PDI Y LA INVESTIGACIÓN DE LOS MONUMENTOS NACIONALES

Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
 La labor de la PDI en esta área se centra en los delitos tipificados en la ley Nº 17.288 de Monumentos Nacionales, la cual permite realizar investigaciones criminalísticas por ventas, tenencias y tráfico ilegal de piezas arqueológicas, paleontológicas, históricas y daño a construcciones de las mismas características.
Un monumento nacional es el elemento, la construcción o el lugar que representa un gran valor histórico, patrimonial o arquitectónico para un país o una comunidad, y que es protegido por leyes de ese país o comunidad. En el caso de Chile, está la Ley 17.288 de Monumentos Nacionales. 
En Chile, la protección oficial del patrimonio comienza durante 1925, a partir de  la primera Ley sobre Monumentos Nacionales que, en un principio, solo consideró al patrimonio histórico, arqueológico y monumental (edificios monumentales). Posteriormente en el año 1970, se modifica la legislación Ley 17.288 y se incorpora la declaratoria de zonas, sitios, localidades, barrios o poblaciones, de manera de cautelar el patrimonio urbano (áreas rurales también) en una mirada de conjunto y territorio.  
De esta forma, el Consejo de Monumentos Nacionales, organismo técnico del Estado dependiente del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, tiene por función identificar y proteger el patrimonio nacional, y la supervisión de sus intervenciones, aunque sin recursos asociados. Realiza su labor en el marco de la Ley N° 17.288 de Monumentos Nacionales del año 1970 y del Reglamento sobre Excavaciones y Prospecciones Arqueológicas, Antropológicas y Paleontológicas dictado mediante Decreto Supremo N° 484 de 1970. 
En esta ley se establecen las siguientes categorías de protección:
– Monumento Histórico
– Zona Típica y Pintoresca
– Santuarios de la Naturaleza (hoy en proceso de traspaso al Ministerio de Medio Ambiente),
– Sitios Arqueológicos 
– Monumentos Públicos.
 
Para enfrentar este tipo de delitos, la Policía de Investigaciones cuenta desde el año 2002, con Brigadas Investigadoras de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural. A nivel nacional cuenta con 07 unidades. 
Por lo anterior, si están en presencia de este tipo de delitos, se recomienda realizar el llamado a denunciar en las Brigadas Investigadoras de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural de las regiones del país. En el caso que las regiones no cuenten con Bidema, la denuncia puede ser recepcionada en cualquier unidad policial del país.