donde hace algunas semanas, nació su hijo Raimundo.

 

Respecto a cómo fue el proceso, la joven chimbaronguina comentó que “yo me controlaba en el hospital local, estuve más de un año sin poder quedar embarazada. Desde ahí me derivaron al Hospital de San Fernando donde inicié mi tratamiento en el programa de Fertilidad. Fue una gestión muy rápida, porque yo estaba dentro de los límites de los requisitos. Siempre recibí un trato ameno y cordial de parte de todo el equipo, de los doctores Mendoza y Onetto y de la matrona Rebeca González”.

 

La joven madre agregó que “durante el tiempo que estuvimos en el tratamiento fue doloroso, pero a la vez esperanzador, siempre con el propósito de lograr lo que queríamos con mi pareja que era tener un bebé. Y estoy muy contenta porque funcionó, el programa realmente es bueno, ya que recibimos apoyo en todos los sentidos. Solo queda disfrutar y seguir siendo feliz, ahora con Raimundo a nuestro lado”. El doctor Mendoza, quien acompañó a la joven pareja posterior al nacimiento de su hijo, sostuvo que “como equipo siempre nos pone contento cuando los resultados están a la vista. Por tanto, solo queda felicitar a los jóvenes padres”.

 

Por último, el especialista manifestó que “como programa, estamos proyectando hacer una charla a nivel regional, para afinar detalles sobre cuándo y cómo derivar a los pacientes al programa, convocando a la mayor cantidad de centros de atención primaria y hospitales de la red para hablar en el mismo idioma”. Si una pareja lee esta noticia y desea consultar sobre el programa de fertilidad, si es de San Fernando puede hacerlo en su CESFAM, y si es de cualquiera de las 32 comunas restantes, en su hospital o centro de atención primaria, donde analizarán la pertinencia para iniciar las gestiones y derivarlo al Hospital San Fernando. “Siempre deben asistir en pareja y con sus controles de salud al día”, finalizó el doctor. 

 

Horóscopo



Aries
 

Tauro
 

Géminis
 

Cáncer
 

Leo
 

Virgo
 

Libra
 

Escorpión
 

Sagitario
 

Capricornio
 

Acuario
 

Piscis
 

Usuarios Online

Tenemos 649 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl

Guía Regional

Guía Turística:
Alojamientos    Pubs/Discoteque  Restaurantes   Viñas

Guía Profesional:
Asesorias    Contadores