Ir a contenido


Foto

¿Es importante la vitamina D? Welland, Diane


  • Inicia sesión para responder
No hay respuestas para este Tema

#1 Ge. Pe.

Ge. Pe.

    God of Forum

  • Administrators
  • 11.570 Mensaje(s)
  • Gender:Male

Publicado el 08 agosto 2010 - 01:37





Revista Mente y cerebro 43 -Deconstrucción de la memoria



Imagen enviada

Encefaloscopio -

¿Es importante la vitamina D?


Welland, Diane

La insistencia en evitar los cánceres de piel puede tener consecuencias insospechadas: una merma en las funciones cerebrales por escasez en vitamina D. La "vitamina del sol" es sintetizada en nuestra piel al exponernos a la luz solar directa, pero las cremas protectoras impiden tal proceso. Y aunque es bien sabido que la vitamina D contribuye a la salud de los huesos y a la regulación de las concentraciones de calcio --algo de importancia vital y por eso se enriquece la leche-- cumple también muchas más funciones. Ahora se ha vinculado la actividad de este nutriente liposoluble, una cuasi-hormona, a cierto número de funciones en todo el organismo, entre ellas, las funciones cerebrales.

"Sabemos que existen receptores para la vitamina D por todo el sistema nervioso central y en el hipocampo", ha explicado Robert J. Przybelski, de la facultad de medicina y salud pública de la Universidad de Wisconsin. "Sabemos también que la vitamina D activa y desactiva enzimas en el cerebro y en el líquido cefalorraquídeo, enzimas que intervienen en la síntesis de neurotransmisores y en el crecimiento de los nervios." Además, estudios de laboratorio y con animales vivos llevan a pensar que la vitamina D protege a las neuronas y reduce la inflamación.

Dos nuevos trabajos realizados en Europa, con las miras puestas en la vitaminaD y la función cognitiva llevan un paso más allá. En el primero, dirigido por David Llewellyn, de la Universidad de Cambridge, se evaluaron los valores de vitamina D en más de 1700 personas de ambos sexos, inglesas y de 65 años de edad o más. Los probandos fueron divididos en cuatro grupos, en función de sus concentraciones de vitamina D en sangre: gravemente deficitario, deficitario, insuficiente (en el límite) y óptimo. Se examinó después su función cognitiva.

Se descubrió que, cuanto menores eran los valores de vitamina D, peor era su rendimiento en una batería de tests mentales. Así, en el cuartil más gravemente deficitario la frecuencia relativa de discapacidades cognitivas duplicaba con holgura a la del grupo óptimo.

En un segundo estudio, dirigido por científicos de la Universidad de Manchester y publicado en línea en mayo de 2009, se examinaron los valores de vitamina D y el rendimiento cognitivo de más de 3100 hombres, de edades comprendidas entre 40 y 79 años en ocho países europeos. Del análisis de los datos se infería que los individuos con niveles más bajos de vitamina D exhibían menor velocidad de procesamiento de información.

La correlación era especialmente fuerte en los varones de más de 60 años. "Resulta de gran importancia que esta correlación haya sido establecida en un estudio clínico a gran escala en humanos", explica Przybelski. "Aunque todavía es mucho lo que ignoramos."

Si bien sabemos que los valores bajos de vitamina D están asociados con el deterioro de las facultades cognitivas, se ignora si con niveles elevados u óptimos se podrán reducir las pérdidas de cognición. Tampoco está claro que la administración de vitamina D a quienes carecen de la suficiente les facilite la recuperación de algunas de estas funciones cerebrales de alto nivel.

Dado que la degradación cognitiva es con frecuencia precursora de la demencia y de la enfermedad de Alzheimer, la vitamina D constituye un tema muy debatido entre los investigadores del alzheimer, que se proponen elucidar cuanto antes esas cuestiones. Przybelski, por ejemplo, se está planteando estudiar los efectos de un suplemento de vitamina D en adultos sanos, normales, de edad avanzada, que vivan en residencias o comunidades similares, para ver si ello afectará la incidencia a largo plazo de la patología.

¿Cuánta vitamina D es la suficiente? Los expertos afirman que entre 1000 y 2000 IU diarias --aproximadamente, la que sintetizaría nuestro cuerpo con una exposición a la luz solar de unos 15 a 30 minutos dos o tres veces por semana-- sería el intervalo ideal para casi todos los adultos sanos. No se olvide, empero, que el color de la piel, el lugar donde se vive y la superficie de piel expuesta son factores todos ellos que afectan a la cantidad de vitamina que se produce.

—Diane Welland

_______________________________

   






Spin Palace - Spanish