Portada

En el Mes de Corazón: Hospital de Pichilemu llama a fortalecer medidas protectoras de la salud cardiovascular

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
 • Profesionales destacaron la importancia de mantener los tratamientos de los pacientes crónicos y cambiar hábitos y conductas que afectan nuestra salud, además de estar atentos ante las señales de infarto o accidentes cerebrovasculares.
 
Bajo el lema “En Tiempos de Pandemia No descuides tu Corazón” se ha estado conmemorando durante agosto el Mes del Corazón, pero de una forma diferente dado que el coronavirus ha modificado muchas de las actividades habituales. En el caso del Hospital de Pichilemu se realizó un programa radial con el objeto de informar a la comunidad respecto de las conductas que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y de los síntomas que pueden indicar la existencia de un infarto o un Accidente Cerebro Vascular (ACV), donde incluso se dieron premios a los oyentes que respondían adecuadamente las preguntas al término de la entrevista.
La encargada del programa Cardiovascular, Paz Muñoz, junto a la nutricionista Valeria García destacaron la importancia de poder comunicarse con los habitantes de Pichilemu y sus alrededores, a través del medio radial, producto de que con la pandemia no se están realizando atenciones presenciales y tampoco se pueden efectuar actividades masivas como se hacía otros años.
En ese sentido, la enfermera Paz Muñoz destacó que en Chile un 84% de las muertes son producto de infartos y ACV “y si bien hay factores de riesgo que no podemos modificar como son nuestra edad o historia familiar, hay otros que son conductuales y que sí podemos cambiar, lo que de acuerdo a la OMS permitiría prevenir más del 80% de las enfermedades cardiovasculares”.
Estos factores de riesgo que si se pueden modificar son por ejemplo el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo de alcohol o tener una dieta que no sea saludable y además hay factores que además son considerados protectores, “como un estilo de vida saludable, una buena dieta, mantener un peso normal, realizar actividad física a diario y comer productos bajos en sodio”, entre otros, explicó la encargada del programa.
“Hay también determinantes sociales que impactan sobre la salud -manifestó Paz Muñoz- por ejemplo, vamos a tener mayor posibilidad de enfermarnos en un área urbana que en un área rural, o si tenemos menor nivel educacional mayor va a ser el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular y, sobre todo en estos tiempos de pandemia, los ingresos económicos nos afectan porque existe un mayor riesgo de enfermar o de padecer una descompensación si por ejemplo no tengo empleo o tengo un menor ingreso económico”.
Por su parte, la nutricionista Valeria García destacó la importancia de que los pacientes mantengan una buena adherencia de sus tratamientos farmacológicos “porque como no tenemos controles presenciales, algunos pacientes cambian sus dosis o suspenden medicamentos porque se sienten mejor o peor y eso no lo pueden hacer porque sólo debe hacerlo el profesional médico”.
Asimismo, enfatizó que parte importante del tratamiento de las enfermedades crónicas es mantener una buena alimentación y mantenerse activos físicamente “debemos tratar de mantener una buena alimentación, aunque tengamos menos recursos, ojala aumentar la cantidad de frutas y verduras de consumo diario y también las legumbres que es un alimento muy completo, más barato que la carne y satisface muchos de nuestros requerimientos diarios (ojala tres veces en la semana), preferir carnes blancas y lo ideal sería el pescado que nos aporta omega 3, que es un factor protector en las enfermedades cardiovasculares y ojalá no enlatados porque tienen mayor contenido de sodio”.
Valeria García agregó que “como hospital y programa cardiovascular estamos realizando llamados telefónicos de forma diaria a todos nuestros pacientes crónicos, por parte de médicos, enfermeras nutricionistas y tens, donde el mismo control presencial lo hacemos de forma telefónica preguntando por los síntomas, cómo han estado sus pies en los pacientes diabéticos, cómo está la alimentación o el nivel de actividad física, la comunidad debe saber que no hemos abandonado los controles sólo que hemos limitado los presenciales a los pacientes descompensados”.
En ese sentido, destacó que es importante que los usuarios “puedan mantener actualizado su número de teléfono, porque puede ser que a alguien no lo hayan llamado porque su número no es el que ocupa actualmente, para lo cual puede hacerlo a los números 722336634 o 722336635 o bien asistir personalmente al Some para actualizar su número de teléfono”.
 
 

Usuarios Online

Tenemos 505 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl